IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Edificio de viviendas en avenida Ramón y Cajal, número 28 Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Edificio de viviendas en avenida Ramón y Cajal, número 28
Código: 01410910610
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Viviendas plurifamiliares Actividad residencial Edad Contemporánea 1984/1987

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Vázquez Consuegra, Guillermo Proyecto y Dirección de las Obras 1984

Descripción

La avenida Ramón y Cajal es una de las vías históricas de conexión con la ciudad, cuyo dibujo en el plano, trae a colación la forma de crecimiento de un sector que directamente queda vinculado, a través de esta avenida, con el centro histórico de Sevilla. Como ocurre con otras vías radiales que conectaban campo y ciudad, ha sufrido a lo largo del siglo XX, un lento proceso de colmatación que ha ido dejando para el patrimonio de la ciudad, puntuales edificios de interés, de características y usos diversos. Esta situación pone de manifiesto una transformación que se repite en el tiempo e indistintamente del lugar y que abarca desde el primer asentamiento periférico de extrarradio hasta la colmatación y revalorización urbana de una zona, hoy totalmente consolidada. No se trata de un proceso lineal ni homogéneo a diferencia de los crecimientos que se producen en modelos urbanos que se fundamentan en la repetición sistemática de una unidad como por ejemplo podría ser la manzana cerrada. El resultado es que la imagen urbana de la avenida Ramón y Cajal es muy desigual y los edificios de interés no se sitúan respecto a la ciudad histórica, acorde a la fecha cronológica de su construcción.

Desde el Prado de San Sebastián puede hacerse un recorrido en el que cabría destacar como obras más significativas: el Cuartel de la Pirotecnia, que iniciado en el siglo XIX, ha ido incorporando diferentes edificios, casi todos diseñados por ingenieros militares, destacando sobre todo el de la Torre del Reloj (1935-37). La Facultad de Ciencias Económicas de Gonzalo Diaz Recaséns y Fernando Villanueva Sandino (1974-76) en unas fechas de revalorización de la lectura de la ciudad, procedente de las teorías italianas del momento. El edificio de oficinas Sevilla-1, de Manuel Trillo de Leyva (1972), cuya potencia visual en el paisaje urbano de la avenida Ramón y Cajal es aún recuerdo de contemporaneidad de una arquitectura que hace uso adecuado de las tecnologías prefabricadas. Las viviendas que para el Real Patronato de Casas Baratas construyera Aníbal González entre 1921 y 1922, el que el arquitecto regionalista conjuga estilo historicista con criterios de racionalidad y economía que siempre demandan las viviendas sociales, llegando además a dar una respuesta urbana de indudable valor. Y finalmente, el Antiguo Matadero y Mercado de Reses en Vivo, de José Sáenz y López, construido entre 1910 y 1914, y que en la manera en la que dispuso en planta los distintos edificios exentos que demandaba el programa, se encuentra oculto una verdadera idea de ciudad. El edificio de viviendas que Guillermo Vázquez Consuegra diseñó a mediados de la década de los ochenta, se sitúa entre el de oficinas de Manuel Trillo y el de las casas baratas de Aníbal González.

Hay que reseñar una característica del solar donde se construyó el edificio de viviendas objeto de este informe que lo diferencia de aquellos donde se encuentran las obras anteriormente citadas: la relación con la avenida Ramón y Cajal es un pequeño apéndice, estrecho y alargado, que llega hasta el terreno verdaderamente edificables que se encuentra detrás de una serie de casas adosadas de dos plantas que son las que ofrecen fachada a la avenida Ramón y Cajal. Esto significaba que la influencia del edificio de viviendas sociales en la definición de una nueva imagen urbana de esta vía iba a quedar muy disminuido, prácticamente desapercibido, dado que las alturas posibles no eran excesivas. Esta situación catastral es determinante en la lectura de la arquitectura que se propuso.

Atendiendo al contexto más inmediato, las viviendas adosadas alineadas a la avenida Ramón y Cajal tenían un patio-jardín trasero que conformaba la medianería con el nuevo edificio de viviendas colectivas. El solar, orientando su lado mayor en dirección sureste-noroeste, obligaba a una disposición lineal con fachada a la calle Igueldo. Se trata de una vía secundaria de escaso ancho del barrio de El Plantinar: una zona residencial de viviendas en altura, cuyas tipologías edificatorias delata una intervención unitaria, similar a las que comenzaron a producirse en Sevilla a partir de los años cincuenta, sustituyendo huertas por barriadas con alta densidad de ocupación que se intentaba compensar con los escasos espacios libres y ajardinados que quedaban entre bloques.

