IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Fábrica de cervezas El Águila Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Fábrica de cervezas El Águila
Otras denominaciones: Fábrica de Cervezas Alhambra Código: 01140210141
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Córdoba

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Fábricas de cerveza Producción de cerveza Edad Contemporánea 1962 Estilo racionalista

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Olivares James, Gerardo Proyecto 1962
Arquitectos de La-Hoz Arderius, Rafael Proyecto 1962

Descripción

Situado en la cabecera del polígono industrial Las Quemadas, el complejo se coloca en un altozano a la derecha de la carretera N-IV que une con Madrid, tratado como una colina ajardinada que disfruta de unas privilegiadas vistas del entorno. El acceso a la edificación se resuelve mediante orgánicos caminos transitables que salvan la pendiente rodeados de un paraje ajardinado.

La sucesión de láminas de agua y los distintos recorridos interiores de la parcela se ligan a los organicismos de las vanguardias europeas y americanas, dando gran importancia al papel del automóvil y buscando una relación casi bucólica con la fábrica, la naturaleza y el agua. Así, desde el acceso principal, la carretera de acceso se bifurca en tres: una a la derecha para empleados y visitas que trepa sinuosamente por la colina hasta la entrada de personal del edificio situada en su lado suroeste, y otras dos a la izquierda; una para mercancías que junto a la entrada al recinto perfora la colina que ocupa la parcela, y otra que asciende hasta las naves de producción.

El recinto dispone de una cerca que recorre todo su perímetro, con lo que un puesto de control asegura que el acceso a la fábrica quede en todo momento vigilado. Este puesto de vigilancia es un elemento de notoria presencia, de notable modernidad: se trata de una marquesina de perfiles metálicos, con dos únicos apoyos situados en la mediana central de la carretera de acceso. A un lado y a otro de este punto de apoyo, dos voladizos de planta triangular cubren una luz de 12 metros, acabando en una afilada punta que se remarca con la disminución de la sección de los perfiles. Bajo esta marquesina con forma de huso, entre los dos apoyos principales, cuelga una garita acristalada.

La fábrica se organiza funcionalmente en cuatro elementos fundamentales:

- En primer lugar, los silos de hormigón armado, que constituyen la imagen característica de la fábrica desde la carretera, y que hacen las veces de reclamo publicitario, en pleno acuerdo con la nueva visibilidad impuesta por la cultura de la movilidad moderna. Los silos sobresalen por su mayor altura sobre el volumen general de la fábrica, y se alinean perpendicularmente a la vía de circulación, ofreciendo sus lados largos como superficies visibles de hormigón armado. La planta organiza el almacenamiento en dos hileras de celdas, una de once y otra de nueve celdas. Esa diferencia de longitud de las hileras es la que permite conseguir un notable efecto plástico: la de nueve se dispone en un primer plano visible desde el sentido de la circulación, mientras que la de once avanza sobre ésta, y aumenta de altura en las últimas seis celdas. Estos dos volúmenes refuerzan la expresión mediante la creación de líneas verticales de sombra, que aparecen al situarse las escaleras en las cabeceras de las dos hileras. Originalmente, el emblema de la empresa, un águila, se encontraba grabado en la estructura de hormigón de la hilera más corta. Este emblema fue cegado y actualmente la rotulación de la fábrica se coloca en la parte superior de la hilera larga, en el volumen sobresaliente. Los silos se constituyen además en referencia de la organización en planta de la fábrica, marcando claramente el eje organizador principal de la misma.

