IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 4| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Instituto Andaluz de Arquitectura Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Instituto Andaluz de Arquitectura
Otras denominaciones: Centro de Estudios Paisaje y Territorio Código: 01410910641
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Edificios administrativos públicos Gestión administrativa Edad Contemporánea 1985/1988

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Vázquez Consuegra, Guillermo Proyecto y Dirección de las Obras 1985
Promotores Dirección General de Arquitectura y Vivienda. Cons

Descripción

El Patio de Banderas es el patio de armas del Alcázar de Sevilla. Se encuentra en la parte del centro histórico más emblemática de la ciudad, inmediato no sólo al Alcázar, sino también a la Catedral, al Palacio Arzobispal o al Archivo de Indias, siendo a la vez uno de los espacios previos al Barrio de Santa Cruz. La casa patio es la característica de la arquitectura doméstica que ocupa el perímetro del Patio de Banderas, pero la arquitectura más significativa del regionalismo sevillano es también inmediata en los valiosos ejemplos que construyen el paisaje de la cercana Avenida de la Constitución.

Del "Proyecto Básico y de Ejecución de Obras de Reforma y Rehabilitación de la casa número 14 del Patio de Banderas de los Reales Alcázares de Sevilla" se extractan los aspectos fundamentales que permiten la descripción del edificio original y del proyecto.

Trata, como indica su título, de adecuar la casa al nuevo uso administrativo propuesto, con la singularidad de estar adosada a una de las murallas del Alcázar apoyándose sobre uno de sus torreones. La construcción procede probablemente de finales del siglo XIX -sobre restos preexistentes- si bien la fachada responde a los códigos formales del caserío sevillano del XVIII.

La estructura de la casa se ajusta a la tradición local de "casa con patio": primera crujía de fachada que incluye el zaguán de entrada y un patio en segunda crujía que organiza a su alrededor el resto de las piezas de la vivienda; todo ello sobre una parcela irregular de, en este caso, unos 194 m2. La escalera se sitúa al lado derecho del patio, adosada a la medianera y sesgada respecto a la perpendicular de la fachada.

La casa tenía tres plantas de la que la tercera, salvo la crujía de fachada, sólo albergaba construcciones de servicio. El patio estaba cubierto a nivel del forjado de planta primera por una montera de vidrio. Con unas dimensiones de 3,50 x 2,80 metros, estaba resuelto mediante vigas y brochales de madera, careciendo de soportes verticales. La estructura de la casa era de muros de carga de fábrica de ladrillo y forjados de viguetas, correas y tablazón de madera.

La superficie construida de la casa en su estado original era de 451 m2 incluido el torreón de la muralla del Alcázar al que se adosa, y su superficie útil, de 343,87 m2.

El proyecto se realiza, y así consta en su título, para Instituto de Investigaciones Arquitectónicas. Se denominó Instituto Andaluz de Arquitectura si bien nunca llegó a establecerse como tal siendo la mayor parte de su tiempo sede del Servicio de Arquitectura de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda. Posteriormente se instaló allí el Instituto de Cartografía de Andalucía (ICA), que a su vez ha dado paso al Centro de Estudios Paisaje y Territorio, es decir, ha mantenido interrumpidamente un uso administrativo, no siempre con la misma adecuación y comprensión del edificio, y que en su última etapa parece haber recuperado el entendimiento que de él hizo el Servicio de Arquitectura, por lo que el estado de conservación del edificio es bueno.

El programa del proyecto parte de establecer cinco o seis seminarios de trabajo, una sala de reuniones para quince personas, una biblioteca, un despacho para la Secretaría General, Secretaría, un pequeño almacén y servicios y aseos.

EL proyecto se apoya en dos decisiones fundamentales: cambiar la situación de las escaleras y la construcción de la segunda planta con la misma superficie que las plantas baja y primera.

Para cubrir los objetivos de este segundo punto el patio habría de cubrirse a la cota de cubierta del edificio, aumentando por tanto la sección vertical del patio elevando el punto de entrada de luz. De esta manera se recupera la galería de planta segunda, permitiendo registrar a cubierto todas las piezas de esta planta, ahora la de mayor tamaño de la casa.

En la planta baja, la escalera "situada antes a la derecha del patio- se traslada al frente del mismo, donde se encontraba la cocina. El muro de carga, perpendicular a la fachada que cierra el patio por su lado izquierdo, se sustituye por soportes metálicos, sumando así la superficie del patio a la de esa habitación obteniendo un espacio único de buenas dimensiones incluso como pequeña sala de actos o de exposiciones. Con dos puertas correderas se podría segregar de nuevo el patio y usarse la habitación como seminario.