El nuevo edificio de viviendas colectivas se posicionó en el solar próximo a la medianera con las viviendas adosadas, quedando el espacio libre frente a la calle Igueldo. Se separaba así el edificio de los bloques existentes al otro lado de calle, adquiriendo ésta una sección más amplia consiguiéndose un espacio urbano más dilatado y fluido. La imagen del bloque debía ser clara frente a la dispersión que provocaba la diversidad de tipologías edificatorias del Plantinar, y responder a la vez, a la cuestiones particulares de cada borde: a la medianería del fondo y a las calles laterales, calle Urbión por el sureste y ulía por el noroeste.

Frente a la medianería del fondo, las viviendas de planta baja se dotaron con un patio-jardín privado, repitiendo el esquema de la sección transversal que a este nivel, proponían las viviendas adosadas. No obstante, estos patios se separaron de la medianera dos metros y medios para cumplir con las ordenanzas. Aunque este paso no es público, se convirtió en un corredor de la comunidad, con especial uso para las viviendas de planta baja.

Rompiendo la habitual terminación ciega del bloque laminar, que tanto ha caracterizado a las arquitectura residenciales de este tipo durante el Movimiento Moderno, los testeros se trataron para evitar esta situación: frente a calle Urbión se resolvió dando continuidad a la fachada mediante una curvatura; se distingue la esquina del bloque más allá de la cuestión formal ya que esta transformación supuso también la modificación del tipo de vivienda que se sitúa en esta parte del edificio. Frente a la calle Ulía, es la escalera lineal parcialmente oculta tras un muro de ladrillo, y la galería de acceso a las viviendas, los elementos utilizados para cualificar este plano lateral como fachada.

El edificio posee cuatro plantas -incluida la baja- y todas (38), se destinan a viviendas. Se utiliza el dúplex como tipo básico para conformar el edificio: uno ocupa la planta baja y primera y otro, la planta segunda y tercera. La distinción entre ellos es que el dúplex superior invierte la posición normal por plantas del programa de la vivienda: se accede por la planta superior "la cuarta-, donde se encuentran el salón y la cocina y a través de la escalera interior, se desciende a la planta inferior "la tercera- donde se hallan los dormitorios. Si los dúplex de planta baja poseen un patio-jardín, los superiores se apropian parcialmente de la cubierta mediante un ático de amplias dimensiones.

La justificación de invertir el dúplex superior se deduce de la composición formal y volumétrica que presenta el edificio. Al situar la pasarela de acceso a los dúplex en la planta cuarta, el plano de fachada adquiere era las mayores dimensiones posibles sin ser interferido por este elemento de acceso a las viviendas. La galería se cubre con un sistema ligero metálico de chapas de zinc, que además de proteger este pasillo exterior de amplias dimensiones de la lluvia, crea un volumen que ayuda a completar la imagen final del edificio. Las distintas partes que definen el sistema de agrupación de viviendas colectivas "tipo y comunicaciones verticales y horizontales- se articulan y se complementan para construir al edificio, mostrando un ajuste y una sincronía cuyo resultado permite calificarlo como singular dentro de la abundante producción que en materia de vivienda colectiva en bloque lineal se ha producido a lo largo del siglo XX.

La continuidad de la fachada hacia calle Urbión permite resolver el contacto del edificio con la calle de una manera comprometida con el espacio urbano: el bloque sobresale de los límites privados que cierra la planta baja, y el elemento estructural de apoyo, " un muro lineal- crea un paso público alternativo a la acera de la calle. En esta esquina, el tipo tiene que adaptarse. Al perderse el uso de vivienda en planta baja por la creación del paso público paralelo a la calle, la planta primera ha de ocuparse con una vivienda y con un dúplex, la tercera y la cuarta que no obstante tiene que modificar su distribución respecto al tipo que se repite, pero manteniendo el acceso por la planta cuarta. Las escaleras comunitarias, se disponen separadas, una en la fachada en la calle Ulía y la segunda en el centro del edificio, que se construye sin tabicas para provocar transparencias.

