IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 4| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Fábrica de harinas Nuestra Señora del Rosario Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Fábrica de harinas Nuestra Señora del Rosario
Código: 01230350012
Caracterización: Arquitectónica, Etnológica
Provincia: Jaén
Municipio: Fuerte del Rey

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Fábricas de harinas Producción de harinas Edad Contemporánea 1930/1974

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Propietarios Arroyo Toro , Francisco 1930

Descripción

La fábrica de harinas Nuestra Señora del Rosario está situada en un lugar céntrico del casco urbano de Fuerte del Rey en Jaén. Se localiza muy cerca de la plaza de la Constitución donde se encuentran situados el ayuntamiento y la iglesia. El acceso principal se realiza por la calle de la Harina, a través de un espacio público adyacente a la fábrica. El acceso trasero se realiza por el número 1 de la calle Llana, a través de las dependencias de la antigua casa de los propietarios de la fábrica.

La fábrica de harinas está compuesta por tres espacios: el edificio principal, el almacén y otras dependencias.

1. Edificio principal
El edificio principal está orientado hacia el Suroeste salvando una pendiente constante en la dirección de su eje mayor. Es de planta rectangular con unas dimensiones de 14 metros y medio en su lado más largo y 8 metros y medio en su lado más corto y su estructura responde a la tipología arquitectónica de fábrica de pisos formada por dos plantas más sótano con cubierta plana.

Está construida en estructura de hormigón. El forjado de planta semisótano y baja es de viguetas de madera apoyadas en muros y el forjado de planta primera es de viguetas de acero y bovedillas. Los cerramientos exteriores están construidos en muro de carga y las particiones interiores son de ladrillo. El suelo del semisótano es de cemento y el de las plantas de piso de madera. La carpintería tanto exterior como interior de la fábrica es de madera.

Al exterior, la fachada está revestida con mortero y pintada en tono claro decorada con la marca de los sillares. Las esquinas del edificio están remarcadas con piedra blanca. La fachada se compone de tres niveles que se corresponde con la planta baja, la planta primera y el sótano. La altura entre las plantas baja y primera es la misma mientras que la pendiente del espacio público situado delante de la fábrica deja al descubierto aproximadamente 1 metro del sótano en el extremo derecho de la fachada y casi lo oculta en el lado opuesto dejando a la vista escasos 30 centímetros. El nivel del sótano se remarca con un zócalo de piedra. La planta baja se separa de la primera por una cornisa sencilla.

La composición de la fachada es simétrica. Cada planta contiene cinco huecos distribuidos uniformemente. La planta sótano contiene tres huecos, uno central y dos a cada lado. Los huecos de planta baja y primera están recercados por piezas de piedra blancas. Todos los huecos de la fachada son de las mismas dimensiones a excepción de los huecos de ambos extremos de la planta baja que tienen dimensiones de puertas. El acceso se realiza por el hueco izquierdo de la planta baja a través de una escalera de pocos peldaños. El hueco simétrico al acceso es un balcón.

El edificio se corona con el pretil de la azotea. Este pretil está dividido en cinco partes iguales con pilones. El vano central está decorado con un mosaico de azulejos.

1.1. Maquinaria
La fábrica conserva íntegra toda la maquinaria original:
En el semisótano: motor, cuadro de luces, sistema de tronco de poleas, cajón, elevadores con sistema de cangilones, lavadora con sistema de pilas y triarvejón con cajón.
En la planta baja: cajones de volteo con embudos, sifones con cangilones, deschinadora con 4 cajones, máquinas de molienda (con 2 molinos cada una en total 8) con 11 sifones y cepilladora.
En la planta primera: noria rociadora, cepilladora, máquina imán, peso, recolectores de mangas múltiples, plansichter o cernedores planos y su motor, sasor, armario con útiles.