En el extremo opuesto se sitúa una mampara de madera para regularizar este amplio espacio sin modificar la estructura física de la casa en planta baja, mampara que sería válida como tablón de anuncios. Se mantiene la configuración del resto de las habitaciones y del zaguán.

De planta primera a segunda se sustituye la escalera por otra de mayor amplitud cambiando el sentido de arranque. Se eliminan las carpinterías que cierran el patio, dejando sólo las barandillas de fundición y cortando los tabiques en torno al patio a la altura de 1,40 metros. Se recupera el recorrido perimetral de la galería manteniendo las tres habitaciones de fachada.

Se elimina la montera que quedaba entre las plantas primera y segunda trasladando la nueva a la cota superior de la segunda, aportando mayor cualificación espacial. Se funden en una las tres habitaciones de la primera crujía, sustituyendo el forjado inferior por otro metálico a una cota algo más baja y dejando visto el techo inclinado de la cubierta para dar lugar a la sala más espaciosa de la casa como sala de lectura o sala de reuniones.

La pieza del fondo, unida al torreón ahora y con doble acceso a ambos lados del patio, pasará a ser biblioteca o seminario. El torreón de la muralla del Alcázar se incorpora a esta habitación como depósito de libros y, por una escalera helicoidal en su centro, se hace accesible la azotea, protegiéndola por un cilindro de cristal, a la vez lucernario de la zona cubierta.

El patio descubierto de la casa en segunda planta aumenta su superficie respecto al estado primitivo. Con una escalera metálica dará acceso a la azotea. En la cubierta una pérgola metálica cubre en el mismo plano horizontal azotea y patio, permitiendo unificar ambas estancias exteriores.

Finalmente, el proyecto presta atención singular a la cubrición del patio central mediante el diseño de una doble montera de cristal. Sobre la rasante de la cubierta emergen los tres planos acristalados que configuran la cubierta de tres aguas, disposición que viene sugerida por la presencia del faldón de tejas de la crujía de fachada. Por otra parte, y a modo de cubierta de cristal invertido, de diseño más complejo, aparece la parte baja de la montera, separada de aquella por un gran espacio registrable en su interior.

Esta montera-lucernario, que se descuelga introduciéndose en el vacío del patio, como si se tratase de una gran lámpara de cristal transparente, pretende ser el elemento "distante ya de lo doméstico- que confiere al edificio esa dimensión pública que el nuevo uso pretende establecer.


Constructivamente ha quedado también descrito el edificio y sólo queda señalar su cuidada ejecución que es manifiesta en los detalles de cerrajería y de carpintería. Es habitual que en los edificios proyectados por Guillermo Vázquez Consuegra participen sus hermanos, Marcos como aparejador y Jorge en todos los trabajo de metalistería, lo que introduce un minucioso control sobre el detalle. Más aún en este caso al poder contar con Luis Montiel, aparejador, pero por encima de ello, carpintero y ebanista, que estuvo a cargo de la carpintería de madera.

La intervención en el edificio es una intervención de extraordinaria sutileza y por ello es más importante esta atención al detalle. Efectivamente se reconoce la estructura de casa-patio con galerías en plantas primera y segunda, pero son ese cúmulo de matices -que la memoria del proyecto introduce- los que ayudan a construir su singularidad. El cambio de posición de las escaleras transforma el recorrido espacial de la casa, el desplazar la de planta baja a primera de la de primera a segunda, provoca un movimiento envolvente en torno al patio que se convierte desde el primer momento en protagonista espacial del edificio. Pero no es menos importante su materialidad. La escalera de planta baja, de peldaños de madera y barandilla de chapa construye el fondo del patio desde el acceso, pero la escalera que arranca en planta primera, de madera laminada sobre una estructura metálica que pasa desapercibida, constituye una sucesión de pliegues que hacen innecesaria la barandilla y que se superponen a la pared que sigue siendo el límite efectivo del espacio del patio.

La carpintería de madera (puertas, fraileros o paneles), caracterizan al edificio. El acceso, al establecer una doble puerta en el zaguán, constituye una entrada pausada desde el exterior y previa al ingreso en el patio, las grandes puertas correderas en el patio, que debido al intenso uso del espacio pasan desapercibidas, o el panel que reconstruye la geometría del patio, son todos elementos que no sólo hablan de calidad constructiva, sino que en ellos descansa parte de las intenciones del proyecto.

