IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 2| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Edificio de la Compañía Transmediterránea Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Edificio de la Compañía Transmediterránea
Código: 01110120071
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Cádiz
Municipio: Cádiz

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Oficinas Gestión administrativa Edad Contemporánea 1938/1940 Estilo racionalista

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos Sánchez Esteve, Antonio Proyecto 1938

Descripción

En 1937 Cádiz empezaba a apostar por la apertura comercial y la renovación de su recinto intramuros, y en este sentido, las operaciones planteadas por Sánchez Esteve, arquitecto municipal desde 1924, en la Avenida Ramón de Carranza, se convierten en el emblema de la renovación de la fachada urbana gaditana a su esperanzador Puerto Comercial.

El edificio se sitúa en una manzana del frente urbano que se abre a la avenida del Puerto. En esta manzana se adosa únicamente a la edificación medianera en su trasera, por lo que quedan libres sus tres frentes, que se muestran hacia el espacio público evidenciando su condición próxima al manifiesto urbano. En este sentido, el proyecto muestra una especial sensibilidad hacia la significación de este espacio abierto, escenario del paseo ciudadano, de desfiles y paradas militares, a través del cuidado en el diseño de sus fachadas.

Tras una primera introducción de la estética racionalista en el Cine Gades, el encargo del edificio de la Compañía Transmediterránea permitió al arquitecto romper definitivamente con el perfil tradicional de la ciudad histórica a través de este edificio, con ocho plantas de altura, planteando una intervención no libre de polémica pero de gran equilibrio y serenidad como manifiesto de la arquitectura moderna. Es una obra ligada a la corriente más expresionista del racionalismo en la que aparecen temas comunes en la producción de su autor como el dinamismo del tratamiento de los volúmenes, la trasposición moderna del esquema tripartito y el sentido de la movilidad. Esto se consigue mediante la descomposición de la envolvente exterior del edificio, construido en hormigón armado in situ, en una rica mezcla de volúmenes que alterna hueco con macizo y redondea sus esquinas.

La composición combina un tratamiento diferenciado entre el uso administrativo y el residencial. La planta baja y el entresuelo se destinan a oficinas, con un programa cuyas exigencias de diafanidad se resolvían a través de la estructura de hormigón armado. Sobre los dos niveles de oficinas vuelan las seis plantas superiores, en las que se desarrollan tres generosas viviendas por planta alrededor de una escalera y un patio central. La composición de este volumen superior de viviendas resulta enormemente compleja, especialmente por el propósito de trasmitir una imagen de modernidad en un emplazamiento de especial visibilidad. El proyecto inicial se modificó, pues finalmente se proyectó una planta más para introducir dos nuevas viviendas, dentro de unos potentes prismas achaflanados.

Por ello se incide en la simetría de la fachada a través de un cuerpo central en el que se agrupan horizontalmente tres huecos por planta. Este cuerpo central se segrega a ambos lados, a través de balcones que corresponden a las estancias extremas de la vivienda intermedia, de los cuerpos cilíndricos que acogen los salones de las viviendas izquierda y derecha. Estos cuerpos cilíndricos, que agrupan horizontalmente cinco ventanas cuadradas en un gesto de marca del autor, resultan ser el principal rasgo característico del edificio.

En la sexta planta, los cilindros de esquina se interrumpen, y en su lugar, la fachada se retranquea resolviendo la esquina con un mínimo chaflán. En la séptima planta, se define sobre el cuerpo central mencionado anteriormente el remate del edificio, a través de una compleja pérgola de hormigón armado de seis costillas que se vuelven hacia el interior del edificio.

Las oficinas siguen en uso y ello conlleva un continuo trasiego de personas. La zona en la que se ubica, próxima al puerto, es eminentemente administrativa y muchas de ellas están ocupadas por empresas que se dedican a actividades relacionadas con el puerto.

