IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Castillo El Algar
Otras denominaciones: El Algar I-I Código: 01140150004
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Córdoba
Municipio: Carcabuey
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01140150068 Las Cabezadas

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Castillos Edad Media

Descripción

Este castillo está situado en la cota 740, al sur de la aldea de Algar, entre altas e imponentes rocas que lo circundan por el norte y este - una de las cuales se ha desprendido del conjunto y ha avanzado unos metros - y avisan del riesgo del ascenso bastante escarpado. Para Sarthou se trata de una fortificación romana, pero en su emplazamiento no se aprecian restos cerámicos o al menos se han agotado en su superficie; cree que se trataría de un Castella - montana, como tantos otros que abundan en las proximidades - Zambra, Carcabuey, Rute - o que han desaparecido, como Riberas, Tiñosa y Bella. Son castillos fundamentalmente árabes, de época nazarí y con reconstrucciones cristianas debido a las vicisitudes fronterizas tan prolongadas. Da frente a la sierra de la Horconera, donde se sitúa una fortificación, la conocida como Jardín del Moro, en la cota 1.200; más allá, en la misma dirección, la Tiñosa, al sureste Rute, al norte la sierra de Cabra y al oeste la sierra de Araceli, todos puntos de referencia con los que se puede contactar. Este castillo era vigilante del antiguo camino y del arroyo Algar. Según R. Carmona Ávila, Arqueólogo Municipal de Priego de Córdoba, la población de Algar estaría asentada en la ladera más suave (sur), a tenor de los restos que aún se observan en ella, ocupando el castillo la cota más alta del lugar.

Lo que queda de esta fortificación de frontera es muy poco. Una torre rectangular, en gran parte abierta y derrumbada, de dos plantas, se continúa por un muro de casi 1,20 metros de espesor del que falta su parte intermedia y se completa con otra torre de iguales proporciones a la anterior, de la que sólo se adivinan los cimientos. Todo mide unos 39 metros de longitud y es de fábrica de mampostería, aunque la parte baja de la torre mejor conservada va reforzada con sillares y una piedra de molino recientemente sustraída. Es posible que esto fuese un zócalo de mampostería continuado por tapial a partir de determinada altura. El cuerpo de mampostería, como aún se puede apreciar, iba enlucido de mortero. Según Valverde y Toledo, da la impresión que esto es todo lo construido, quizás porque la altura de las rocas subyacentes fuera un impedimento para ascender por allí. Sin embargo, Corte y Ruano indicó en 1842 que el lado opuesto al conservado se había derrumbado hacia un profundo valle que dominaba y defendía, dejando ver los estribos de las otras dos torres que lo flanqueaban. De modo que sería un recinto completamente cerrado, como cualquier otra fortificación de la época.


Datos históricos

No hay noticias del origen de la población ni del sentido del topónimo. Tampoco la época de construcción del castillo está clara. No se han encontrado restos romanos en sus proximidades y, en opinión de R. Carmona Ávila, la torre del extremo oeste es una construcción típicamente nazarí, por lo que su origen más probable puede corresponder, como también indica R. Osuna Luque, a la época nazarí. No obstante, esto no excluye que se hayan producido posteriores reconstrucciones cristianas, ya que, como señala R. Carmona, el emplazamiento sería luego una villa cristiana. Los primeros datos históricos de que disponemos sobre Algar, recogidos por M. Nieto en el tomo I de su Corpus Mediaevale Cordubense, están referidos al 28 de marzo de 1253, día en que el maestre de Calatrava da a Arias Pérez, mientras viva, el castillo de Algarín, situado entre Pesquera y Priego, para que lo pueble y labre según el fuero de Priego, reservándose el diezmo que pagarían los pobladores. Se sospecha que tal Algarín puede corresponder a Algar, ya que no vuelve a aparecer este castillo en época medieval y la toponimia y situación coincide con Algar. Lo mismo ocurre con Pesquera, lugar próximo, del cual eran unos moros que fueron enviados por el rey de Granada, a petición de Alfonso X, para resolver una cuestión de límites entre Priego, Algar y Carcabuey con Tiñosa, contienda, de 1262, entre el cabildo de la catedral de Córdoba y la orden de Calatrava. Con este litigio la orden militar pretendía confirmar el término de su villa "Tiñosa - en relación con los colindantes. Para zanjar el pleito, Alfonso X ordena por carta fechada en la cerca de Niebla (Huelva), el domingo 12 de febrero de 1262, que los alcaides de Santaella y Écija, llamados Ordón Pérez y Aben Porcoz respectivamente, así como el moro de Écija llamado Alhaiari y otros moros enviados por el rey de Granada pero naturales de Rute, Iznájar, Pesquera y Cabra, como conocedores de los términos tal como estaban "en tiempos de los moros", amojonasen de nuevo los términos entre Priego y Tiñosa, Carcabuey y Tiñosa y Algar y Tiñosa. Este documento sería de gran utilidad para conocer algunos de los límites de Algar, en concreto, los límites suyos con Vichira (o Tiñosa, hoy Jardín del Moro) y Carcabuey, pero la difícil identificación de los topónimos mencionados hace complicada la tarea de fijar hoy sobre el papel esos límites. En el documento se dicen que éstos iban desde la Sierra llamada Cabras hasta la Sierra de Biscot, pasando por Besmece, la Cabeza de la Sierra, el lugar llamado Alquinez, Cudiat Espariel y el "otero de las encinas".

Además del documento citado, la toponimia Algar, tal cual, aparece con anterioridad en un documento de 1256. Se trata, concretamente, de una carta fechada en Martos (Jaén) el día 6 de mayo de ese año por la que el obispo de Jaén, don Pascual, establece una concordia con el maestre de Calatrava don Pedro Iváñez sobre los derechos episcopales que dicha orden tenía en ciertos lugares del obispado de Jaén, entre los que se encontraba Algar (junto a Priego, Zambra, Zarga, Algar, Carcabuey, Albendín y otros más), pacto en virtud del cual los vecinos habrían de pagar los diezmos a la orden militar en vez de al obispado, como venían haciendo hasta ahora. La orden de Calatrava recibiría esos diezmos tanto en aceite como en ganado, corderos, lana, queso y minucias. También se acuerda que los freiles de la orden residentes en estos lugares no tendrían que entregar al obispo diezmos de sus tierras y ganados. En cuanto a los diezmos de los criados y vasallos de acostamiento de la orden, estarían obligados a entregar un tercio al obispo de Jaén, mientras que los otros dos tercios se entregarían al comendador de Calatrava. Éste se reservaba el derecho a percibir el diezmo a que estaban obligados los moros vecinos de estos lugares con el consentimiento del obispo. La orden de Calatrava sería además beneficiaria de todas las primicias, de las donaciones hechas por los fieles en vida o en s

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 29/06/1985 155

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

ORTIZ JUÁREZ, Dionisio. Catálogo artístico y monumental de la provincia de Córdoba. 1981, -.

PELÁEZ DEL ROSAL, Manuel; QUINTANILLA RASO, María Concepción. Priego de Córdoba en la Edad Media. Desconocida, 1977.

Información documental

Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Córdoba. Antonio Martínez Castro, Inventario de fortificaciones del medio rural . Sur de Córdoba. Volumen II, 2005.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. MUÑIZ JAÉN, Ignacio, Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Córdoba. El Argar II, 1995.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Córdoba. El Algar I-I, 1987.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417