IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Sitio Arqueológico de Hornos de Segura
Código: 01230430004
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Jaén
Municipio: Hornos
Códigos relacionados

Incluye a:
Código Denominación
01230430002 Puerta de la Villa
01230430001 Castillo

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Ciudades Edad Contemporánea
Castillos Edad Media
Poblados Edad Media - Almohades
Ciudades Edad Moderna
Poblados Edad del bronce antiguo
Poblados Edad del bronce medio
Poblados Edad del cobre

Descripción

El núcleo de población de Hornos de Segura se encuenta situado sobre un promontorio rocoso de 867 m. de altitud, en el valle formado por los ríos Trujala hacia el Norte y Hornos hacia el Sur. Hacia el Noreste las pendientes están suavizadas ya que se inician las estribaciones de las sierras de Pontones y Santiago de la Espada, mientras que hacia el Sur y el Este el desnivel es bastante acusado, elevándose el promontorio algo más de 200 metros sobre las escarpadas pendientes. El centro de este promontorio es amesetado, a excepción de una pequeña elevación en la que se ubican los restos arquitectónicos del castillo.
El enclave de la actual población de Hornos de Segura fue estudiado en 1974 por J. Maluquer. Este estudio documentó una continuidad en la ocupación desde el III milenio a. de C. hasta mediados del II a. de C. Se trataba de un poblado en altura adscrito culturalmente a la Edad del Cobre y del Bronce. (RUÍZ RODRÍGUEZ, A. 1997).
Maluquer distingue cuatro etapas en este período de ocupación.
Califica a las dos primeras (Hornos I y II) de fundación. A ellas pertenece una edificación groseramente circular de unos 6 ó 7 m. de diámetro. En esta cabaña se documentaron varios hogares de Hornos II que Maluquer consideró producto de sucesivos desplazamientos, pero que pudieron ser contemporáneos como se ha comprobado en Cazalilla o Marroquies Bajos, lo que indicaría un espacio compartido por varias familias. En cuanto a la cultura material hallada en la excavación, destacan instrumentos pequeños realizados en sílex y punzones de hueso. La vajilla revela una fuerte tradición neolítica diferenciándose de la realizada por los habitantes de la Campiña. Son cerámicas lisas o decoradas con acanaladuras, puntillado, incisiones formando líneas paralelas y digitaciones. (RUÍZ RODRÍGUEZ, A. 1997).
La tercera etapa (Hornos III) corresponde a un momento avanzado de la Edad del Cobre. En ella se mantiene la cultura material de tradición neolítica descrita, pero se documentan dos elementos nuevos: instrumentos de metal (punzón de cobre) y material cerámico decorado al estilo inciso campaniforme. (RUÍZ RODRÍGUEZ, A. 1997).
La última etapa (Hornos IV) corresponde a la Edad del Bronce con características de la Cultura del Argar, en auge en la zona de Almería durante la mitad del II milenio a. de C. Se caracteriza por una cerámica lisa y con la superficie exterior bruñida. En esta etapa se observa la continuidad de una población que, sin embargo, ha sufrido una aculturación. Probablemente en este momento se han sustituido ya las cabañas circulares compartidas por estructuras rectangulares unifamiliares, sustitución contemporánea a la ocurrida en Peñalosa (Baños de la Encina) o Iznatoraf, pero no ha podido ser documentada en Hornos. Esta hipótesis se ve reforzada por la existencia de sepulturas bajo las viviendas de dos tipos: cistas de piedra y el pithoi (recipiente cerámico de gran tamaño). Tras esta fase se abandona el asentamiento, sin que se halla podido documentar una posible ocupación del lugar hasta la Edad Media. (RUÍZ RODRÍGUEZ, A. 1997).
Hornos está claramente reflejado en las fuentes árabes, en las que se denomina "Hisn Fornus". En esta época debió tratarse de una aldea defendida por la inaccesibilidad de su enclave y un recinto murado que pudo contar con otra defensa en su zona más elevada. Algunos tramos del recinto antíguo pueden observarse hoy entremezclados con las edificaciones de la población (SALVATIERRA CUENCA, V. 1997, CASTILLO ARMENTEROS, J.L.... et al. 1997).
El castillo actual debió ser construido por la Orden de Santiago, tras su conquista, en el S. XIII. Es muy posible que se limitaran a reutilizar parte de las estructuras existentes y a edificar un alcázar en la zona más elevada del cerro (SALVATIERRA CUENCA, V. 1997).
El castillo de Hornos controlaba, desde su inmejorable posición, uno de los caminos históricos que transcurría entre las sierras de Cazorla y Segura, el llamado Collado de los Almendros de Cazorla, paralelo al curso del rio Guadalquivir. Dicho camino se bifurcaba al norte de Bujaraiza (Hornos), siendo el ramal que se dirigía al noroeste remontando el rio Hornos el que guardaba la fortaleza que nos ocupa (ESLAVA GALÁN,J. 1989,1999).
La localidad fue conquistada por Don Pedro Pérez Pelayo Correa, maestre de la Orden de Santiago, en 1239, tras lo que quedó adscrita a la Encomienda de Segura de la Sierra. Dependía de la chancillería de Granada y del obispado de Cartagena. Fue villa desde el reinado de Fernando III (VILLEGAS DÍAZ, L. R., GARCÍA SERRANO, R. 1976).
Hornos, junto con Segura de la Sierra, fue uno de los lugares de proyección de la política de la familia Manrique en el S. XV, enfrentada a los monarcas Juan II y Enrique IV. Los Manrique controlaban gran parte de los recursos de la Orden de Santiago, gracias a los cuales Rodrigo Manrique, desde su posición como comendador de Segura, se proclamó Gran Maestre de la Orden, resistiendo y derrotando a las tropas de Juan II y Don Älvaro de Luna en Hornos (SALVATIERRA CUENCA, V.1997). Como consecuencia de la guerra civíl, en 1468 la localidad se encontraba completamente despoblada (CRUZ AGUILAR, E. de la, 1994).
Continuó formando parte del señorío santiaguista de Segura de la Sierra durante toda la Edad Moderna, perteneciendo al Reino de murcia entre 1507 y 1748. Hasta el S. XIX la población se dedicó a la agricultura de subsistencia, especialmente centrada en el cultivo cerealístico.
La distribución urbanística del casco, cierra todas las posibilidades de expansión en la actualidad, a excepción de la parte Noreste, donde se han construido viviendas de nueva planta.El área que hemos definido de interés arqueológico viene delimitada por las noticias que sobre la remodelación de viviendas hemos tenido, y por el afloramiento de las calizas de base en el resto de la extensión del casco urbano. Esta delimitación está marcada claramente desde la calle Parras, la plaza de la Rueda y hacia el Suroeste por la plazoleta y la calle de San Bartolomé, para cerrar por el Norte, en la puerta de la villa. Hornos se encuentra en estado de erosión total debido al afloramiento de la caliza de base en varios puntos: desde la calle de la iglesia, calle Parras hasta los aledaños del castillo.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

