IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Puente y calzada romana de la Vía Augusta Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Puente y calzada romana de la Vía Augusta
Otras denominaciones: Restos de la Vía Augusta y su puente Código: 01410240428
Caracterización: Arqueológica, Arquitectónica
Provincia: Sevilla
Municipio: Carmona
Códigos relacionados

Pertenece a:
Código Denominación
01410240090 Carmona

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos/Etnias Cronología Estilos
Puentes Transporte Edad Media
Puentes Transporte Época romana Arte romano
Calzadas Época romana Arte romano

Descripción

El tramo de vía romana que queda incluido en la delimitación de la Zona Arqueológica correponde al VIII del Itinerario Antonino, es decir, la vía que unía Hispalis y Corduba, y formaba parte de la Vía Augusta. Carmo no se menciona en el Itinerario, ya que la primera estación citada después de Hispalis es Obulcula (La Monclova), que quedaba a 42 millas, y Carmo queda inserta entre ambas localidades. La ausencia de la ciudad en esta fuente clásica es compensada con su aparición en los Vasos Apolinares y en el Anónimo de Rávena.
La calzada entraba en la ciudad desde el Sur, la atravesaba siguiendo el "Cardo Maximus", y salía por la Puerta de Corduba hacia la vega del Corbones. A principios del siglo pasado aún era visible gran parte del trayecto antes de entrar a Carmona, coincidiendo en gran parte con la Nacional IV, y a la salida de la localidad, a unos 800 metros de ésta, hasta un total de unos 5 kilometros en línea casi recta, para volver a aparecer después de atravesar el Corbones.
El puente y la vía romana de Carmona han sido apenas tratados en bibliografía. Tampoco se han desarrolado nunca excavaciones ni trabajos arqueológicos de ningún tipo.
Aunque Collantes y Ponsich coinciden en afirmar la cronología romana del Puente, A. Jiménez lo considera de cronología posterior. De la misma opinión es A. Pavón Maldonado, quien se basa principalmente en el aparejo de los arcos de ladrillo para afirmar una cronología medieval, posiblemente almohade. Esta polémica sólo podrá resolverse con una excavación arqueológica que pudiera aportar datos más precisos que los puramente estilísticos o topográficos para su datación.
La vía romana, de 6,50 metros de anchura, puede seguirse con claridad desde las proximidades de la Carretera Nacional IV, al este de la misma. Su trazado permanece en la actualidad como senda, con el significativo nombre de "Camino de Cinco Puentes" o incluso "Calzada Romana", y de hecho su trazado viene señalado en el plano Topográfico a escala 1:10.000.
Por el Norte se pierde poco antes de llegar a la confluencia con la Nacional IV, que posiblemente siga el trazado antiguo durante un trecho. Por el sector Sur sigue casi paralelo por el Este a la Nacional IV, a unos 150-250 metros de distancia, hasta llegar a la confluencia con la carretera que une la ermita de Nuestra Señora de Gracia con Carmona, a través de la Puerta de Córdoba.
En varios trechos se puede apreciar el enlosado de grandes piedras irregulares, con guardacantones a los lados. El tramo mejor conservado es el que queda entre el puente y el enlace con la carretera de la Ermita de Gracia. Las capas de preparación para el asiento del enlosado pueden verse también en algunos puntos, entre ellos en el Puente Romano.
El Puente se sitúa muy cerca de la Carretera Nacional IV, y cruza el arroyo de la Puerta de Córdoba, que también pasa bajo la mencionada carretera. En este punto la calzada se estrecha para adaptarse al paso sobre el puente, cuyo tablero mide 4 metros de anchura, repartidos de la siguiente manera: 3,15 metros para la calzada viable, y 0,42 y 0,43 para el grueso de los pretiles o parapetos. Al interior sobresalen a cada lado ocho guardacantones de gruesas losas de piedra, distantes entre sí 3,82 metros y con 0,50 metros de anchura por 0,14 metros de profundidad.
La longitud total del puente es de 33 metros, y el tablero apoya sobre 5 arcos, cuatro pilas y dos partidas en los extremos. El arco central es más ancho (5 metros) que los otros cuatro, y tiene 2,95 metros de altura. La altura total del puente es de 3,34 metros. Los arcos laterales tienen 2,42 metros de luz y son más bajos que el central.
La pilas, de 2,42 metros de anchura y hechas de piedra en las bases, están reforzadas aguas arriba por tajamares en ángulo, y por contrafuertes rectangulares en el lado opuesto; los primeros, que son de piedra, sobresalen 1,55 metros, y los segundos 0,91 metros.
El arco central se distingue por la forma de su rosca, con doble arquivolta que rebordea la boquilla interior, todo ello realizado con ladrillo de 30 x 15 x 4 centímetros. La triple boquilla del arco y las arquivoltas miden 15, 30 y 15 centímetros respectivamente, y las dovelas de ladrillo se disponen de la siguiente forma: alternancia de sólo tizones, alternancia de soga y dos tizones, y alternancia de sólo tizones. En los arcos laterales se da el mismo tipo de dovela formada por una soga y un tizón.
El paramento lleva fajas de mampostería que a veces alternan con hiladas dobles o triples de ladrillo, y de piedra son también los parapetos.
La fisonomía original del Puente se ve transformada por el paso del tiempo, debido a su prolongado uso hasta casi la actualidad. La calzada se conserva sólo en su tramo Sur, mientras que en el resto han quedado a la vista los trasdoses de los arcos de ladrillo del puente sobre los que apoyaba la pavimentación.
La calzada puede seguirse sin pérdida hasta las proximidades de otro puente, de un sólo arco de medio punto.
Poco antes de alcanzarlo se forma junto al lado Este de la Calzada un murete en ligero talud que sirve de contención del terreno por donde transcurre la vía, conformado por un pequeño desnivel. El murete está hecho de mampostería y revestido con mortero, y sobre él discurre la calzada.
El segundo puente está echo entero de piedra, a excepción de su único arco, construido en ladrillo. Es de dimensiones mucho menores, y atraviesa sobre un arroyo secundario. Sobre su cronología nada se sabe, aunque no parece romano sino posterior. Es probable que se erigiera en sustitución de un puente romano desaparecido, ya que la vía romana transcurre por este mismo lugar.
Pasado este segundo puente, en dirección a la carretera de la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, no vuelven a aparecer restos de enlosado, pero es seguro que la actual senda discurre por el lugar por donde seguía la calzada romana. Lo más probable es que ésta discurra después bajo la actual carretera, hasta entrar en Carmona por la Puerta de Córdoba.
No hay más restos apreciables en la Zona Arqueológica, a excepción de posibles restos constructivos en una pequeña loma que queda al Este de la vía, muy próxima a la Carretera Nacional IV.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOE 20/05/1963

