IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Yacimiento arqueológico del Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana
Código: 01410910028
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Villae Alto imperio romano
Alquerías Edad Media - Árabes
Norias Edad Media
Cortijos Edad Moderna
Graveras Paleolítico medio
Sitios con útiles líticos Paleolítico medio
Torres Plena Edad Media - Almohades
Villae República romana

Descripción

La Zona Arqueológica está situada en el sector Noreste de la corona periférica urbana del municipio de Sevilla, que se corresponde con el Distrito Municipal X, entre la Barriada de Pino Montano y el Polígono Industrial Store.
Los distintos elementos que componen la zona afectada son:
- Yacimiento romano: en los alrededores del Cortijo de Miraflores, al Sureste, aparece en superficie abundante material de construcción romano y cerámica.
Un sondeo realizado en 1986 documentó parte de una construcción con grandes muros de mampostería y tapial, posiblemente un almacén o bodega perteneciente a una villa rústica del siglo I d. C.
- Cortijo de Miraflores: inmueble con las características rurales tradicionales, esto es, gran patio central enmarcado por las distintas dependencias funcionales, almacén, cuadras, graneros, vivienda, molino de aceite,... Incluida dentro de la estructura del cortijo se conserva una torre almohade de fábrica de ladrillos y planta cuadrada de 25 metros cuadrados. La base de la torre, arranca unos dos metros bajo el pavimento actual y por medio de una escalera con bóveda de arista y arcos de medio punto y herradura se comunica con tres pisos y terraza.
La presencia de la torre almohade asegura el origen árabe del cortijo y la posibilidad de su investigación con metodología arqueológica.
- Pozos-Noria: en este lugar se conservan tres pozos-norias con sus respectivas albercas y demás elementos hidráulicos. Dos de ellas se encuentran en los terrenos pertenecientes al Cortijo de Miraflores y un tercero en la Huerta de la Albarrana. Se trata de pozos circulares de unos cuatro metros de diámetro, de fábrica de ladrillo. Las norias, en la actualidad inexistentes, se sustentaban por grandes arcos de medio punto. Las albercas, también de fábrica de ladrillo, son de planta rectangular o cuadrangular, de distintos tamaños y profundidades, aunque con similares características constructivas. También se conservan los sifones de salida de agua y parte de las acequias.
- Arca de agua y Galerías: sistema hidráulico construido para abastecer de agua el hospital de las Cinco Llagas. Está situado en la Huerta de la Albarraba sobre un manantial. Se trata de una construcción de fábrica de ladrillo de planta rectangular cubierta por bóveda de cañón. Su acceso es mediante una portada sobresaliente rematada con un frontón.
Del arca parten tres galerías cubiertas con bóvedas de cañón construidas para la captación de agua; una de ellas pone en comunicación el arca con el pozo-noria, atravesando gran parte de la finca.
- El Puente: sobre el antiguo cauce del Arroyo Tagarete y bajo la actual Carretera de Miraflores, se conserva un puente, en gran parte soterrado, construido con fábrica de ladrillo. Está formado por tres arcos de medio punto, el central de mayor tamaño, y data, posiblemente, del siglo XVIII.
- La Gravera: en el extremo Sur de la finca de la Albarrana existe una gravera en desuso, donde se ha recogido abundante material lítico tallado, presumiblemente perteneciente al Paleolítico Medio.
En general, se podría decir, que la situación geográfica del yacimiento ha determinado la existencia de un asentamiento rural continuado desde época romana, cuya funcionalidad debió ser el abastecimiento de productos agrícolas a la urbe.
La distinta ubicación del asentamiento romano con respecto al actual, de origen árabe, debió estar motivado por un cambio en el curso del Arroyo Tagarete, que obligó a un ligero emplazamiento buscando su proximidad.
Con respecto a la torre almohade conservada dentro del caserío, parece, con seguridad, que se trata de un alminar de mezquita, y por sus similitudes constructivas con la Giralda podría fecharse a fines del siglo XII o principios del XIII. La existencia de una mezquita en esta zona rural de la periferia urbana, a unos 2,5 kilómetros de la muralla de Sevilla, plantea la duda de que este asentamiento supuso algo más que una mera explotación agrícola o alquería.
En el Cortijo también son visibles algunas estructuras correspondientes a los siglos XV y XVI, así como el molino de aceite del siglo XVIII, lo que indica una actividad importante durante la Edad Moderna.
Por lo que respecta a la Huerta de la Albarrana, la primera mención que conocemos de este lugar es la de un documento fechado en 1285, por el que Doña Pascuala de Talavera cede al Convento de Santa Clara un pedazo de tierra en el llano de la Fuente Albarrana, próximo al Tagarete. Dada su cercanía, no podemos descartar que la denominación de Albarrana tenga alguna relación con la torre árabe del vecino Cortijo de Miraflores.
En fechas que desconocemos, la finca pasó a propiedad del Hospital de las Cinco Llagas, quien posiblemente construyera el pozo-noria y la alberca. Lo que parece seguro es que aprovechó el manantial allí existente, donde se construyó un arca abovedada y sus galerías de captación, con el fin de abastecer de agua al hospital. Posteriormente, el mantenimiento de este sistema hidráulico se volvió gravoso y el hospital pasó a ser abastecido por los Caños de Carmona. En 1714, el Hospital de las Cinco Llagas se desprendió de la Albarrana, pero con la condición de que sus futuros propietarios siempre mantuvieran en buen estado el arca de agua, las galerías y el pozo-noria, por si alguna vez necesitaran hacer uso de dichas instalaciones.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOJA 24/08/1996
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOE 03/09/1996

