IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 4| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Castillo de San Juan de los Terreros Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Castillo de San Juan de los Terreros
Otras denominaciones: Castillo de San Juan ; El Castillo Código: 01040750001
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Almería
Municipio: Pulpí

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Castillos Actividad militar Edad Moderna 1758/1764 Neoclasicismo

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Ingenieros de Warluzel D¿hostel, Thomas 1758 fecha del plano o proyecto para la construcción del castillo.
Ingenieros Duce , Antonio 31 de agosto de 1764 plano que partió del realizado por Thomas de Warluzel al que modificó.

Descripción

Se encuentra sobre un montículo en uno de los puntos más altos de la población, en un saliente que propicia magníficas vistas sobre la costa, tanto al norte, hacia Águilas como hacia el sur, sobre toda la costa de Sierra Almagrera.

El volumen del castillo presenta dos alturas, resultando excepcional que el acceso al interior se realice por el nivel superior. Además, al estar rodeado de un foso (propiciado por la propia topografía del lugar), obliga a cruzar un puente hasta llegar a la portada de acceso, enmarcada en un sorprendente remate, elaborada en piedra.

El edificio presenta la habitual forma de hornabeque de este tipo de edificaciones. Se constituye mediante una única crujía dispuesta de forma perpendicular al eje de acceso.
Por su parte sur, se le adosa una batería semicircular cuyo diámetro coincide con el del edificio.
Su lado norte, presenta dos baluartes o bastiones -uno en cada extremo del edificio-, y que responden a una forma de trapecio irregular. Su ángulo agudo se haya en las esquinas, de suerte que uno de los lados del bastión resulta perfectamente alineado con la fachada lateral del inmueble. Estos bastiones tenían la finalidad de batir al enemigo ante un posible acoso ante la puerta de entrada, que de esta forma queda retranqueada respecto a la alineación de los bastiones.
Una vez franqueada la puerta, y a través de un pasadizo, se accede a una galería transversal al eje de entrada, y que ocupa todo el ancho del edificio. Esta galería da acceso a las distintas dependencias del castillo. Del centro de la galería arranca una escalinata que conduce a la batería semicircular.
El foso del castillo fue excavado aprovechando la naturaleza blanda del terreno, y se halla únicamente en la zona norte del castillo, allí donde se abre la única puerta de acceso al mismo. Para salvar el foso, presenta éste en su zona central, un machón macizo en cuya arista se ha practicado un rehundido destinado a recibir el puente levadizo de madera por encima del cual se accede al interior.
La fachada principal presenta la portada retranqueada entre dos baluartes defensivos en forma de trapecio irregular. En el centro de la misma se encuentra la portada, directamente enfrentada al puente levadizo que salva el foso. La zona superior del muro, se corresponde con el parapeto que circunda todo el perímetro exterior del castillo, y se encuentra horadado por numerosas saeteras o aspilleras dispuestas según un ritmo regular. En los extremos superiores de la fachada, y en el ángulo que forma con las fachadas laterales, se observan los restos de lo que fueron garitas. La portada de ingreso es el elemento de mayor nobleza arquitectónica del edificio, y donde se concentra la escasa decoración del mismo, inhabitual en este tipo de edificaciones.
Las fachadas laterales presentan una disposición similar a la principal.