BERGES ROLDÁN, Luís. Hornos: el castillo y la puerta de la Villa. 1973, -.

CASTILLO ARMENTEROS, José Luís. Jaén. Los castillos a través de la Historia. 1997, pp. 133-171..

CRUZ AGUILAR, Emilio de la. El reino Taifa de Segura. 1994, pp.883-913.

ESLAVA GALÁN, Juan. Los castillos de Jaén. Universidad de Jaén, Papiro, Osuna, 1999.

ESLAVA GALÁN, Juan. Los castillos de la Sierra de Segura. 1989, pp. 9 - 37.

ESLAVA GALÁN, Juan; CEREZO MORENO, Francisco. Castillos y atalayas del Reino de Jaén. Riquelme y Vargas Ediciones., 1989.

GARCÍA SERRANO, R.; VILLEGAS DÍAZ, Luís Rafael. Relación de los pueblos de Jaén, ordenadas por Felipe II en 1575. 1976, Pp. 9 - 302.

MORALES TALERO, Santiago. Castillos y murallas del Santo Reino de Jaén. 1958, pp. 9-91..

MORALES TALERO, Santiago. Castillos y murallas del Santo Reino de Jaén III. 1963, pp.9-32..

OLIVARES BARRAGÁN, Francisco. Castillos de Jaén. Castillo de Hornos de Segura. 1988, pp.31-32..

OLIVARES BARRAGÁN, Francisco. Castillos de la provincia de Jaén. Instituto de Estudios Giennenses. Exma. Diputación Provincial., 1992.

RUÍZ RODRÍGUEZ, Arturo. Arqueología, Historia Antígua. Pobladores sedentarios. 1997, pp. 1209-1210..

SALVATIERRA CUENCA, Vicente. Historia Medieval. Fortaleza de la Orden de Santiago. 1997, pp.1211-1212.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. Zonas arqueológicas del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. Código: A99003CM23YA.. Casco urbano de Hornos de Segura, 1999.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. JUANA CANO CARRILLO, Inventario de Yacimientos Arqueológicos de la Provincia de Jaén. Casco urbano de Hornos de Segura, 1998.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. Poliorcética y fortificación bajomedieval en el Reino de Jaén.. Casco urbano de Hornos de Segura, 1983.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417