1.1.1. Semisótano
En primer lugar está el motor, situado debajo de las escaleras que bajan al semisótano. Asociado al mismo, se encuentra una caja rectangular con una manivela en la parte superior. Debajo del primer tramo de la escalera, en la pared de la parte anterior izquierda, se encuentra el cuadro que tiene la palanca-interruptor. El motor tiene una polea en su parte trasera de la que sale una correa de material que engancha con una rueda de madera de metro y medio de circunferencia y que mueve un eje de hierro del que salen doce poleas agrupadas de dos en dos, una mayor de unos 50 centímetros y otra más pequeña de 30 centímetros situado sobre cinco poyetes. A partir de estas poleas se mueve todo el sistema de transmisiones de la fábrica.

En el rincón se encuentra un cajón de madera de 2,5 metros de alto por 2 metros de ancho. La altura llega hasta el techo del semisótano de la planta baja; es donde se recoge primeramente el trigo, el cual se descarga por una trampilla. En su parte frontal el cajón tiene una ventana de 40 por 30 centímetros para mirar y revisar. Esta es de madera y se abre empujándola hacia dentro. Junto al cajón, se encuentran dos elevadores rectangulares de madera dentro de los cuales están los "cachuchos", cangilones de metal atornillados a una correa de lona que, con el mismo movimiento que las norias, son accionados para la distribución del cereal. De unos 15 centímetros de ancho arrancan del suelo recogiendo el trigo del cajón y suben hasta las siguientes plantas. En diagonal a este sistema, viene del piso de arriba un sifón rectangular de madera de las mismas proporciones que acaba en una boca donde se coloca el saco que recoge el polvo que se desprende en el movimiento del cereal. Al lado izquierdo de esta boca, se sitúa el complejo de la lavadora, debajo una pila cuadrada de piedra de 2 metros de largo, 1 de ancho y 0,5 metros de profundidad. Al lado existe otra especie de pila rectangular. A la máquina lavadora llegan dos conductos de chapa, uno para el trigo y otro para el agua. Al lado existe un grifo.

En el centro de la nave está el triarvejón o arvejón, con alvéolos redondos para separar el trigo de otras semillas. A ambos lados hay un cajón rectangular de madera, por donde pasa el trigo que va por los elevadores.

El techo del semisótano lo cruza un sifón de 0,5 metros de ancho, recorriendo los distintos conductos.

1.1.2. Planta baja
En la planta baja, hay una trampilla de 1 metro x 1 metro, donde se echa el cereal que cae al cajón del sótano. Recorren de arriba a abajo la planta los sifones cuadrangulares de madera que desde el sótano suben con el trigo sucio. A la izquierda están los cajones de volteo, tres, con embudos que conducen la salida. Con palancas de hierro exteriores se abren las compuertas. Delante de estos cajones están dos sifones, con una ventana de cristal, por donde se observa la correa con cangilones. Enfrente está la deschinadora, con tres entradas de sifones distintas a cajones interiores diferentes y una lateral en diagonal. La máquina de madera, rectangular, de 1,5 metros de ancho por 2,5 metros de largo y unos 40 centímetros de grosor, sobre cuatro apoyos de hierro. De esta plataforma sobresalen cuatro cajones en forma de trapecio, que conectan con los sifones que llevan el cereal a los cajones interiores.

A la izquierda se suceden las cuatro máquinas de la molienda, acabando la última ya en la parte contraria de la nave. Los molinos son dobles, cada estructura contiene dos molinos, siendo ocho. Los rodillos van teniendo cada vez las estrías más finas. Cada pieza de molinería tiene forma de pirámide truncada acabada en tubo de cristal dividido por una chapa que separa el grano que va a cada molino. Cae por aquí el cereal y pasa a través de un primer cajón al recipiente que contiene los rodillos, siendo el de abajo el que cambia en las estrías. Tiene frente de cristal para observar la molienda, con manivela que permite abrir. Debajo está un cajón, ventana de cristal en la parte superior y manecilla de apertura de ventana, en la que se encuentran los embudos que acaban en los sifones que van conduciendo las distintas harinas. En la esquina superior de cada máquina, existe una palanca aliviadero que acaba en una pequeña rueda metálica, activada por una manija en forma de mango con muelle. Estos molinos se mueven por las poleas, a su vez por las correas que desde el eje de la planta del semisótano mueven toda la maquinaria. Delante de cada polea se encuentra una baranda; hierro vertical cruzado a la altura de la polea por otros dos hierros.

