IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Capilla de la Virgen del Carmen Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Capilla de la Virgen del Carmen
Otras denominaciones: El "mechero" Código: 01410910542
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Humilladeros Rito de paso Edad Contemporánea 1924/1928

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Cueto Martínez de Baños, Rafael Proyecto de Reparación y Dirección de las obras 1990
Promotores Delegación Provincial de Sevilla de la Consejería Promotor y supervisión del Proyecto y de las obras 1990
Arquitectos Serrano Rioja, Socorro Proyecto de Reparación y Dirección de las obras 1990
Arquitectos González Álvarez-Ossorio, Aníbal Proyecto y Dirección de las Obras 1928

Descripción

La Capilla de la Virgen del Carmen se sitúa en la Plaza del Altozano, a la salida -o a la entrada- de Triana por el puente de Isabel II -puente de Triana-, a eje con el último tramo de la calle Betis, focalizando desde la orilla de Sevilla el final del puente y referencia suficiente, a pesar de sus reducidas dimensiones, para localizar la plaza del Altozano. Linda en su trasera con el recién rehabilitado mercado de abastos que queda situado a una cota sensiblemente inferior a la de la Capilla.

Se trata de un edificio de dos pequeños elementos: una capilla cilíndrica rematada por una cúpula que se une a una torre campanario mediante un cuerpo rectangular que sirve de acceso al edificio. Está íntegramente ejecutada con fábrica de ladrillo cara vista, con recubrimiento de azulejos en la cúpula y en el remate de la torre y con elementos ornamentales cerámicos

El acceso a esta Capilla-Humilladero se realiza mediante una pequeña escalera adosada a la fachada en una esquina que permite salvar la diferencia de cota existente entre el acerado del puente y la Capilla. Parte de este edificio se apoya sobre el ya citado mercado de abastos y en él existen instalaciones de agua, electricidad y saneamiento, aunque éste se reduce a un desagüe que vierte al exterior.

Según recuerda Alberto Villar Movellán (Arquitectura del Regionalismo en Sevilla), la "Capilla del Carmen [...] sustituye a la antigua del mismo lugar, derribada en 1918 para proceder al ensanche de la rampa del puente de Triana", indicando como procedencia formal el "Pilar de Zaragoza, cuyas torres se completaban poco antes [en 1872 se culminó la gran cúpula central y una torre a las que siguieron el resto en 1907 y en 1961] y hacia los esquemas octogonales del mudéjar de los reinos levantinos". El fuste de la torre es octogonal en todos sus tramos.

"Pero aparte de eso [continúa], una serie de analogías justifican su sevillanismo para los trianeros. En efecto, el conjunto, uno de los más logrados de Aníbal González por sus proporciones y composición, por el encaje perfecto en el medio que lo rodea, es un canto al ladrillo y a la cerámica que nacen muy cerca de allí; los dos cuerpos tan bien definidos, de edículo y torre, son una perfecta alusión sacra de la Giralda y la Torre del Oro, en Triana y frente a los originales, que se divisan desde allí en la otra margen del Guadalquivir. Nadie dudaba de que aquello era "arquitectura regional", pero de la tradición no quedaba sino la veleta con el sereno Marchena, aprovechada de la antigua Capilla".

Completa esta descripción Víctor Pérez Escolano (Aníbal González).
"Tras las obras de nueva rasante en el Puente de Isabel II, el Ayuntamiento encarga a Aníbal González la nueva Capilla de la Virgen del Carmen en el Altozano; el proyecto de 1924 se concluye en 1928. Esta tercera obra de carácter religioso del arquitecto es una obra muy interesante. De diminutas dimensiones, es casi un ideograma, cúpula y torre, idea de espacio sacro e idea de llamada y elevación; estamos ante unos símbolos espaciales pero extraídos de su auténtica potencia, de su espacio real en definitiva. La Capilla del Altozano, más que una capilla es una cruz de término, un humilladero, un recuerdo religioso al paso del viandante que cruza de Triana a Sevilla. El eclecticismo permite esta nueva e inaudita contradicción entre sentido de uso y presencia formal, la utilización de un código estilístico u otro es un problema posterior [...]".
En la decoración cerámica, como posteriormente en la de la Plaza de España, colaboró el ceramista local Emilio García García.

En el interior del cuerpo que remata la cúpula se encuentran las Santas Justa y Rufina y la Giralda. La torre es un pequeño campanario cuyas campanas repican durante la Semana Santa al paso de las Cofradías de Triana.

El edificio no es accesible de manera habitual, ya que desde la reja que abre el espacio de la Capilla al exterior se divisa perpetuamente el cuadro de la Virgen del Carmen que se venera -obra anónima datada en el XVIII, antes expuesta en la Iglesia de Santa Ana y en la precedente Capilla del Altozano, siendo posible que antes aún estuviera en el sustituido Puente de Barcas que unía Triana y Sevilla, y que representa la imagen sedente de la Virgen y el Niño llevando sobre sus cabezas sendas semicoronas de plata -.

La Capilla presenta azulejos en tres zonas:
- el remate del cuerpo cilíndrico, anterior a la cornisa de la cúpula y que evoca la presencia de un pequeño tambor de apoyo,
- los cuatro casquetes en que se fragmente la cúpula, interrumpidos por dos arcos cruzados de ladrillo visto,
- el cuerpo de remate de la cúpula, soportado por ocho columnas portantes del cupulín, y los azulejos que revisten del cupulín.

