IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cuenca y Cauce del Río Tinto a su paso por la Zona Minera de Riotinto-Nerva
Código: 01210490085
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Huelva
Municipio: Minas de Riotinto, Nerva
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01210490053 Zona Minera de Riotinto-Nerva

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Río Carbonífero

Descripción

El río Tinto, pertenciente a la cuenca Hidrográfica del Guadiana, nace actualmente en Peña de Hierro, pues hasta 1873 nacía en Corta del Lago y fueron las labores de desecación para usar sus aguas para canaleo las que hicieron que en el Tomo II de 1888, Comisión del Mapa Geológico de la Provincia de Huelva de Gonzalo Tarín y en su página 631 describe el nacimiento original del río Tinto como desecado. El río Tinto es un ecosistema con unas características (color, acidez, etc.) únicas en el mundo. El conocimiento de este singular río se complementa mediante el recorrido del Ferrocarril Turístico Minero que es la mejor forma de conocer el curso alto, pues la vía discurre paralela al río.

El río Tinto ha sido asociado a la desolación y a la falta de vida desde la antigüedad, si a esto le sumamos su color rojo es fácil comprender porqué los autores clásicos asociaron este río con la palus erebea o Laguna del Erebo un equivalente a la laguna Estigia, que daba entrada al Hades, es decir al infierno, como refiere Avieno en Ora Marítima 241-253 o Estrabón en Geographiká III, 5,9, 175. Suidas por su parte denomina la laguna del infierno ¿y la sitúa en las cercanías de Tartaro en el mismo sentido se pronuncia Arístófanes en Ranas 478.
Las fuentes medievales hacen referencia al río Tinto mencionando lo raro de sus aguas y como es utilizado tanto para la obtención acije, aceche, vitriolo, caparrosa o zay, empleado para dar teñir de color rojizo a los tejidos, como para obtener Jeve, sabb, sabbud o alumbre muy necesaria para la industria tintorera pues era empleado como mordiente, es decir que fijaba los tintes al paño. Lo cual es muy importante si se tiene en cuenta que la ropa teñida tenia un valor muy superior al que sólo presentaba el color natural de la lana, el algodón o la seda.
Entre las fuentes islámicas sobre el particular que nos ocupa, la más relevante es Ahmad-Al-Razí geógrafo árabe del s. X d. C. describiendo los venero del Tinto y como era aprovechado para la obtención de caparrosa y alumbre.
"E yaze sobre el rrio de Laxer que muchos le llaman rrio Tinto. E rrio Tinto sale del monte de Araçena e naçcen ay tres fuentes de que se faze el rrio. E una de las fuentes ha nonbre Laxer, e esta echa mas agua e mas duçe que ninguna de las otras. E la segunda fuente nasçe mucho ahume [alumbre] e toda el agua es ahumada. E la tercera fuente nasçe mucho azije e por eso canbian las aguas e no saben bien". CATALÁN, D. (Ed) (1965): Crónica del Moro Rais. Madrid, pp 90-91.
Esta misma información es de nuevo transmitida por otros autores, como Yaqut, autor de fines del siglo XII y ppios, del siglo XIII e Ibn-al-Sabbat, autor del siglo XIII. Otros autores aportan algunos matices en este sentido Al-Udrí, autor hispanomusulman del s. XI hace referencia a que la segunda fuente manaba alumbre (al-sabb); Ibn Galib en el siglo XII afirma que la segunda fuente es de aguas sulfúricas y que la tercera contenía sulfato de hierro; Al-Qazwini, ya en el siglo XIII relata que la segunda fuente era de la alumbre pues por ella manaba alumbre, y la tercera es la del Acije, pues por ella mana acije, lo cual es refrendado por Al-Himyari un siglo después. Otros dos autores islámicos aportarán alguna información más en el siglo XIV como Kotobi por el contrario sostiene que la segunda de las fuentes es alcalina y la tercera de vitriolo y Xemsedin el Damasceno, quien atestigua la existencia de una mina de aljebe y otra de aceche.
Las fuentes documentales siguen refiriendo para época moderna el uso del río Tinto como fuente para la extracción de caparrosa, así este aprovechamiento del Tinto que se inició durante el califato perduró por lo menos hasta el siglo XVII, y quizás hasta la reapertura borbónica de las minas de Río Tinto. En este sentido el clérigo Diego Delgado en 1556, afirma que los habitantes de la Aldea de Riotinto (actual Nerva) perteneciente al término de Zalamea del Arzobispo (actual Zalamea la Real) pagaban al Arzobispo de Sevilla el diezmo en caparrosa.
"Asimesmo fuimos a ver otra cueva, la cual está llena de agua y salía de debajo della un río, el cual se dice río Tinto; la causa por qué nace por veneros de caparrosa, que por otras partes se dice aceche, de lo que sirve para tinta; y ansi todas las orillas de este río están llenas de aceche, principalmente en el mes de agosto y ansi todos los lugares por donde pasa este río, o cercanos son obligados cada concejo a enviar sus cuadrillas de mujeres y mozos e mozas, en todo el mes de agosto, a coger este aceche, y con este aceche pagan al Arzobispo de Sevilla ciertos tributos de los cuales ellos están obligados; los concejos y otras personas no lo pueden coger en ningún tiempo, porque es suyo, del Arzobispo, so pena de graves penas".
Tras la reapertura de las minas en época borbónica decayó mucho la explotación del acije y el alumbre, por lo que las referencias al sobre el Tinto vuelven sobre lo ya mencionado, un río rojo, muerto, sin vida y contaminado, como incluso refiere el inmortal Juan Ramón en Platero y yo. Así tras dos mil años las referencias sobre este insólito río no habían variado un ápice e incluso se planeó su descontaminación.
La percepción y el conocimiento del río Tinto va ha cambiar tras conocerse el resultado de los estudios realizados en los últimos años por el Centro de Astrobiología (en adelante C.A.B.) y N.A.S.A que han puesto de manifiesto que no sólo el Tinto, no estaba muerto sino que posee una abundante y diversa vida microscópica única en el planeta tierra.
El río Tinto es habitado por organismos microscópicos y el ecosistema que forman estaba formado por microorganismos. Las interacciones entre los distintos microorganismos y entre estos y el medio ambiente son los motores que lo hacen funcionar. Gracias a ellas los organismos son capaces, en muchas ocasiones, de modificar su ambiente y esto es en gran medida, el caso de río Tinto.
Las bacterias ocupan una posición especial dentro de las distintas poblaciones del río, ya que un grupo de estos organismos, las llamadas bacterias litotróficas, son en gran parte responsables de las extraordinarias características del Tinto. Tales bacterias son autótrofas, como las plantas, ya que utilizan CO2 para generar los compuestos orgánicos que necesitan. La energía necesaria para fijar el CO2 atmosférico y convertirlo en materia orgánica, a diferencia de las plantas que realizan la fotosíntesis con este fin, la obtienen de la oxidación de algunos compuestos inorgánicos de azufre y hierro que componen los minerales (pirita, calcopirita y otros sulfuros). Este tipo de rocas se encuentran muy abundantemente en la Cuenca Minera de Riotinto, siendo en esta zona donde se ha detectado estos microorganismos. Cuando las bacterias litotróficas oxidan los compuestos azufrados generan ácido sulfúrico, lo que provoca una gran acidez en el río. Bajo estas condiciones ácidas, los metales que forman parte de los minerales se liberan de éstos con más facilidad y se disuelven en el agua. Esta característica ha provocado que las bacterias oxidadotas de hierro y azufre sean objeto de estudio para su utilización en la extracción y recuperación de minerales. Como ocurre con el empleo de la bacteria Thiobacillus Ferrooxidans para la obtención de cobre por cementación.
Así las bacterias litotróficas están consideradas como las responsables de la acidez del río, y por tanto, de la alta concentración de metales pesados que presentan sus aguas (unos 6 gr./1 l.), así como de su llamativo color, debido al hierro oxidado (hierro férrico) producido también por ellas.
Una vez generadas y mantenidas las características de este peculiar ambiente, se establecen otras poblaciones microbianas integradas por diversos organismos. La población algal es muy abundante y resulta responsable, junto con las anteriores bacterias, de la producción primaria, al generar la mayor parte de la biomasa del ecosistema. Esta población está integrada por muy distintas formas algales, entre las que se encuentran organismos filamentosos y formas unicelulares independientes como euglenas, diatomeas, o algunas algas del género Chlorella.

