IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Casa Palacio del Vizconde de los Villares Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Casa Palacio del Vizconde de los Villares
Otras denominaciones: Casa Grande ; Casa del Vizconde Código: 01230990013
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Jaén
Municipio: Villares (Los)

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Casas palacio Actividad residencial Edad Moderna 1601/1700 Barroco clasicista

Descripción

La fachada principal del inmueble se abre a la calle Jardín, una estrecha vía fruto del diseño urbanístico ortogonal del siglo XVI en Los Villares, próxima a la plaza principal, hoy denominada Plaza de Fernando Feijoo, a la que originariamente se abría la fachada orientada al este. Pero, aunque el edificio actualmente no goza de aquellas perspectivas en plenitud, parte del inmueble se adivina desde la calle Parras, sorprendiendo por su imponente alzado, factura y materiales constructivos.

El edificio históricamente ocupaba en planta un solar de gran extensión, actualmente dividido en varias parcelas catastrales, encontrándose en la parcela 79195-07 los elementos principales de la construcción. Parte de la fachada principal del palacio corresponde a la vivienda ubicada en la parcela 79195-08. En la parcela 79195-09 se ubica otra vivienda en la que abre la fachada sur, hacia la calle Pedro del Alcalde, compartiendo con el palacio el envolvente externo en cuanto a materiales y texturas, y las cámaras de las galerías con arcos de medio punto que en su día se abrían a la calle Pedro del Alcalde y que hoy se encuentran cegados parcialmente destinados a otros usos. Finalmente, la parcela 79195-10, perteneciente igualmente a la estructura original, tiene alterado su interior por un remozamiento de la distribución espacial, con la salvedad de la planta de cámaras y un pequeño patio fruto de la segregación del huerto-jardín del Palacio y que cierra su muro oeste. Al norte, las parcelas 79195-04, 05 y 06 se encuentran agregadas en un mismo solar en el que se está construyendo actualmente un edificio plurifamiliar, en una zona en que antes existía una fábrica de aceite que ocupaba el cierre de esta manzana por la calle Solana y que en origen formaría parte de la enorme propiedad urbana destinada a usos agrícolas y similares.

Aunque carecemos de una cronología que refleje las secuencias de las segregaciones y modificaciones, las parcelas reflejan su adscripción histórica y estructural con el Palacio, por lo cual se considera conveniente la inclusión de todas ellas dentro de la delimitación del Bien.

Desde el espacio de calle, el alzado del palacio se observa como un volumen apaisado de poca profundidad, ocultando sus dimensiones parcelarias reales, siendo, desde esta perspectiva, poco visibles las cubiertas sobre un volado alero de madera como cornisamiento.

En la actualidad, la parcela que ocupa la casa solariega presenta un volumen irregular constituido por dos espacios bien diferenciados; uno, de proporciones cuadrangulares, corresponde al espacio doméstico, centrado por un patio ligeramente desplazado hacia el norte, y el otro, de proyección longitudinal, corresponde a la trasera de aquel; está destinado a huerto o jardín al que se accede desde un pequeño porche.

Respecto al exterior, la fachada principal está construida en mampostería, de corte y asiento irregular en torno a los vanos y esquinazos, mientras que la portada, adintelada, expresa un exquisito trabajo de cantería en material pétreo de calidad.

En el interior dominan los muros de carga de ripio y tapial de 80 cm de grosor. Los forjados son de rollizos de madera de pino y la estructura leñosa de las jácenas son de gran escuadría en la configuración del patio principal. El sistema de cubiertas es también leñoso, dando lugar a cubiertas de par hilera y de limas bajo teja árabe.

El volumen construido descansa sobre un sótano con bóvedas de piedra, siendo de dos plantas comunicadas por una singular escalera que arranca desde una esquina del patio. En la planta baja el ingreso al edificio se hace por un amplio zaguán, donde se ubican dos puertas, una que da acceso a la vivienda y otra lateral que comunicaba con un espacio de huertas o el primitivo troje a través de un vano bajo la escalera, hoy habilitado como pequeño servicio y aseo. En el centro se sitúa el patio principal, existiendo otro secundario o huerto en su parte trasera, muy mermado en su tamaño como consecuencia de parcelaciones ulteriores.