El número de sifones que vienen de arriba y entran en los molinos es distinto. En el primero hay dos, en el segundo tres, en el tercero dos y en el cuarto cuatro. Todos los sifones que están detrás de los molinos llevan harina. En el ángulo imaginario que forma la deschinadora y el primer molino junto a ella está la correa que viene desde el semisótano y hace mover el eje que hace funcionar las otras poleas y la maquinaria.

Detrás de los molinos, hay una cepilladura, cubierta con una semicircunferencia de chapa, de la que sale un sifón cuadrangular hacia arriba de 15 centímetros por cada lado. Su función es deshacer y clasificar la harina.

En esta misma planta, existe una mesa de madera, de 1,5 metros por 75 centímetros de ancho, con dos cajones, encima de la cual se encuentran llaves de la maquinaria de la fábrica, además de una barrena, un cepillo, un balanzón, una escuadra y dos herramientas.
Detrás del cuarto molino, existe un vano cerrado con una pequeña puerta de madera pintada, que hacía de caja de herramientas. Encima está una regla de madera de 0,5 metros donde se medía la capacidad del depósito de agua. Y pegado a la regla se encuentra un trozo de madera, con las iniciales FAT (Francisco Arroyo Toro) en hueco, que servían para marcar los sacos de harina, con pintura o alquitrán, que se envasaban en la fábrica.

1.1.3. Planta primera
En la planta primera, colgada se encuentra la noria rociadora, compuesta por un cajón de madera de 1 metro por 50 centímetros. El agua viene de un depósito que está situado arriba. Son los cajones acondicionadores. Delante de los cajones se encuentra una cepilladora, encuadrada en una estructura de madera, de la que sale un sifón cuadrangular hacia arriba de 20 centímetros por cada lado.

A la derecha de la puerta, se encuentra, una pequeña maquina con ventana rectangular al exterior, que contiene un imán cuya función es quitar puntas y otros objetos metálicos. Justo debajo se encuentra un cajón de chapa de 50 centímetros por 50 centímetros. Su función era controlar la cantidad de grano que entraba en el proceso de producción: marcaba el peso y bajaba el grano. Debajo viene un cuerpo cúbico de madera por el que bajaba el trigo a la siguiente máquina.

Delante de la cepilladora se encuentran los dos recolectores de mangas múltiples. Su función es recoger el polvo a través de estas mangas que filtran el aire lanzado por un ventilador. Las conducciones de aire acaban en un gran sifón que termina en el ciclón. Los recolectores tienen unos 3 metros de alto por 1,5 y 2 metros de ancho. Las mangas son de tela.

En el centro de la sala se encuentran los plansichter, o cernedores planos, cuya función es separar el salvado de la harina y cernir ésta. Hay cuatro: dos a la izquierda del colector y otros dos en la otra parte de la sala. El plansichter es una máquina, con siete planchas, cogidas por unos hierros que la atraviesan en sus esquinas. Cada plancha tiene un cedazo para filtrar la harina, siendo los de abajo telas más finas, algunas de seda. De cada lado menor salen seis mangas de tela por donde cae la harina, a un recipiente. En medio de cada conjunto de plansichter se encuentra la máquina que hace mover estas cernedoras.

Entre los plansichter se encuentra el sasor, máquina que recogiendo la sémola, clasifica las harinas y quita las posibles impurezas. Es de madera, con base rectangular donde se encuentran los cedazos y cepillos y un segundo cuerpo con forma de trapecio con cuatro ventanas delanteras por donde entra la sémola.

Finalmente, se encuentra un armario de madera. Dentro algunos marcos interiores del sasor, un cajón pequeño de madera para guardar herramientas, una llave para montar y desmontar las placas de los plansichter, gomas no identificadas y costales. Es de madera, mide 2,30 m de alto, por 1,70 de frente y 1 m ancho. Interiormente dividido en cuatro cuerpos, en cuatro bandejas.

