IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Núcleo urbano de Ferreirola y zona de cultivos aterrazados Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Núcleo urbano de Ferreirola y zona de cultivos aterrazados
Otras denominaciones: Núcleos urbanos de La Tahá y cultivops aterrazados Código: 01189010014
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Taha (La)
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01189010019 Núcleos urbanos de la Tahá y zona de cultivos aterrazados

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Asentamientos urbanos Actividad residencial Edad Contemporánea
Bancales Agricultura Edad Contemporánea
Asentamientos urbanos Edad Moderna

Descripción

Ferreirola se ubica, como todos los núcleos que conforman los núcleos urbanos de la Tahá, en la cuenca del río Trevélez en una ladera de pendiente muy pronunciada. Se asienta en el bancal del Santísimo y está fuertemente vinculado al Barranco del Castañar y al de la Sangre que discurren respectivamente al este y oeste de la población, lo que además delimita claramente las parcelas de cultivo, igualmente encajadas entre ambos barrancos.

Se encuentra comprendido entre las cotas 1.010 y 990 siendo el desnivel entre puntos extremos de unos 20 metros que se salvan en los 150 metros que ocupa la población medidos de nordeste a sudoeste.

El acceso al núcleo se produce desde una cota intermedia - aproximadamente a cota 1000 - a través del ensanchamiento de la trama en que desemboca la carretera que viene de Mecina y que es utilizado por los vecinos como aparcamiento. Desde este punto, la calle Real de Ferreirola con un ancho de calzada superior a la media y una edificación renovada, conduce hasta la plaza de Santa Cruz.

La estructura urbana de Ferreirola presenta cierto grado de disgregación. Se reconocen dos núcleos de crecimiento entre los que la plaza principal, llamada de Santa Cruz por la iglesia que en ella se ubica, actúa como charnela. Este carácter articulador confiere a dicho ámbito cierta condición de límite entre la trama urbana y la de la parcelación agrícola, que se ve acentuada por la orientación opuesta de los dos ejes de crecimiento, hacia el noreste y sudoeste respectivamente, y la imbricación de parcelas agrícolas en el tejido urbano. Participa por tanto, de una doble condición de híbrido: la de centro natural de la población, donde se disponen los edificios y espacios más relevantes - colegio, iglesia, lavadero, fuente y pilón - y se desarrollan actividades lúdicas y festivas, y la de borde urbano.

En torno a la iglesia, se conforman una serie de espacios públicos de distinta cualidad y naturaleza que concatenados, crean una secuencia urbana de gran riqueza espacial y estética. Así, la plataforma originada a los pies de la iglesia se convierte en un mirador abierto al paisaje, cuya cualidad perceptiva se ve favorecida por la fragmentación de la trama y la diferencia de cota entre la plaza y las calles que la rodean, desde el que se contemplan los terraos y las huertas circundantes y cerrando la perspectiva los cerros de la Mezquita y del Pecho de las Carihuelas.

La morfología de los dos núcleos urbanos está fuertemente condicionada por la topografía, presentando una disposición longilínea orientada en la dirección este - oeste, especialmente en el núcleo situado más al norte, con un desarrollo del viario principal adaptado a las curvas de nivel y perpendicular a la línea de máxima pendiente de la ladera. El viario transversal presenta trazados cortos e irregulares, que salvan las fuertes pendientes con rampas y escaleras.

En consecuencia se da una organización escalonada de la edificación que va a caracterizar la sección de la calle y su imagen formal, con una altura de la edificación que oscila entre una y dos plantas en función de la fachada (posterior o anterior respectivamente) y un ancho reducido que permite el vuelo de tinaos y balcones sobre la calle, creando una secuencia de tramos cubiertos y descubiertos, con un ritmo alternado de luces y sombras.

Los sistemas tradicionales de gestión de los recursos naturales - el agua y la tierra - también van a incidir en la forma urbana. Así el agua está presente en los ámbitos de sociabilidad generados en torno a fuentes, pilares, abrevaderos y lavaderos.

Por otra parte y a medida que se sale del centro urbano la trama se hace más porosa, disminuye la edificabilidad, las parcelas agrícolas se ligan a lo construido y sus balates y paratas conforman los bordes de las manzanas. Las calles se diluyen en los caminos tradicionales que conducen a las huertas y a las poblaciones próximas como Busquístar, Mecina o Atalbéitar.

