IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Pósito Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Pósito
Otras denominaciones: Ayuntamiento Código: 01140060008
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Córdoba
Municipio: Añora

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Pósitos Almacenamiento agrícola Edad Moderna

Descripción

Edificio de planta irregular, con un primer cuerpo hacia la plaza que dibuja un rectángulo, y un segundo, por detrás del anterior, con un trazado trapezoidal. La fachada principal a la plaza de la Iglesia está orientada al sur, y limita por el este con una casa lindante con la calle Contento, tras haber adquirido el ayuntamiento la casa anexa para ampliación y ubicación de la Policía Local, en tanto que al oeste está delimitado por la calle Doctor Benítez (antigua Empedrada); por tanto, fachadas del inmueble -con más o menos transformaciones- son la de la plaza y esta última.

Consta de dos cuerpos: el inferior, con tres puertas; de ellas, la principal mira hacia la plaza y las otras dos secundarias, una muy angosta y con tres escalones de subida, en fachada lateral hacia calle Doctor Benítez. Las ventanas -todas en este cuerpo bajo- están dispuestas verticalmente, recercadas de granito en algunas ocasiones y con reja. Dos flanquean la portada principal, otra más pequeña se abre en el extremo hacia la esquina, mientras que en la fachada lateral sólo existen dos vanos, uno de ellos más pequeño y bajo, y otro situado en el tercio superior de esta planta baja, de mayor tamaño y con la particularidad de que tiene el derrame hacia el exterior, lo cual no es lo más frecuente en este tipo de edificios.

Prosiguiendo en el cuerpo alto, se aprecia que los vanos sufrieron una importante remodelación que se podría datar en los primeros decenios del siglo XX, según se desprende del tipo de friso decorativo que se puso bajo el alero del tejado y que tiene motivos típicos de entonces, como son las borlas con flecos y pequeñas hojillas enlazadas por pámpanos. El cambio sufrido por esos vanos consistió en convertir los previamente existentes, que no sabemos cuántos ni cómo eran, en balcones con un ritmo y tamaño regularizado, tres hacia la plaza y otros tres hacia la calle Doctor Benítez, todos ellos dotados de artística labor de forja en hierro.

Como se indicaba, un rasgo distintivo es el empleo de sillares de granito, de tamaño variable en cuanto a su longitud, con un vistoso llagueado con mortero blanco de cierto grosor que le añade valor por ser típico de la arquitectura vernácula de los Pedroches y que se conserva bastante pródigamente en la Añora, constituyendo la fachada de tiras. En la planta superior, a la altura de los balcones se ha enlucido y encalado el paramento en la última intervención, inaugurada el 9 de febrero de 2005, imprimiendo al edificio más dinamismo al debilitar el impacto visual de toda la fachada con el sillar visto, lo que sería a todas luces causante de una mayor pesadez. En fotografías tomadas antes de la reforma se observa que la fachada lateral estaba completamente encalada, salvo los recercados de vanos, en los que se dejaba el granito visto. Un detalle a añadir es la esquina achaflanada en el tránsito de la plaza hacia la calle Doctor Benítez, necesario para permitir el paso de carruajes.

Otro elemento a reseñar es la portada, también característica del entorno, pues se trata de un vano adintelado, todo realizado en granito, con jambas semimonolíticas, destacando como elemento noble el propio dintel, en el que aparecen grabadas las siglas ¿IHS¿ -Iesus Homini Salvator (¿Jesús Salvador de los Hombres¿, en latín), presentando la particularidad de que sobre el travesaño de la H se halla la cruz latina. El anagrama de Cristo no es nada extraño y aparece con harta frecuencia en construcciones civiles, tanto públicas como privadas.
Sobre la cornisa derrama la cubierta realizada con teja árabe y cuya hilera se dispone paralela a la fachada. En el centro del tejado y perpendicular a su hilera, se erigió una habitación, a modo de buharda, con pequeños ventanucos de iluminación que sirviera para albergar la maquinaria del reloj, el cual, con su numeración romana, mira a la plaza insertado en un frontis semicircular y con remate en forma de hoja de palma, que también pudiera ser forma avenerada. Hacia el final de este tejadillo se levantó una graciosa espadaña, toda ella realizada en cuidada labor de forja, que sirve para sostener dos campanas dispuestas una debajo de la otra, estando la más pequeña arriba, flanqueada por dos remates piramidales. Pequeñas volutas rizadas decoran el airoso remate que culmina con una veleta en forma de gallo.

Se accede al interior desde la plaza franqueando la puerta compuesta de dos hojas de madera en su color natural, con tachones circulares con botón central, dispuestos de manera que dibujan sencillos rectángulos. Tras pasar esta puerta se halla el vestíbulo, recientemente reformado y en el que cabe destacar como elemento original las jambas que arrancan con piezas monolíticas en su parte inferior. El resto de los elementos del vestíbulo es moderno (escalera, puertas, techumbre...). A la derecha se encuentra el acceso a las actuales dependencias de la Policía Local que ocupan una casa agregada al inmueble original. Toda esa adición está muy reformada y no añade información al antiguo edificio del ayuntamiento y pósito.