- En segundo lugar, la nave de producción y bodegas, situada al oeste de la línea definida por los silos. Esta nave se dispone en paralelo a la carretera, levemente retrasada respecto a la posición de los silos para reforzar la visibilidad de los mismos. Su fachada es un muro cortina de perfiles de aluminio, que crea una gran superficie acristalada que se ofrece como imagen de modernidad que contrasta con la opacidad del hormigón de los silos. La nave se estructura en torno a un corredor central que separa dos zonas claramente distinguibles:
1. La zona de cocción, depuración de aguas, laboratorios, máquinas y transformador eléctrico, como volumen de mayor altura que queda encerrado por el muro cortina anteriormente mencionado,
2. La zona de bodega, sin aperturas al exterior, que queda en una posición atrasada respecto a la carretera, y en un volumen de menor altura.
En el extremo suroeste del corredor la altura de la nave se reduce, para albergar la escala más menuda de estancias destinadas al personal: despachos, vestuarios, talleres y baños.

- En tercer lugar, el pabellón de dirección e invitados, que se construye como un elemento exento de una planta de altura en la esquina Oeste del complejo, avanzando hacia la carretera respecto a la nave de producción y bodegas. Queda vinculado a ésta mediante una marquesina que parte de su extremo, bajo la cual se sitúa el estacionamiento de los empleados de la fábrica, y que se prolonga como cubierta de generosos vuelos sobre el edificio. Este pabellón con planta en L, centra las funciones representativas de la empresa, razón por la cual cuenta con zonas ajardinadas de mayor cualificación: junto a su lado Nordeste, y frente a la nave de producción, se sitúa un sistema de cinco estanques poblados con vegetación. Esta vegetación oculta asimismo la fachada frontal hacia la carretera, acentuando la desmaterialización que se consigue merced a la línea de sombra poderosa que se dibuja bajo el vuelo de la cubierta.

- En cuarto lugar, las naves de embotellado y almacenaje, que se cubren mediante cubiertas de dientes de sierra y se extienden al Nordeste del eje definido por los silos. Estas naves organizan el embotellado y el llenado de barriles, así como los almacenes de cajas llenas y vacías. Continuando el eje definido por los silos, una pasarela superior permite el registro del proceso de producción.

La imagen general de la fábrica es de una rotunda modernidad, ofreciéndose la racionalidad de su organización en planta como complemento de una escenografía cuidadosamente escenificada a partir de un entendimiento inteligente de las posibilidades del paisaje.

Con cada uno de los distintos cambios de titularidad de la fábrica se han ido justificando variaciones en el proyecto, siendo el más visible de ellos el que afecta principalmente a la rotulación de la planta cervecera, así como el logo de los silos de hormigón armado.

Por otro lado, constantes han sido las modificaciones en el proceso de producción y puesta al día de las instalaciones, si bien aprovechando las premisas de expansión y flexibilidad del proyecto no han afectado significativamente la idea original del proyecto. Hasta tal punto estaba pensada la capacidad de evolución del proyecto que hoy día envasa la mitad de la producción del grupo cervecero. Los cambios se han centrado en la rotulación de los silos del edificio, así como en la adición de naves auxiliares. Estas naves añadidas con posterioridad, cuentan con cubiertas a dos aguas, que se distinguen de la cubierta de dientes de sierra que caracteriza a las naves originales.

Su relación con el entorno ha variado con la original debido al desigual desarrollo del polígono industrial Las Quemadas y sus bordes de parcela están un tanto descuidados y abandonados. El entorno se encuentra sometido a un proceso continuo de transformación, si bien el empleo de la vegetación en el proyecto establece un margen de amortiguación frente a posibles alteraciones a su alrededor.

Desde un punto de vista histórico, Cervezas El Águila es considerada a mitad del siglo XX un modelo de empresa española. A nivel técnico, la construcción de esta factoría representaba el carácter expansionista e innovador dentro del espectro empresarial español de la época: a partir de los 50 se introducen nuevas mejoras en maquinaria, se moderniza la maltería, se introducen nuevos sistemas de frío y de embotellado y se amplían las zonas de fermentación y guarda; en 1957, la fábrica de cervezas de Córdoba había inaugurado la primera bodega con acondicionamiento de aire que se construía en España.

