IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Palacio de Exposiciones y Congresos Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Palacio de Exposiciones y Congresos
Código: 01299010033
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Málaga
Municipio: Torremolinos

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Palacios de exposiciones Exposición Edad Contemporánea 1967
Palacios de exposiciones Reunión Edad Contemporánea 1967

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Chastang Barroso, José Colaboración 1967
Arquitectos Olivares James, Gerardo Proyecto 1967
Arquitectos de La-Hoz Arderius, Rafael Proyecto 1967

Descripción

El Palacio de Exposiciones y Congresos de Torremolinos fue proyectado en la segunda mitad de los años sesenta por Rafael de La-Hoz Arderius junto con Gerardo Olivares James. El solar se encuentra en un lugar privilegiado del término municipal de Torremolinos, en la zona alta del municipio y sobre una colina, dominando de esta manera las vistas al mar convirtiéndose en un icono en el paisaje costero malagueño.

En este proyecto la aproximación organicista y la fluidez espacial interior que caracterizó obras como la Cámara de Comercio se trasladan a una escala monumental, trascendiendo hacia su expresión en el exterior, en el que De La Hoz y Olivares abandonan esa división drástica entre el cerramiento y los acontecimientos interiores para optar por una traducción programática de sus volúmenes en la fachada, que de esta manera configura una propuesta con tintes brutalistas en la creación de los vínculos forma y función.

La fluidez espacial en este proyecto es guiado por un gran dinamismo que organiza la planta a partir de un centro, el gran vestíbulo, una forma circular en torno a la cual "giran" las dos piezas principales del programa produciendo al exterior una percepción excepcionalmente volumétrica, en la que no existe el concepto del plano de fachada sino infinitas vistas de un volumen curvo. La primera pieza la compone una crujía curva y alargada acoge los usos más compartimentados de información, despachos, cabina telefónica, banco y despacho de banco, venta de regalos, periódicos y otras tiendas especializadas.

La otra gran pieza la componen los cuatro salones de congresos que desarrollan una potente geometría poligonal y que quedan unidos por espacios servidores triangulares que nos permiten solventar la conexión visual entre los volúmenes aún cuando conservan una entidad volumétrica propia al exterior. Aplacado en piedra, los volúmenes de geometrías complejas que definen en última instancia su aspecto exterior, de gran carga escultórica.

El espacio principal del vestíbulo queda completado con una lámpara que traslada a clave contemporánea el gran poder ornamental de las arañas de cristal con un diseño en la línea ensoñadora americana. La ascensión por las dobles escaleras al espacio abierto que rodea el vestíbulo y que se desarrollan marcando el límite del espacio circular termina por completar esta imagen sumamente potente, a camino entre su monumentalidad y su gran carácter escenográfico.


Datos históricos

La obra de Rafael de la Hoz Arderius es, en su conjunto, la más significativa de los arquitectos andaluces de la segunda mitad del siglo XX, a la altura de los grandes creadores europeos del momento. De origen cordobés y habiendo estudiado en Madrid, la mayoría de su obra se localiza en ambas ciudades, aunque sus propuestas en la Costa del Sol fueron sin lugar a dudas de gran repercusión. Junto con el Palacio de Exposiciones y Congresos en Torremolinos, donde demuestra su gran control en la composición y su cuidado exquisito en el uso de los materiales y en la concepción volumétrica de la pieza, encontramos en una escala y uso totalmente diferente el Conjunto Eurosol, a nivel de sus mejores obras residenciales de carácter privado y en el marco de sus investigaciones sobre tipologías habitacionales aplicadas al uso turístico.

Titulado en 1950, pertenece a una segunda generación de profesionales de posguerra junto con arquitectos como Corrales, Molezún, Ortiz Echagüe, Carvajal, Bohigas, Martorell, Correa, Milá, Vázquez de Castro y el mismo García de Paredes con el que colaborará en los años cincuenta, en su primera etapa profesional, y con el que recibe el Premio Nacional de Arquitectura de 1956 por su magnífico proyecto del Colegio Mayor Arquines, en Madrid. Con él realizará el proyecto de la Cámara de Comercio en Córdoba entre 1951 y 1953 en la que queda patente el cambio de inflexión de la arquitectura española en los años cincuenta y su entrada de derecho en el panorama de la arquitectura moderna europea.

Ya en esta obra se comienzan a percibir parámetros de proyectación espacial que vertebrarían su producción y que la conectan con su obra del Palacio de Exposiciones y Congresos de Torremolinos. De hecho, la descripción de la Cámara de Comercio realizada por Francisco Daroca bien podría ser aplicada al Palacio de Congresos: "la libertad de trazado y la fluidez de espacios enmarcan la racionalidad desde el punto de vista de la orgánica funcional o de las relaciones ambientales, y no desde la ortogonalidad hasta entonces hasta entonces propugnada."

Junto con la fluidez espacial y la práctica de un organicismo de profundas raíces racionales, la obra de De La Hoz también anuncia desde el período inaugural de su producción de los años cincuenta una preocupación global del quehacer arquitectónico, que engloba desde cuestiones de innovación tipológica, a preocupaciones estructurales y por supuesto a una preocupación por el componente matérico de la obra.

El Palacio de Exposiciones y Congresos se engloba en su producción de los años sesenta, influenciada por el optimismo económico y aperturismo político del país. En arquitectura este momento histórico se traduciría por un lado en indagaciones en la aplicación de la tecnología y por otro en un desarrollismo que haría posible piezas de la escala y monumentalidad del Palacio de Exposiciones y Congresos en plena Costa del Sol. La producción de los años sesenta de Rafael de La Hoz vendrá marcada por su colaboración con Gerardo Olivares James con quien trabaja por vez primera en el proyecto de la fábrica de Cervezas El Águila en Córdoba.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

MESALLES, Félix. La Arquitectura del Sol. Sunland Architecture. COA Cataluña, COA Comunidad Valenciana, COA Illes Baleares, COA Murcia, COA Almeria, COA Granada, COA Malaga, COA Canarias, 2002. 84-86828-38-4.

MORALES FOLGUERA, José Miguel. Arquitectura del Ocio en la Costa del Sol. Universidad de Málaga, 1978.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; HERNÁNDEZ PEZZI, Carlos; MIRANDA, Antonio et al. . Rafael de la Hoz. -.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; MORENO PÉREZ, José Ramón; PEREZ ESCOLANO, Víctor; PEREZ CANO, María Teresa. 50 años de arquitectura en Andalucía: 1936-1986. Consejería de Obras Públicas y Transportes. Junta de Andalucía, 1987. 84-505-4974-4.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. LOREN MÉNDEZ, Mar, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Málaga. Palacio de Exposiciones y Congresos, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417