IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Casa de la Tercia Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Casa de la Tercia
Otras denominaciones: Bodega del Bicho Código: 01140730001
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Villaviciosa de Córdoba

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Tercias Almacenamiento agrícola Edad Moderna 1750/1799 Barroco (Estilo)

Descripción

La Casa de la Tercia se encuentra situada en la periferia del casco urbano, cerca de una de las salidas de la población, en una zona donde abundaban las bodegas, hecho motivado por la existencia de numerosos viñedos en el entorno, además del cultivo de cereales. La calle conserva la antigua denominación de La Erilla, porque cerca se encontraba la era donde se aventaba el grano y se desarrollaban otras actividades propias antes de su almacenamiento.

El modelo que se siguió para la construcción de la tercia se basa en un edificio de planta en retícula al que se le anexiona un gran patio de labor en el costado contrario al de fachada. En el presente caso, se constata que el gran patio, de unos 800 metros cuadrados, se encuentra entre el edificio de la tercia y la escribana, que se ha identificado con el pósito y el lugar donde el escribano llevaba la anotación diaria del movimiento de estos almacenes. No sería extraño, por tanto, que ambos compartieran este espacio libre, tan necesario para manejo de las cabalgaduras que trasladaban los portes y para preparación de la mercancía.

La tercia consta de dos plantas, aunque no se acusan en fachada. Ésta, orientada al Noroeste, es de gran longitud y muy sencilla. Cuenta con una puerta adintelada, situada justo en el extremo derecho, con jambas y dintel resaltados. Esta puerta está alineada con la que da al patio en el muro opuesto. En época contemporánea se abrió una puerta más pequeña a la izquierda, para dar entrada a la zona de bodega al independizar ésta del resto mediante un tabique, y otra puerta a la derecha para cochera. Las ventanas, abiertas en los dos muros laterales de la tercia "siete a cada lado-, son pequeñas y cuadradas, con recercado sobresaliente, y aparecen equidistantes entre sí y prácticamente por debajo de la cornisa del tejado. Dicha cornisa está moldurada y por encima de ella sobresale la cubierta de teja árabe, cuya cumbrera corre paralela a la fachada. La gran longitud y anchura del tejado acusa el desarrollo interno del edificio, estructurado en tres naves, separadas entre sí por arcos de medio punto apeados sobre recios pilares de sección cuadrangular, originando un total de ocho crujías. En tanto que la nave central es corrida de testero a testero de la tercia y se cubre con una sucesión de bóvedas de arista, las dos laterales se hallan compartimentadas por arcos fajones que están cumpliendo la función de crear la estructura de retícula, característica del tipo de tercia al que obedece la de Villaviciosa, sirviendo al mismo tiempo de arcos de entibo, que quedan cortados en altura, sin llegar a la cubierta de esta planta baja. Las naves laterales se cubren con semibóvedas de arista rampantes.

Nada más entrar por la puerta original se halla una primera crujía, con una habitación inmediata a la puerta que pudiera haber servido para la administración de la tercia. A la derecha, adosada al muro testero y a la altura de la nave central, se encuentra el arranque de la escalera que sube a la segunda planta. Es la original. En la última nave, más próxima al patio, a la derecha está el hogar o gran chimena, en estado original y muy propia de la sierra cordobesa; es decir, con planta rectangular y tiro que va estrechando progresivamente en altura y da al exterior una imagen muy característica en forma de tronco de pirámide, de base rectangular.

La escalera dibuja un recodo y enlaza con la segunda planta, también estructurada en tres naves, sólo que las dos laterales son impracticables, por su escasa altura, al servir únicamente para sostener el tejado. Efectivamente, sólo la nave central servía como almacén. Es impresionante su vista, ya que no hay elemento constructivo alguno que rompa la continuidad de su visión hasta el testero del fondo, único lugar donde se abre una ventana, además de la correspondiente al muro de la escalera. Toda la nave se cubre con una bóveda de cañón corrida y descarga con continuidad sobre los muros, donde oportunamente se dispusieron unos arquillos ciegos de medio punto, de rosca resaltada y escasa flecha, que sirven para aliviar la carga recayente a los pilares y arcos formeros de la planta baja. Estructura, por tanto, original y sencilla a un tiempo que revela el encargo del proyecto a un cualificado maestro. El conjunto resulta así de proporciones realmente armoniosas, causando asombro que tras una fachada tan simple se esconda una solución arquitectónica de tan magníficas hechuras.

En cuanto a los materiales de construcción, se empleó el ladrillo plano y alineado para la solería, ladrillo de canto para pilares y, supuestamente, también para las bóvedas, ya que aparecen encaladas; y para los muros se utilizó un aparejo de mampostería con verdugadas de ladrillo. Los mampuestos están ligados entre sí con mortero que viene a igualar las uniones, probablemente porque estaba pensado este aparejo para ir encalado, tal y como hoy se ve.

Una de las ventajas del edificio es que su uso hasta época contemporánea como almacén de productos agrícolas lo ha beneficiado, en el sentido de que su estructura primigenia no se ha visto alterada de forma irreversible.

La propiedad ha venido manteniendo la tercia en uso y para ello ha invertido en obras de mantenimiento, especialmente en reparación de cubiertas, goteras, limpieza, encalado, desbrozado del patio y otros menesteres. Sin embargo, el progresivo desuso como almacén agrícola y su falta de rentabilidad ha ido mermando el interés por su conservación, por lo que se ha ido abandonando y hoy presenta alguna gotera en la bóveda de la nave central del piso superior, aparición de grietas, desprendimiento del enlucido en algunas zonas y de tejas en la cubierta.


Datos históricos

Aunque el autor es desconocido podría datarse en la segunda mitad del siglo XVIII, al carecer de fuentes documentales que ayuden a concretar la fecha de construcción. Tampoco hay elementos decorativos que contribuyan a ello y en cuanto a las soluciones constructivas, éstas se adoptaron de forma generalizada en numerosas tercias y pósitos, aunque, ciertamente, es apreciable la consolidación de un sistema de retícula, que aparece aquí muy perfeccionado. Si se buscan paralelismos, la tercia de Montoro, concluida en 1785, tiene una estructura bastante similar en planta alta y baja. También podría haber parecido con la tercia de Cañete de las Torres, aunque la imposibilidad de entrar en ella no permite por el momento llevar más allá esta afirmación. Otro paralelismo se da en el alhorí de Montilla, especialmente en la disposición de los arcos para constituir la retícula.

Se ha estimado la posibilidad de que el vecino edificio conocido desde tiempo inmemorial como la Escribana, donde hoy está el Instituto de Secundaria, tuviera relación con la tercia, lo cual, como ya se apuntó, no sería extraño, pudiendo incluso compartir el patio, pues se comunicaban a través de él. Es posible, también, que la Escribana fuera el edificio de carácter administrativo, como parece evidenciar su nombre, lo cual tampoco sería improbable, ya que llama la atención que la tercia sólo tuviera una habitación, no muy grande, o incluso toda la primera crujía para tal menester, en relación con el tamaño que tenía la propia tercia.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito CG BOJA 28/11/1996 137 15849

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

ANGULO IÑIGUEZ, Diego. Casa de la Tercia, en Villaviciosa de Córdoba : Córdoba. 1984, pp.264.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Jordano Barbudo, María de los Ángeles, Inventario de Pósitos y Tercias de la provincia de Córdoba para el Expediente de inscripción Genérica Colectiva en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, 2008.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417