IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Torre de Linares
Código: 01140210711
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Córdoba
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01140210105 Santuario de Nuestra Señora de Linares

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Torres Edad Media

Descripción

La Torre está edificada en el Santuario de Linares, y se localiza no en una cumbre o cerro, como es habitual en las fortificaciones, sino en una planicie formada en el centro de una colina, la cual desciende accidentalmente hacia un arroyo de gran caudal. Sin embargo, desde el lugar se tiene una relativa buena conexión visual.
Se trata de un torreón construido a base de sillares, presentando matacán defensivo y remate en almenas con merlones terminados en cuerpos piramidales. Actualmente la fortificación aparece enlucida en color amarillo claro. Según R. Ramírez de Arellano, la antigua atalaya estaba formada por dos torreones, uno de ellos más bajo que el otro, con bóvedas de cañón de piedra y cuatro matacanes. Indica este autor que "lo único curioso que presentan es una gárgola, imitando la cabeza de un animal, acaso jabalí, como símbolo de los muchos que antiguamente había por aquellos contornos". A la torre se fueron añadiendo construcciones a lo largo del tiempo, de tipo popular, hasta configurar la actual iglesia con la casa hospedería aneja.


Datos históricos

Esta fortificación se sitúa en el lugar en donde tradicionalmente se cree que acampó Fernando III cuando venía a conquistar Córdoba en el año 1236. Al parecer, como señala M. Salcines, el rey traía sobre el arzón de su caballo la imagen de la Virgen Conquistadora, una virgen que siempre llevaba en su caballo para animar a la lucha a sus soldados. Según indica E. Redel, el rey Fernando III "venía acompañado de la efigie de una Virgen denominada de Linares, bien, según la creencia de algunos autores, por haberla recogido en Linares de Baeza al venir para Córdoba, ó bien, según el sentir de otros, por llevar el apellido Linares el sacerdote ó capellán á quien hubo de encargarle la custodia" (p. 21).

El paraje donde hoy se encuentra esta fortificación fue el lugar por el cual bajó la Sierra de Córdoba Fernando III para atravesar el río junto a Alcolea y poner sitio a la ciudad desde el sur. Durante dicho sitio parece ser que, como señala Salcines, se formó una capilla para la Virgen delante de una atalaya árabe, y allí mismo se le construyó después, a finales del siglo XIII, la iglesia, que tiene por muro el testero superior de dicha atalaya, en cuya cavidad, que forma arco, está colocado el altar mayor. Según Redel, "es indudable [...] que la misma torre ó atalaya en cuyo centro se colocó la imagen traida por San Fernando, serviría de ermita para los devotos de la Virgen de Linares acabada la conquista de la ciudad; quiero decir que no me parece de necesidad que se ampliara inmediatamente ni se construyera edificio más espacioso para que aquella sólida torre ó fortaleza cerrada mereciese el nombre de ermita, ya consagrada por alguno de los prelados que acompañaban á San Fernando" (p. 77). Sin embargo, al poco tiempo la ermita quedó abandonada, pero en 1302 se abrió de nuevo al culto, con la intervención del Deán de la Catedral (p. 78). La iglesia fue mandada construir por el obispo Don Lope de Fitero. El santuario se reedificó por completo en el año 1519 y después fue sucesivamente ampliado, sobre todo en los siglos XVIII y XIX. La hospedería se rehizo tras el incendio sufrido en 1882.

Según Salcines, la imagen de la Virgen, que está en el centro de un bello templete en el altar mayor, es una talla del siglo XIII, de escuela bizantina, representando a la Purísima Concepción y fue restaurada en el año 1885 por Rafael Díaz, bajo la dirección de Rafael Romero Barros, que fue quien dictaminó en 1881 a favor de su remota antigüedad. Sin embargo, Rafael Ramírez de Arellano, con buen criterio, se encargaría de desestimar esa opinión en 1904. Según Villar, Dabrio y Raya, aunque es cierto que en el lugar se rindió culto a la Virgen desde el siglo XIII, la talla, tal y como hoy se contempla, corresponde a la estética manierista imperante a fines del siglo XVI y comienzos del XVII. En Córdoba es tradicional la romería al Santuario de Linares, a donde, desde tiempos remotos, ya acudían los cordobeses.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Antonio Martínez Castro, Inventario de fortificaciones del medio rural. Norte de Córdoba. Volumen I. Ficha 9, Torre de Linares, 2005.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417