IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Iglesia de San Bartolomé Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Iglesia de San Bartolomé
Otras denominaciones: Iglesia Parroquial de San Bartolomé Código: 01410910178
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01410910200 Centro Histórico de Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Iglesias Ceremonia cristiana Edad Moderna 1780/1796 Barroco (Estilo)
Iglesias Ceremonia religiosa Edad Moderna 1780/1796 Neoclasicismo

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos de Figueroa , Antonio Matías Trazas
Maestros de obras Echamorro , José Obra
Maestros de obras Romero , Juan Obra
Maestros de obras Núñez , Manuel Obra
Arquitectos Rosales , Frenando Obra

Descripción

La Iglesia parroquial de San Bartolomé se encuentra situada intramuros de la ciudad, en el sector Este, cercana a la antigua muralla y en pleno barrio de lo que fue la judería sevillana. Por su situación se halla cercana al Palacio de Miguel de Mañara, a los conventos de San José, de Madre de Dios y de las Salesas y a la parroquia de San Nicolás de Bari y de Santa María la Blanca.
Desde el punto de vista volumétrico el buque de la iglesia sobresale del resto del caserío que lo circunscribe, presentando tres fachadas, que superponen sus volúmenes recreando una perfecta cruz latina con tejados a dos aguas con buhardillas que se corresponden con la nave central y el crucero, con cubiertas a dos aguas. Otro elemento que destaca es la torre, adosada a los pies de la nave del Evangelio.
El templo presenta planta de cruz latina con cabecera plana. Cuenta con tres naves separadas por arcos de medio punto que campean sobre pilares cruciformes, situándose el coro alto y bajo a los pies. A los costados de las naves y junto a la cabecera se adosan una serie de capillas y dependencias, de menor alzado que el cuerpo principal para permitir la iluminación de éste. La nave central, de doble anchura que los laterales, está cubierta por bóveda de cañón con lunetos y arcos fajones, mientras que las laterales poseen bóvedas de arista. Este esquema se modifica en el crucero, pues mientras que los tramos laterales utilizan la bóveda de cañón con lunetos, en el central se alza una cúpula de media naranja sobre pechinas con tambor sin linterna.
El exterior del templo resulta muy sencillo, consta de tres fachadas, y se encuentra unido al resto de casas colindantes mediante la cabecera. La fachada del lado del Evangelio comunica con la calle San Bartolomé, la de los pies de la iglesia con calle Virgen de la Alegría y la del lado de la Epístola con un callejón sin salida que se denomina igual a la anterior.
La fachada de la calle San Bartolomé, considerada como la principal del templo, presenta la clara disposición de superposición volumétrica de capillas adosadas a la nave del Evangelio, de la que sobresale el potente crucero con tejados y buhardilla, la cúpula decorada con tejas vidriadas en azul y blanco y la torre a los pies. A la altura del tercer tramo se abre una portada de claros aires neoclásicos. Se estructura en torno a un vano escarzano rebajado, enmarcado por molduras con orejeras superiores. Éste se encuentra flanqueado por pilastras toscanas sobre pedestales sobre el que corre un entablamento con el friso decorado por metopas que alternan con triglifos, rematándose por un frontón triangular en cuyo tímpano presenta el escudo parroquial, coronándose el conjunto por tres pequeños pilares con copetes, algunos de ellos desaparecidos.
La fachada de los pies de la iglesia refleja al exterior la estructura interna del edificio, nave central más ancha que las laterales, cubierta a dos aguas, con chaflán y buhardilla, y las naves laterales, la de la Epístola a un agua, mientras que la unión de la nave del evangelio con la torre, adosada a los pies de la misma, se realiza mediante una estructura horizontal, fruto de posteriores añadidos como dependencias de la propia iglesia. En los muros se abren vanos para iluminación interna tanto del coro bajo, como del coro alto, para este último se abre un rosetón.
La fachada del lado de la Epístola presenta similares características a la de la calle de San Bartolomé con la salvedad de que la portada se encuentra realizada en ladrillo visto. Estructuralmente presenta los mismos elementos que la de la nave del Evangelio, un vano, en este caso rectangular, flanqueado por pilastras toscanas con arquitrabe y friso decorado solo con triglifos y remate de frontón triangular.
La torre, de planta cuadrada, se ubica a los pies de la nave del Evangelio, cuenta con dos cuerpos claramente diferenciados. La caña o fuste, muestra un primer tramo liso, seguido de otro que presenta un óculo en cada uno de sus frentes, sobre los que se dispone un balcón. Éste se estructura en tono a un vano rectangular flanqueado por moldura plana rematado por frontón triangular y protegido por baranda de forja. Sobre éstos se vuelve a situar un nuevo óculo que se presenta cegado en alguno de sus frentes. Este cuerpo se separa del cuerpo de campanas mediante un gran entablamento en cuyo friso simulan grandes triglifos sobre los que apoya una saliente cornisa muy moldurada. Sobre ésta se sitúa el cuerpo de campanas de planta octogonal. Muestra un vano de medio punto con decoración e la clave y enmarcado por una especie de alfiz y protegido por antepecho de balaustres, en cada uno de sus cuatro frentes. Los vanos se encuentran flanqueados por pilastras toscanas, disponiéndose en los frentes achaflanados una columna con capitel jónico elevada sobre pedestal. El conjunto se encuentra recorrido por un arquitrabe muy moldurado, sobre el que se sitúa un antepecho con decoración de perinolas o jarrones al hilo de las columnas de los chaflanes.
Hemos de mencionar la existencia de decoración mural geométrica en los paramentos de sus fachadas, simulando sillares y otros elementos, destacando los enfoscados en albero y almagra. En la actualidad la decoración de los paramentos exteriores del edificio presenta un estado lamentable de conservación que contrasta con la magnífica conservación del interior del mismo


