IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Colegio Nacional Divino Salvador Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Colegio Nacional Divino Salvador
Otras denominaciones: Ayuntamiento (Oficinas Municipales y Oficinas INEM) Código: 01210250048
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Huelva
Municipio: Cortegana

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Edificios docentes Enseñanza Edad Contemporánea 1930 Estilo racionalista

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Marsá Prat, Antonio Proyecto y Dirección de Obras 1930
Promotores Pérez González, Antonio Alcalde del Ayuntamiento de Cortegana, promotor del encargo 1930

Descripción

Construido durante la II República por el Arquitecto Antonio Marsá Prat, se ubica en la inmediata periferia norte de la población sobre una parcela de esquina, de forma rectangular alargada en dirección aproximada norte-sur. El solar ocupa terrenos de antiguo uso agrícola, abierto a amplias y rectas calles que constituyen un incipiente ensanche del núcleo. Debido a que este emplazamiento se encuentra a una cota más baja que el centro urbano, la rotundidad de su volumen hace del colegio un poderoso hito visual en el pueblo.

Según condiciones obligatorias y adicionales aprobadas por el Ayuntamiento de Cortegana, se solicitó la redacción del proyecto original para un grupo escolar de diez secciones, cinco para niños y cinco para niñas con comedor para 75 niños, sala de reconocimiento médico, galerías de trabajos manuales y descanso, cocina y dependencias anexas, guardarropas y servicios y lavabos. Dada la importancia de este grupo escolar, se estipulaba que la biblioteca fuese de dimensiones superiores a las establecidas por el Ministerio. El proyecto finalmente redactado ocupaba una superficie de 741,56m2 (de ella, 477,67m2 destinados para aulas), quedando 2103,62 m2 de superficie libre alrededor del edificio para campo escolar con zona de juegos y deporte.

El edificio se separa ligeramente de la alineación a la calle del Carmen, que sigue la línea de máxima pendiente y a la que se alinea ofreciendo su fachada principal al oeste. Igualmente se separa de la medianera este, para dejar detrás la zona de juegos y deportes. Se cierra el conjunto con un muro bajo apilastrado, antiguamente coronado con una malla metálica y actualmente con una reja de perfiles metálicos, y paralelo al cual discurre un acerado continuo que registra las fachadas del edificio. En este cerramiento de parcela, cabe destacar las cuidadas pilastras con las que se rematan las dos entradas principales del edificio, que se curvan en su coronación y duplican su orden en un sobrio gesto art decó.

El acusado desnivel hace que el extremo sur del edificio, más próximo al pueblo, tenga una altura de dos plantas sobre la rasante. Manteniéndose constante en su coronación, esta altura aumenta hasta las cuatro plantas en el extremo norte. Los accesos del proyecto original se distribuyen atendiendo a este desnivel para facilitar el ingreso y la salida, motivo por el cual sus áreas inmediatas se explanan y urbanizan con bancos, árboles y jardineras.

El edificio ofrece la entrada principal al colegio, más frecuentada, en el sur a través de un pórtico moderno, coronado por una visera y enmarcado con sus dos hastiales ampliamente redondeados. El acceso hacia la biblioteca municipal se realiza en el extremo norte, aprovechando el desnivel y evitando un excesivo movimiento de tierras. Desde esta parte más baja de la parcela se atraviesa un jardín, que como refleja la memoria del proyecto era "por su situación al Norte, un excelente sitio de lectura al aire libre en los meses de verano". Hacia el jardín se abre una portada elevada, similar y más reducida que la principal, y con una escalera vista que dota esta entrada secundaria de cierta singularidad y relevancia. Este acceso puede independizarse del funcionamiento docente del edificio.

La distribución interior del colegio responde al criterio de proporcionar la máxima independencia posible a las clases, siendo accesibles desde cualquiera de las dos entradas de la escuela. Desde la entrada principal al colegio, al sur, se accede a un vestíbulo que ordena la zona de dirección, comedor, cocina, aseos y lavabos de niñas junto a la vivienda del conserje, de una sola planta y único apéndice del prisma lineal del edificio. Desde el mismo vestíbulo se accede a una amplia galería lineal que corre en dirección norte, abierta a la fachada de poniente, que constituye el eje director del proyecto distribuyendo las aulas. Hacia el lado del patio, con orientación al este, se sitúan las aulas, que ocupan una posición central en la planta del edificio. En el extremo norte del volumen, junto a la escalera principal, se sitúan los despachos de los profesores, junto a los aseos y lavabos de niños. Este esquema, con servicios en los extremos y aulas en el cuerpo central del edificio unidas en galería, se repite en planta alta.