Los consumidores son escasos y están representados únicamente por protozoos , encontrándose en las aguas del río Tinto algunos ciliados, amebas, heliozoos y flagelados que se alimentan de algas, hongos, y bacterias. Por el contrario los organismos descomponedores, como las bacterias heterotróficas y los hongos, son muy abundantes alimentándose de los cuerpos muertos de los productores primarios, los consumidores o simplemente de la materia orgánica que llega al río. La importancia medioambiental de Peña de Hierro fue refrendada con la declaración de Paraje Natural Protegido (Decreto de 14 de Diciembre de 2004, B.O.J.A. nº 10 de 11 de enero de 2005), estando incoado actualmente para ser declarado Monumento Natural.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DECRETO 236/2005, de 25 de octubre, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoríade Sitio Histórico, la Zona Minera de Riotinto-Nerva,ubicada en los términos municipales de Minas de Riotinto, Nerva y El Campillo (Huelva). 22/11/2005, 62.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Michela GHISLANZONI; Marcos ROMERO DACAL, Documentación técnica para la inscripción en el C.G.P.H.A. como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Zona Patrimonial, de la Cuenca Minera de Riotinto, 2011.

Archivo de la Consejería de Cultura. Dirección General de Bienes Culturales. AGUILERA CARRASCO, Rafael F; Elena Aguilera Collado; PÉREZ LÓPEZ, Juan Manuel; ROMERO MACÍAS, Emilio; RUIZ BALLESTEROS, Esteban, Documentación técnica para la declaración de Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico de la Zona Minera de Riotinto-Nerva en Huelva. Ficha Nº RT-NV-01. Río Tinto.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417