IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Iglesia de San Pedro El Viejo Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Iglesia de San Pedro El Viejo
Otras denominaciones: Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús ; Iglesia de las Esclavas Código: 01040130051
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Almería
Municipio: Almería

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Edificios religiosos Oficio religioso Edad Contemporánea 1990

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos de Torres López, Ramón Proyecto de rehabilitación 1984
Arquitectos Lasaosa Castellanos, María José Proyecto de rehabilitación 1984
Arquitectos Jaramillo Estéban, Ángel Proyecto de rehabilitación 1984

Descripción

Iglesia de una sola nave, con capillas laterales de pequeñas proporciones sobre las que se sitúan tribunas bajo arcos de medio punto. el artesonado es mudéjar. Sobre la capilla mayor se alza una cúpula de media naranja apoyada sobre grandes pilastras acanaladas adosadas.

Dos fachadas, la lateral con dos vanos ciegos en el piso inferior y ventanas rectangulares, en el superior. La principal, de sillería isódoma, se divide en dos zonas, recorrida en sus extremos por pilastras. En la zona inferior se abre la portada, rectangular entre pilastras de fuste acanalado y entablamento con triglifos y metopas. sobre él figuran dos ventanas rectangulares y otra más arriba remarcada por anchas molduras, incurvada con arco de medio punto en su centro, y con óculo de decoración vegetal en relieve a sus lados.

La diversidad de usos descritos en la memoria histórica ocasionó graves deficiencias constructivas y espaciales en su arquitectura. La idea fundamental que aborda la restauración es la recuperación del espacio y materiales del origen de su construcción. De este modo, se devuelve a la Capilla Mayor la fábrica de sillería abovedada, mientras que la nave se reencuentra con los arcos formeros, apoyados en contrafuertes interiores, de sillares de cantería, y con la armadura de par y nudillo con tirantes dobles. De igual forma, la fachada recupera su condición de fábrica de sillería.

La nueva adaptación del uso del edificio a las necesidades de la comunidad religiosa de clausura ha posibilitado la introducción de una serie de elementos nuevos que se disponen dentro del espacio restaurado, tratando de reforzar el carácter unitario y global del que debe estar dotada cualquier intervención arquitectónica.
La rehabilitación efectuada en 1988 pone en valor los elementos antiguos y adecua la Iglesia a su función. Introduce cuidados elementos de diseño contemporáneo. La actuación es de respeto, diferenciación y sobriedad en diseño y materiales, que consiguen potenciar lo antiguo.

El concepto de la intervención lo expresa así uno de sus autores: "En esta adaptación es esencial la consideración de que la arquitectura pertenece al campo de la poética. El proyecto de restauración de la iglesia de San Pedro el Viejo se concibe de una forma integral y abarca tanto al continente como al contenido, reaccionando frente a la sobreabundancia de los lenguajes de la comunicación, de los lenguajes instrumentales.Desde tal posición se concibe la restauración de San Pedro el Viejo y los nuevos elementos incorporados: baldaquino, trono, vía crucis, altar, vidriera, cancel, reja de clausura, bancos, confesionario, peanas, lámparas de iluminación, atril, pilas, cepillos, bisagras y herrajes..."

En dichos elementos se propone un lenguaje de síntesis o condensación, centrando la atención en el interior, en la parte oculta de los objetos, donde el lenguaje constructivo alcanza una mayor complejidad frente a la sencillez exterior. Esta idea alcanza su máxima expresión en el diseño de la bisagra-tipo.

El vía crucis se concibe como una composición abstracta. A partir de lo concreto, el camino del calvario, las estaciones, el movimiento, el espacio temporal, se establece una relación de analogía con la luz, la luna, sus fases, proponiendo una serie de estaciones de carácter abstracto. El baldaquino, construido de bronce pulido, se define mediante una relación de homotecia con la bóveda de cantería de la cabecera, produciéndose una tensión entre ambos elementos fruto de la escala y de sus materiales, se genera entre ambos un ritmo propio que cualifica el espacio simbólico principal de la iglesia donde se ubica el trono para el sagrario y la custodia.
Estos nuevos elementos suponen arquitectura dentro de la arquitectura del edificio. Se establece un diálogo entre lo nuevo y lo viejo sin que se produzca contacto físico entre ambas partes, se origina una situación de contemplación mutua, olvidándose el mal sueño de las distintas transformaciones irrespetuosas que habían operado históricamente sobre el edificio.

El tratamiento de la luz indirecta, la austeridad y elegancia del lenguaje, y el silencio que acompaña a su uso, lo convierten en un espacio de gran fuerza y recogimiento, verdadero oasis de paz en medio de los avatares urbanos.


Datos históricos

En la conversión, a finales del siglo XV, de una mezquita medieval en sede de la parroquia de San Pedro y San Pablo radica el origen del edificio objeto de la restauración.

Probablemente la iglesia se construyó a partir de su capilla mayor del siglo XVI. Tras un espacio de tiempo de inactividad constructiva, a comienzos del siglo XVII se procede a la edificación de la nave del templo cubierta mediante una armadura de madera de tradición mudéjar.

A mediados del siglo XIX se produce la secularización del templo abriéndose un periodo confuso para el edificio, que a partir de entonces soporta diferentes presiones. Por un lado, sufre intentos sucesivos de derribo y, por otro, acoge una diversidad de usos: cuartel de Milicia Nacional, prisión militar, almacén de intendencia, almacén privado, juzgado, teatro y almacén de Tabacalera.

A comienzos del siglo XX se constituye en templo de la Compañía de Jesús en Almería. Fachada de Enrique Lopez Rull. Posteriormente pasa a ser sede de la Delegación Provincial de Salud y, finalmente, recupera el uso inicial como templo del Corazón de Jesús.

1984-88: Rehabilitación de la Iglesia y convento anexo.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CENTELLAS SOLER, MIGUEL. La arquitectura de la última decada en Almería. -.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. GARCÍA PELLICER, Pablo; RUIZ GARCÍA, Alfonso, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Almería. Iglesia de San Pedro El Viejo, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417