El hueco de la escalera se cubre con una armadura de par y nudillo de reciente factura, aunque parece que una de las vigas es original, por lo que posiblemente la moderna esté inspirada en la antigua.

La zona del edificio que conserva más elementos originales es el ala izquierda, según se entra por la puerta principal y se pasa por la puerta que conserva las jambas pétreas. Su análisis nos revela la existencia de dos naves perpendicuales a la fachada, con dos tramos cada una, los cuales se cubren con bóvedas de arista, que no llegan al centro de la bóveda porque ésta se vuelve plana. Hay dos arcos paralelos a la fachada; son de medio punto, con grueso intradós y descansan en su encuentro sobre un pilar cuadrangular. Las dos bóvedas que corren paralelas a la fachada no tienen arcos de separación que las divida. Al fondo, tras dos arcos de medio punto rebajados que descansan sobre un pilar central de ángulos achaflanados, se encuentra el Salón de Plenos, también cubierto por el mismo sistema de bóvedas, con la particularidad de que sus arranques enjarjan directamente en los muros y también apoyan sobre un grueso pilar central de ángulos achaflanados, similar al que está en la parte de oficinas citada más arriba.

Subiendo la escalera moderna se accede a la planta superior, completamente reformada durante las últimas obras. Es muy intersante la cubierta. Se trata de una armadura de parhilera con alguna gran viga original, seguramente reutiliazada de la antigua.

Otra pequeña escalera que parte de esta planta lleva a la sala donde se aloja la antigua maquinaria del reloj, que estuvo en funcionamiento hasta hace pocos años, cuando empezó a fallar y se reemplazó por una moderna. Con gran acierto, el ayuntamiento ha conservado intacta la primitiva, siendo hoy por hoy una de las joyas que alberga. Sus cuerdas llegan hasta la planta baja, donde está el Salón de Plenos.





Datos históricos

Su construcción podría datarse en el siglo XVII, fundamentalmente por el tipo de bóvedas, soportes y el paralelismo de estos elementos con otros de la provincia, a pesar de que algunos afirmen que es del XVI, quizá basándose en que el 27 de mayo de 1553 se le concedió el título de villa, tras independizarse de Torremilano, a cambio de varios miles de mrs, contando por entonces con 160 habitantes.

De ser cierto que ayuntamiento y pósito compartieron sede desde sus comienzos y que ésta tuvo la misma ubicación que ahora, cobra importante valor un acta capitular del 5 de febrero de 1646, la más antigua conservada, que testimonia que alcalde y concejales ¿se juntaron en las casas del ayuntamiento desta villa¿.
Atendiendo a la descripción de Luis Mª Ramírez de las Casas Deza, rápidamente se comprende la necesidad de la villa de contar con un almacén de grano, puesto que ¿aunque de inferior calidad goza de tierra llana para sementera. Tiene encinares y produce granos y semillas en mediana cantidad¿ (Corografía histórico-estadística de la provincia y obispado de Córdoba (ed.: López Ontiveros, A.). Monte de Piedad y Caja de Ahorros. Córdoba, 1986, vol. I, p. 40).

Este inmueble ha sufrido modificaciones a lo largo de los siglos, de las que no se tiene constancia ni gráfica ni escrita, aunque documentalmente se alude a que es necesario intervenir en el edificio, sin ahondar en mayores explicaciones que pudieran ayudar a concretar el tipo de actuaciones.

En 1906 se instaló el reloj coronando la fachada. Se conserva en la planta superior la maquinaria original que fue sustituida durante la última restauración por otra moderna. Es posible que en esta época, aprovechando la colocación del reloj, para lo cual hubo que hacer la buharda, se interviniera ya en toda la planta superior abriendo balcones, ya que por entonces había perdido su función como pósito, como por otra parte fue frecuente en estos edificios, y a la par que se daba mayor luz al interior del ampliado ayuntamiento, se daba prestancia con el añadido del friso ornamental por debajo del tejado, ya arriba referido, y así terminaba por perder el aspecto funcional que tendría cuando era pósito.

La reforma más reciente es la concluida en 2004, de la que hay testimonio por una lápida colocada en el vestíbulo. En 2002 se adquirió la casa adyacente, donde se ha ubicado a la policía local. Cabe plantear que esta casa fuera originalmente la que aparece referida en la documentación como la del presbítero y vicario de Torremilano, don Alonso Bejarano, puesto que es frontera a la iglesia.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito CG BOJA 19/12/2007 248 6

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

GIL PEREZ, M. D. , TORRES HIDALGO. M. , RAMIREZ MORENO, N.. Pósitos, cillas y tercias de Andalucía : catálogo de antiguas edificaciones para almacenamiento de grano. Dirección general de Arquitectura y Vivienda, 1991. 7040018.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Jordano Barbudo, María de los Ángeles, Inventario de Pósitos y Tercias de la provincia de Córdoba para el Expediente de inscripción Genérica Colectiva en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. Ficha nº 12. Pósito de Añora, 2008.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417