IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Los Algarbes Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Los Algarbes
Otras denominaciones: Necrópolis de los Algarbes Código: 01110350025
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Cádiz
Municipio: Tarifa

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Fosas funerarias Edad Media
Construcciones funerarias Edad del bronce
Cuevas artificiales (Tumbas) Edad del bronce final
Dólmenes Edad del bronce final
Construcciones funerarias Edad del cobre campaniforme

Descripción

Necrópolis construida en una gran afloramiento de calcarenita a unos 120 metros sobre el nivel del mar que responde a dos momentos cronológicos bien diferenciados, la Edad del Bronce y la época romana. A finales de la Edad del Bronce (II milenio a. C) corresponden la mayoría de las tumbas y de época tardo romana se han identificamos tres estructuras funerarias.
Todos los enterramientos identificados corresponden a excavaciones practicadas en la roca dando el aspecto de pequeños abrigos o cuevas.

Se diferencian cuatro tipos de estructuras funerarias:
1. Excavadas en la roca con entrada vertical,a modo de hipogeo
2. Excavadas en la roca con entrada lateral, cupuliformes, con una o varias cámaras.
3. De construcción mixta. Excavación en la roca y con ortostatos a modo de corredor y cubierta.
4. Excavadas en la roca con forma antropomorfa (tardo- romanas)

Como se ha dicho, actualmente se han identificado una treintena de estructuras que es posible que albergaran inhumaciones. La exposición al aire libre y su ocupación durante varios períodos históricos ha propiciado que la mayoría de estas estructuras se encuentren vacías imposibilitando la creación de un discurso histórico mediante su estudio, limitándose únicamente a descripciones puramente tipológicas.

Durante 1967 y 1972 Posac Mon. realiza la primera clasificación y numeración de los distintos enterramientos y/o estructuras funerarias. Según él:
El primero de los enterramientos a describir pertenece al tercero, de construcción mixta. Se trata de una estructura de grandes dimensiones única en el yacimiento hasta la actualidad. Fue excavada con metodología arqueológica, quedando gran parte aún por descubrir.
Situado en el sector más elevado del Yacimiento, se trata de un gran bloque de calcarenita que fue excavado al interior, dividiéndolo así en dos partes. Al interior del pasillo artificial creado y en la parte superior de éste se crea una moldura a modo de cornisa que sustentará la cubierta, constituida por lajas de caliza de gran tamaño.
El acceso al interior de la estructura se realiza a través de un pasillo extejavascript:navegar('_id11','btnAcpetar','btnAcpetar');%20document.forms['_id11'].submit();%20void(0)rno al bloque de calcarenita constituido por bloques calizos de mediano y gran tamaño. Una vez en el interior de la estructura tanto a la izquierda como a la derecha son excavadas en la calcarenita las sepulturas 1 y 2.

La sepultura 1 es una cámara abovedada de planta oval, cuyo eje mayor, orientado de Norte a Sur, mide 2,05 metros. La altura de la cámara es de 1,80 metros. Tiene dos entradas: una vertical (tapada por una laja de piedra) y dos laterales. Una de las entradas laterales se abre al Este de la estructura, casi a ras del suelo, y debió estar tapada también por una laja de caliza o calcarenita. Se abre al pasillo excavado en la roca o antecámara, unos escalones o bancos ascienden hasta la salida de ésta. Por el lado Oeste hay una segunda entrada lateral a la Cámara, que la ponía en comunicación directa con el pasillo que dividía en dos partes el primitivo bloque de arenisca. En el interior de la cámara se localizó un banco situado junto a la entrada occidental. En su interior apareció un esqueleto adulto, en posición de decúbito lateral izquierdo, apoyado en la pared de la cámara y mirando al Este, así como su ajuar funerario.
También en el pasillo se localizó un esqueleto, perteneciente a un individuo joven. En la parte Sur del pasillo apareció un muro de piedra de 80 cm. de altura y 60 cm. de anchura, y de una longitud de más de 1,50 metros (no se terminó de excavar). En su parte Norte la pared apoya sobre una estela de piedra en la que había representados unos huecos hemisféricos o cazoletas irregularmente distribuidos en su superficie. Este muro sellaba la entrada a la Sepultura 2, formada por una cámara abovedada con entrada lateral rectangular. Su eje mayor, orientado de Norte a Sur, mide 1,40 metros, y su altura es de 1,10 metros. Pese a hallarse sellada su entrada, no apareció ninguna inhumación en la cámara. Si por el contrario material cerámico islámico.
Desde el punto de vista de la construcción, es la estructura funeraria más interesante de toda la necrópolis.

