IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Hotel Don Carlos Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Hotel Don Carlos
Otras denominaciones: Antiguo Hotel Marbella Palace Hilton Código: 01290690052
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Málaga
Municipio: Marbella

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Hoteles Hostelería Edad Contemporánea 1964

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Diseñadores Maurice Bailey Design Decoración Interior 1967
Arquitectos Santos Rein, Jose Maria Proyecto 1963
Arquitectos López Palanco, Alberto Proyecto 1963

Descripción

El proyecto del hotel Marbella Palace Hilton investiga con éxito en la tipología de edificio en altura. El proyecto es encargado en 1963 a los arquitectos José María Santos Rein y Alberto López Palanco por la empresa Europahotel S.A., que adquiere un solar en la zona de "Las Chapas", dentro del término municipal de Marbella. El solar, de una superficie de 16.000 metros cuadrados, se encuentra entre la carretera nacional A-7 en su kilómetro 188 -antes CN-340- y la costa.

El proyecto debe tener en cuenta una parte ya edificada en fase de estructuras de un proyecto anterior para hotel. Se trata de dos pastillas con fachada al mar aunque la superficie construida de estas pastillas resulta claramente insuficiente para albergar las demandas de la empresa promotora Europahotel S.A. En primer lugar, el nuevo proyecto albergaría un hotel con la máxima categoría y en segundo lugar tendría que ampliar considerablemente el número de habitaciones para adaptarse a las demandas de la cadena Hilton con la que la promotora adquiere un compromiso para alquilar el inmueble una vez concluida la obra. Así mismo dicha cadena posee unas especificaciones muy estrictas para sus hoteles; cualquier cliente Hilton debe reconocer e incluso sentirse familiarizado con el hotel, independientemente de su ubicación en el mundo.

El objetivo es que el cliente Hilton encontrara los interruptores, luminaria, incluso modelos de sanitarios exactamente iguales que en cualquier Hilton construido en Estados Unidos. . Para ello, la adaptación del proyecto hubo de ser exhaustiva y para ello, los arquitectos colaboran con la oficina técnica de la Cadena Hilton, Hilton International. Architectural and Interior Design, en concreto con el interiorista Maurice Bayley.

La parte ya edificada son dos pastillas horizontales con orientación Norte-Sur. El bloque B situado al Oeste del conjunto tiene cuatro plantas de habitaciones, con 22 habitaciones en cada planta que se distribuyen a ambos lados de un pasillo central, teniendo las habitaciones vistas al Sur y al Norte. El bloque A es idéntico en dimensiones y número de habitaciones por plantas aunque sólo tiene tres plantas de habitaciones. El nuevo proyecto adapta estos bloques preexistentes a los requisitos Hilton en cuanto a dimensiones de habitaciones, distribución e instalaciones.

Se decide ubicar el resto de las habitaciones de proyecto en una torre que se convierte en el gran elemento iconográfico del proyecto . La planta tipo posee un desarrollo lineal, en la que las habitaciones se distribuyen a ambos lados del pasillo Norte-Sur, situando los núcleos de circulación en los extremos de dicho eje. Paradójicamente los arquitectos deciden no colocar habitaciones en la fachada sur, con el que ninguna habitación tiene vista frontal del mar. Con la orientación Este-Oeste se conseguía que todas las habitaciones tuvieran vistas al mar optando por vistas oblicuas del pasaje de la costa, decisión muy criticada en su momento.

Formalmente se configura como un gran volumen cerrado hacia el Sur y hacia el Norte, consiguiendo una gran monumentalidad en su fachada de acceso. Las fachadas de las habitaciones por su parte se configuran a partir de una retícula conformada por las terrazas, que contrasta con la opacidad de las fachadas Norte y Sur. El elemento vertical alberga además los espacios más representativos del hotel; la torre se levanta sobre cinco pilotis para configurar bajo ésta el acceso rodado, incorporando de esta manera el automóvil a la iconografía moderna y elitista de la Costa del Sol. El vestíbulo queda así mismo acogido en el ámbito bajo la torre de habitaciones.

El proyecto de torre desarrolla una estructura que se convierte en la imagen del edificio. Se trata de un forjado realizado con una losa alabeada de gran plasticidad de unos 1.30 metros, que libera la planta baja de la torre elevándola dos plantas de altura. Este elemento, junto con los cinco pilares de hormigón de cuatro brazos sobre los que apoya son los elementos más significativos del diseño de la torre y cuyo cálculo realiza el ingeniero Rafael López Palanco. En su lado Norte hacia la carretera se configura bajo la losa alabeada el acceso rodado de servicio mientras que en su parte Sur, a una planta más de altura y en el espacio que une los bloques A y B con la torre, queda localizado el acceso principal de pasajeros también de carácter rodado, sirviendo la losa como marquesina.

