IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Núcleo urbano de Atalbéitar y zona de cultivos aterrazados Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Núcleo urbano de Atalbéitar y zona de cultivos aterrazados
Otras denominaciones: Núcleos urbanos de La Tahá y cultivos aterrazados Código: 01189010015
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Taha (La)
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01189010019 Núcleos urbanos de la Tahá y zona de cultivos aterrazados

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Asentamientos urbanos Actividad residencial Edad Contemporánea
Bancales Agricultura Edad Contemporánea
Asentamientos urbanos Edad Moderna

Descripción

El núcleo urbano se encuentra comprendido entre las cotas 1.140 y 1.155 siendo el desnivel entre puntos extremos del asentamiento de unos 15 metros que se salvan en los 96 metros que ocupa la población medidos en dirección norte- sur.

Este desnivel condiciona el viario, que se adapta a la topografía conformando calles de gran pendiente, estrechas en la mayoría de las zonas y con desarrollos cortos y zigzagueantes que en ocasiones se resuelven mediante rampas o escalones. No existe una clara jerarquización del viario con distinción entre calles longitudinales y transversales, como en otros núcleos de la Alpujarra, ni un predominio en la orientación de las mismas. Las calles se disponen en forma irregular y estrellada en torno a la plaza de la Candelaria, conformando manzanas muy
compactas y colmatadas. Esta estructura de la trama urbana impide la circulación rodada por la mayoría de sus calles.

El acceso al núcleo se realiza desde la cota inferior del asentamiento, a través de un ensanchamiento de la trama generado en torno a la Iglesia de la Virgen de Gracia. En este lugar también se ubica un lavadero público, constituyendo junto con la plaza uno de los ámbitos de sociabilidad más importantes de esta población.

Este espacio público es, a su vez, un mirador privilegiado desde el que se registran: hacia el sur y el oeste, y hacia el norte en menor medida, las huertas y bancales que lo circundan, así como el resto de núcleos y cultivos que conforman este área patrimonial; hacia el Este, el Cerro de la Mezquita y las estribaciones de la sierra de Mecina, con las escarihuelas de acceso a los Baños de Panjuila, y como telón de fondo los perfiles de Pitres y Capilerilla colgados en las faldas de Sierra Nevada.

- MORFOLOGÍA URBANA

Como rasgo caracterizador de la morfología de este núcleo, hay que destacar que, el principal elemento organizador de la trama es la plaza de la Candelaria. Con un trazado irregular, la plaza presenta distintos planos de cota definidos por muros y unidos entre sí y por rampas, que reproducen en cierto modo la morfología del sistema de cultivo en paratas. Esta característica morfológica que asimila la estructura espacial de las zonas de cultivo con las urbanas es una constante a lo largo de todos los núcleos de población y zonas aledañas que componen este conjunto.
Su imagen está fuertemente caracterizada por la presencia de una fuente abrevadero, de cierta monumentalidad, de un ejemplar de especie arbórea (álamo), algo poco frecuente en este urbanismo, y por la continuidad del pavimento empedrado. Los muretes y escalones que nivelan las distintas plataformas completan el mobiliario urbano.

En la plaza desembocan la mayor parte de las calles, en su confluencia se crean pasajes cubiertos por la edificación, aparecen tinaos en planta baja y balcones en planta primera, utilizados como desahogos de las viviendas. Las casas se construyen ocupando el menor suelo posible, dejando únicamente los pasos necesarios a la propiedad colindante. Si no había pasos al bancal, las calles se cierran con la propia construcción, dando lugar a los adarves. Los ejemplos de estas tipologías arquitectónicas propios de la arquitectura popular alpujarreña son muy numerosos en Atalbéitar, constituyendo un rasgo definitorio de su imagen urbana.
La sucesión de espacios cubiertos y descubiertos, junto con los cambios de cotas, el color y las texturas de los materiales constructivos empleados tradicionalmente, crean secuencias urbanas de gran riqueza espacial y estética.

De manera recurrente, elementos arquitectónicos de uso doméstico como escalones y plataformas de acceso a viviendas, cajas de escaleras, pozos, gradas y muretes son usados como mobiliario urbano, conformando la imagen de los espacios públicos.

Otro de los grandes rasgos distintivos de este núcleo es la incidencia del sistema tradicional de gestión del agua y del suelo agrícola en su morfología. No solo las fuentes, albercas y lavaderos caracterizan formalmente sus espacios públicos, sino que además la disposición de los ramales de las acequias de riego que lo cruzan determina el trazado de sus calles, ya que se hacen presentes integrando en el sistema la evacuación de las aguas pluviales y de escorrentía, condicionando la ubicación de la edificación. Este es el caso de la calle El Rinconcillo que desemboca directamente en la zona de huertas a través de un pasaje cubierto donde la edificación se eleva salvando la acequia que riega esta área.

