IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Cerro Salido
Otras denominaciones: Cerrillo Salido Código: 01230380015
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Jaén
Municipio: Guardia de Jaén (La)

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Fosas funerarias Alta Edad Media - Visigodos

Descripción

Las primeras noticias "oficiales" que se tienen de la necrópolis visigoda de Cerro Salido datan de Noviembre de 1954, año en el que, con subvención del Instituto de Estudios Giennenses se realiza una excavación arqueológica, dirigida por los señores F. Pinero y J. Martínez (PINERO JIMÉNEZ, F., MARTÍNEZ ROMERO, J., 1955). La zona en la que se asienta esta necrópolis (al parecer muy extensa) está cuajada de rocas de sedimentación, que se alternan con otras de formación caliza, dislocadas ambas en grandes bloques en numerosos puntos, debidos a movimientos geológicos de considerable magnitud, dado los hundimientos que se observan. La especial disposición de las tumbas, aún en los bloques desprendidos, denotaba que fueron abiertas con posterioridad a los referidos desprendimientos y hundimientos.
Las tumbas no guardaban, en general, una orientación determinada, sino que sus constructores parecían haber aprovechado la mejor disposición del terreno, observándose que siempre que era posible, la orientación había sido hacia el Este y el Sur.
Los arqueólogos inspeccionaron unas 22 tumbas, de las cuales, sólo 7 permanecían intactas. Presentaban una forma ovoide, exageradamente alargada, con una leve insinuación antropomorfa. Tanto en su sección transversal, como longitudinal, ofrecían la forma de una barquilla, rematada en su parte superior con una muesca de encaje para colocar las losas que las cubrían. Tres de las siete sepulturas, a 1,50 metros de profundidad, estaban casi por debajo de un muro que rodeaba la cúspide del cerrillo por sus caras Norte y Oeste. Otro tipo de sepultura, que estaba rehundida por su cobertera, estaba revestida de tégulas (tres en su fondo, una en la cabeza y otra a los pies). Otra variedad, ofrecía la particularidad de tener abierta dentro de la tumba, y en la parte superior izquierda del fondo, otra foseta de reducidas dimensiones en donde se encontraron todos los restos reunidos. Otras tumbas aparecían con partes de sus paredes terminadas con obra de ladrillo.
Por lo que se refiere a los restos humanos, sólo en una aparecieron los restos pertenecientes a un sólo cadáver orientado al Este; en las tumbas restantes se encontraron siempre dos (uno a la cabeza y otro a los pies), siendo imposible determinar si la posición de enterramiento era en cuclillas o más bien a lo largo en posición encontrada. Sólo en una de las tumbas se encontró dos cráneos juntos.
Las bóvedas craneanas correspondían al tipo dolicocéfalo y eran de adultos. En uno de los cráneos pudo apreciarse en la parte superior del frontal un agujero perfectamente regular.
En cuanto a ajuar, sólo se encontró en una de las tumbas. Se encontraron junto al cráneo y a ambos lados, unos aretes de oro con pedrería, ambos de tamaño considerable, que se adscribieron a la etapa visigoda, y a los pies apareció también una hebilla, igualmente visigótica. En el resto de sepulturas no apareció nada que se pueda comparar, tan sólo una punta de flecha y una hoja de puñal (ambos de hierro), un anillo de cobre y una cuenta de vidrio.
Ya en 1954, los arqueólogos dieron también noticia que a unos 30 metros de esta necrópolis visigoda, existía otra, que adscribieron a etapa musulmana.
En 1955, Concepción Fernández-Chicarro (FERNÁNDEZ-CHICARRO, C., 1955) visitó de nuevo el yacimiento. Todas las tumbas habían sido violadas, excepto una, que sólo lo había sido en parte, y en la que se hallaron varios esqueletos con un total de cinco cráneos, concluyéndose que se trataba de una huesa familiar.
En 1992, J.R. Villa González prospectó el yacimiento, distinguiendo en él dos zonas (A y B) separadas entre sí y con tipología diferente en los enterramientos.
En la zona A (coordenadas U.T.M. 439550,4177700), se hallaban multitud de enterramientos antropomorfos excavados en la roca natural, en algunos casos respetando la excavación un rebaje en los laterales para disposición de las lajas de cobertura (bien de piedra caliza, bien tégula). La orientación de los enterramientos es disforme, adaptándose al terreno natural. La mayor parte de ellos habían sido vacíados hacía décadas, y estaban colmatados por malezas.
En la zona B (coordenadas U.T.M. 439480,4177675) documentó parte de las tumbas descritas en 1954: las tres sepulturas con paredes de ladrillo y cubierta de tégulas que se encontraban bajo uno de los múltiples muros de mampostería que aterrazan artificialmente la zona; la orientación de estas sepulturas sigue las pautas generales del mundo tardorromano (Noroeste-Sureste). Próximas a éstas, en ambos extremos, parecían encontrarse restos de otros dos enterramientos con aspecto de inalterados; en la zona aterrazada superior se halló un bloque troncocónico de caliza labrado, posible pieza de una columna.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CASTILLO ARMENTEROS, Juan Carlos; CASTILLO ARMENTEROS, José Luís. La Guardia: Diócesis Episcopal. 1998, pp. 1121-1140.

FERNÁNDEZ CHICARRO Y DE DIOS, Concepción. Prospección arqueológica en los términos de Hinojares y La Guardia. 1955, pp. 89-99.

MARTÍNEZ ROMERO, José; PINERO JIMÉNEZ, Francisco. Prospección arqueológica realizada en el Cerrillo Salido, término de La Guardia de Jaén. 1955, pp. 171-174.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de Yacimientos Arqueológicos de la Provincia de Jaén. Cerro Salido, 1988.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. ALCÁZAR HERNÁNDEZ, Eva María, Inventarios del Patrimonio Arqueológico: Actualización del Inventario Arqueológico Provincial: Términos Municipales de Sierra Mágina, Jaén. Cerro Salido, 1998.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Jaén. VILLA GONZÁLEZ, J.R., Estudio de impacto medioambiental y ordenación ecológica y estética. Autovía Bailén-Motril. Tramo Jaén-La Guardia. Cerro Salido, 1992.

Archivo del Museo Provincial de Jaén. GARCÍA SERRANO, Rafael, Carta Arqueológica de la Provincia de Jaén. Cerro Salido, 1969.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417