IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Acequia de Cástaras Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Acequia de Cástaras
Código: 01180440005
Caracterización: Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Cástaras, Busquístar, Trevélez
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01189010020 La Alpujarra Media Granadina y La Tahá

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Acequias Abastecimiento de agua

Descripción

Nace esta acequia a 3 kilómetros por encima de la población de Trevélez en una cota de unos 1.530 metros de altitud. Desde su paso a los pies de la población de Trevélez hasta terminar este primer tramo en la balsa que marca el límite a partir del cual la acequia pertenece a Cástaras hay una extensión de 5.297 metros. Desde la balsa hasta que la acequia llega a Nieles existen 3.250 metros en línea recta, pero si se tiene en cuenta lo sinuoso de la misma, realmente la distancia es mucho mayor. En definitiva la extensión total de la acequia ronda los 12 kilómetros.
En cuanto a parajes la acequia pasa parcialmente en su inicio el río Trevélez, y luego transcurre de norte a sur consecutivamente por estos otros: El Calvario, La Piedra de Turma, El Tejarillo, El Cuervo, Prado Seco (balsa de división de la acequia), Fuentezuelas, Las Terreras, Las Balsas, Loma de Juviles, Los collados (balsa de Nieles), Prado Nogal, Pago de la Teresa entre en Carrajón y Cerro Macilla antes de entrar en Nieles y su zona de cultivos.

Esta Acequia tiene varias particularidades que la convierten en una de las más interesantes y ricas culturalmente de la zona, no solo por su importancia estratégica a la hora de proveer de agua. Una particularidad consiste en que es gestionada por dos comunidades de regantes, la de Trevélez y la de Cástaras. Trevélez la maneja y controla hasta la balsa que se encuentra en el pago denominado Prado Seco, a partir de la cual se encarga Cástaras. Ese primer tramo es de dimensiones algo mayores que el segundo, pero sobre todo, y aquí radica otra de sus peculiaridades, traslada el agua que Trevélez vende a los municipios de La Contraviesa que sin este aporte difícilmente se surtirían. De este modo este primer tramo que arranca desde mucho más arriba de la población de Trevélez, tiene un cauce abundante, el mayor quizás de todas las acequias de la zona, y que se ve enriquecido con varios aportes desde distintos barrancos en este primer tramo en su mayor parte por trayectos arbolados. Hay qye señalar que es la única acequia en la que se han visto truchas, lo que da buena cuenta del excelente estado del agua. Su trayecto es prácticamente todo de tierra excepto algunos pocos tramos cementados o reforzados en su último tramo que sufre un gran desgaste debido a la erosión por su gran pendiente.

Sobre la vegetación hay que señalar que en el primer tramo, hasta la balsa de Prado Seco, transcurre sobre todo por zonas arboladas, con pinos, castaños, matorral y bosque de quercus. En su segundo tramo cambia absolutamente a un paisaje muy seco, con escasas zonas de especies arbustivas y variedades de plantas de clima seco.

La gestión depende de las dos comunidades de regantes, la de Trevélez y la de Cástaras. Cada una se encarga de mantener y gestionar el tramo que le corresponde, ateniéndose a la normativa histórica sobre las mismas, las ordenanzas de riego.


Datos históricos

La extensión de las redes de acequias se hizo en la Alpujarra Media Granadina siguiendo las roturaciones de tierra como lo muestran las telas de araña que dibujan en el paisaje. Su construcción dependió también de los cambios de los sistemas de cultivo y la disminución de la productividad de las tierras, así como el cambio de las especies cultivadas: panizo, mijo y alcandía se sustituyeron por maíz que requiere más agua; el lino disminuyó en pos del cáñamo, etc.
Estas acequias constituyen una parte fundamental de un sistema mayor, un agroecosistema. El medio natural, las actividades humanas que en él se desarrollan y las complejas interacciones entre sus elementos forman un agroecosistema que ha supuesto durante siglos la base material de estas comunidades. El carácter colectivo del agua y la responsabilidad comunitaria de su mantenimiento ha garantizado la pervivencia del sistema durante los siglos que nos preceden. Incluso las fuentes documentales señalan que el aumento demográfico significó una mayor presión sobre el terreno y que se buscaron nuevos aprovisionamientos de agua mediante careos y el agua de deshielo para cultivar mayor superficie de tierra.

La mayor parte de las acequias son acequias de riego cuyo objetivo es conducir el agua desde los cauces naturales hasta aquellas explotaciones que se riegan, fundamental en u caso como Nieles inmerso de lleno en la Alpujarra Seca. Son varias acequias escalonadas en una ladera y tienen pendientes pequeñas. Algunas características de las acequias de riego es que llevan agua durante todo el año excepto en época de lluvias abundantes, que las ordenanzas de riego permiten regar con ellas los pastizales de zonas altas que en verano no tienen derecho al agua, que a veces se carea el agua excedente de estas, o que las reparaciones y limpieza generalmente se realizan en invierno cuando el agua es menos necesaria. Su gestión depende de la Comunidad de Regantes correspondiente y del acequiero que se encarga del reparto del agua entre los regantes, supervisa y repara la acequia. La Comunidad de Regantes se compone de todos los usuarios de la misma acequia.

El agua se reparte a cada acequia según normas bien establecidas, recogidas en sus Ordenanzas de Riego. Según estas, a cada regante de una acequia le corresponde un tiempo de agua en función generalmente de la superficie de regadío que posee. El agua se reparte por tandas de riego: tiempo que transcurre en llegar el agua a un pago desde un riego al siguiente.

Actualmente la gestión de esta acequia en su tramo correspondiente a Cástaras difícilmente se llevaría cabo sin el apoyo del Ayuntamiento quien se encarga de financiar su conservación, limpieza y funcionamiento general.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Sitio Histórico BOJA 03/05/2007 86 52

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DECRETO 129/2007, de 17 de abril, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico, el área delimitada de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, en la provincia de Granada.. 03/05/2007, 52-84.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. GESTO. Gestión y Valorización del Patrimonio Cultural S.L., "Documentación técnica para la declaración de bien de interés cultural en la categoría de Sitio Histórico de la Alpujarra Media Granadina y la Tahá. FICHA Nº:AP 4. Acequia de Cástaras, 2013.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417