IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Conjunto Enclave de La Mezquita Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Conjunto Enclave de La Mezquita
Otras denominaciones: La Mezquita Código: 01189010021
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Granada
Municipio: Taha (La), Almegíjar, Busquístar
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01189010020 La Alpujarra Media Granadina y La Tahá

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Asentamientos Alta Edad Media
Caminos Edad Contemporánea
Molinos harineros Edad Contemporánea
Baños públicos Edad Media
Caminos Edad Moderna

Descripción

En este lugar se encuentran varios elementos , de una parte, está el sitio arqueológico conocido como La Mezquite, una escarihuela, los restos de un molino de rodezno y los Baños de Panjula

LA MEZQUITA

El Asentamiento de La Mezquita se encuentra en lo alto de un cerro de unos 1.200 metros de altitud en la confluencia del río Trevélez con su afluente El Chorreón, dominando el entorno y desde él se accede, en su vertiente oriental, a las minas del Conjuro, al molino en el río y al otro lado del valle mediante un sistema de caminos, denominados escarihuelas, que salva las pendientes de la zona hasta alcanzar los restos de los Baños de Panjuila.

Se trata de.un asentamiento de carácter agropecuario de origen altomedieval y con posibles enterramientos. Actualmente está compuesto, a su vez, por algunas estructuras y elementos como una vivienda y diversas estancias para el ganado, amén de otros restos constructivos y áreas de actividad antrópica de varios períodos históricos.

La técnica constructiva presenta un carácter arcaizante. Se aprovecha siempre como muro de fondo y como suelo la roca virgen, previamente aplanada y retocada. En la pared de roca se abren los agujeros para insertar las vigas principales, por tanto perpendiculares a la pared. A veces, en las paredes excavadas lateralmente se abren agujeros más pequeños para sostener las vigas de menor tamaño, formando el entramado sobre el que descansará la techumbre. El suelo normalmente sería la propia roca alisada.

Estas construcciones en origen debieron ser de una sola planta aunque las edificaciones escalonadas, que siguen el desnivel de la roca, desde el exterior den la impresión de tratarse de plantas superpuestas..

El entramado de vigas maestras y menores se cubre con una capa de lajas de pizarra muy juntas y apoyadas unas sobre otras; encima se extiende una capa de tierra sin cribar muy trabajada que forma una pasta denominada "malhecho"; sobre ella se deposita una capa de "launa", una tierra muy grasa que impermeabiliza la
superficie exterior. De esta manera, la cubierta llega a alcanzar un grosor y un peso considerable.

El aspecto exterior de las cubiertas es el de una terraza casi horizontal donde sobresale la chimenea del hogar, cilíndrica y construida con lajas de pizarra y con tres aberturas de sección triangular distribuidas en los lados para la salida de humos.

Además del cortijo propiamente dicho, en la ladera oriental del cerro se encuentran varias oquedades, destacando la llamada "Cueva de la Duenda" cerrada en su parte anterior con una pared de lajas de pizarra para servir de redil al ganado. Asimismo en su pared interior izquierda se abrió una mina con un barreno, lo mismo que poco más abajo de la cueva, donde con explosivos se perforó unos quince metros y se hallaron restos de cerámica árabe, como Riu aún pudo constatar en una intervención en 1968, aunque a día de hoy no se encuentren materiales arqueológicos de ningún tipo.
Además, en la prospección de Riu se halló en esta ladera oriental y en superficie, en un sector cuya roca ha sido excavada y retocada, dos fragmentos de borde de "un jarro de cerámica gruesa de los siglos XI-XII, de pasta rojiza, sin barniz, con decoración impresa a molde o rodillo, formando una cenefa de recuadros repetidos excisos con motivos geométricos-vegetales y posibles caracteres cúficos."

En la ladera occidental, por su parte, se llevó a cabo una excavación arqueológica de una alberca, estructura que la gente del lugar había identificado tradicionalmente como una mezquita, asignándole entonces esa denominación al pago. Se trata de una construcción de planta trapezoidal cuyos muros miden 8,10 x 24,90 x 6,50, siendo el muro restante la roca, la profundidad media total estaría en torno a los 2,80 metros.

