IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Pósito de Villanueva Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Pósito de Villanueva
Código: 01140710021
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Villanueva del Rey

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Pósitos Almacenamiento agrícola Edad Moderna 1600/1699
Pósitos Almacenamiento agrícola Edad Moderna 1700/1799

Descripción

El Pósito se encuentra situado situada en las afueras del casco urbano en la confluencia de las calles de San Quintín, Parrilla y Pósito.

Es un edificio de planta casi rectangular, con un pequeño apéndice hacia el norte. Su fachada está orientada hacia el noroeste y abre a la calle Pósito. Consta de una sola planta en altura, estructurada en dos naves paralelas a la línea de fachada y una más también en línea con la fachada, contigua a ésta, que albergaría las dependencias administrativas, como se ve en una pequeña habitación que hay, según se entra, a mano derecha. A esta dependencia se accede por un vano adintelado con puerta de madera de cuarterones bastante deteriorada. Dentro de la habitación, a la izquierda, hay una alacena con puerta de doble hoja, de cuarterones con celosía de rombos en la parte superior para ventilación.

A la derecha de esta dependencia, sin comunicación con ella y en la misma línea de fachada se halla otra estancia que sí tiene comunicación directa con la panera mediante dos pequeños arcos de medio punto de escasa altura, cuya línea de imposta se marca por ligero resalte. Descansan sobre anchos pilares de sección rectangular. Se advierte que a la altura de estos arcos el muro es más grueso que en la parte superior, con el fin de dar más solidez a la estructura en la parte baja y soportar más presión. Pudiera ser que estuviese destinada esta cámara a almacenar productos de otro tipo.

Esta primera crujía de fachada se comunica con la zona de almacenamiento mediante un arco de medio punto de escasa luz. A su izquierda, hacia el extremo de la nave, se abre otro vano, en esta ocasión adintelado, frontero a otro similar en la nave contigua.

El almacén propiamente dicho consta de dos naves paralelas, cubiertas con el mismo tejado que protege la zona administrativa; de ahí que el tejado sea desigual en la anchura de sus dos vertientes, ya que hacia la fachada es más corto y, en cambio, la otra vertiente debe cubrir las dos naves de almacén, por lo que la cumbrera del tejado corre por encima del muro que separa la crujía de fachada respecto a las dos restantes.

Las dos naves de almacenaje presentan, por tanto, al exterior la otra vertiente del tejado, inclinada hacia la parte trasera del pósito y esto se acusa al interior donde la hilera de la techumbre asienta sobre el primer muro. Puesto que esta vertiente tiene considerable anchura, hacia la mitad descansa sobre el siguiente muro medianero, situado entre las dos naves de almacenamiento, y prosigue hasta descansar sobre el muro perimetral de la parte posterior.

Un muro diviosrio separa las dos naves entre sí y va perforado por dos vanos adintelados, uno en cada extremo, más tres arcos de medio punto de escasa flecha y otro a continuación, más alto. Todos estos vanos muestran la rosca lisa y grueso intradós, sin decoración alguna en pro de una mayor fortaleza estructural.

La techumbre de madera se dispone, según se ha explicado, a dos aguas. La hilera descansa sobre el primer muro de separación y el resto se dispone sobre gruesos rollizos sin desbastar que entestan en la hilera y en los muros perimetrales y sostienen los tiguillos o ramaje de mediano grosor que se solían unir mediante una mezcla de barro y ramas mucho más finas colocadas entremedias.

En la nave trasera, en el extremo derecho, según testimonios, parece ser que existe un sótano, lo que no se ha podido comprobar por el pésimo estado de esta zona y el peligro de hundimiento.

La solería es la primitiva y está constituida por ladrillos unidos por sus cabezas formando espiga.

El pósito cuenta con una fachada muy sencilla, encalada por completo, con una sola puerta adintelada, con escalón formado por varias piezas de piedra. Las ventanas son pequeñas y se hallan situadas en la parte alta del muro, por debajo del tejado, ya que se buscaba la precisa ventilación e iluminación, sin estorbar al fin práctico de almacenamiento. Hay tres en total, dos de ellas a ambos lados de la puerta. Son cuadradas, con derrame hacia el exterior, bastidor de madera y sencilla reja de barrotes dispuestos ortogonalmente. Cierran mediante dos hojas de madera con cuarterones.

La puerta tiene dos hojas formadas por tablas de madera dispuestas longitudinalmente, con clavos hemiesféricos y dos herrajes en flor de lis para los goznes en la parte superior. Tiene dos cerraduras, conservándose la llave antigua de una de ellas.

La cubierta es de teja curva y apoya sobre una hilera de ladrillos yuxtapuestos y colocados de plano.

El pósito está encalado por dentro y por fuera, pero los numerosos desprendimientos permiten ver en algunas zonas el material empleado para su construcción. En los muros es frecuente ver mampostería y en algunas zonas de las partes altas se empleó tapial. Los pilares, al menos los de la estancia a la derecha de la primera crujía, son de ladrillo y también los arcos.


Datos históricos

Su situación próxima a las afueras del casco es frecuente en este tipo de construcciones para facilitar la comunicación con el medio rural y el tránsito de mercancías a lomos de bestias de carga. La fachada da a la calle Pósito que, junto con la calle Real, del Pilar, Parrilla, San Quintín y Portales, parte de la plaza del Barribalto.

Se desconoce la fecha de fundación, pero la tradición sostiene que cuenta con más de tres siglos de antigüedad. Lo cierto es que no hay elementos decorativos que pudieran ayudar a establecer la cronología y los estructurales se repiten a lo largo de dos centurias, así los pilares y los arcos de medio punto. Además, el tipo de cubrición mediante tiguillos tuvo mucho arraigo en todo el norte de la provincia durante varios siglos, lo cual no contribuye a aclarar la datación. Por todo ello, es arriesgado especificar si el pósito fue levantado en el siglo XVII o en el XVIII.

Exteriormente se asemeja a la tercia de Villaviciosa. Se trataba de un pósito municipal, pero el Ayuntamiento lo puso en venta y lo adquirió en el siglo XIX Pedro José Barba García, casado con Catalina Alcántara Muñoz. Estos lo legaron a sus dos hijos, Elisa y Manuel, y en la actualidad es propiedad de los descendientes de ambos. Buena parte de ellos han manifestado su deseo de que lo adquiera el ayuntamiento con el fin de instalar en él un museo etnológico, en el que se expongan utensilios empleados en las faenas tradicionales de Villanueva.

Calle arriba se encuentran las ruinas de la Molina. Era el molino adonde se llevaba el grano y estuvo funcionando hasta la década de 1960. Después, cuando dejó de funcionar y perdió interés práctico, fue abandonado; el paso del tiempo y la desidia han hecho lo demás. Hoy sólo quedan los muros y el recuerdo en muchos villanovenses que lo vieron funcionar.

Es uno de los escasos edificios, entre pósitos y tercias de la provincia, que conserva prácticamente intacta su imagen original, debido a que se le han hecho muy pocas obras. También es cierto que esto ha contribuido a que el estado actual sea lamentable y en algunas zonas haya verdadero peligro de ruina, no sólo del techo, restaurado parcialmente por una parte de la propiedad, más interesada en conservarlo, sino de los muros, algunos con desplome y grietas preocupantes, e incluso de parte del suelo que está hundido en la zona donde dicen que hay un subterráneo, imposible de ver por la situación de ruina.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Jordano Barbudo, María de los Ángeles, Inventario de Pósitos y Tercias de la provincia de Córdoba para el Expediente de inscripción Genérica Colectiva en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, 2008.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417