IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Acequia de Almegíjar Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Acequia de Almegíjar
Código: 01180160004
Caracterización: Etnológica
Provincia: Granada
Municipio: Almegíjar, Taha (La), Trevélez
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01189010020 La Alpujarra Media Granadina y La Tahá

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Acequias Abastecimiento de agua

Descripción

Las acequias son canales artificiales diseñados para transportar el agua, excavados en tierra o roca y con una pendiente generalmente pequeña. Se trata de conducciones de agua desde zonas medias de Sierra Nevada hasta los pagos cercanos al núcleo de población, en este caso Almegíjar, donde se ramifica en canales y ramales menores de acequias de riego.

La acequia de Almegíjar, debido a la diversidad de parajes que atraviesa, contiene tramos sobre tierra, otros excavados en roca, pequeños tramos cementados, algún trozo en forma de cascada, e incluso algunos colgados sobre muros construidos para salvar una orografía impracticable. Su recorrido se inicia con una pendiente mínima, pasa por puntos de caída vertical y llega a la población de Almegíjar en una pendiente pronunciada, en el paraje de Los Caracolillos.

Las acequias estructuran el paisaje delimitando territorios de cultivo de regadío y son el principal reflejo material de la adaptación de las distintas culturas a un territorio con un régimen hídrico variable inter e intraanualmente dependiendo de la altitud, domeñándolo y adaptándolo para la explotación agraria, ganadera, industrial y para el consumo humano.

Las acequias actualmente constituyen la base del sistema de pequeñas parcelas aterrazadas que necesitan agua para sus cultivos, y además, permiten el abastecimiento de agua para consumo directo en las tareas domésticas.


Nace la acequia de Almegíjar a 1.310 metros de altitud, de una toma de un afluente del Río Trevélez, a pocos metros de este. Antes, pocos metros más arriba en el mismo río, han nacido tanto la acequia de Busquistar que circula unos metros al oeste de la de Almegíjar, como la de Cástaras, que lo hace al este de la misma.

La acequia de Almegíjar mide aproximadamente unos 10.880 metros. Contiene una serie de tramos muy distintos entre sí debido tanto a la topografía que cruzan como por su implantación y materiales con los que se refuerzan o recubren. Otra de sus particularidades que a continuación se desarrollan, es que se trata de la única acequia que desde las estribaciones del Río Trevélez cruza una cuenca atravesando el Cerro del Conjuro y llega a otra para surtir el municipio de Almegíjar.

Respecto a la descripción formal de la acequia, esta se muestra muy variada y cambiante en distintos tramos de su recorrido. Sí es verdad que se ha modificado una parte de su recorrido utilizando hormigón para impermeabilizarla aludiendo a que la acequia perdía mucha agua en algunos tramos, lo que imposibilitaba que cada regante tuviera suficiente agua. Sin embargo, es fácil contrarrestar este argumento con el de otros informantes que aseguran al respecto que se desperdicia agua de toda la que llega a través de la acequia, que realmente no se utiliza, por lo que no compensan los teóricos beneficios de cementar la acequia y perder así la vegetación de sus cauces.

Para clarificar cada parte hemos realizado una descripción por tramos;

- Tramo 1º. Este va desde la presa, nacimiento o toma hasta poco antes de llegar al Cerro del Portichuelo. Este primer trayecto de la acequia discurre por tierra y se caracteriza también por la escasa pendiente que propicia el embalsamiento del agua, constituyendo el principal problema los posibles desbordamientos y pérdidas de agua de la acequia. En algunos puntos parece que la pendiente se invierte y que el agua circula hacia arriba. Antes de llagar al Portichuelo de Cástaras el cauce se recubre con cemento, lo cual supone un cambio radical en la medida que impide que se desarrolle a sus lados la característica vegetación de las acequias de tierra como uno de los principales valores de las mismas.

- Tramo 2º. Este va desde el Portichuelo de Cástaras a las Minas del Conjuro. Dicho tramo se encuentra hormigonado prácticamente en su totalidad lo que resta la biodiversidad que se genera en los tramos de tierra. Es de singular belleza el salto que dan las aguas debido al los desniveles que salva la acequia en este tramo.

- Tramo 3º. Minas del Conjuro y Caseta de Camineros. Este es un tramo hormigonado en su mayor parte. La cementación se ha llevado a cabo en distintas fases, algunas llevadas a cabo en 2005 y 2006. Llegada a la Caseta de Camineros la acequia se encuentra unos metros entubada.

- Tramo 4º. De Venta del Relleno al Cerro y el ramal del Cortijo del Nogal. Se encuentra hormigonada, excepto el ramal que conduce al Cortijo del Nogal que mantiene la estructura original y discurre por tierra.

- Tramo 5º. Tramo abandonado del Cerro y tramo alternativo entubado. Destaca en este tramo la conservación de la construcción original en el tramo abandonado del Cerro, de gran belleza y que requiere de forma urgente labores de conservación, ya que el agua hoy en día discurre por un tramo alternativo entubado.

- Tramo 6º. Cortijo de La Solana de La Hoya de Megalite. Aunque los primeros metros de este tramo se encuentran hormigonados, gran parte del recorrido conserva los materiales originales y la acequia circula por tierra.

