IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Hacienda de Miraflores
Código: 01410910442
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Sevilla
Códigos relacionados

Incluye a:
Código Denominación
01410910207 Torre de la Hacienda de Miraflores

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Haciendas Actividad agropecuaria

Descripción

La Hacienda de Miraflores es, junto con la Huerta de la Albarrana, una de las propiedades históricas que conforman el actual Parque de Miraflores. Está situada a unos 3 Km. de la desaparecida puerta del Sol, yendo por el antiguo camino de Miraflores, en la margen izquierda del que fue arroyo Tagarete.

La actividad agrícola ha quedado plasmada en las construcciones de la Hacienda, que podemos agrupar en tres conjuntos: el caserío con el molino, el secadero de tabaco y las norias, que reflejan a su vez las diferentes plantaciones que se fueron cultivando en ella a lo largo de los siglos: viñas, cítricos, huertas herbáceas, olivos, patatas, tabaco, maíz ó algodón.

La edificación consta de un patio alrededor del cual se disponen los diferentes inmuebles: el señorío con la torre al noroeste, la vivienda del capataz al norte, el molino de aceite en el Este y al Sur las caballerizas.

El señorío es el núcleo original del Cortijo en torno al cual fue evolucionando la Hacienda. Es de planta rectangular y tiene una altura de dos pisos, elevándose una torre sobre el conjunto. En un principio estuvo formado por esta edificación y otra, que discurría perpendicular a esta y que fue demolida.

La nave norte de este primitivo edificio estaba formada por tres crujías orientadas en sentido este-oeste. A la torre se accedía desde la segunda, a través de una puerta con arcos de medio punto peraltados y enmarcados por alfiz de ladrillo limpio.

La torre albergaba en su interior una escalera de cuatro tramos cubierta por bóvedas y es el elemento más controvertido que se conserva. Tanto su estructura y tipología, como el arco de herradura conservado en el segundo piso de la escalera, responden a prototipos almohades y apuntan a ese momento como fecha de construcción. No obstante las relaciones estratigráficas constatadas sugieren una construcción unitaria con el señorío y, por tanto, difícilmente puede datarse más allá del siglo XIV.


Datos históricos

Por los restos encontrados en excavaciones arqueológicas la Hacienda parece tener sus precedentes en un asentamiento romano, cuya funcionalidad pudo ser la de almacén de una explotación agrícola, que fue construido en el primer cuarto del siglo I d.c. y abandonado a finales del siglo I o primeros del siglo II d.c.

El pasado anterior a la conquista cristiana de las construcciones de la Hacienda de Miraflores está aún por demostrar, aunque algunos elementos presentes en el conjunto tales como la torre " con similitudes constructivas con la Giralda - , los arcos de herradura, alfices... hicieron pensar a algunos investigadores en la posibilidad de que se tratara de una estructura de origen almohade, los sondeos arqueológicos realizados en la cimentación de la torre parecen indicar que ningún material documentado puede ser considerado anterior a la Baja Edad Media.

El primer dato histórico documentado hace mención a que la propiedad fue recibida en herencia de sus padres por Inés de Ribera, hija de Per Afán de Ribera y esposa de Juan de Portocarrero, II Conde de Medellín, en el último tercio del siglo XV, la cual vendió posteriormente esta propiedad a su hermana Leonor.

Ya a mediados del siglo XVI, la hacienda es comprada por el primer Duque de Olivares, Pedro de Guzmán, y en 1573 es vendida al tesorero de la reina, Juan Fernández Espinosa.

No se vuelven a tener noticias documentales hasta 1689, donde ya es propiedad del Colegio de San Luis de los Jesuitas, aunque quizá pasara durante este periodo por las manos de Benito Arias Montano, desde donde redactaría su testamento.

Durante el periodo que estuvo en manos de los jesuitas la Hacienda debió pasar momentos de esplendor, siendo visitada con frecuencia en 1729 por el rey Felipe V de Borbón y su familia como finca de recreo.

En Abril de 1767 se da orden de expulsión a los jesuitas fuera de España y se ocupan y liquidan sus bienes, entre ellos esta Hacienda, que salió a subasta pública en 1770 y fue adquirida por el Duque de Alba.

A lo largo de la historia, los terrenos de Miraflores han cultivado productos muy diversos. Durante la Baja Edad Media los cultivos predominantes eran de secano, y entre ellos la vid ocupaba un papel predominante. En el s. XVI ó XVII, la abundancia de agua permitió su explotación como huertas, y ya a principios del XVIII, el cultivo masivo de olivos hace que el cortijo pase a ser una hacienda de olivar, con producción aceitera, función que continuaría desempeñando hasta principios del siglo XX. La puesta en regadío de las tierras y la pérdida de rentabilidad del olivar llevaron posteriormente a que las tierras cultivaran tabaco, maíz, algodón ó patata.

Actualmente la Hacienda forma parte del nuevo parque de Miraflores.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417