IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de La Alcantarilla Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: La Alcantarilla
Otras denominaciones: Entre Veredas ; Cortijo de San Rafael Código: 01410950313
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Utrera

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Edificios agropecuarios Alto imperio romano
Campamentos Baja Edad Media
Casas Edad Moderna
Asentamientos Edad del Hierro I
Asentamientos Edad del Hierro II - Turdetanos

Descripción

Emplazado en llano. pocos metros al sur se encuentra el Puente y Torre de la Alcantarilla, situados sobre la Via Agusta (anterior via Hercúlea) y que cruza el original cauce del arroyo Salado, hoy canalizado unos 1000 metros al sur. Junto al puente se halla el Cortijo de San Rafael, que desde el siglo XVI sería la Venta de la Alcantarilla. Hoy está arruinado, conservando algunas paredes de tapial, ladrillos y sillarejos.
En el sitio se observan varias concentraciones, siendo predominante el material protohistórico (Bronce Final-Hierro I) sobre el romano. Cuenta con gran visibilidad al suroeste y una excelente situación estratégica, en las cercanías del Lagus Ligustinus, la Via Augusta y el arroyo Salado.
Se puede pensar en un asentamiento agropecuario de pequeña entidad posiblemente fechado entre los siglos VIII y III a.C. En época romana, y relacionado con la construcción del puente en época augústea, se podría emplazar un pequeño asentamiento de carácter agropecuario coetáneo con los cercanos Cabrejas I y San Rafael.

A partir de distintas fuentes y la iconografía clásica, se conoce la existencia de una iglesia rural con posibles ascendentes islámicos (y quizás romanos). Tal iglesia, dedicada a Santiago, se ubicaría al suroeste de la torre principal, a la salida del puente. Los trabajos de adaptación de la actual carretera al paso de vehículos dejó al descubierto algunas tumbas y ajuares -como las joyas renacentistas de la Alcantarilla- procedentes posiblemente de la iglesia rural mencionada. En la prospección realizada, no se ha constatado ningún resto de la misma, por lo que la delimitación del sitio no recoge el emplazamiento probable de la iglesia.
En cuanto a los materiales localizados en superficie y su distribución, es como sigue:
En la Zona central se encuentran abundantes fragmentos de cerámica de mesa (bases con repie anular y con pie indicado, bordes y amorfos de cerámica gris occidente); como cerámica de almacenamiento se hallan amorfos y bordes de pithoi con decoración de bandas y líneas rojas y negras y bordes y asas de sección anular de ánforas de cronología en torno al VII-VI a.C.; como cerámica a mano se hallan abundantes fragmentos con bruñido interior y cocción reductora y algunos sin tratamiento alguno. José Luis González señala el hallazgo en el lugar de una pequeña cabeza de caballo en barro cocido y forma de asa perteneciente a algún tipo de vaso u ofrenda, con decoración a bandas de color ocre, una fusayola redonda con muestras de haber sido quemada, un pequeño cuchillo elaborado en cobre o bronce de unos diez centímetros, hachas pulidas y molinos, un fragmento de vaso globular cerrado a mano y con decoración incisa y un fragmento de vaso de cuello estrangulado con decoración o letra tartésica (tiene inciso una /pi/ antes e la cochura). Este autor considera que el sitio podría dedicarse a la ganadería y quizás a la producción textil. La cercanía con el estuario permitiría el aporte de la influencia fenicia. En su opinión, el sitio se podría abandonar en torno al siglo III a.C por diferentes motivos, entre los que se encontraría la inestabilidad social que las guerras provocarían, especialmente en lugares de paso como éste. La ocupación volvería en torno al cambio de era.

En la Zona Este se observa algún fragmento con cocción alterna y fragmentos de adobe, alguno con improntas. Se hallan fragmentos de cerámica de mesa (fragmentos de Terra Sigillata Hispánica y Terra Sigillata Africana A) y algún fragmento de cerámica común de factura tosca.

En la Zona junto a la Venta se observa algún fragmento amorfo de cerámica decorada con líneas rojas, algún fragmento de Terra Sigillata Hipánica. por otra parte, también se hallan abundantes materiales de época moderna procedentes de la venta (abundante cerámica de mesa, cocina, constructivo).

En la Zona norte se observan algunos fragmentos de cerámica gris de occidente (alguno con laña) y otros amorfos de pithoi con decoración de bandas y líneas rojas, alguna tégula y laterculi.

