IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Estación Marítima Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Estación Marítima
Código: 01110120236
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Cádiz
Municipio: Cádiz

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Edificios comerciales Comercio Edad Contemporánea 1965

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Hernández-Rubio y Cisneros, Francisco

Descripción

El edificio se sitúa en el puerto de Cádiz, íntimamente ligado a la plaza de España, sirviendo de puerta funcional y simbólica de entrada de pasajeros a la ciudad desde el mar.

Para responder a este cometido, el proyecto buscó expresar una imagen moderna, acorde con la renovación arquitectónica promovida por el régimen franquista desde inicios de los años 60, y contrasta con la imagen autárquica del edificio original de la Aduana del puerto de Cádiz, construido pocos años antes y situado al otro extremo del muelle de Alfonso XII.

Se trata de una muestra cualificada del estilo internacional que se empezaba a adoptar en el momento, caracterizado por la sobria expresividad a base de aplacados, fábricas vistas, "brise-soleil" y superficies acristaladas. Siguiendo a rajatabla el precepto moderno de formas siguiendo a funciones, el programa del edificio determina su apariencia: por un lado, un volumen de dos plantas de uso público y lúdico, más próximo a la ciudad, al que se anexa una pieza más extensa y de una sola planta de altura, destinada a los trabajos de control e inspección requeridos por el uso aduanero.

Este volumen más bajo, de 30x50 metros, se organiza con una sencilla estructura de hormigón armado, definida con una estricta retícula de pilares de luces de 4, 5 y 5,5 metros. Esta retícula sirve de base para la disposición, en las crujías periféricas, de un programa compartimentado de usos administrativos, almacenaje y consigna. De esta manera, se libera el espacio central destinado a la sala de inspección de equipajes, de mayor altura, y que queda cubierto por una cercha metálica que permite la iluminación interior a través de un cielorraso traslúcido. El funcionamiento, por tanto, es fácilmente legible: la entrada de los pasajeros se realiza desde el lado del mar, en el acceso practicado a mitad de la longitud de la fachada, que tras pasar la inspección abandonan el edificio en la puerta opuesta en el lado de tierra.

El volumen de dos plantas, de dimensiones 25x35 metros, recogía exclusivamente usos más representativos, sirviendo de pabellón de bienvenida de pasajeros y punto de encuentro entre los viajeros y los habitantes de la ciudad. Mirando hacia la ciudad, un generoso vestíbulo organizaba el funcionamiento del edificio, dando paso en el lado de tierra a un bar, mientras que a través de la escalera, en la primera planta, se localizaban las oficinas de consignatarios, mirando hacia el lado de tierra. Hacia el puerto se volcaba un restaurante y una generosa terraza, que permitían contemplar como espectáculo el trasiego del puerto.

La materialidad del edificio en su conjunto respondía al señalado carácter representativo, de puerta de la ciudad: desde el empleo del aplacado de piedra y del ladrillo visto, hasta el juego del muro cortina y brise-soleils en las fachadas del pabellón de recepción, se procuraba trasmitir una imagen optimista, característica del salto que vivía el país en el contexto del desarrollismo.

Lamentablemente, el maltrato que ha sufrido el edificio con el tiempo ha alterado notablemente estos valores: la adición de dos plantas sobre el pabellón de recepción para albergar las dependencias de la capitanía marítima, así como la sustitución del muro cortina original por una burda perfilería de aluminio lacado en blanco, no han tenido en consideración las sutilezas presentes en el proyecto original.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

JIMÉNEZ MATA, Juan. Apuntes sobre la arquitectura racionalista en Andalucía y su recuperación patrimonial. 1999, 98.

MALO DE MOLINA, Julio; JIMÉNEZ MATA, Juan. Guía de arquitectura de Cádiz. Consejería de Obras Públicas y Transportes, 1995. 84-8095-050-1.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; MORENO PÉREZ, José Ramón; PEREZ ESCOLANO, Víctor; PEREZ CANO, María Teresa. 50 años de Arquitectura en Andalucía 1936-1986. Consejería de Obras Públicas y Transportes, Junta de Andalucía, 1986. 84-505-4974-4 .

Resolución de 7 de septiembre de 2009, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se incluyen en el Inventario de Bienes Reconocidos del Patrimonio Histórico Andaluz los bienes inmuebles de la arquitectura contemporánea, sitos en la provincia de Cádiz.. 07/09/2009, 31.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417