IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Iglesia de Santa María de las Flores y San Eugenio Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Iglesia de Santa María de las Flores y San Eugenio
Código: 01410910499
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Iglesias parroquiales Ceremonia cristiana Edad Contemporánea 1963

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Barquín y Barón, Fernando Proyecto y Dirección de obra 1963

Descripción

Inserta en la barriada de Pío XII, la dotación del edificio religioso recibió un emplazamiento destacado, en inmediata proximidad con la ronda urbana, en un espacio abierto de traza mixta rectangular y semicircular abierta ad hoc para realzar su singularidad.

De acuerdo con las normas de la Obra Sindical del Hogar, se levantaron en los barrios obreros de nueva construcción los correspondientes complejos parroquiales, en un momento en el que la política social y cultural pretendía una educación completa que incluyese el ámbito religioso. La iglesia es un elemento imprescindible en todo nuevo asentamiento que se construye como elemento identitario de cada uno de los barrios; objetivo que en el caso de Santa María de las Flores se hace especialmente evidente.

Estas condiciones urbanas de inicio permitieron a Fernando Barquín realizar una interesante propuesta en la destaca la disposición equilibrada de los espacios libres en relación a la edificación circundante y a la propia volumetría del conjunto.

El programa se desarrolla en torno a un patio que pone en relación la iglesia, situada en el extremo Sur del conjunto, con las dependencias parroquiales (despachos, sala de reuniones, archivo, aseos y almacenes), que se localizan al Oeste, si y las de atención sanitaria (despacho de médico, botiquín, reconocimiento, sala de espera, aseos y almacén), situadas al Norte, junto al salón de actos.

Una pérgola de hormigón armado sostenida por finos pilares del mismo material con sección circular construye los espacios exteriores en el frente del conjunto. Éste cuenta con dos grandes jardines, uno de carácter privado que ilumina el salón de actos y las dependencias parroquiales, y el jardín delantero, a modo de atrio, donde se sitúa la torre campanario, que se ofrece como elemento de referencia y bienvenida al acceso principal.

Esta torre campanario, de planta triangular, se sitúa de manera escenográfica a eje con las perspectivas abiertas por las calles Gardenia y Begonia. Se construye con estructura metálica, con tres finos pilares dispuestos en planta de manera que el vértice del triángulo que dibujan apunta hacia el acceso al conjunto y al eje de la calle Gardenia. Estos pilares se arriostran horizontalmente mediante perfiles metálicos en cinco niveles ascendentes. En el extremo de la torre, las campanas se colocan en los planos que convergen al vértice mencionado, mientras que el plano que mira hacia la iglesia queda vacío.

El volumen del templo destaca de manera evidente en la escena urbana y el conjunto. Su principal rasgo distintivo es la traza curva de su cubierta ondulante de hormigón armado, y a la que se confiere la expresividad en la imagen exterior del amplio volumen. Dentro de la expresión no queda ausente la vegetación introducida, con una pareja de esbeltos cipreses que aportan una nota de verticalidad y color. El templo orienta su presbiterio hacia el Sureste y sus pies hacia el Noroeste, continuando el eje de la calle Gardenia. El acceso principal a la iglesia queda señalado en su fachada principal por una elevación de la pérgola del conjunto, desde una altura de 2/5 hasta 3/5 partes de la elevación del nártex de la nave. Protegidas por la pérgola a menor altura, se abren dos pequeños accesos a las naves laterales. En el extremo derecho de esta fachada, también bajo la pérgola, se abre un acceso independiente al baptisterio de la iglesia.

Cuenta con una nave central de mayor altura y dos naves laterales, La nave central aumenta en anchura y altura desde los pies hasta el presbiterio, mientras que la dimensión de las naves laterales se mantiene constante. A mitad de la distancia de estas naves laterales se abren sendos pasos hacia el exterior, en el lado de la Epístola, y hacia las dependencias parroquiales en el lado del Evangelio.

La introducción de la luz en el interior de la iglesia resulta especialmente destacable, centrándose en la iluminación de los pies de la nave y de la cabecera. La luz se introduce en los pies de la nave a través de un lucernario abierto aprovechando la diferencia de altura entre el nártex y la nave. En la cabecera, un resalto análogo se produce entre la superficie de la cubierta de la nave y la del ábside, que tiene una posición elevada. Señalando su especial significación, dos entradas adicionales de luz se sitúan de manera simétrica a ambos lados del inicio del presbiterio, a través de una brecha vertical en el encuentro entre la curva del ábside y el volumen de la nave. Los matices que ofrece la luz al bañar las curvaturas de cubierta y de cabecera, así como el elegante juego de volúmenes que formalizan el acceso por los pies a la iglesia, iluminados desde lo alto, constituyen rasgos evidentes que garantizan la calidad formal buscada y obtenida en el espacio interior.

Como rasgo característico del edificio y de la arquitectura del autor en esta época, destaca el uso del ladrillo visto magníficamente labrado al exterior, que resuelve con verdadera elegancia la curvatura que presenta el ábside de la iglesia y la traza del baptisterio. En su interior, se reitera el uso del mismo material, confiriéndose calidez al conjunto. También resulta destacable el empleo del hormigón armado, tanto para la definición de los múltiples planos horizontales de pérgolas, como para la cubierta de la nave central de la iglesia. Esta cubierta, además, se apoya sobre una estructura metálica de vigas doble T. El empleo de la estructura metálica vista resulta también relevante, tanto en la expresión como a nivel tecnológico, en la torre campanario exenta.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CAPILLA RONCERO, Ignacio; SÁNCHEZ-CID ENDÉRIZ, José Ignacio; RAMOS CARRANZA, Amadeo. Arquitectura del Racionalismo en Sevilla: inicios y continuidades. Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura, Colegio Oficial de Arquitectos, 2003. 84-931315-7-1.

YÁÑEZ SEMPERE, Juan Luis; GARCÍA TORRENTE, Ubaldo; REINA FERNÁNDEZ, Juan Carlos. Guía de la Arquitectura de Sevilla y Área Metropolitana. SXX.. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 84-88075-14-6.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. CAPILLA RONCERO, Ignacio; RAMOS CARRANZA, Amadeo; SÁNCHEZ-CID ENDÉRIZ, José Ignacio, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Sevilla. Iglesia de Santa María de las Flores y San Eugenio, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417