IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Calera Moronta Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Calera Moronta
Código: 01180870591
Caracterización: Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Granada
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01180870723 Valle del Darro

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Calerías

Descripción

Esta calera se localiza muy próxima al Cortijo Moronta, junto al Camino de Beas, sus restos están ocultos al estar dentro de una construcción que funciona como cochera.
Era habitual la existencia de caleras en estos cerros y barrancos, es un territorio rico en concentraciones calizas.
Las cales locales sirvieron para encalar las fachadas de edificios, pero también para la construcción, como argamasa.
Tiene un posible origen medieval, aunque las caleras del Valle del Darro estuvieron en uso hasta principios del siglo XX.

Las caleras se hacían cavando previamente un gran hoyo circular, en cuyo perímetro se levantaba un murete cilíndrico de piedras. El muro se coronaba con una falsa cúpula en forma de media naranja, y encima de ella se echaban más piedras, helechos y, por último, una capa de tierra. Al muro se le dejaba una apertura en la base. Se recogían piedras y leñas para echarlas en la calera, colocando encima la piedra. Se tapaba el techo con ramas y tierra y se prendía fuego a la leña. Al descubrir la calera la piedra caliza se sacaba entera y se vendía


Datos históricos

Se tiene constancia de producción y uso de la cal desde época romana, se sabe que esta zona fue explotada en ese momento tal como testimonian los restos de explotaciones auríferas pero no se puede determinar si las caleras incluidas en la zona patrimonial tuvieron algún uso en ese momento o posteriores. En el periodo musulmán su uso fue generalizado de hecho algunas caleras son conocidas como hornos morunos.
Para realizar las diversas construcciones los habitantes se abastecían de los recursos que ofrecía el entorno, empezando por la propia piedra caliza, elemento básico de los hornos.
Las actividades sobre las caleras suponían un trabajo complementario a las actividades derivadas del monte y la agricultura, o de los jornales como principal aporte al grupo doméstico, en su caso. La actividad en las caleras llevaba aparejada otros oficios, como la arriería, que era fundamental para el transporte de piedras y leña, además de la necesidad de una vez terminado el proceso, sacar la cal hacia la ciudad.
En relación a la organización social del trabajo entre los miembros de las familias caleras, se ha constatado una división por géneros bien definida. Si bien las mujeres, por una parte, se dedicaban al cuidado de la casa y, por otra, a las labores del campo como jornaleras eventuales en los cortijos próximos (recogida de aceituna, ...), aquellas que vivían en familias propietarias de hornos solían ayudar de forma muy puntual cuando faltaba algún cocedor, envasando la cal o metiendo leña en el horno. Los hombres, por su parte, se dedicaban exclusivamente a la producción de cal, desde el abastecimiento de las materias primas hasta su distribución, si bien no había entre ellos una diferenciación de tareas. En el proceso de producción de cal se repiten las mismas fases: el proceso de llenado de piedras caliza, cocción, apagado del horno, enfriamiento y extracción de la cal viva producida. Esto implica la existencia de tiempos muertos en el proceso de producción.
También existía una división del trabajo por edad, ya que los niños se introducían en la producción de cal a través de pequeños trabajos, como llevar cubos de barro al horno y conducir las bestias. Con el tiempo, estos iban realizando tareas más complejas hasta llegar a alcanzar una alta especialización y su posterior dedicación al oficio de calero, haciéndose por tanto palpable una división por grado de experiencia, factor fundamental de las actividades tradicionales. Con la introducción de la enseñanza obligatoria los niños dejan de trabajar en los hornos para colaborar en ellos únicamente durante los períodos vacacionales.
La herencia de los hornos es transmitida por vía paterna, si bien la compra-venta de hornos, fundamentalmente entre familias caleras, ha venido siendo un fenómeno común

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Información documental

Archivo del Patronato de la Alhambra y Generalife de Granada. GESTO. Gestión y Valorización del Patrimonio Cultural S.L., Estudio para la Catalogación, como Zona Patrimonial, para el Valle del Darro. Calera Moronta. Ficha nº 153, 2013.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417