La Torre sólo tiene cerámica en el revestimiento y las ocho copas de su remate.

No se conoce ninguna reforma ni modificación del edificio desde su construcción -salvo el cambio del trazado de la rasante del puente, que ha dejado a la Capilla en una cota inferior a la que se concibió en un principio- hasta el Proyecto de Reparación redactado en 1990 debido a diversas lesiones.

Dicho documento describe un buen estado de conservación general aunque destaca fundamentalmente la existencia de una grieta en la cúpula de la Capilla, grietas en las ocho columnas portantes del cupulín, pérdidas en la veleta, falta de copas cerámicas del remate de la torre y grietas y desperfectos en las restantes, pérdidas de ladrillos en la cornisa, azulejos rotos en diversas zonas y pérdida de dibujo de azulejos.

La intervención ejecuta la limpieza de las fachadas, la reparación de las grietas de mayor importancia, la sustitución de ladrillos rotos, la reparación de cornisas, la reparación puntual de un zuncho de remate de la cimentación y la restitución de zonas en las que aparezcan elementos cerámicos en mal estado ajustándose al diseño y características del material original debido a la dificultad de conseguir elementos aislados con el color exacto al existente.

Se utilizan azulejos de 14x14 centímetros y otros en disminución para formación del revestimiento de las bóvedas, pintados a mano y con diversas tintas. Se montan las columnas de 70 centímetros de altura de cerámica vidriada de color verde. Se sustituyen las copas cerámicas de remate por otras idénticas a las originales.

Como última valoración de este edificio se puede señalar su relevante presencia en el paisaje de la orilla del río, enfatizada por la fuga que implica su posición al final del tablero del Puente. Última referencia, en el tramo fluvial, de la Sevilla que se transforma en la primera mitad del XX con el Regionalismo, y que continúa con el nuevo paisaje soportado por las construcciones en la Isla de la Cartuja que nacieron al amparo de la Exposición Universal de 1992.


Datos históricos

Fechas de proyecto: 1924.
Fecha de fin de obras: 1928.
Fecha de proyecto de reparación: mayo de 1987.
Fecha de inicio de obras de reparación:
Fecha de fin de obras de reparación:

Aníbal González Álvarez-Osorio (1876-1929) nació y murió en Sevilla donde ejerció su carrera profesional como arquitecto. Sin lugar a dudas ha trascendido como la máxima referencia del regionalismo sevillano que desarrolló uniendo al eclecticismo compositivo la utilización de materiales que enfatizaban las tradiciones locales (ladrillo, cerámica, yeserías o hierro forjado), resultando una manera de hacer que sin duda se incorporó rápidamente a una "tradición" que encontró en la Exposición Iberoamericana de 1929 su mejor vía de difusión y promoción, como puede comprobarse por los ecos de esta arquitectura más allá de sus fronteras naturales.

Fue arquitecto jefe de las obras de la Exposición del 29 hasta su dimisión en 1926, realizando allí sus obras más representativas: los edificios que componen la Plaza de América "hoy conocidos como Pabellón Mudéjar (1914), Pabellón Real (1916) y Museo Arqueológico (1919)-, pero sobre todo, la Plaza de España (1929).

El proyecto y obra de la Capilla del Carmen es una de sus últimas obras, desarrollando con extraordinaria habilidad su madurez compositiva.

La situación geográfica de Sevilla, alejada en muchos sentidos de los centros de iniciativa cultural centroeuropeos por esas fechas, supuso la coexistencia de hecho del mayor esplendor de la arquitectura regionalista "colofón local de los movimientos modernistas nacidos a finales del siglo anterior- con buenos ejemplos de arquitectura protoracionalista en la ciudad (Mercado de la Puerta de la Carne de Gabriel Lupiáñez Gely y Aurelio Gómez Millán de 1926, o la Casa Duclós de José Luis Sert i López de 1929). Época de crisis formal que se tradujo en la ambigua definición de diversas obras de muchos de los arquitectos del momento.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AA. VV.. Aníbal González, Arquitecto¿. 50 Imágenes de su obra. Fundación para la Investigación y Difusiónde la Arquitectura de Sevilla (FIDAS). COLEGIO DE ARQUITECTOS DE SEVILLA (COAS).. 84-931315-3-9.

AA.VV.. Guía de arquitectura. Sevilla S.XX.. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 84-88075-14-6.

PEREZ ESCOLANO, Víctor. Aníbal González, Arquitecto (1876-1929. Diputación Provincial de Sevilla, 1996. 84-7798-130-2.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Guía de Arquitectura de Sevilla. Junta de Andalucía. Consejería de Obras Públicas y Transportes., 1992. 84-87001-94-7.

VILLAR MOVELLAN, Alberto. Arquitectura del Regionalismo en Sevilla: 1900-1935. Diputación Provincial, 1979. 84-500-3335-7.

Información documental

Archivo y Biblioteca de la Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura de Sevilla. Documentación ténica para el Regitro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Capilla del Carmen. Sevilla.

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. CAPILLA RONCERO, Ignacio; RAMOS CARRANZA, Amadeo; SÁNCHEZ-CID ENDÉRIZ, José Ignacio, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Sevilla. Capilla de la Virgen del Carmen, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417