IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Almunia al-Rummaniyya Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Almunia al-Rummaniyya
Otras denominaciones: Alamirilla ; Ruinas del Palacio de Alamiriya Código: 01140210119
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Córdoba
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01140210134 Madinat Al-Zahra

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Almunias Califato 950/999 Arte califal

Descripción

Este sitio arqueológico se localiza a unos 10 km al oeste del centro de la ciudad de Córdoba, 2 km más allá de Madnat al-Zahra.Las estructuras arquitectónicas de la almunia estaban adaptadas en gran medida a las características del paisaje. El emplazamiento está rodeado por colinas en tres de sus lados, mientras que el cuarto se abre hacia la llanura del Guadalquivir
Por sus terrazas, estanques y salones, pero también por su diseño arquitectónico, la almunia de al-Rumm¿niyya se reconoce como obra de la misma escuela de arquitectos y constructores que en esa época trabajaba también en la vecina ciudad palaciega de Madinat al-Zahra. Esta Almunia fue propiedad de Al Durri un alto funcionario de la corte de Al Hakan II. Al Durri regaló esta almunia al Califa

Por el sur, el terreno es relativamente llano, con un desnivel de un 4% ; a espaldas de la almunia se presenta la ladera empinada de la montaña. Con el propósito de adaptar las edificaciones a las condiciones naturales del terreno, se construyeron cuatro terrazas con una diferencia de altura de 3-4 metros.
Una tercera parte de ellas está excavada en la ladera y los otros dos tercios se sitúan sobre el terraplén. Las tres terrazas superiores se encuentran sobre la roca volcánica cámbrica propia de Sierra Morena, mientras que la inferior se asienta, en cambio, sobre una zona de piedra caliza y conglomerado. En el exterior, por el sur del muro de circunvalación, comienzan a aparecer los sedimentos del Guadalquivir, terreno que ha sido utilizado para la agricultura desde la Antigüedad.

El complejo ocupa casi la totalidad de la superficie comprendida entre dos colinas, con un total del 4,3 hectáreas. Las murallas exteriores laterales se desvían ligeramente en su orientación del resto de las edificaciones, abriéndose en 4,2º la occidental y en 1,3º la oriental. Mientras que la terraza superior tiene una anchura de 144 metros, la inferior mide 161,5 metros. A lo largo del lado oeste del complejo corre un curso de agua, el Arroyo de la Huerta de Gorgojuela, .

De las cuatro terrazas, las tres inferiores estaban concebidas como jardines mientras que sobre la terraza superior se edificó un extenso complejo arquitectónico. En su centro se localizaba el llamado cuerpo central, que abarcaba un gran salón, un área de acceso y estancias privadas. Por el este, el cuerpo central lindaba con una larga ala de edificaciones, que, según Velázquez Bosco, era utilizada como caballerizas. En el extremo oeste de la terraza se hallaba una gran alberca provista de un andén y cuyo lado sur estaba ocupado por un segundo salón. Entre la alberca y el cuerpo central se localizaba otra ala de edificaciones, probablemente un complejo de baños.

Velázquez Bosco dice que la parte central sería más antigua y que las demás zonas habrían sido acrecentadas posteriormente81. Durante los trabajos del 2006-2009 no ha sido posible identificar indicios de diferentes etapas constructivas. Más bien al contrario, se constató la contemporaneidad de los elementos esenciales del complejo. Dado que no ha sido posible investigar nuevamente el cuerpo central, permanece abierta la duda de si éste es más antiguo que el resto del complejo.

CUERPO CENTRAL
Este cuerto dentral estba compuesto por tres edificaciones,: el comocido por Velasco como cuerpo central y otras dos a los laterales, una oriental y otra occidental.
Está organizado en tres zonas de estancias situadas una detrás de la otra, cada una de las cuales está formada a su vez por un ancho espacio central y dos habitaciones cuadradas que lo flanquean .El último de estos espacios centrales estaba subdividido en tres estancias.
Las puertas de comunicación entre los cuartos, documentadas por Velázquez Bosco, permiten deducir que había una diferencia de funciones entre los tres grupos. Uno de ellos estaba formado por un salón central, junto con una antesala y dos habitaciones laterales. Del salón central se accede a un segundo grupo de estancias que comprende una serie de cuatro recintos de tamaño menor, sin acceso exterior. El tercer grupo, formado por tres estancias, es el único de los tres grupos de habitaciones que tiene acceso por el norte y cumpliría una función de distribución para el edificio principal. Desde aquí eran accesibles por una parte la estancia lateral y por otra el ala lateral oeste. En la estancia 12 se encuentra, además, una escalera.

La agrupación en tres áreas separadas de habitaciones difiere de la organización espacial que presentan la planta y el modelo conocidos en otras edificaciones contemporáneas. A lo largo de la fachada sur había una terraza situada frente al cuerpo central, que, según Velázquez Bosco, estaba pavimentada con losas de piedra. Hacia ella tenían salida puertas del edificio principal y del pabellón lateral del este, pero no está claro cuál era su extensión. Menciona además "escaleras ó rampas", que conducían de la terraza al jardín.