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AMORES CARREDANO, Fernando; CAMPOS CARRASCO, Juan Manuel. Memoria de gestión de las actividades arqueológicas de la provincia de Sevilla, 1986. 1987, p. 65.

COLLANTES DE TERÁN DELORMÉ, Francisco. Los establecimientos de Caridad de Sevilla que se consideran como particulares. Apuntes y Memorias para su historia. El Hospital de las cinco Llagas. Desconocida, 1886.

COLLANTES DE TERÁN DELORMÉ, Francisco. Memorias históricas de los Establecimientos de Caridad de Sevilla y Descripción Artística de los mismos. Colegio Oficial de Aparejadores y Arquituitectos Técnicos, 1884.

MENDOZA, Francisco; AMORES CARREDANO, Fernando; CAMPOS CARRASCO, Juan Manuel. Catalogación y Delimitación de Yacimientos Arqueológicos y Paleontológicos del Término Municipal de Sevilla. Gerencia Municipal de Urbanismo. Ayuntamiento de Sevilla, 1986.

ROMERO MORAGAS, Carlos. Las construcciones hidráulicas conservadas en los terrenos del futuro Parque de Miraflores, Sevilla. 1987, 329-335.

ROMERO MORAGAS, Carlos; CAMPOS CARRASCO, Juan Manuel. La villa romana del Cortijo de Miraflores, Sevilla. 1987, 321-328.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Sevilla. MONTES MUÑOZ, Encarnación, Informe Técnico y levantamiento de plano del Cortijo de Miraflores. Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana, 1986.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. OJEDA CALVO, Reyes , SANTANA FALCÓN, Isabel , JIMÉNEZ MARTÍN, Alfonso, Proyecto de Investigación Sistemática en la Zona Arqueológica Bien de Interés Cultural Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana. Sevilla (II Fase). Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana, 1993.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. MORENO MENAYO, Mª Teresa ... et al., Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Sevilla. Miraflores, 1986.

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Expediente de Declaración de Bien de Interés Cultural, Categoría de Zona Arqueológica del Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana, Sevilla. Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana, 1991.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Sevilla. Noticiario Arqueología 84-85. Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana, 1985.

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Sevilla. CAMPOS CARRASCO, Juan Manuel , AMORES CARREDANO, Fernando, Actividades Arqueológicas. Memoria 86. Cortijo de Miraflores y Huerta de la Albarrana, 1987.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417