IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Palacio de la Condesa de París Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Palacio de la Condesa de París
Otras denominaciones: Palacio Real ; Palacio de Villamanrique de la Condesa de París y su Jardín ; Palacio de Orleans ; Palacio de Villamanrique ; Palacio de Villamanrique de la Condesa Código: 01410970027
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Villamanrique de la Condesa

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Palacios Actividad residencial Edad Contemporánea 1800/1899

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Gelobart , Paul Diseñó las trazas de la casa y de algunos elementos decorativos

Descripción

El palacio y jardín de la Condesa de París, en Villamanrique de la Condesa, se encuentra ubicado en el centro de esta población entre las calles Sor María del Coro, Plaza de España, Plaza de Santa María Magdalena, Párroco Fernández Santiago, Plaza del Convento y Francisco cabello; el resto de la gran extensión de zona verde, por la parte posterior, linda con caminos vecinales coincidentes con el propio límite de la provincia de Sevilla y con terrenos dedicados a la siembra pertenecientes a la misma propiedad y la misma parcela catastral del palacio.
Dentro del inmueble pueden diferenciarse tres grandes áreas:
- La zona anterior a la casa palacio, abierta y ajardinada, con un gran parterre central sembrado de palmeras, que sirve de entrada y apeadero a la vivienda. Una verja y cancela decorada con flores de lis y otros motivos ce carácter regio establecen el límite y conexión con la calle Santa María Magdalena.En esta zona aparecen edificaciones auxiliares tales como las cocheras y las cuadras.
- La propia casa palacio, que ofrece su fachada principal a la zona abierta descrita en el punto anterior. Esa fachada, de composición marcadamente horizontal, ofrece en sus dos plantas un ritmo de vanos apenas decorados por un molduraje simple, que se interrumpe con la colocación central de la puerta principal sobre la que se abre un balcón con barandaje de forja. En conjunto es de aspecto sencillo, propio de inmuebles del ámbito rural; conserva sus muros encalados y sólo destaca, en contraste bicromático, el zócalo pintado en color azul añil.
El edificio es de planta cuadrada y se ordena en torno a un patio central, solado de mármol blanco, con galerías de arcos de medio punto en sus cuatro frentes en la planta baja y balcones en la alta. Las columnas de este patio ostentan en sus capiteles escudos y divisas de la familia Manríquez de Zúñiga, pues son elementos reaprovechados de una construcción anterior, que se remonta al siglo XVI, existente en este mismo lugar; son también relacionables con esa construcción anterior las cámaras localizadas a inferior nivel bajo las dos crujías laterales, abovedadas y con restos de azulejerías del siglo XVII.
Interiormente la mayoría de las estancias cuentan con elementos decorativos de interés, pero las que destacan son algunas cuya ornamentación evoca lo cortesano francés, a base de paneles de madera sobre la pared y filetes dorados que organizan el espacio murario creando desde el zócalo a modo de grandes tarjas, lugares para la colocación de pinturas u otros elementos.
Es digno de mención el cuerpo de escaleras, ubicado en un ángulo del patio, que presenta un techo decorado con motivos heráldicos y grecas.
- El jardín privado de la casa, situado en la parte trasera posee generosas dimensiones. Organizado al modo romántico, cuenta con una red de pequeños y recoletos senderos que parten de tres vías principales. Entre ellos se extienden parterres en los que se observa una gran masa de vegetación que cuenta con ejemplares de considerable edad, algunos preexistentes a la construcción del palacio. Destacan por su gran número las palmeras y hay especies americanas poco frecuentes en la zona.
En el jardín se encuentra, una interesante serie de edificaciones de diversa índole: Los restos de un edificio porticado, de planta cuadrada, con tres arcos de medio punto en cada lado, que hay que relacionar con un convento de franciscanos que existió en este lugar. Otros vestigios del mismo -el muro de la nave del Evangelio de la iglesia hasta la altura de la ventana superior- están incorporados a una construcción moderna, propiedad del Ayuntamiento y destinada a Casa de Cultura.
Existe también un estanque con barandaje de hierro entre pilares de ladrillo y varias albercas para el riego.
En las proximidades a la fachada trasera del palacio se pueden observar restos de antiguos molinos y almacenes edificados por la familia Manríquez de Zúñiga en 1577, según una inscripción allí existente.
Elemento singular es la pequeña caseta con cubierta a dos aguas, levantada para servir de central eléctrica para el abastecimiento del palacio, que conecta con la tipología de la arquitectura fabril de la segunda mitad del siglo XIX y fue de las primeras centrales construidas en España por la iniciativa privada.


Datos históricos

La instalación en Sevilla, a mediados del siglo XIX, de los Duques de Montpensier, don Antonio de Orleans y doña María Luisa Fernanda de Borbón, permitió a la ciudad recibir impulsos culturales de su mecenazgo, que rebasó los límites de la capital extendiéndose a otras localidades próximas elegidas como residencias estacionales. Es el caso de Villamanrique de la Condesa, que incluso cambió su nombre en homenaje a la Condesa de París, donde los Montpensier hicieron construir una casa palacio rodeada de jardines y espacios abiertos destinada, en principio, a servir de alojamiento durante las temporadas de caza.
Existieron construcciones anteriores en este lugar, que fueron utilizadas para el levantamiento del Palacio. De dichas construcciones sólo perduran algunos elementos reutilizados como las columnas del patio central, en las que se conservan los escudos de los Zúñigas, y otros restos destinados a la molienda de la aceituna que en la actualidad se usan como bodegas y cocinas. También existió un convento en las proximidades del palacio, del que sus restos pasaron a formar parte del actual edificio. Actualmente sólo se conservan las arcadas del claustrillo, que más tarde fueron reutilizadas, a modo de merendero, en el jardín.
Esta obra fue la menos relevante entre las empresas realizadas por la familia Orleans. Para construcciones anteriores, habían sido llamados arquitectos como Balbino Marrón o Juan Talavera, pero en esta coasión, sería el francés Paul Gelobart quién diseñara las trazas de la casa y de algunos elementos decorativos.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

RESOLUCIÓN de 1 de junio de 2007, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se incoa el proce-dimiento para la declaración como Bien de Interés Cultu-ral, con la categoría de Monumento, el Palacio de Orleáns y su Jardín, en Villamarinque de la Condesa (Sevilla).. 02/07/2007, 14.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. ORTEGA, Juan Carlos, Expediente de Declaración de Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, del Palacio de Orleans en Villamanrique de al Condesa (Sevilla).



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417