La Sepultura 3 corresponde con un enterramiento del tipo 2. Debió estar formada por dos cámaras abovedadas contiguas, de las que sólo se ha conservado completa la interna. La externa ha perdido su techumbre entera y parte de su planta.
Ambas se comunicaban por una entrada de 1,50 metros de anchura. La planta de la cámara interna es casi circular, de 2,05 metros. (Norte-Sur) x 1, 90 metros. (Este-Oeste), y una altura de 1,45 metros.

La Sepultura 4 pertenece al tipo 2, ubicada en la cota más baja de la necrópolis, tenía una entrada lateral rectangular y una cámara abovedada de 1,80 metros (Norte-Sur) x 1, 90 metros (Este-Oeste); sirvió hasta hace poco como corral para guardar cerdos, por lo que no aportó materiales de interés.

La Sepultura 5, muy cerca de la anterior, y también utilizada como porqueriza. Se accede a ella por una puerta lateral de forma oval, y su cámara, de planta casi circular y abovedada, mide 1,80 metros (Norte-Sur) x 1, 70 metros. (Este-Oeste). Su altura es de 1,50 metros En su interior, removido, aparecieron restos de un enterramiento colectivo. Pertenece también al tipo 2.

La Sepultura 6 está muy próxima a la 5, pero a un nivel superior, de forma que el suelo de aquella está a la altura del techo de ésta. Sólo se conserva parte del fondo, de planta circular, de 1,75 metros de diámetro. De sus paredes laterales sólo queda el arranque, hasta apenas 20 cm. de altura. Pese a su alto grado de destrucción, en su excavación se descubrieron algunos huesos humanos y un escaso ajuar. Debido a su estado de conservación es difícil precisar al tipo al que pertenece.

La Sepultura 7 del tipo 2, se encuentra en el extremo oriental de la necrópolis, se abre en un bloque de arenisca que se eleva sobre los alrededores. Consta de tres cámaras sucesivas cuyo eje se orienta Este-Oeste. También fue utilizada en época reciente como cuadra para animales domésticos. El primer recinto estaba al aire libre, muy erosionado, y media 2,25 metros de diámetro en su eje Norte-Sur. El segundo recinto, circular, es una cámara de techo casi plano; se comunica con el anterior por una entrada irregular y dintel inclinado. Tiene un diámetro de 2 metros y una altura de 1,20 metros. En ella se encontraron algunos huesos humanos. Una entrada de contorno irregular comunica con el tercer recinto, que apenas pudo ser excavado.

La Sepultura 8 del tipo 2, consta de dos plantas circulares, una de ellas incompleta, y con un sector común. Sólo conservan los arranques de las paredes laterales. Una de ellas aún proporcionó un interesante ajuar.

La Sepultura 9, del tipo 1, sólo conserva una altura de 60 cm. Posac se planteó la posibilidad de que en origen fuera así, y que estuviera cubierta por un túmulo de tierra. Su planta es circular, de 1,85 metros de diámetro, y en ella aparecieron algunos huesos humanos y un modesto ajuar.