El caso más singular y formalmente ya descrito es el de la montera de vidrio. Su geometría efectivamente marca el salto del edificio doméstico al edificio público como pretende su autor, pero además es elemento determinante de control espacial del patio, y no sólo por cuanto es la entrada cenital de luz, sino porque al elevar la altura interior del patio en una planta desplazando la posición de la anterior montera, podría desproporcionarse su espacio si no hubiera recurrido a descolgar el vértice inferior del prisma de vidrio construido. La comprobación es obvia en los planos elaborados: dos monteras distintas se dibujan en sendas perspectivas y permiten confirmar lo anterior.

En cualquier caso, la atención al detalle queda patente en los dibujos del proyecto, que no escatima planos para plasmar, por encima de una convencional memoria de carpintería, las intenciones de estos objetos que deben mantenerse vinculados a la propia materialidad del edificio.


Datos históricos

Fecha de proyecto: Mayo de 1985.
Fecha de visado: 24 de octubre de 1986.
Fecha de fin de obra: 1988.


Arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, 1.972, se incorpora inmediatamente a la docencia de Proyectos en el mismo Centro (1.972-1.975, 1.980-1.987 y desde 2.004, Profesor Honorario de la ETS de Arquitectura de Sevilla. Ha enseñado como Profesor Invitado en Buenos Aires (1993), Lausanne, Navarra, New cork, Los Ángeles, Bologna, Venecia y Mendrisio, dirigiendo desde 1993 ininterrumpidamente los Cursos de Verano de Arquitectura de la Universidad Complutense en Almería y El Escorial.

Su trayectoria profesional queda ampliamente plasmada en las exposiciones, publicaciones y monografías dedicadas a su obra, que ha sido ampliamente reconocida con la obtención de numerosos premios en concursos a los que ha concurrido. En 2005 recibió el Premio Nacional de Arquitectura Española.

En el conjunto de su obra, el Instituto Andaluz de Arquitectura se encuentra en la frontera entre esos primeros proyectos, de menor escala, que revelan sus inicios profesionales (singulares la Casa y Estudio Rolando, en Mairena del Aljarafe, 1980-83, o el Edificio de Viviendas Ramón y Cajal en Sevilla, 1984-87) y los grandes proyectos que desde entonces ha desarrollado (entre otros, Edificio de Viviendas Sociales en Cádiz, 1986-91, Edificio de Oficinas para Telefónica y Torre de Telecomunicaciones en Cádiz, 1988, Pabellón de la Navegación en Sevilla, 1990-92, Restauración y Acondicionamiento del Palacio de San Telmo para Presidencia de la Junta de Andalucía, desde 1990, Ordenación del Borde Marítimo de Vigo, 1993, Museo del Mar y de la Navegación en Génova, 2000-03, etc.).

El mencionado cuidado por el detalle, que ya se ha puesto de relieve en la descripción del edificio, se manifiesta en el conjunto de su obra como una característica propia que se traduce en una elegancia formal que contribuye en cada proyecto a la definición de sus objetivos. Esta elegancia procede de una extraordinaria capacidad de diseño y control de la pequeña escala capaz de sustituir la sofisticación tecnológica más propia de arquitecturas minimalistas centroeuropeas.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

BUCHANAN, Peter; VAZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Vázquez Consuegra: [catálogo de la obra realizada entre 1975 y 1991]. Gustavo Gili, 1992. 84-252-1554-4.

HUMANES, Alberto; PEREZ ESCOLANO, Víctor; CANTÁFORA, Arduino. Guillermo Vázquez Consuegra: obras y proyectos 1973-1983. Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Comisión de Cultura, 1984. 84-85572-64-5.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Casa Rolando, Mairena del Aljarafe (Sevilla). 1989, 34-41.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Guía de Arquitectura de Sevilla. Junta de Andalucía. Consejería de Obras Públicas y Transportes., 1992. 84-87001-94-7.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Sin título. 1988, 100-109.

YÁÑEZ SEMPERE, Juan Luis; GARCÍA TORRENTE, Ubaldo; REINA FERNÁNDEZ, Juan Carlos. Guía de la Arquitectura de Sevilla y Área Metropolitana. SXX.. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 84-88075-14-6.

Pavillon de France. 1992, 160.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. CAPILLA RONCERO, Ignacio; RAMOS CARRANZA, Amadeo; SÁNCHEZ-CID ENDÉRIZ, José Ignacio, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Sevilla. Instituto Andaluz de Arquitectura, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417