2. Almacén
La nave de almacén se sitúa de forma perpendicular al edificio principal. Es de planta rectangular con unas dimensiones de 17 metros en su lado más largo y 9 metros en el lado más corto. Está formado por dos plantas y cubierta dos aguas. Está construido de forma tradicional, con muros de carga de tapial, con zócalos de piedra, revestidos de sillarejo y enlucidos con yeso. La planta baja está resuelta con forjado de viguetas metálicas que descansan en muros laterales y viga central, la planta primera consta de cubierta a dos aguas con teja curva cerámica sobre estructura de rollizo y tablero de madera con cerchón. En la planta baja el suelo es de baldosa hidráulica y carece de pavimento en la primera. Tanto las paredes de las naves almacenes como del espacio de anejos se encuentran revestidas de yeso al interior y revoco al exterior.

En las naves se conserva: una tarara, zig-zag o monitor con dos cuerpos, un embudo y sifón, una despuntadora, un ventilador con dos sifones, un depósito de harina con dos sifones, un medidor de madera, una balanza y una báscula, una rueda de noria, varios rodillos gastados.

En el espacio de almacén se encuentra la tarara, zig-zag o monitor, cuya función es quitar paja, granizas, cintas de saco y otros elementos que pueda traer el trigo. Tiene dos cuerpos, uno superior rectangular de 2 m, dividido en dos cajones interiores y con el lado posterior acabado en ventana de cristal, y otro inferior encuadrado en una estructura que contiene una plataforma inclinada hacia el lado trasero con una criba y un fondo. Entre los cajones de arriba y la plataforma existe un embudo de conexión con una polea en el vértice inferior. A esta máquina llega un sifón cuadrangular de los pequeños desde la sala de la maquinaria. A su vez, sale un sifón de 30 cm por 30 que va al ciclón llevando las partículas y el polvo.

Al lado de esta máquina, se encuentra la despuntadora, la cual quita la punta que tiene el grano, quita el germen al trigo, evitando así la acidez. Consta de dos partes: una plataforma inferior rectangular de madera y una parte superior también de madera dividido a su vez en dos cuerpos y con dos ventanas rectangulares en cada lado. Uniendo estas dos partes sale un sifón que haciendo una doble curva se introduce hacia la sala de maquinarias.

A su lado se encuentra otra máquina, del molino de piedra antiguo, torno cuya función era limpiar el cereal.

Delante de la despuntadora se encuentra el ventilador, que une dos sifones, uno que viene de abajo y otro que va hacía arriba, hacia el ciclón. Es un embudo grande de hierro que cuelga del techo. La función es recoger el polvo y microorganismos nocivos para la salud para que no salgan al exterior. En el fondo del cono se deposita el polvo y las impurezas y por el orificio central sale el aire. Para esta fábrica el ciclón es insuficiente, por lo que también se emplean los dos colectores que antes señalamos.

Pasando a la nave-almacén encontramos el depósito de la harina, en la parte inferior dos bocas circulares de chapa, que corresponden a los cajones interiores en los que se divide este depósito. Estas bocas no están pegadas a la pared, facilitando así el manejo de los sacos. A la izquierda de este depósito, se encuentran dos sifones que en diagonal bajan de la sala de arriba y a la derecha en la otra pared, otros cuatro sifones que también vienen de la sala de arriba. Las dos primeras son para recoger el polvo generado en el proceso y las otras son para productos diferentes: salvado, salvado "molluelo", harinillas y harinas de distintas calidades.