La Sepultura 10 del tipo 1, a modo de hipogeo, es de planta circular con un alzado ligeramente fusiforme. La profundidad es de 1,70 metros y el diámetro del fondo es de 1,40 metros, que se amplia a 1,65 en el centro. El diámetro de la boca es de 1 metro. Se trata sin duda alguna del mejor ejemplo de estructura funeraria del tipo 1 descubierta en el sitio arqueológico hasta la fecha

En 1990, la arqueóloga Esperanza Mata excavó una nueva sepultura, localizada a unos 8 metros. al Oeste de la nº 7. Conservaba sólo 20 cm. de paredes, con planta de tendencia circular de unos 3 metros de diámetro, que se encontraba en parte perdida. Se recuperó un interesante ajuar y los restos de dos individuos.
En esta misma campaña se localizó otra sepultura de tres cámaras, situada al Noroeste, donde están las cotas más altas de la necrópolis. El eje de las mismas está orientado de Este a Oeste. El primer recinto mide 2,20 metros (Este-Oeste) x 2,10 metros (Norte-Sur) y no tenía cubierta. Un desnivel de 74 cm. separa el primero del segundo recinto, y sólo se conservaban las huellas de la puerta de comunicación. Esta segunda cámara ha perdido media cubierta; tiene planta elíptica, de 2,80 metros (Este-Oeste) x 2,20 metros (Norte-Sur), y su altura es de 1,65 metros. En el techo tiene un respiradero circular de 20 cm. de diámetro.
El último recinto mide 1,60 metros (Este-Oeste) x 1,80 metros (Norte-Sur), y tiene una altura de 1,16 metros; se accede a ella por una puerta rectangular en cuyo umbral hay un pequeño desnivel. En el lado derecho, una apertura reciente la comunicaba con otra cueva artificial, también utilizada para guardar ganado.

Entre los materiales recuperados de los ajuares se encuentran puntas de flecha, hachas de piedra pulimentada, cerámicas a mano (vasos carenados, platos, cuencos hemisféricos con decoración incisa en zig- zag, numerosos objetos de adorno personal en hueso o marfil, moluscos o piedra -entre ellos bastantes cuentas de collar de diversos tipos -, una pieza de oro decorada y un anillo del mismo material, etc. Estas últimas excavaciones aportaron la novedad de la cerámica Campaniforme, que añade interesantes perspectivas para el estudio del ritual de enterramientos entre el Calcolítico Final y el Bronce Medio.

En la zona Oeste del sitio arqueológico es donde más abunda el afloramiento de calcarenita y es por tanto el lugar en el que se encuentra la mayor concentración de galerías y cámaras excavadas en la roca. La gran altura que alcanza el afloramiento en este sector ha permitido que actualmente se aprecien tres niveles de construcción independientes. Tan sólo la estructura excavada en 1990 deparó registro arqueológico. El resto de estructuras se encuentran vacías. Algunas de gran tamaño (20 metros cuadrados y 3 m de altura) han reunido las condiciones idóneas para ser habitadas. Aún se pueden apreciar las manchas de la calcarenita carbonizada por las hogueras realizadas en su interior. Y con toda seguridad debieron albergar también ganado en su interior.
Algunas de estas estructuras presentan orificios en la techumbre de forma circular y de pequeño diámetro llamados popularmente ¿respiraderos o chimeneas¿ que puedan responder a canalizaciones practicadas para ser objeto de libaciones con posterioridad al enterramiento. Aunque es posible que fueran realizadas en épocas históricas más recientes con otros usos y funcionalidades muy alejados de los rituales funerarios.
En este mismo sector debieron existir más estructuras funerarias, en algunos lugares aún aprecian los negativos excavados en la roca y en otros los fragmentos de cubiertas y/ o paredes caídas.

Los enterramientos correspondientes al tipo 4 son un total de tres. De forma antropomorfa se encuentran igualmente excavadas en la roca y expoliadas. Cronológicamente corresponderían al período tardoromano (siglos VI- VII). Este tipo de enterramientos es muy característico y abundante en la zona, localizándose a escasos 2 Km. una necrópolis.