Las mesetas de esta escalera desembocan en los extremos de la sala de trabajos manuales que comunican directamente con las clases. También une las dos plantas principales de aulas con otras dos de menor ocupación, situadas inmediatamente debajo y que se destinan a aulas, biblioteca y almacén pedagógico. Esta escalera permite además el acceso a la cubierta, alzándose sobre la línea de cornisa. El volumen de la escalera forma así un prisma vertical saliente que cose las cuatro plantas que el edificio tiene en este extremo. Su verticalidad se acentúa con un hueco alargado en las fachadas norte y oeste, encima del cual, en el castillete de cubierta, se sitúa un pequeño óculo. Esta composición actúa como contrapunto de la imagen horizontal que presenta el edificio.

El edificio presenta una imagen racionalista de prisma lineal horizontal contundente, en la que destacan los amplios ventanales ordenados en módulos de a tres, correspondientes a cada aula, cuya ordenación se repetía en la galería de fachada. Los huecos se abren a sangre en la fachada, sin más detalle que la línea del alféizar. El edificio se corona con una ligera cornisa horizontal de ladrillo revestido. .

Para la construcción de este edificio se eligieron materiales de uso corriente en la localidad que abarataban la ejecución y facilitaban su uso a los operarios de la población: los cimientos y muros de fachada de mampostería ordinaria de piedra y mortero de cemento, las fábricas interiores de ladrillo de contrata y mortero de cemento y los forjados con entramado de viguetas de hierro laminado de doble T con tablero de ladrillo y rejuntado de hormigón. Las escaleras se construyeron a la catalana y las huellas y tabicas de piedra artificial. Todos los paramentos exteriores de los muros fueron enfoscados con mortero de cemento y blanqueados a la cal. Los interiores, tanto en muros como en tabicones y tabiques y cielos rasos, fueron guarnecidos de yeso negro y tendidos de fino pintados al temple. Los zócalos de cocinas y departamentos húmedos fueron revestidos con de azulejos de 20x20cm, hasta una altura de 1,80m. El suelo de estas estancias se pavimentó con losetas de cemento.

Recientes actuaciones para acondicionarlo como edificio de oficinas públicas, han destruido la galería de fachada, y no han tenido en cuenta el carácter unitario de sus patios, ni la incipiente urbanización de sus accesos. A este respecto, resultaría interesante recuperar los espacios previstos para jardín que no llegaron a consolidarse como tal, así como construir la nueva relación con la plaza que ha quedado a espaldas del colegio al no construirse la última fase de vivienda prevista.


Datos históricos

La enseñanza pública en la España de finales del XIX se encontraba en situación de abandono por diversos motivos: la escasez de presupuesto, la falta de maestros preparados, la falta de locales adecuados para la docencia, y a una legislación que estipulaba que los costes del sistema educativo habían de ser soportados por los ayuntamientos.

Incapaces de asumir estos costes a nivel local, el Ministerio de Fomento decide intervenir para solucionar el problema realizando una reforma en la enseñanza de nuestro país. A principios de siglo comienza así la construcción de distintos grupos escolares con subvenciones estatales, funcionando eficazmente a partir de 1923. El decreto de 5 de Enero de 1933 estableció los requisitos para acceder a una subvención estatal, a raíz de lo que se detecta una mayor actividad en la construcción de escuelas públicas en las zonas de pocos recursos como las poblaciones rurales y las ciudades más deprimidas.

El Colegio Nacional Divino Salvador formó parte del programa de equipamientos de carácter social y educativo y con cierta pretensión higienista que se desarrolló durante la II República. La construcción de un edificio con este número de unidades docentes y las dotaciones de comedor y biblioteca suponen, para un municipio rural, una pieza vital para su desarrollo e introducción a los nuevos sistemas de enseñanza, además de incorporar jardines como el de la entrada de la biblioteca y espacios de recreo para deporte y juegos.

El proyecto original del colegio data de diciembre 1933. La obra fue completada en 1934, aunque sufrió transformaciones para su ampliación entre 1937 y 1938. La liquidación de la obra de ampliación está fechada el 9 de Enero de 1942. El presupuesto de ejecución material fue de 238.804,46 pts.

En los años 80, fue remodelado para su acondicionamiento como edificio de oficinas públicas: sede del Ayuntamiento en el extremo sur, Oficina Comarcal Agraria de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en el extremo norte, y oficina del INEM en la sección central. Esta reforma fue realizada con escasa consideración patrimonial.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AÑÓN ABAJAS, ROSA MARÍA. La Arquitectura de las Escuelas Primarias Municipales de Sevilla hasta 1937. Universidad de Sevilla. Consejería de Obras Públicas y Transportes, Junta de Andalucía, 2005. 84-472-0792-7.

LANDROVE, Susana. Equipamientos I. Lugares públicos y nuevos programas, 1925-1965. Registro DOCOMOMO Ibérico. Barcelona . Fundación Docomomo Ibérico y Fundación Caja de Arquitectos, 31/12/2010. 978-84-937857-3-4.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. LÓPEZ MACÍAS, Ángel, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Huelva. Colegio Nacional Divino Salvador, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417