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AMORES CARREDANO, Fernando. Carta arqueológica de Los Alcores: Sevilla. Diputación Provincial, 1982. 84-500-8180-7.

HERNÁNDEZ DÍAZ, José ; SANCHO CORBACHO, Antonio ; COLLANTES DE TERÁN, Francisco; COLLANTES DE TERÁN DELORMÉ, Francisco; SANCHO CORBACHO, Antonio. Catálogo arqueológico y artístico de la provincia de Sevilla. Diputación Provincial, 1943.

JIMENEZ, A. Los caños de Carmona. Documentos olvidados. Desconocida, 1975.

PAVÓN MALDONADO, Basilio. Tratado de arquitectura Hispano-Musulmana. I. Agua. C.S.I.C, 1990.

PONSICH, Michel. Implantation rurale antique sur le Bas-Guadalquivir. V. I. 1974, 257.

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. CHISVERT JIMÉNEZ, Nieves, Expediente de Declaración de Zona Arqueológica del Puente y Vía Romana de Carmona. Puente y Calzada Romana de Carmona, 1993.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. MORENO MENAYO, Mª Teresa ... et al., Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Sevilla. Puente Romano y Via Romana de Carmona, 1986.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Sevilla. Puente Romano y Via Romana de Carmona, 1996.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417