En la Zona Oeste, el material se encuentra más disperso y se hallan fragmentos con cocción alterna y un borde de ánfora datado sobre el siglo VI a.C. Didierjean señala la presencia de un hábitat ibérico junto al puente de la Alcantarilla donde se recogen materiales como cerámica gris de occidente y cerámica pintada de tradición turdetana (sobre el siglo III a.C.).


Datos históricos

El Proyecto "Las Vías romanas en el Mediterráneo" habla del puente como un paso firme en una zona inundable donde confluían las rutas ganaderas entre las marismas y la sierra gaditana, por lo que se designó como uno de los cuatro lugares del alfoz de Sevilla en que se hacían las mestas anuales, y disponía de un extenso descansadero alrededor para animales, que ahora ocupa la estación de ferrocarril. También era paso obligado de viajeros, por lo que se le dotó de dos torres de defensa para el cobro del pontazgo y fielato. El puente tiene dos arcos de iguales dimensiones y su pila principal no tiene estribos ni tajamares, puesto que no debe resistir avenidas de gran velocidad.


POBLACIÓN

Tras la ocupación en época tardorromana, la Alcantarilla no volvería a ocuparse hasta la conquista cristiana, aunque la población debió ser bastante pequeña y estaría asociada al puente y a la fortaleza. De este modo, Morales (1981) y Caro (1634) comentan que tras la repoblación, La Alcantarilla (que a veces confunden como Alaguas) quedó despoblado por las continuas correrías que hacían los moros, obligando a avecindarse a sus pobladores en Utrera. Morales (1981) comenta que según viejas crónicas usadas por el P. Mariana, en 1368 -año de la destrucción de Utrera por Mohamed V de Granada- existían núcleos de población como La Alcantarilla. José Luis González, que ha realizado unos interesantes estudios sobre distintas fortificaciones medievales de la campiña sevillana, señala el hallazgo en la zona de ladrillos, cerámicas y monedas (de Sancho IV y Alfonso XI), lo que demostraría una ocupación, seguramente de pequeña entidad.


IGLESIA

Por otra parte, en el libro de diezmos (Archivo de la Catedral de Sevilla) aparece una referencia a una iglesia en la Alcantarilla a partir del siglo XIV. Así aparece hasta 1791.Continuando con José Luis González, se sabe que fue restaurada en 1759, y que en el diccionario de Madoz no es recogida como ermita. En su opinión, se debió abandonar cuando se liberó del pago del diezmo (1836). En relación con la misma, se encuentran en el Museo Arqueológico Provincial de Sevilla las joyas renacentistas de la Alcantarilla, compuesto de un sello, parte de un collar, dos lingotes oro, once monedas de Carlos I, Felipe II y dos dinares árabes datados entre 1579-1603. Del mismo modo, con los trabajos de construcción del terraplén de acceso al puente (en 1934) se encontró algún enterramiento que pudieron proceder de la misma iglesia.

La iglesia de la Alcantarilla, con la advocación de Santiago, debió ser una de las prestameras y beneficios que fueron concedidas en algunos de los nuevos poblados bajomedievales como Gómez Cardeña o Alhocaz, y que se convirtieron en despoblados durante el XIV y el XV, posiblemente en beneficio de Utrera. González Jiménez (1991 y 1997) comenta que en las constituciones promulgadas por el primer arzobispo de Sevilla, don Remondo de Losana, en las que dividió la archidiócesis de Sevilla en distintos arcedianatos e iglesias, figura La Alcantarilla, que en su opinión podría tratarse de la localidad de Alaquaz (los arcos), por el puente o alcantarilla sobre el Salado. La confusión con Alaguas-Alocaz- Alaquaz también se da en Caro y Morales, si bien matizan que era conocida como La Alcantarilla de Alocaz (perteneciente a tierras de Alocaz, probablemente). La localización de la misma se debió encontrar en la margen izquierda del arroyo, una vez pasado el puente en dirección sur. Así aparece en los dibujos de Hoefnagel (1565) y en el de L. Jiménez (1864), donde se observan algunos restos muy derruidos. A partir del XVI, fue ubicada al este del puente y junto a la Cañada Real de Las Cabezas (SE-445) la famosa venta de la Alcantarilla, que debió reutilizar algunos materiales arquitectónicos de yacimientos cercanos. La venta, que tomó gran fama con el legendario bandolero utrerano Diego Corrientes, se encuentra prácticamente destruida en la actualidad.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DIDIERJEAN, François. Archeologie Aerienne dans la province de Seville: premiers resultats. 111.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Pedro Pérez Quesada, Carta Arqueológica del Término Municipal de Utrera. Memoria Científica IX. 12. Catálogo de Entidades Arqueológicas. Vol II.5. La Alcantarilla, 2006.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417