El edificio posee sótano, destinado a garaje, utilizándose el apéndice estrecho y alargado que define la fachada del solar por calle Ulía para construir la rampa, teniendo el acceso por la avenida Ramón y Cajal. Este espacio se cualifica mediante una pérgola de delicados perfiles metálicos que se apoyan en un muro bajo de ladrillos visto. Un sistema similar se emplea en la planta baja para construir el acceso peatonal a la propiedad desde calle Urbión. Esta pérgola se separa unos metros de la fachada del edificio para proteger la intimidad de las viviendas de planta baja.

El paso de los años no traído grandes transformaciones en el conjunto "edificio y jardines- manteniendo en alto grado el estado original.


Datos históricos

Guillermo Vázquez Consuegra, arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, 1972, se incorpora inmediatamente a la docencia de Proyectos en el mismo Centro (1972-1975, 1980-1987 y desde 2004, Profesor Honorario de la ETS de Arquitectura de Sevilla. Ha enseñado como Profesor Invitado en Buenos Aires (1993), Lausanne, Navarra, New Cork, Los Ángeles, Bologna, Venecia y Mendrisio, dirigiendo desde 1993 ininterrumpidamente los Cursos de Verano de Arquitectura de la Universidad Complutense en Almería y El Escorial.

Su trayectoria profesional queda ampliamente plasmada en las exposiciones, publicaciones y monografías dedicadas a su obra, que ha sido ampliamente reconocida con la obtención de numerosos premios en concursos a los que ha concurrido. En el año 2005 recibió el Premio Nacional de Arquitectura Española.

En el conjunto de su obra, junto a este edificio de viviendas en Ramón y Cajal, hay que destacar la Casa y estudio para el pintor Rolando Campos, el Instituto Andaluz de Arquitectura (1985-88) y los grandes proyectos que desde esos años empezó a desarrollar, entre otros, Edificio de Viviendas Sociales en Cádiz, 1986-91, Edificio de Oficinas para Telefónica y Torre de Telecomunicaciones en Cádiz, 1988, Pabellón de la Navegación en Sevilla, 1990-92, Restauración y Acondicionamiento del Palacio de San Telmo para Presidencia de la Junta de Andalucía, desde 1990, Ordenación del Borde Marítimo de Vigo, 1993, Museo del Mar y de la Navegación en Génova, 2000-03, etc.

Toda su obra se caracteriza por su interés arquitectónico, aportando cosas nuevas en cada una de ellas. También se aprecia un cuidado especial por el detalle, distinguiéndose como una característica propia de su obra que se traduce en una elegancia formal que contribuye en cada proyecto a la definición de sus objetivos. Esta elegancia procede de una extraordinaria capacidad de diseño y control de la pequeña escala capaz de sustituir la sofisticación tecnológica más propia de arquitecturas minimalistas centroeuropeas.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

GARCÍA-SOLERA, Javier; Verdú, Vicente. Guillermo Vázquez Consuegra : proyectos y obras. Icaro, D.L. 2001, 2001. 84-868-2834-1.

Mackeith, Peter; Smeds, Kerstin. Casabella: rivista di architettura e urbanistica.. Milano Electa, 1989. 0008-7181.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. A&V: monografías de arquitectura y vivienda. Desconocida.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Casabella. Desconocida.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. El Croquis. Desconocida.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Guillermo Vázquez Consuegra. Opere e progetti.. Electa. 88-370-2665-X.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. L¿Architecture d¿aujourd¿hui. AB.

VÁZQUEZ CONSUEGRA, Guillermo. Lotus International: revista trimestrale di architettura. Desconocida.

YÁÑEZ SEMPERE, Juan Luis; GARCÍA TORRENTE, Ubaldo; REINA FERNÁNDEZ, Juan Carlos. Guía de la Arquitectura de Sevilla y Área Metropolitana. SXX.. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, 1992. 84-88075-14-6.

48 logements: Sevilla. 1986, 54-57.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. CAPILLA RONCERO, Ignacio; RAMOS CARRANZA, Amadeo; SÁNCHEZ-CID ENDÉRIZ, José Ignacio, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Sevilla. Edificio de viviendas en avenida Ramón y Cajal, número 28, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417