Posteriormente, quizás en época moderna, la alberca se rellenó con tierra para allanar el suelo. En la misma campaña también se excavó llos que se denominó "Habitación nº 1", ubicada en el extremo suroeste de la loma, sobre el precipicio y aún visible. El recinto tiene unas dimensiones de 4x3,75 metros, encontrándose los restos de un banco de piedra. Sobre el suelo se hallaron restos cerámicos, de huesos de animal y de carbón vegetal. Las cámicas encontradas, con restos de vidriado castaño, verde y blanco, se fecharon entre los siglos XIII y XIV; los restos de platos casi planos, algunos fragmentos de ladrillos y de tejas gruesas pudieron fecharse en torno a los siglos XIV y XV, que se suponen el momento de abandono del recinto.
Respecto a los elementos muebles recuperados en el curso de la prospección y excavación arqueológica realizada por M. Riu en 1968, no se conoce con exactitud su paradero. En la publicación de la intervención sólo se dice que la cerámica fue limpiada y clasificada por un colaborador del Departamento de Historia Medieval de la Universidad de Granada.


MOLINO DE RODEZNO SOBRE EL RÍO DE TREVÉLEZ

Es de gran tamaño, tiene un canal de unos 150 metros que arranca desde el Río Trevélez del que tomaba agua; dos cubos por donde el agua caía y activaba el mecanismo de rodezno, o sea, mediante un sistema de palas se hacía mover una de las piedras (volandera) encima de otra fija (raedera) situadas en un plano superior al rodezno en la nave de molienda; zona de vivienda de la familia del molinero y alguna dependencia auxiliar para los animales.

La edificación está en estado de ruina, no mantiene las cubiertas aunque sí los muros de todas las dependencias. El acueducto o canal de conducción del agua y
los dos cubos también se encuentran estructuralmente en buen estado de conservación. Todo el conjunto está realizado con piedra y mampostería de tierra.

Cabe destacar las dimensiones de la gran nave de molienda y el hecho de que el molino tuviese dos cubos y por tanto dos piedras para moler, lo que da una
idea de la considerable carga de trabajo que tendría a pesar de encontrarse en una zona de difícil acceso. Este hecho puede dar una idea clara de la importancia de las escarighueles o caminos que comunicaban las dos laderas que se unen en este molino.


LAS ESCARIHUELAS

Las comunicaciones, la posibilidad de conectar por vía terrestre cortos espacios temporales pero en zonas escarpadas con pendientes superiores al 20%, solo es posible gracias a un sistema de caminos denominados escarihuelas. Son caminos cortos, totalmente adaptados a la orografía, aprovechándose de esta para trazar cada uno de sus tramos en zigzag y poder salvarla. No es exclusivo de La Alpujarra dicho sistema, ya que puede encontrarse en otras zonas de la tierra de alta montaña donde ha habido civilizaciones históricas como en Machu Pichu en las corilleras andinas o en el Tibet, donde son una constante y han permitido a las caravanas su paso durante siglos.
En esta zona, donde mejor representadas están las escarihuelas es aquí, donde hay dos tramos a ambos lados del Río de Trevélez extraordinariamente importantes histórica y morfológicamente.

Una escarihuela comunica el cerro de La Mezquita con el río Trevélez, ocupando una ladera pedregosa de una pendiente de más de 20%. Al llegar al río está un pequeño puente para cruzarlo junto a un molino de rodezno harinero. Una vez que se cruza el puente da comienzo de nuevo la escarihuela. El segundo tramo de esta se desarrolla hasta el final de la ladera enfrente de La Mezquita, donde comienza el camino que conduce a los Baños de Panjuila a unos 200 metros y ya en zona relativamente llana.

Estos tramos en zigzag a lo largo de dos acusadas pendientes tienen como punto de menor altitud el río Trevélez. Este es un ingenio de gran impacto visual desde las dos laderas, divisándose la parte de enfrente claramente desde cada una de ellas. Su trazado responde a la necesidad de realizar lo más cómodamente posible el paso de una zona a otra, y su factura consiste en delimitar tramos rectos de unos diez metros, acodados, marcando casi un ángulo de 90° con el siguiente tramo de similar longitud. Su anchura varía entre uno y dos metros, delimitadas mediante lanchas en el suelo a tramos y marcando su borde con piedras ancladas a la tierra.