Por otra parte, este sitio arqueológico no sólo está compuesto por enterramientossino que además se ha localizado un sector de extracción de la calcarenita. Se trata de una pequeña cantera en la que ha quedado perfectamente reflejado la extracción de sillares de distinto tamaño. No parece posible poder determinar en que momento cronológico estaría en uso, en este sentido hay que tener en cuenta que a escasos centenares de metros se encuentra la ciudad romana de Mellaria, lugar donde han sido localizados pequeños sillares de este tipo de calcarenita


Datos históricos

Este sitio arqueológico es conocido desde principios del siglo XX a partir de los trabajos de P. Paris, G. Bonsor, Ricard y Mergelina en la cercana Baelo Claudia, publicados en 1923. En el tomo I de dicha publicación figura un croquis que comprende la zona de posible ubicación de Mellaria, y al Oeste de ésta, se señala la colina de los Algarbes, en cuya área situaban diversos enterramientos, una cisterna y una torre. La descripción del yacimiento es meramente geográfica, en ningún momento se atiende a cuestiones cronológicas o descripción restos de cultura material.

En 1955 García de Soto publicaba una breve noticia sobre el yacimiento, atribuyendo los restos de cultura material localizado (sigilatas, cerámicas a mano, material lítico) a época ¿árabe¿.

En 1963, en el transcurso de los trabajos de reforestación de la zona, se halló la Sepultura 1, descubrimiento que llamó la atención de los investigadores hacia la necrópolis.
Entre 1967 y 1972 Carlos Posac Mon realizó varias campañas de excavación que pusieron al descubierto la mayor parte de los enterramientos hoy conocidos.
En 1990, un convenio entre la Diputación Provincial de Cádiz, el INEM, y el Ayuntamiento de Tarifa, en colaboración con la Delegación de Cultura de Cádiz, permitió la realización de trabajos de limpieza y vallado de la necrópolis, a la vez que se efectuaron algunas intervenciones de urgencia que pusieron al descubierto nuevos enterramientos y posibilitaron ampliar el ámbito territorial de la zona ocupada por los sepulcros. Los trabajos estuvieron dirigidos por la arqueóloga Esperanza Mata Almonte.
Esta última intervención permitió ampliar el horizonte cultural de la necrópolis fechada por Carlos Posac en la Edad del Bronce. Los materiales Campaniformes localizados en esta campaña permitieron ampliar el horizonte cultural y cronológico hasta el Calcolítico Final, y plantear la interesante problemática del cambio de ritual funerario acaecido entre este período y el del Bronce Medio, marcada por el paso del enterramiento colectivo al individual.
También se hallaron en 1990 materiales descontextualizados del Bronce Final Tardío (con cerámicas del horizonte Cogotas I) y de las épocas púnicas, romanas y medievales de origen islámico.

Los rituales de enterramiento se pueden extraer de la documentación de algunos restos antropológicos localizados. Pudieron ser enterramientos colectivos y de deposición secundaria, un enterramiento individual localizado en la estructura 1 (Posac, 1975), documentado en posición anatómica, y colocado sobre el lateral izquierdo y con la piernas sobre el vientre, que nos informa del peso que va adquiriendo el individuo frente a lo colectivo. Existe pues convivencia de distintos rituales de enterramiento.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Incoado BIC Zona Arqueológica BOJA 31/07/2017 145 125-129

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CORZO SÁNCHEZ, Ramón. Historia de los pueblos de la provincia de Cádiz. Tarifa. 1984, -.

GARCÍA DE SOTO, J.. Sin título. 1955, pp. 247-248.

HURTADO PÉREZ, Víctor Manuel. Cádiz. 82-86.

MATA ALMONTE, Esperanza. Informe sobre la intervención arqueológica en el yacimiento de los Algarbes, Tarifa (Cádiz). Campaña 1990. 1993, pp. 83-93.

POSAC MON, Carlos. Los Algarbes (Tarifa). Una necrópolis de la Edad del Bronce. 1975, pp. 85-120.

Información documental

Delegación territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Cádiz. Documentación técnica para la Inscripción en el CGPHA, como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Zona Arqueológica, del yacimiento «Los Algarbes», en el término municipal de Tarifa (Cádiz), 2015.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Cádiz. Los Algarbes, 1987.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Cádiz. Los Algarbes, 1994.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Silvia Fernández Cacho, Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Cádiz. Los Algarbes, 1992.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417