Pero buena parte de ese carácter innovador se plasmará en la construcción en 1965 de este edificio, que fue considerado la fábrica de cervezas más moderna de España, que cuenta ya con la primera máquina de agrupación de cajas, nueva tecnología pionera en el país. Para tal fin se encarga la obra al arquitecto cordobés Rafael de La-Hoz Arderius, referente nacional de modernidad y garantía de imagen de desarrollo. Las decisiones relativas al proyecto estuvieron fundamentalmente guiadas por una visión pragmática, que permitiese todo tipo de cambios en la organización de la fábrica, así como en la incorporación de nueva maquinaria.

A nivel cultural, las referencias a la tipología abierta y aditiva de la mezquita han sido señaladas por estudiosos de la obra de De la Hoz como Francisco Daroca, que ven en ella un punto de referencia del proyecto para conseguir la necesaria flexibilidad en planta y favorecer las posibilidades de expansión de la factoría. Asimismo, y a nivel contemporáneo, es necesario trazar vínculos con la arquitectura europea y norteamericana del momento, en especial a arquitectos como Arne Jacobsen y Eero Saarinen, de cuya obra el propio De la Hoz era un profundo conocedor.

De igual manera, la necesidad de fomentar una apreciación escenográfica del proceso productivo llevó a la potenciación de los recursos paisajísticos presentes en el terreno, así como a la orientación consciente del proyecto hacia una percepción de la arquitectura desde la carretera, que sería teorizada en la década siguiente por Robert Venturi, Denise Scott-Brown y Steven Izenour en su referencial Learning from Las Vegas (1972).


Datos históricos

La empresa El Águila nace en 1900 con el impulso de la nueva expansión económica que se produce a partir de 1896 y con la disponibilidad de capitales repatriados principalmente de Cuba. Su fundador, don Augusto Comas y Blanco, muestra muchos rasgos del carácter y de la inquietud que experimenta España, sus intelectuales y sus políticos durante la transición del siglo. Hombre culto, emprendedor y confiado en el progreso, estudió Bellas Artes y Derecho, si bien profesaba una gran afición a la Arquitectura que marcaría en gran manera el devenir de la marca cervecera y de su patrimonio.

El comienzo de su actividad tiene lugar en Madrid, en la fábrica de la calle General Lacy, construida según planos del ingeniero alemán Langeloth y bajo la dirección técnica del arquitecto Jimeno Corera. La aparición de El Águila en Córdoba no será hasta mediados de la década de los años 30, tras la Guerra Civil, con la compra de la fábrica cordobesa La Mezquita, la participación mayoritaria en la maltería Los Ángeles y la construcción de una nueva maltería, siempre con un carácter expansionista e innovador dentro del espectro empresarial español de la época.

Como arquitecto, Rafael de La-Hoz Arderius había mostrado desde su primer encargo en 1950, la Cámara de Comercio de Córdoba, una voluntad por hacer de cada aspecto del proyecto y de cada elemento constructivo un ejercicio de transición y traducción de la realidad y tradición en modernidad.

Ya en plena época aperturista, y tras haber viajado por Europa en 1954, disfrutado de una beca Fullbright en el MIT en Estados Unidos en 1955, esa voluntad está completamente asumida en su proceder proyectual y ya las referencias a una arquitectura de Estilo Internacional son más que evidentes: Arne Jacobsen, y Richard Neutra.

Estos referentes se hacen presentes en la fábrica de cervezas. El mejor reclamo publicitario para la marca era otorgarle credibilidad a los modos de manufactura, para lo que se quería dar una muestra evidente de calidad de las instalaciones y de limpieza en la producción, haciendo visible todo el proceso desde el exterior, que incluía la primera máquina de agrupación de cajas, nueva tecnología pionera en el país.

En 1984, Heineken, segundo grupo cervecero del mundo, adquiere una importante participación accionarial en El Águila, si bien en 1985 se ve obligada a cerrar la antigua fábrica de la calle General Lacy, actualmente Biblioteca Regional Joaquín Leguina, obra de rehabilitación de los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luís Moreno Mansilla.