Los pequeños tramos que componen esta escarihuela están construidos unas veces sobre la propia roca levemente excavada, sobre la tierra, y otras levantando pequeños muros de piedra para nivelar el terreno.
Aunque no estén bien datadas históricamente, algunas de las escarihuelas de la zona están documentadas desde el siglo XVIII y XIX, en relación directa con la explotación industrial de las Minas del Conjuro. Sin embargo parece lógico pensar que las escarihuelas de este territorio, las de la zona de La Mezquita y la de los Baños de Panjuila, sean mucho más antiguas dado el eje decisivo y estratégico que constituyen y la zona que unen. Teniendo en cuenta que estas vías de corto radio se usaban tanto para el traslado de mercancías y personas entre estos municipios, como para acceder a las zonas de cultivo desde los núcleos habitados, y algunas permanecen en uso constante desde hace más de cinco siglos.


LOS BAÑOS DE PANJUILA

Se trata de un lugar de marcado carácter arqueológico debido a su total estado de ruina. Estos baños, a pesar de estar totalmente destruidos, han estado funcionando como tales hasta hace unos 70 años, y dado que ocupan una zona de paso, es fácil discernir que era usado como zona de descanso y avituallamiento para los viajeros, apoyando además estos datos, los testimonios orales de los informantes.

De tradición musulmana, la limpieza del cuerpo como una constante entre sus ritos diarios pasó a formar parte del habitual transcurrir de los moriscos de la Alpujarra, aprovechando así las surgencias y propiedades de distintos manantiales, fuentes, etc. A finales del siglo XVI con la expulsión de los moriscos, se llegó a prohibir expresamente que se usasen los baños ni en casas particulares ni fuera de ellas, en los denominados baños públicos. Si bien el Baño de Panjuila parece que continuó en uso, su procedencia y origen parece estar en esta red de baños que se establecieron en toda la zona entre los siglos XII al XV.

Ahora solo se disinguen una serie de restos murarios que sobresalen en la margen izquierda del camino que asciende desde el Río de Trevélez y que en su primer tramo es una escarihuela. Se distinguen muros de distintas estancias, unas contiguas y otras exentas, realizados con piedra y mortero de cal y barro y sin ningún tipo de cubiertas.


Datos históricos

La existencia de estas construcciones es de sobra conocida por los habitantes de la comarca. La primera noticia bibliográfica sobre la existencia de la Mezquita, se remonta al año 1872 en la obra titulada Descripción del Reino de
Granada, de Francisco Javier Simonet, quien cita entre los numerosos poblados de la Alpujarra en época árabe la localidad de Busquístar y alrededor de ella un antiguo cementerio, una mina de hierro, un cerro llamado "El Santo" y, a media hora escasa de camino, el Cerro de La Mezquita.

Posteriormente, Madoz dice en su Diccionario (1846), que en el citado cerro aún se encuentran los muros de una antigua mezquita de 30 varas de longitud y 5 y media de latitud.

Carrascosa, en su obra A las puertas de la Alpujarra (1960), explica que Jean Spahni opina que "no se trata de una mezquita sino de una fortificación compuesta por una docena de habitaciones talladas en la roca, así como escalones, un pozo y piedras labradas de uso enigmático. Al oeste de la explanada así formada se ve un trozo de muralla, sin duda ninguna árabe. Un sistema de canales lleva el agua hasta el cortijo que allí se ha levantado y sirve también para el riego de los cultivos adyacentes."

A comienzos del siglo XX se formó una Sociedad para la exploración de La Mezquita, como explica Caballero en un artículo periodístico publicado en el Noticiero Granadino a principios del siglo XX. Para ello excavaron una mina de 20 metros de profundidad en el centro de la explanada de La Mezquita, sin hallar nada de lo que buscaban.

La única actividad arqueológica con rigor científico ha sido la realizada por Riu en el año 1968.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Sitio Histórico BOJA 03/05/2007 86 52

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Decreto 129/2007, de 17 de abril, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico, el área delimitada de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, en la provincia de Granada.. 52-83.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. GESTO. Gestión y Valorización del Patrimonio Cultural S.L., Documentación técnica del expediente de declaración como bien de interés cultural, categoría Sitio Histórico, de la Alpujarra media granadina y La Tahá. FICHA Nº: AP 11. Conjunto enclave de La Mezquita, 2016.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417