Datos históricos

Con la llegada al poder de la dinastía de los Borbones, el desarrollo de la política transcurrirá mediante un sistema de alianzas y pactos familiares. De ello sobrevendrá la aparición de un nuevo enemigo que se sumará al de piratas y berberiscos: Inglaterra. En estos momentos jugarán un papel muy importante los ingenieros militares, que no sólo intervendrán en obras públicas y defensas, sino también en la arquitectura y urbanismo de las ciudades. El hecho clave que marcará el cambio en la política tendrá lugar durante los primeros años del reinado de Carlos III (1759-1788), tras perder la guerra con Inglaterra y el consiguiente aumento de la presencia de ésta en el Mediterráneo con sus bases de Gibraltar y Menorca. Teniendo en cuenta el reformismo centralista que caracterizó este reinado, se desarrolló un programa de defensa basado en la idea de considerar el litoral como un inmenso e imaginario perímetro amurallado.
La considerable longitud del litoral almeriense, obligó a la construcción de numerosas fortalezas costeras. La mentalidad racionalista y centralizadora de la época, se materializó en la creación de unos prototipos de fuertes que se repetirán una y otra vez con muy escasas variantes. Este modelo tiene planta rectangular con un patio de armas en el centro. Los muros exteriores en talud se perforaban con aspilleras y se remataban con un bocelón, sobre el que se colocaba un parapeto aspillado para proteger el adarve. El lado que miraba a tierra se protegía por dos semibaluartes con las caras formando un ángulo agudo, defendiéndose la puerta mediante un foso con puente levadizo.
El Castillo de San Juan de Terreros, responde sin embargo a una simplificación del modelo. Además de sus menores proporciones, carece de patio de armas, que sustituido por un porche, tampoco tiene los bastiones ultrasemicirculares de las fachadas laterales, y se prescinde de algunas dependencias, tales como cuadras y capilla.
En 1739, aun bajo el reinado de Felipe V, se llevó a cabo una visita del Mariscal de Campo, Marqués de Valdecañas. Su informe nos describe el estado de las defensas antes de la reforma de Carlos III. En este año ya existía una torre denominada de los Torreros, pero estaba inhabitable.
En 1758 se fecha el primero de los planos o proyectos para la construcción del Castillo de San Juan de los Terreros, y que se conserva en el Servicio Histórico Militar. Lo firma en Almería el ingeniero Thomas de Warluzel D"hostel.
En 1762 tuvo lugar otra visita de inspección, de la que se realizó un exhaustivo informe. Su autor fue el mariscal de campo Antonio María Bucareli y Ursúa acompañado del ingeniero Miguel del Corral. Para entonces, las obras del castillo estaban ya en marcha.
En 1764, otro plano, conservado igualmente en el Servicio Histórico Militar, aparece firmado por Antonio Duce y fechado el 31 de agosto de 1764. La observación del mismo indica que partió del realizado por Thomas de Warluzel al que introdujo algunas variantes. La inscripción que se encuentra sobre la portada de ingreso al castillo, indica que este mismo año se concluyeron las obras.
En 1803, ya bajo el reinado de Carlos IV, se llevó a cabo una nueva visita por Felipe de Paz. El castillo continuaba en uso.
En 1849, en tiempos de Isabel II, se realizó otra Revista de Inspección por el Cuerpo de Ingenieros, cuyo informe firma Miguel de Santillana. Este informe cita al castillo como en regulares condiciones, con una guarnición de carabineros y con capacidad para 25 hombres con su oficial y cuatro cañones.

Abandonada durante años, ha sido restaurada hacia 1980 con proyecto del arquitecto Juan Antonio Molina Serrano y, tras un periodo de abandono, nuevamente a comienzos del tercer milenio para destinarla a labores de información turística del litoral andaluz ((Guías de Almería. Castillos, fortificaciones y defensas, 2007: 145).

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Declaración Monumento histórico-artístico. Decreto de 22 de abril de 1949. 05/05/49, 2058.

Delimitación del entorno de protección. Decreto 231/2002, de 10 de septiembre. 15/10/02, 19976.

Incoación de expediente de Delimitación de Entorno. Resolución de 1 de diciembre de 1992. 21/01/93, 283.

Información pública del procedimiento para la delimitación del entorno afectado. Anuncio de 19 de octubre de 2000. 14/11/00, 17197.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. CANDAU, Eugenia, Sin título.

Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Almería. Genius Loci, C.B., Delimitación del BIC y entorno del Castillo de San Juan de los Terreros, Pulpí, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417