Consecuencia de una política de centralización de la producción de Heineken, el grupo colombiano Bavaria se hizo cargo de la gestión de la antigua fábrica de cervezas de El Águila en 1993, pasando a llamarse Sureña. Cuatro años más tarde, en 1997, y ante la difícil situación de la empresa, firmó un plan de viabilidad en el que se preveían prejubilaciones y ayudas por parte de la Junta de Andalucía. La empresa declaró en 1999 tener un volumen de pérdidas que hacía insostenible la continuidad de la producción.

En noviembre de 1999 Cervezas Alhambra adquiere la Compañía Andaluza de Cervezas, si bien en 2006 fue absorbida por el Grupo Mahou-San Miguel. Actualmente en la planta trabajan un centenar de trabajadores y se envasa alrededor de la mitad de la mitad de la producción del grupo, sobre todo tras la puesta en marcha en el año 2000 de un envasado de latas de última tecnología.

La empresa incrementó su relación con la ciudad al poner en el mercado de gama alta la cerveza Mezquita en diciembre del 2002.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AA.VV.. Do.Co.Mo.Mo. Ibérico, Arquitectura e Industria Modernas 1900-1965: Actas. Fundación Docomomo Ibérico, 1999. 84-920495-1-0.

AA.VV.. La arquitectura de la industria, 1925-1965. Registro Docomomo Ibérico. Fundación Docomomo Ibérico, 2005. 84-609-1196-9.

AA.VV.. Rafael de La-Hoz, Medalla de Oro de la Arquitectura 2000. Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), 2001. 0214-1124.

DAROCA BRUÑO, Francisco; DÍAZ LÓPEZ, José; PEÑA AMARO, Antonio. Rafael de La-Hoz, Arquitecto Catálogo de Obras y Proyectos. Demarcación en Córdoba del Colegio de Arquitectos de Andalucía Occidental. CO. 1331/1991 (Depósito Legal).

DAROCA BRUÑO, Francisco; YLLESCAS ORTIZ, María; DE LA FUENTE DARDER, Felipe. Guía de Arquitectura de Córdoba. Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba. Junta de Andalucía. Consejería de Obras Públicas y Transportes, 05/02/2003. 84-8095-327-6.

GARCÍA VÁZQUEZ, Carlos; PICO VALIMAÑA, Ramón. Catálogo de la Exposición MOMO ANDALUCÍA. Arquitectura del Movimiento Moderno en Andalucía 1925-1965.. Junta de Andalucía. Consejería de Obras Públicas y Transportes, 1999. 84-8095-202-4.

MORALES, Emilia. Itinerarios de Arquitectura 02: Rafael de La-Hoz. Fundación Arquitectura Contemporánea, Diciembre 2005. 84-609-7723-4.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; MORENO PÉREZ, José Ramón; PEREZ ESCOLANO, Víctor; PEREZ CANO, María Teresa. 50 años de arquitectura en Andalucía: 1936-1986. Consejería de Obras Públicas y Transportes. Junta de Andalucía, 1987. 84-505-4974-4.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa. La Vanguardia Imposible. Quince años de arquitectura contemporánea andaluza. Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, 1990. 84-87001-50-5.

SOBRINO SIMAL, Julián. Arquitectura Industrial de Andalucía. Instituto de Fomento de Andalucía, 1998. 84-87672-19-1.

Córdoba, 1950-1954 : Rafael de la-Hoz y José María García de Paredes. 2001, 105.

RESOLUCION de 15 de septiembre de 2004, de la Dirección General de Bienes Culturales, por la que se incoa el procedimiento para la inscripción colectiva,con carácter genérico, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, de tres bienes inmuebles del Movimiento Moderno de la provincia de Córdoba. 16/11/2004, 26516.

Información documental

Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. DAROCA BRUÑO, Francisco, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Córdoba. Fábrica de Cervezas El Águila, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417