Este patio principal es de planta cuadrada y de pequeñas dimensiones por las modificaciones acaecidas en el siglo XX, pues debido a la inseguridad de su conservación se redujeron visualmente las proporciones originales al añadirle tabiquerías que permitieron proteger dos de las galerías adinteladas y habilitar como habitaciones una tercera, quedando sólo expedita la galería norte. Como consecuencia de estas modificaciones, los pies derechos y las zapatas, así como otros elementos de madera de calidad artística notable, se seccionaron o, en el mejor de los casos, pudieron quedar parcialmente ocultos tras las tuberías de zinc de los bajantes de aguas pluviales o entre los materiales de obra modernos. No obstante la lectura de la estructura del edificio se puede seguir casi literalmente en crujías, huecos y distribución.

La planta baja hoy se muestra como un espacio alterado de sus dimensiones originales en el que se ubican la cocina, sala de estar, habitaciones y almacenes, pero en la que persisten ciertos elementos del portaje y ventanas coetáneos a la época de construcción originaria.

Del ángulo nordeste del patio arranca la escalera, de un solo tramo, cubierta por una cúpula de media naranja decorada por florón en la clave, sostenida por pechinas, decoradas con pequeñas cabezas de querubines en yeso que se alargan en tramos de pilastras en los ángulos de las esquinas. La cima de la escalera ofrece en alzado dobles arcos de medio punto rebajado separados por un machón de fábrica.

La primera planta alberga estancias de dormitorios, con la originalidad de estar decoradas por conchas de yeso como dinteles de entrada. Los forjados con la planta de cámaras se solucionan con viguería de rollizos de pino entre bovedillas en algunos casos, y en otros, adintelados. A través de esta planta se accede a las tres cámaras del edificio, destacando la cámara de la galería alta que corona la fachada, donde además de almacenarse los productos de estación que daba el campo, se podían contemplar desde su mirador de ocho arcos los espectáculos públicos que la ciudad creaba en la plaza inmediata.

A lo largo de la historia del edificio se ha ido reduciendo el espacio que ocupaba originariamente, pues debió ocupar al menos todo el frente que linda la manzana en la calle Jardín, configurándose como gran casa vivienda con patios y dependencias destinados a servicios agrícolas varios.

La casa abre su fachada principal, de gran empaque, apaisada y bien labrada en cantería, a las actuales calles Jardín y Parras la cual desemboca en la plaza de Fernando Feijoo. Sin elementos de talla en sus dinteles, la portada es alta y sobria, de elegantes pilastras toscanas flanqueando el vano adintelado; vanos irregulares con forja coetánea horadan el muro y, como elegante detalle para los festejos, una secuencia de ocho arcos de medio punto sobre impostas ocupando un tercio en la longitud de la misma.

.


Datos históricos

Unica construcción civil de casa solariega coetánea en su fundación a la población donde se ubica, durante el reinado de Juana de Castilla y Carlos V. El edificio aparece siglos después unido a la nobleza giennense en la figura del primer Vizconde de Los Villares don Francisco Zeballos y Villegas, título otorgado en 1708 por Felipe V, que actualmente da nombre al edificio.

Don Francisco de Zeballos y Villegas era, además de caballero veinticuatro caballero de la Orden de Santiago. Durante el siglo XVIII y siglo XIX, los Vizcondes de los Villares tuvieron una constante presencia en la vida social y política de la capital, ocupando altos cargos. El Vizcondado de Los Villares quedaría agregado finalmente en 1862 a los Marqueses de Torre Alta, tras el matrimonio de la V Vizcondesa Doña María de la Concepción de Zeballos y Villegas con Don Miguel de Careaga Marín, Marqués de Torre Alta.

Su ubicación, presidiendo uno de los costados de la Plaza del pueblo, donde se instalan la iglesia parroquial y el Ayuntamiento, se vió alterada en el siglo XIX con la construcción de una manzana de viviendas ante su fachada principal.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 10/11/2008 223 54

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DE ESPINALT, Bernardo. Del Atlante Español, Villas de Los Villares, La Guardia, Bedmar y Bexixar.. 1983, 182-3.

PÉREZ RODRÍGUEZ, Virginia. Primer urbanismo colonial de trazado regular en la provincia de Jaén y su influencia en el urbanismo hispanoamericano. 1984, 23-40.

DECRETO 487/2008, de 28 de octubre, por el que se inscribe en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Monumento, el Palacio del Vizconde de Los Villares, en Los Villares (Jaén). . 10/11/2008, 54.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. Sin título, 2005.

Archivo Municipal de Los Villares. Antonio García Alcántara, Sin título.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. Contrato menor de consultoría y asistencia.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417