Por otra parte, el trazado irregular de la trama urbana está fuertemente condicionado por la topografía y por la estructura de la propiedad agrícola. Así las paratas de las huertas conforman los límites de las manzanas de los bordes del núcleo urbano, empleándose también como estructuras de contención que salvan desniveles entre calles. Las calles se prolongan en los caminos agrícolas que dan acceso a las zonas de cultivo.

En Atalbéitar no han surgido elementos volumétrica o tipológicamente discordantes ni en los procesos de renovación de la edificación se han introducido materiales ni modelos constructivos ajenos a los tradicionales. Tan solo en el empleo del color en carpinterías y recercados de huecos se aprecia cierta tendencia a la traslación de modelos no tradicionales y propios de otras áreas geográficas y culturales.


ZONAS DE CULTIVOS

La zona de cultivos y el núcleo de Atalbéitar, tienen un superficie total de unos 65.321 metros cuadrados y el perímetro de 1.299 metros. Aquí están incluidas unas 33 parcelas mayoritariamente de riego y aterrazadas.

En estas terrazas ha habido un aumento de la superficie dedicada al cultivo de cereales de secano en detrimento de los cultivos de regadío, así como también cierta sustitución de ambos por una especie como el olivo que no exige la enorme cantidad de labores y mano de obra a lo largo del ciclo anual en relación a la siembra de cereales o productos hortícolas.

Los árboles frutales ocupan las lindes de separación de los bancales o paratas, mientras que los olivos es una especie que cada día ocupa mayor superficie, detrayendo posibilidades de cultivo irrigado. De cualquier modo, las parcelas en las que ahora hay arbolado suelen regarse tanto mediante de riego por goteo como POR "riego a manta".

El riego de estas parcelas entran dentro de la dinámica general de la comunidad de regantes del municipio de La Tahá. La cantidad de agua que corresponde a cada finca está directamente relacionada con su tamaño. El tipo de riego que se practica en estas parcelas es el riego a manta.

No es habitual maximizar producciones sembrando varias especies en el mismo bancal, sino que incluso algunos quedan sin cultivar ciertas temporadas. Los nuevos cultivos incluyen la remolacha para los animales, tomates cherri y frambuesas entre las especies de mayor éxito, pero al mismo tiempo y utilizando las técnicas tradicionales se siguen sembrando tanto distintas variedades de frijoles y habichuelas, tomates, pimientos etc., como algunas nuevas variedades que se imponen desde el mercado.


Datos históricos

Aunque existen noticias de pobladores anteriores, tanto la estructura actual de la trama urbana, como las parcelas de cultivos, se configuraron a partir del asentamiento en la comarca de los moriscos expulsados de Granada en el siglo XV.

Estos implantaron el urbanismo islámico que es un reflejo de su concepción intimista del mundo en la que la sociabilidad vecinal pierde cierta importancia frente a la familiar; al mismo tiempo que generan, que crean el suelo casi inexistente en estas laderas, convirtiéndolas en aptas apara cultivar mediante las paratas, las terrazas y el agua encauzada a través de las acequias.

La zona urbanizada sigue un esquema de crecimiento orgánico que se adapta a la topografía basado en la repetición de la célula-vivienda, donde el espacio público se privatiza, aparece la sectorización en barrios y su escala se reduce. Posteriormente los repobladores cristianos (siglo XVI) continuaron el desarrollo de estos pueblos siguiendo el esquema precedente.

Es importante destacar la prolongación en el tiempo de este proceso de crecimiento, lo que ha generado estructuras urbanas y compositivas muy complejas, con un enorme valor plástico, que no responden a ningún esquema o planeamiento previo. Esta irregularidad constituye uno de los invariantes arquitectónicos de más valor de este ámbito.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Sitio Histórico BOJA 03/05/2007 86 52

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DECRETO 129/2007, de 17 de abril, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico, el área delimitada de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, en la provincia de Granada.. 03/05/2007, 52-84.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. GESTO. Gestión y Valorización del Patrimonio Cultural S.L., Documentación técnica para la declaración de bien de interés cultural en la categoría de Sitio Histórico de la Alpujarra Media Granadina y la Tahá. FICHA Nº: AP 23. Núcleos urbanos de La Tahá y cultivos aterrazados, 2007.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417