A partir del forjado alabeado, la torre se desarrolla en 14 plantas de habitaciones, con 9 habitaciones por planta, excepto la última planta en la que se desarrollan las suites, siendo los forjados de losa de hormigón maciza. En las plantas se impone el tipo de construcción americano siendo un caso único en la Costa del Sol; no se usa la cerámica y todas las particiones se realizan con hormigón armado realizado in situ en el que se insertan previamente las instalaciones y se dejan previstos todos y cada uno de los huecos para éstas. Las instalaciones responden íntegramente a las especificaciones Hilton. En cuanto a las carpinterías son de una gran calidad, de la marca BIOC traídas de Irún, siendo de madera tanto las interiores como las exteriores.

Los servicios comunes tales como el comedor principal, el bar cafetería y el ball room se proyectan en torno a un patio desarrollado en dos plantas. Dicho patio se sitúa en el eje Norte-Sur que partiendo de la torre continúa por el vestíbulo principal entre los bloque A y B hasta los jardines del hotel. Se trata de unos jardines tropicales, dentro del exotismo de la época, que ocupan una extensión de 40.000 metros cuadrados hasta la playa. Dichos jardines de gran interés botánico, fueron posibles gracias a la construcción en altura, que permitió liberar gran parte de la parcela.

Cuando se construyó la obra, -el encargo se realiza en 1963, la licencia de obras se concede en 1964 y la obra se termina alrededor de 1968- fue una de las obras de mayor presupuesto de todo el país. Aunque en la liquidación de la licencia se había estimado en 38 millones de pesetas el presupuesto real alcanzó los 300 millones . La oficina técnica de la cadena también se encargó de la decoración interior, que se realiza de tipo neo-mudéjar, vinculado a la imagen pintoresca que de Andalucía se tenía en Estados Unidos. Esta decoración, de dudoso valor arquitectónico, ha desaparecido completamente ya que se ha realizado una rehabilitación integral del Hotel en los años noventa.

Se trata en definitiva de una arquitectura de experimentación, en la que la tipología elegida, la torre, sirve para acoger las demandas programáticas pero sobre todo para formalizar una imagen corporativa, para contribuir al espejismo de modernidad y elitismo sobre el que se cimentaba la Costa del Sol. La singularidad del proyecto estriba tanto en la idea de proyecto como en la formalización de la misma a partir de una solución de losa alabeada y pilares de cuatro brazos, solución inédita en el uso hotelero y desde luego totalmente nueva en esta localización geográfica. Por último, la aplicación de formas de construir americanas con la eliminación del ladrillo y la ejecución in situ de todas las particiones con la incorporación de las instalaciones, junto con las grandes calidades de la obra confirma la necesidad de su protección.


Datos históricos

La construcción de esta torre en la zona más cercana a la costa y con gran presencia desde la carretera nacional N-340 "ahora A7- fue una solución difícil de defender ante el Ayuntamiento de Marbella, que apostaba en esos momentos por cubrir de edificaciones horizontales todo el solar.

El proyecto del hotel que iba a ocupar el solar del Hotel Don Carlos era de Alas y Casariego. Se trataba de un hotel de menor categoría y de menores dimensiones. Cuando el presidente de Europahotel, Mr. Moore, decide adquirirlo para su posterior alquiler a la Cadena Hilton ya se encontraba construida la estructura de los bloques diseñados por Alas y Casariego.
José María Santos Rein centra su actividad profesional en la provincia de Málaga, teniendo una obra bastante importante en el uso hotelero, tales como el Hotel Atalaya Park I y Atalaya Park II, en Estepona y el Hotel Don Miguel en Marbella, tratándose ambos de grandes complejos hoteleros. El Hotel Don Miguel es de nuevo un edificio en altura, en donde José María Santos Rein usa la tipología de bloque de tres brazos con las comunicaciones verticales en el centro.

El hotel sigue manteniendo su uso hotelero hasta la actualidad, sufriendo una remodelación completa en los años noventa, en la que desaparece la decoración original así como se produce el cambio cromático de su fachada, aunque manteniendo íntegra su configuración volumétrica y espacial así como su formalización de fachadas.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

GÓMEZ POLANCO, Alberto; SANTOS REIN, José María . Memoria de Proyecto "Hotel de Lujo en las Chapas (Marbella)". Desconocida, 1963.

MESALLES, Félix. La Arquitectura del Sol. Sunland Architecture. COA Cataluña, COA Comunidad Valenciana, COA Illes Baleares, COA Murcia, COA Almeria, COA Granada, COA Malaga, COA Canarias, 2002. 84-86828-38-4.

MORALES FOLGUERA, José Miguel. Arquitectura del Ocio en la Costa del Sol. Universidad de Málaga, 1978.

Información documental

Ayuntamiento de Marbella. LOGGIA, GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL, Plan General de Ordenación Urbanística de Marbella. Catálogo General del Patrimonio Urbano y Arqueológico Protegido. Hotel Don Carlos, 2005.

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. LOREN MÉNDEZ, Mar, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Málaga. Hotel Don Carlos, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417