IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Centro Histórico de Lebrija
Otras denominaciones: Nabrissa Código: 01410530045
Provincia: Sevilla
Municipio: Lebrija

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología
Murallas Edad del Hierro II
Poblados Edad del Hierro II
Poblados Edad del bronce final
Poblados Edad del bronce medio
Poblados Edad del bronce tardío
Construcciones funerarias Edad del cobre campaniforme
Poblados Epipaleolítico
Murallas Neolítico
Poblados Neolítico
Ciudades Época romana
Construcciones funerarias Época romana
Centros históricos

Descripción

El Núcleo Urbano constituye una especie de espolón o promontorio longitudinal en la dirección este-oeste, rematado en su extremo occidental por la gran masa del Cerro del Castillo. Asentado el núcleo en la ladera sur y este por su orografía más suave, y por el hecho de que al norte y al oeste aparece enseguida la costa del estuario. Sus altitudes más significativas son: Ruinas del Castillo, 73,0 m.; Mirador de la Peña, 48,0 m.; Iglesia, 43,0 m.; Plaza de España, 35,0 m. El promontorio del Castillo, origen del núcleo y elemento más característico.

El ámbito de la Ciudad amurallada, conformado por grandes manzanas resultantes de la compartimentación por el "Cardus" y el Decumanus" de la Ciudad romana, que se conjuga con la adarvización de la trama, producto de la dominación islámica.
La trama urbana generada en las márgenes de los caminos que parten de las diferentes Puertas de la Ciudad, en una estructura casi radial.
Las manzanas son de gran tamaño, rectangulares alargadas, generadoras en sus traseras de nuevas calles paralelas.

La tipología de edificación residencial dominante es la vivienda unifamiliar entre medianeras de dos plantas, a base de tapial y ladrillo, con enfoscado y cal, con acceso adintelado, ventanas sobre plintos y balcones. Cubierta mixta, inclinada de teja curva y /o azotea con patio interior o posterior.
.


Datos históricos

Las primeras evidencias arqueológicas en el casco histórico se remontan al periodo Epipaleolítico . Se trata de dos niveles depositados sobre la roca natural documentados en la base de la estratigrafía de un sondeo efectuado en la calle Alcazaba (1986), a unos siete metros de profundidad. Los restos se interpretan como un emplazamiento al aire libre, en poblado, datado dentro de la segunda mitad del VI milenio a.C.. Su existencia indica que la falda suroriental del Cerro del Castillo fue objeto de asentamiento ya desde fecha temprana.
A tenor de las cotas de aparición de los depósitos, el área se conforma como un tell que, producto de la ocupación antrópica, ha elevad la cota del terreno.

El Neolítico también ofrece muestras en el sondeo de la calle Alcazaba. Quizás el aspecto más llamativo sea el arquitectónico, se localizó una estructura elaborada en mampostería, que parece ser el zócalo de una muralla de forma poligonal con torres o bastiones en los ángulos, de los que se sacó a la luz uno de ellos. Esta estructura en su conjunto se construyó y destruyó en el Neolítico Pleno ¿ Final. De esta estructura hasta el momento se desconocen sus límites y su superficie aproximada.
Durante el Calcolítico se produce un hiato poblacional que durará aproximadamente un milenio, abarcando la mayor parte de la Edad del Cobre exceptuado su etapa final, el Campaniforme. De este momento, en la calle Alcazaba se localizó un enterramiento.

Con respecto al Bronce Antiguo y Pleno, hay que indicar que en todas las intervenciones efectuadas en el Conjunto Histórico, aparece algún tipo de indicio sobre este periodo. Duraante el Bronce Pleno se dispone de un mayor número de indicios. Se puede hablar de la existencia de un hábitat disperso en tres focos durante el Bronce Pleno/Tardío.

Durante el Bronce Final, Lebrija experimenta un desarrollo y expansión notables, que quedan corroborados por los restos arqueológicos hallados, que aunque no muy numerosos si permiten establecer teorías sobre la aparición de un núcleo de cierta entidad. Se produce una evolución en el modo de vida y asentamientos. En las fuentes grecolatinas de habla ya de la Nabrissa Turdetana como un enclave amurallado.
Coincidiendo con una mayor presencia de fenicios y griegos el asentamiento empieza a consolidarse extendiéndose por el casco urbano.
Piezas tan relevantes como los candelabros de Lebrija, datados en el siglo VI a. C., representan un exponente claro del nivel económico y de aculturación alcanzado por el grupo de población indígena tras la llegada de la colonización fenicia.

Sin embargo, hacia el 500, este periodo se caracterizará por la paulatina desaparición de la influencia oriental y un decaimiento del asentamiento.
De época turdetana se encuentran restos de un asentamiento que en un principio no es fortificado y que deriva en un encastillamiento.

En época romana se presenta una ciudad de relativa entidad. Para establecer los límites de la Lebrija romana, se aborda a partir de la muralla, aunque es difícil precisar la fecha y recorrido de la misma. El perímetro que se traza es hipotético, pero determina un núcleo urbano de planta sensiblemente rectangular, con un tamaño medio de unas 5 hectáreas. Al proyectar este trazado hipotético en el Conjunto Histórico, el resultado permite ver una perfecta adaptación a la topografía.

Respecto a las puertas de la ciudad, las hipótesis consideran que debió haber cuatro.

Con respecto a la necrópolis, sólo se pudo constatar la presencia de una de ellas en la calle Cataño. Se trata de inhumaciones y tumbas de tégula.

La investigación arqueológica carece de datos para reconstruir la ciudad de Lebrija durante la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media. No es hasta la fase Almohade (2ª mitad del siglo XII- 1ª mitad del XIII), momento en el que se observa un renacer en el registro arqueológico y documental.

En época Almohade se deduce una ciudad en plena reordenación urbanística, se redefinen, se expanden y se consolidan lo

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Conjunto histórico BOJA 22/02/1985

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Ayuntamiento de Lebrija. Alfredo Linares Agüera, Plan general de Ordenación Urbanística. Memoria de Información. Documento Inicial.2012. , 2012.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417