Datos históricos

Según la investigadora Pilar Velela Gallego, en el lugar donde hoy se ubica el templo, existió una mezquita que en el siglo XIII, hacia 1252, Alfonso X se la concedió a los judíos, concesión que duró poco tiempo ya que en 1391, tras la revuelta de los cristianos, tres sinagogas de la judería desaparecieron convirtiéndose en capillas dependientes de la Catedral. Una fue Santa Cruz, otra Santa María la Blanca y a la tercera se trasladó de un primitivo templo con advocación de San Bartolomé. Dicha sinagoga conservó la misma forma e incluso los textos en hebreo que la adornaban, y se le dotó de suntuosas capillas. Pero en el siglo XVII el edificio se encontraba muy deteriorado por lo que se tuvieron que realizar restauraciones, siendo las más importantes las efectuadas en la segunda mitad del siglo XVII y primeros años del siglo XVIII.
Sin embargo, el desperfecto general del templo aconsejó su derribo y construcción de nueva planta, proceso este que se dilató en el tiempo y en el que intervinieron diferentes maestros mayores, hasta su derribo definitivo en el año 1779.
Para la construcción del nuevo edificio se plantearon diferentes alternativas, una de ellas es la propuesta de Pedro de Silva, que consistía en conservar los muros exteriores del edificio y rehacer los soportes formados por seis columnas de orden jónico. El proyecto resultó ser demasiado caro por lo que se decide llamar a Antonio Matías de Figueroa para que opine sobre el proyecto de Silva. Antonio, en principio, lo aprobó, aunque con algunas modificaciones, pero una vez iniciadas las obras de restauración propuso derribarlo por completo por ser muy poco lo que se podía aprovechar de lo existente. La propuesta de Figueroa consistía en una planta de salón, de testero plano, dividida en tres naves con pilares cruciformes a los que se adosaban pilastras. En el crucero una cúpula de media naranja sobre pechinas, y las naves se cubrían con bóveda de cañón con lunetos la central y los brazos del crucero, y con bóvedas de aristas las laterales. La iluminación se realizaba mediante ocho buhardillas, cuatro ventanas en el cuerpo de la nave central y tres claraboyas. Los interiores serían de orden dórico.
Los trabajos se iniciaron bajo la dirección del maestro alarife José Echamorro y en sus ausencias por Juan Romero. El 21 de agosto de 1782 es bendecida la nave del Evangelio y se traslada a ella el Santísimo, pero la falta de medios económicos obliga a paralizar las obras que no se reanudan hasta diez años más tarde. En septiembre de 1792 se aprueba la continuación de las mismas bajo la dirección de Rafael de Ledesma que no llega a intervenir nada en ellas.
En 1793 se encarga de su dirección el maestro mayor Manuel Núñez, teniendo lugar en este periodo las primeras alteraciones del primitivo plano, alteraciones que proyecta el propio Figueroa a instancias de Núñez. El antiguo campanario es derribado y se proyecta la nueva torre a los pies de la nave del Evangelio, y junto a ella un almacén para la Hermandad del Santísimo sobre el que se proyecta la Sala del Cabildo. En 1794 el proyecto de Figueroa es variado por Fernando Rosales, que a partir de ahora se encargará de la dirección de las obras hasta la terminación del edificio. El 11 de julio de 1796 la fábrica estaba finalizada, a excepción de la torre, el patinillo o camposanto y el remate del interior del cuarto taller. Los feligreses propusieron a José Echamorro, maestro mayor del Ayuntamiento, la ejecución del cuerpo de campanas y su remate hasta concluirla, cosa que llevó a efecto, estrenándose el templo en 1800.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito CG BOJA 18/09/1997 109

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

VILELA GALLEGO, Pilar. San Bartolomé de Sevilla : 1. 1980, -.

Resolución de 4 de julio de 1997, de la Dirección general de Bienes culturales, poer la que se resuelve inscribir con carácter genérico en el CGPHA, la iglesia pparroquial de San Bartolomé, en Sevila. 18/09/1997, 11478.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de Inscripción en el CGPHA Sin título.

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Sevilla; Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Sevilla, Expediente de Inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con carácter genérico, de la Iglesia de San Bartolomé de Sevilla.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. La Iglesia de San Bartolomé de Sevilla. Informe preliminar sobre la intervención arqueológica. Iglesia Parroquial de San Bartolomé, 1995.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417