Pabellón lateral occidental
Se encontraba al oeste del edificio principal y estaba compuesto de once estancias. Tres de éstas se localizaban una detrás de la otra en el extremo oeste del pabellón y componían una especie de corredor que atravesaba este cuerpo arquitectónico en toda su profundidad.
Al este del corredor había un grupo de ocho estancias que constituían propiamente el núcleo del pabellón.
Por el norte y el oeste, el patio, de 5,6 m de anchura y 5,9 m de longitud, presentaba estancias
laterales de apenas 3 m de longitud, que se comunicaban con él mediante amplias aberturas en el muro.
En el lado sur de éste había algunas estancias laterales secundarias, como un cuarto en el ángulo sureste al que se accedía por una puerta.
En cuanto a la tipología, un grupo de estancias forma una vivienda con un patio central. Su inmediata proximidad con el edificio principal del cuerpo central -el sector representativo para recepciones de la almunia- hace pensar que se trata de los aposentos privados del dueño de casa, en los que podía reposar antes o después de recibir.

Pabellón lateral oriental
Al este del edificio principal se encontraba una segunda edificación lateral formada por ocho estancias. Se trata, por una parte, de tres estancias relativamente grandes y por otra de compartimentos muy pequeños con carácter de pasillo. Casi todos los recintos están comunicados entre sí mediante puertas.
La estrecha comunicación entre el sector de ingreso y el pabellón este se explica en función de su utilización como caballeriza. Los visitantes llegarían a la almunia por lo general a caballo y accederían a esa ala del edificio bien por el sur a través del jardín o por la parte posterior del complejo, por el norte. En ambos casos los visitantes se apearían y sus caballos serían conducidos al establo.
Esta interpretación del pabellón oriental se sustenta en la anchura de las puertas: aquellas por las que pasarían caballos presentan un amplio vano de 1,2-1,4 metros puesto que el paso de los caballos requiere de una anchura de 1,2 metros. En cambio, las puertas por las que no eran conducidos los caballos -las de las estancias 23 y 24- presentan un vano de 0,9-1,0 metros.
Según Velázquez Bosco, las estancias estaban pavimentadas con losas de piedra común.

Establos
Están formados por una serie de habitaciones que no forman parte del cuerpo central. Velázquez Bosco interpretó esta zona como caballerizas, si bien no parece que realizara excavaciones intensivas en este lugar.

LA ALBERCA
Es el elemento mejor conservado del complejo y se encuentra en el sector oeste de la terraza 4. En sus trabajos, Velázquez Bosco parece haber excavado la alberca sólo hasta la mitad de su profundidad, o eso fue lo que ya encontró despejado. Debió ser limpiada integralmente como muy tarde durante las obras de 1926, pero, en la actualidad, el piso está nuevamente cubierto de tierra.
Los muros de la alberca se han conservado casi de forma íntegra, por lo general hasta un nivel del 168,30 m; en el sur parcialmente hasta 168,70 m y en el ángulo noreste incluso hasta 169,25 m.
Únicamente en la mitad norte del muro este había un tramo de 29 m de largo que estaba casi totalmente destruido y que fue sustituido por un muro nuevo en 1926-1930. La causa de esta destrucción fue probablemente el agua de la galería de infiltración que quedaba retenida detrás de este tramo del muro y aún hoy se filtra a través de él después de lluvias fuertes91. En el curso de las obras llevadas a cabo a partir de 1926, la totalidad del muro este fue sometido a una intensa restauración y, entre otras cosas, una de cada dos ménsulas fue sustituida por un contrafuerte moderno
Debido a la humedad generalizada, en la actualidad crece abundante vegetación en la alberca. Las limpiezas de los años 1994, 2007 y 2008 no tuvieron efectos duraderos y en el curso de cada primavera proliferaba nuevamente la vegetación. Incluso en la coronación de los muros y en los restos conservados del andén crecen árboles y arbustos, algunos de tamaño considerable, cuyas raíces van reventando más y más los muros. En comparación con las fotografías de la excavación de Velázquez Bosco se observa, por tanto, una considerable pérdida en la consistencia de los paramentos92.

La alberca está rodeada por muros de sillares de 1 metro de grosor. Los muros de contención de la alberca están construidos totalmente en aparejo de sillares con una alineación horizontal continua. En origen estaban enlucidos con cal y pintados de rojo.

La alberca estaba contorneada por un andén perimetral, que corría por el lado interior de su borde superior. Este andén se apoyaba en arcos que, a su vez, descansaban en ménsulas. En cada uno de los lados cortos de la alberca había nueve arcos y en los largos, quince.

EL SALÓN AL SUR DE LA ALBERCA
La estancia se localiza entre la gran alberca y el jardín. La edificación está estructurada en tres unidades, comunicadas entre sí mediante puertas: en el centro se encuentra un salón, flanqueado por estancias laterales. Las tres estancias se abren tanto hacia la alberca como hacia el jardín, en el caso del salón, mediante arquerías y en el de las estancias laterales, por anchas puertas.

