IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de El Bollo III Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: El Bollo III
Código: 01410950066
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Utrera

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Asentamientos Alto imperio romano
Campamentos Baja Edad Media
Asentamientos Edad del Hierro II - Turdetanos
Asentamientos República romana

Descripción

Se extiende por un cerro que se dispone alargadamente de norte a sur, en la margen izquierda del arroyo Salado de Morón, y al este del arroyo de la Montera. Al este discurre el Cordel de Arcos de la Frontera, en dirección norte-sur. Cuenta con muy buena visibilidad, pudiéndose controlar la Serrezuela de Lopera, al sudeste, Montellano, al este, o la torre del Águila, al noroeste. El sitio se encuentra en la actualidad como erial y redil de ovicápridos, si bien el cultivo con subsolador y el expolio continuo han debido destruir en gran parte el sitio. Oria et alii (1990) señalan que la acción de los clandestinos dejaron al descubierto una considerable parte de un pavimento de opus spicatum que sería destruido por la acción de los expoliadores y las labores agrícolas. Junto al pavimento también aparecieron fragmentos de estuco con decoración geométrica en amarillo y rojo. No obstante, existen serias dudas al respecto.

En cuanto a los materiales que se observan en superficie de encuentra de época turdetana, material de mesa: algún borde de plato pintado en rojo al interior; como material de cocina se encuentran fragmentos amorfos de cazuelas de factura a mano; como material de almacenamiento se hallan bordes de vasos de almacenamiento de cuello estrangulado (pithoi), decorados con bandas y líneas de engobe rojo, rojo vinoso y negro y uno de ellos decorado con engobe beige, fragmentos amorfos de cerámica a torno de pasta naranja -algunos de cocción alterna- y a mano con banda de pintura negra apenas perceptible y algún fragmento amorfo de factura a mano de cronología indeterminada. Oria et alii (1990) señalan el hallazgo de cerámica ibérica pintada a bandas, fondos y bordes a torno, alguno decorado con incisiones en el borde, bordes de ánfora de tradición púnica ( siglo IV a.C.), cuenco hemiesférico, galbos decorados a bandas con bandas rojas y negras, cerámica de cocina y fondos decorados con una fina banda roja.

En cuanto a la época romana republicana, los materiales indicadores de este período son escasos: se encuentra algún material de mesa, como un fragmento de cerámica campaniense; y cerámica de uso doméstico: borde de lebrillo decorado con engobe rojo al interior, de tradición ibérica (se fecha a finales del siglo III a.C.); también se encuentra un borde de vaso de almacenamiento fechado a finales del siglo III a.C y un borde de lebrillo fechable a finales del siglo II a.C. En conjunto se observa una continuidad de la ocupación que enlazará el poblamiento turdetano con el plenamente romano.

De época alto imperial se encuentran abundantes fragmentos de cerámica de mesa (fragmentos de bordes, bases con repié anular y amorfos de T.S. Hispánica y un borde de cuenco de T.S. Africana que proporcionan una cronología de Alto Imperio (siglos I-III d.C.); como material de cocina se encuentra una base de olla; como doméstico se hallan bordes de lebrillos, algunos de gran tamaño, y una tapadera; como material de almacenamiento se encuentran bases, asas y galbos de jarras, un borde de dolium y asas de ánforas, algunas de ellas geminada; como material constructivo se encuentran abundantes tégulas, laterculi y ladrillos. Oria et alii (1991) señalan el hallazgo de una basa de columna de arranque cuadrado y fuste liso, tégulas y cerámica común, T.S. Hispánica (alguno con sello con la inscripción ROSCI y otros con decoración con motivos cruciformes y florales), lucernas (uno con el sello C.OPPI.RES, Caius Oppius restitutus, uno de los alfareros más prolíficos en todo el Mediterráneo), marmorata, paredes finas, ánforas, pesa de telar, objetos metálicos (pequeña pátera de bronce, aguja de bronce, elementos de cerradura de un posible cofrecillo, dos botones y cerradura decorada con motivo floral). Igualmente aprecian una placa de piedra con probable función como mezclador de ungüentos y cosméticos.

De la baja edad media se ha localizado una jarrita de uso doméstico; como material de almacenamiento: amorfos de jarras acanaladas, asas de jarras y un gran vaso de almacenamiento, también se encuentra un borde de cangilón o jarra; como material constructivo se encuentran tejas de diversos tipos: planas y curvas con ondulaciones y curvas lisas . El material hallado no permite mayores precisiones cronológicas. Oria et alii (1990) señalan el hallazgo de cerámica medieval: cerámica vidriada contemporánea a la torre de decoración variada desde un verde intenso al melado y tres fragmentos con pastas crema y decoración peinada y borde con tendencia cilíndrica.


Datos históricos

Los materiales arqueológicos son muy abundantes y apuntan a una ocupación turdetana de cierta entidad, posiblemente un asentamiento amurallado u oppidum que perduraría en época romana. Algunos autores sostienen la posibilidad de situarse la ciudad romana de Callicula en el cerro del Bollo, en función de la aportación numismática, fundamentalmente. En su contra, se puede observar la relativa escasa dimensión del sitio y la práctica ausencia de evidencias de poblamiento en el entorno del cerro.

González Fernández, en su Corpus de inscripciones latinas en la provincia de Sevilla, describe el entorno de la torre del Bollo, destacando su situación entre los arroyos de la Montera y Salado, y a cuyo pie se halla además una fuente rica en agua. Los restos arqueológicos que señala son tejas, ladrillos, cerámica, sigilata, sillares y otros elementos constructivos. Por ello, González Fernández piensa que en el cerro tendría su asentamiento una importante ciudad (oppidum ignotum).

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Pedro Pérez Quesada, Carta Arqueológica del Término Municipal de Utrera. Memoria Científica IX. 12. Catálogo de Entidades Arqueológicas. Vol I. El Bollo III, 2006.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. VELASCO CARRILLO DE ALBORNOZ ... et al., Prospección arqueológica del límite Sureste de la provincia de Sevilla. Zona Sur de los términos municipales de Montellano, El Coronil y Utrera. El Bollo III.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. LORENZO MORILLA, José ... et al., Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Sevilla. El Bollo III, 1989.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417