A la derecha, de las cuatro bocas, está una tabla de madera en vertical con tres filas de 25 agujeros cada una que servía para ir midiendo los sacos envasados de distintos productos bajando un palito que se introducía en los agujeros. Justo al lado está una balanza de hierro con un receptáculo mayor donde se colocan los sacos y otro menor donde están las pesas de hierro: cuatro rectangulares de 30 por 10 centímetros, de 20 kilos, y dos circulares de 15 de cm de circunferencia, de 10 kilos, con lo cual el peso de las sacas podía ser de hasta de 100 kilos. Normalmente las medidas se hacían sobre los ochenta kilos. Colgado de uno de los brazos de la balanza se encuentra un pequeño balanzón semicircular de metal. Delante de la balanza hay una báscula tradicional de color azul, con una plataforma de 1,5 metros y un cuerpo de pesas de 1 metro de altura, que estuvo desde el inicio.

A la derecha de la báscula, hay dos sillas, una gran cantidad de cuerdas de esparto que se utilizaban en un molino de aceite, una palanca o "barrón" de hierro para abrir agujeros y en el rincón de la pared está una carretilla de madera Al lado de la pilastra de la nave está un cajón de madera, con una tapadera de bisagra arriba con apertura al exterior. Se llenaba de harina y de aquí se cogía con el balanzón para uniformar las cantidades de las sacas.

3. Otras dependencias
En cuanto al edificio de otras dependencias o anejos está resuelto en la planta baja con entramado de rollizos de madera y entrevigado de ladrillo a revoltón que descansa sobre muros y machones y en la planta primera con cubierta a dos aguas con teja curva cerámica sobre estructura de rollizos de madera y tablero en pendiente de ladrillo, apoyadas en muros extremos y pórtico intermedio de machones de fábrica y dintel de madera. El suelo es de baldosa hidráulica en planta baja y sin pavimento en la primera. Las paredes se encuentran revestidas de yeso al interior y revoco al exterior.

La fábrica de harinas Nuestra Señora del Rosario en Fuerte del Rey es de significativa importancia para el Patrimonio Cultural Andaluz por diversos valores:
En primer lugar, por su valor histórico, como testimonio de la variedad morfológica y ecológica que caracterizó a la campiña de Jaén, al igual que a otros medios de campiña andaluza, hasta finales del siglo XX. Un territorio de olivar compartido con una amplia gama de especies agrícolas aprovechables como era el cereal, que contrasta con la configuración actual de olivar industrial, regado y extensivo.
El valor arquitectónico de la tipología de fábrica de pisos, un ingenio de la industrialización que aprovecha por un lado, el suelo situando sus pisos en altura y por otro, la gravedad para los procesos de producción.

Y por último, por el valor de la ingeniería, de la maquinaria que contiene, íntegra y bien conservada, testimonio del proceso de transformación del cereal en harina desarrollado hasta la crisis del petróleo de 1973.


Datos históricos

La fábrica de harinas fue construida en el año 1930 por Francisco Arroyo Toro y estuvo en funcionamiento hasta el año 1974.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Lugar de Interés Etnológico BOJA 22/03/2004 56 7089

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

ANUNCIO de la Delegación Provincial de Jaén, por el que se pone de manifiesto el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con carácter específico y categoría Lugar de Interés Etnológico, a favor de la Fábrica de Harinas Nuestra Señora del Rosario en Fuerte del Rey (Jaén). 09/01/2004, 631.

Incoación del procedimiento para la inscripción Específica en el CGPHA. Resolución de 24 de septiembre de 2002. 19/10/02, 20369.

Información pública del procedimiento de inscripción específica en el CGPHA. Anuncio de 16 de septiembre de 2003. 06/10/03, 21137.

ORDEN de 26 de febrero de 2004, por la que se resuelve inscribir, con carácter específico, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como lugar de interés etnológico, el inmueble denominado Fábrica de Harinas Nuestra Señora del Rosario en Fuerte del Rey (Jaén). 22/03/2004, 7089.

Puesta de manifiesto a los interesados del procedimiento de inscripción específica al CGPHA. Anuncio de 10 de diciembre de 2003. 09/01/04, 631.

Información documental

Centro de Documentación y Estudios. Marta Santofimia Albiñana, Proyecto Patrimonio Industrial de Andalucía. Fábrica de harinas Nuestra Señora del Rosario, Fuerte del Rey, Jaén, 2011.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417