Como rasgo distintivo de esta población, hay que destacar la presencia dentro del tejido urbano de una serie de edificaciones de carácter "culto" donde se puede apreciar, frente a la arbitrariedad compositiva de la arquitectura popular alpujarreña, un intento de composición de las fachadas mediante la disposición ordenada (e incluso simétrica en el caso de las Casas Consistoriales) de los huecos, cierta jerarquización formal por plantas, el empleo de materiales (hierro forjado en cerrajería y balcones) y de elementos formales mas complejos y elaborados, como la resolución de puertas y ventanas mediante arcos de medio punto en las construcciones del entorno de la iglesia.

- LA ZONA DE CULTIVOS

La superficie total del área del núcleo de Ferreirola y la zona de cultivos es de unos 74.011 metros cuadrados, mientras que el perímetro mide 1.304 metros. Las parcelas de cultivo, a diferencia de la mayor parte de los núcleos cuyas parcelas anexas se sitúan en la zona sur, por debajo de los mismos, en este caso se localizan en el norte, sur y este de dicho núcleo. Su número oscila sobre las 25 terrazas.

En las terrazas ha habido un aumento de la superficie dedicada al cultivo de cereales de secano en detrimento de los cultivos de regadío, así como también cierta sustitución de ambos por una especie como el olivo que no exige la enorme cantidad de labores y mano de obra a lo largo del ciclo anual en relación a la siembra de cereales o productos hortícolas.

Los árboles frutales ocupan las lindes de separación de los bancales o paratas, mientras que el olivo es una especie que cada día ocupa mayor superficie, detrayendo posibilidades de cultivo irrigado.

El riego de estas parcelas entran dentro de la dinámica general del al comunidad de regantes del municipio de La Tahá. La cantidad de agua que corresponde a cada finca está directamente relacionada con su tamaño. El tipo de riego que se practica en estas parcelas es el riego a manta.

No es habitual maximizar producciones sembrando varias especies en el mismo bancal, sino que incluso algunos quedan sin cultivar ciertas temporadas. Los nuevos cultivos incluyen la remolacha para los animales, tomates cherri y frambuesas entre las especies de mayor éxito, pero al mismo tiempo y utilizando las técnicas tradicionales se siguen sembrando tanto distintas variedades de frijoles y habichuelas, tomates, pimientos etc., como algunas nuevas variedades que se imponen desde el mercado.


Datos históricos

Aunque existen noticias de pobladores anteriores, tanto la estructura actual de la trama urbana, como las parcelas de cultivos, se configuraron a partir del asentamiento en la comarca de los moriscos expulsados de Granada en el siglo XV.

Estos implantaron el urbanismo islámico que es un reflejo de su concepción intimista del mundo en la que la sociabilidad vecinal pierde cierta importancia frente a la familiar; al mismo tiempo que generan, que crean el suelo casi inexistente en estas laderas, convirtiéndolas en aptas apara cultivar mediante las paratas, las terrazas y el agua encauzada a través de las acequias.

La zona urbanizada sigue un esquema de crecimiento orgánico que se adapta a la topografía basado en la repetición de la célula-vivienda, donde el espacio público se privatiza, aparece la sectorización en barrios y su escala se reduce. Posteriormente los repobladores cristianos (siglo XVI) continuaron el desarrollo de estos pueblos siguiendo el esquema precedente.

Es importante destacar la prolongación en el tiempo de este proceso de crecimiento, lo que ha generado estructuras urbanas y compositivas muy complejas, con un enorme valor plástico, que no responden a ningún esquema o planeamiento previo. Esta irregularidad constituye uno de los invariantes arquitectónicos de más valor de este ámbito.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Sitio Histórico BOJA 03/05/2007 86 52

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DECRETO 129/2007, de 17 de abril, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico, el área delimitada de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, en la provincia de Granada.. 03/05/2007, 52-84.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. GESTO. Gestión y Valorización del Patrimonio Cultural S.L., Documentación técnica para la declaración de bien de interés cultural en la categoría de Sitio Histórico de la Alpujarra Media Granadina y la Tahá. FICHA Nº: AP 23. Núcleos urbanos de La Tahá y cultivos aterrazados, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417