JARDÍN
Los muros de delimitación del jardín fueron señalados por Velázquez Bosco en su plano y se documentaron con detalle en las campañas de 2006-2007, al tiempo que se identificaron otros elementos del jardín, entre ellos las rampas de acceso, un canal de drenaje y un estanque junto al muro norte de la terraza 1, así como la estructura de una puerta.
En función de su localización en una ladera, el jardín estaba estructurado en terrazas. En su conjunto, abarcaba tres terrazas: una inferior, una intermedia y una superior La anchura de las tres es considerablemente mayor que su profundidad; en la primera, la anchura era el doble de la profundidad y en las terrazas 2 y 3 la triplicaba. Las terrazas estaban rodeadas de altos muros y no eran visibles desde el exterior. Los principales elementos del jardín -los caminos de acceso, el estanque y los canales- parecen haber estado localizados en los bordes de las terrazas. En esta área no se observa ni eje de simetría ni relación evidente con las edificaciones de la terraza 4, ni tampoco se identifican indicios de una estructuración cruciforme del jardín.


Datos históricos

Ocaña Jiménez propuso la identificación del yacimiento con una almunia cuya descripción se encuentra en la crónica de la corte de ar-Raz. De acuerdo con este documento, el tesorero ad-Durri al-Asar poseía una almunia en las proximidades de Wd'ar-Rumman, el actual Guadarromán, arroyo que se localiza unos 4,5 km al oeste del lugar del hallazgo. Dado que en el entorno inmediato al curso del arroyo no existen restos de época islámica dignos de mención, la almunia descrita en la crónica sólo puede ser el complejo excavado por Velázquez Bosco, cuyas tierras probablemente llegaban hasta el Guadarromán.
El nombre de "al-Rummaniyya" -"al-Rummaniyya" en la transliteración española- probablemente no era el oficial de la almunia. la almunia -como era habitual entonces- recibió el nombre de su propietario, ad-Durri al-Asar -es decir que, en realidad, se llamaría "Munyat ad-Durri al-Asar"- o del vecino Guadarromán.

En 1909 Antonio Córdoba Espejo donó al Museo Arqueológico de Córdoba una serie de fragmentos de mármol decorados. Procedentes del yacimiento.
El arquitecto Ricardo Velázquez Bosco inició en 1910 las excavaciones en "Aguilarejo", que identificó con la almunia al-cAlamiryya. Excavó el "cuerpo central" de la terraza superior También documentó, otros elementos arquitectónicos que, por aquel entonces, se encontraban a la vista y dio a conocer los resultados de sus trabajos ya en 1912. Además de fotografías, su publicación contiene un plano general del complejo. así como una serie de dibujos de detalle de la gran alberca y del muro occidental del jardín.
En 1926 Julián de Olivares y Ballivián adquirió la propiedad e hizo construir una residencia de verano en el solar de las ruinas. En la terraza superior, se erigió un palacete en estilo regional para lo cual fue destruida una gran parte de las bases de los muros que había excavado Velázquez Bosco. Se conservó la muralla circundante y el muro de la terraza, e incluso fueron parcialmente reconstruidos, para lo que se utilizaron mayoritariamente sillares antiguos, colocándolos de la misma forma que los restos conservados del muro, lo cual dificulta hoy en día la diferenciación entre la fábrica original y la restaurada. Durante las obras apareció una pila de mármol decorada que hoy se encuentra en el Museo de Córdoba.
A pesar del destrozo, se consiguió que el 3 de junio de 1931 el complejo fuese protegido como Bien de Interés Cultural.
Los trabajos arqueológicos se retomaron en 1994 por Antonio Vallejo, que hizo una limpieza de la alberca y Miquel Barceló, realizó un estudio del sistema hidráulico de la almunia. En 1998, el terreno fue integrado en la zona de protección de Madinat al-Zahra.

Las excavaciones de 2008 y 2009 han permitido comprobar que en al-Rummaniyya hubo una utilización intensiva de la almunia durante la Baja Edad Media

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento GACETA 26/07/1923
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOJA 25/07/2003 142 17037
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOJA 23/08/1997 98 10378
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOJA 18/06/1996 69 6415
Inscrito BIC Monumento GACETA 04/06/1931

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

OCAÑA, Manuel. Las ruinas de Alamiria, una yacimiento arqueológico erróneamente denominado. 1984, pp. 367-381.

VELAZQUEZ BOSCO, Ricardo. Medina Azahara y Alamiriya. 1912, pp.18-23.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Actualización y Revisión del Inventario de Yacimientos Arqueológicos de 1998. Ruinas del Palacio de Alamiriya, 1999.

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Antonio VALLEJO TRIANO; Felix ARNOLD; Alberto CANTO GARCÍA, Proyecto de nvestigación SistemáticaI 2006 ¿ 2009. Documentación de Al-Rummaniyya (Córdoba) Memoria Final, 2017.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417