- Tramo 7º. Del Cortijo de La Solana de La Hoya de Megalite a El Salto del Tajo del Soldado. La primera parte del tramo está hormigonada, el resto del recorrido no ha sido modificado. Parte de este tramo, tal como se distingue en las fotos, se sustenta sobre un muro de piedra que sigue el modelo de los construidos en las paratas, los balates.

- Tramo 8º. El Salto del Tajo del Soldado. El atractivo y potencial paisajístico de este punto de la acequia es máximo, lo que lo convierte en un elemento fundamental para las futuras acciones de valorización del área patrimonial. Está bien conservado y discurre en parte por roca y parcialmente cementado.

- Tramo 9º. De El Salto del Tajo del Soldado al partidor de la Alberca del Monte. Tramo hormigonado.

- Tramo 10º. Ramal superior desde el partidor de la Alberca del Monte. Tramo hormigonado.

- Tramo 11º. La Alberca del Monte. El tramo de la Alberca del Monte se encuentra en su primera etapa original, el partidor está hormigonado. En el resto del recorrido hay tramos hormigonados y otros en estado original, sobre tierra y algunos trozos sobre roca.

- Tramo 12º. Tramo de la carretera. La primera parte del trazado está hormigonada. La acequia está entubada desde la curva superior de la carretera, cuando vuelve a ser visible esta hormigonada.

- Tramo 13º. Los Caracolillos; tramo que se encuentra en estado original, discurriendo alternativamente entre tierra y roca pasando varias veces por la carretera que en esta zona de elevada pendiente realiza diversos zigzags.. De acuerdo a lo dicho, podemos concluir que el estado de conservación de la acequia es desigual dependiendo del tramo del que se trate. Destacan tramos como el de Los Caracolillos, el Salto del Tajo del Soldado o el tramo abandonado del Cerro.

Sobre la vegetación que corresponde a esta acequia, como no podía ser de otro modo, es tan diversa como sus distintos tramos y depende en primer lugar de que la acequia discurra por tierra o esté cementada, así como del tipo de suelo y la altitud de que se trate. De ese modo, en la primera parte pasa por tramos con arboleda como carrascos, coscojas, encinas y algún castaño, mientras que en el resto solamente vemos alguna higuera asociada a la acequia y matorral mediterráneo. Una de las escasas excepciones son los árboles del cortijo situado en el pago de la Hoya de Megalite, concretamente álamos.


Datos históricos

La extensión de las redes de acequias se hizo en la Alpujarra Media Granadina siguiendo las roturaciones de tierra como lo muestran las telas de araña que dibujan en el paisaje. Su construcción dependió también de los cambios de los sistemas de cultivo y la disminución de la productividad de las tierras, así como el cambio de las especies cultivadas: panizo, mijo y alcandía se sustituyeron por maíz que requiere más agua; el lino disminuyó en pos del cáñamo, etc.

Estas acequias constituyen una parte fundamental de un sistema mayor, un agroecosistema. El medio natural, las actividades humanas que en él se desarrollan y las complejas interacciones entre sus elementos forman un agroecosistema que ha supuesto durante siglos la base material de estas comunidades.

El carácter colectivo del agua y la responsabilidad comunitaria de su mantenimiento ha garantizado la pervivencia del sistema durante los siglos que nos preceden.
Incluso las fuentes documentales señalan que el aumento demográfico significó una mayor presión sobre el terreno y que se buscaron nuevos aprovisionamientos de agua mediante careos y el agua de deshielo para cultivar mayor superficie de tierra.

La mayor parte de las acequias son Acequias de riego cuyo objetivo es conducir el agua desde los cauces naturales hasta aquellas explotaciones que se riegan. Son varias acequias escalonadas en una ladera y tienen pendientes pequeñas. Algunas características de las acequias de riego es que llevan agua durante todo el año excepto en época de lluvias abundantes, que las ordenanzas de riego permiten regar con ellas los pastizales de zonas altas que en verano no tienen derecho al agua, que a veces se carea el agua excedente de estas, o que las reparaciones y limpieza generalmente se realizan en invierno cuando el agua es menos necesaria. Su gestión depende de la Comunidad de Regantes correspondiente y del acequiero que se encarga del reparto del agua entre los regantes, supervisa y repara la acequia. La Comunidad de Regantes se compone de todos los usuarios de la misma acequia.

El agua se reparte a cada acequia según normas bien establecidas, recogidas en sus Ordenanzas de Riego. Según estas, a cada regante de una acequia le corresponde un tiempo de agua en función generalmente de la superficie de regadío que posee. El agua se reparte por tandas de riego: tiempo que transcurre en llegar el agua a un pago desde un riego al siguiente.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Sitio Histórico BOJA 03/05/2007 86 52

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

DECRETO 129/2007, de 17 de abril, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico, el área delimitada de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, en la provincia de Granada.. 03/05/2007, 52-84.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. GESTO. Gestión y Valorización del Patrimonio Cultural S.L., "Documentación técnica para la declaración de bien de interés cultural en la categoría de Sitio Histórico de la Alpujarra Media Granadina y la Tahá. FICHA Nº:AP 3. Acequia de Almegíjar, 2013.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417