El edificio fue íntegramente construido en hormigón armado, mientras que las carpinterías de fachada son metálicas. En el empleo del hormigón se exprimieron todas las posibilidades que ofrecía como material para definir los elementos de mayor capacidad expresiva, como fueron los vuelos y las cornisas, las esquinas cilíndricas, las ventanas corridas, y la pérgola de remate superior; confiriéndole un notable sentido de la movilidad y el dinamismo. Esto convierte al edificio de Transmediterránea en un ejemplo destacado de las opciones expresionistas de la arquitectura racionalista española.

El hecho de que fuese construido en hormigón armado visto fue un rasgo característico de la presencia del edificio en la ciudad, y motivó que hasta recientemente sus fachadas no fuesen pintadas. Desató grandes polémicas por su altura y su estética. Dio lugar incluso a un debate periodístico en el que participó el arquitecto.

En un momento en el que en arquitectura conviven las formas regionalistas y las formas racionalistas hay una serie de tipos arquitectónicos que son símbolos fundamentales de la arquitectura moderna. Uno de ellos es el edificio comercial, ya sea para uso exclusivo o compartiendo con viviendas algunas de sus plantas. Se convierte así en un elemento renovador de nuestros paisajes urbanos, compitiendo con los edificios gubernativos, mucho más anclados en la retórica clasicista (como botón de muestra basta recordar las diferentes sedes del Banco de España que se construyen en los años veinte, treinta y cuarenta, desde Sevilla a Huelva, Málaga o Almería).

De los diferentes e importantes ejemplos de edificios comerciales y de viviendas en altura que se construyen en Andalucía en esa época (Casa Lastrucci, edificio Aurora, edificio Ibarra o "Cabo Persianas" en Sevilla, edificio en Plaza del Carbón o "Desfile del Amor" en Málaga), sin duda, este edificio de Sánchez Esteve en el borde portuario de Cádiz alcanza las mayores cotas de dominio del racionalismo expresionista.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito CG BOJA 25/10/2001

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

AA.VV.. Guía de Arquitectura. España 1920-2000. Tanasis, 1998.

AA.VV.. MOMO Cádiz, Arquitectura del Movimiento Moderno en la Provincia de Cádiz. Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz, 2004.

AA.VV.. Veinte obras del Movimiento Moderno en Andalucía. Junio de 1996, -.

CARO QUESADA, Mª Josefa. Plazas y Jardines de Cádiz. Diputación de Cádiz, Servicio de Publicaciones, 2000.

COLMENAR, Eloisa. Un estilo que rezuma originalidad. Julio-agosto de 2002, -.

COSTA, Xavier; LANDROVE, Susana. Arquitectura del Movivimiento Moderno. Registro Docomomo Ibérico, 1925-1965. Docomomo Ibérico,, 1996.

GARCÍA VÁZQUEZ, Carlos; PICO, Ramón. MoMo Andalucía. Arquitectura del Movimiento moderno en Andalucía. 1925-1965. Desconocida, 1990.

JIMÉNEZ MATA, Juan. Apuntes sobre la arquitectura racionalista en Andalucía y su recuperación patrimonial. 1999, 98.

LANDROVE, Susana. Equipamientos II. Ocio, deporte, comercio, transporte y turismo. Registro DOCOMOMO Ibérico, 1925-1965. Barcelona . Fundación Docomomo Ibérico y Fundación Caja de Arquitectos, 31/12/2011. 978-84-937857-7-2.

MALO DE MOLINA, Julio. La ciudad renacentista en la bocana de la laguna gaditana.. -.

MALO DE MOLINA, Julio; JIMÉNEZ MATA, Juan. Guía de arquitectura de Cádiz. Consejería de Obras Públicas y Transportes, 1995. 84-8095-050-1.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; MORENO PÉREZ, José Ramón; PEREZ ESCOLANO, Víctor; PEREZ CANO, María Teresa. 50 años de Arquitectura en Andalucía 1936-1986. Consejería de Obras Públicas y Transportes, Junta de Andalucía, 1986. 84-505-4974-4 .

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa. Antonio Sánchez Esteve. Arquitecto en Cádiz, 1897-1977. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucia Occidental, Demarcación de Cádiz., 1991. En trámite.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa. De la Tradición al Futuro. Congreso de Arquitectura Contemporánea en Andalucía. Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía occidental, 1992.

MOSQUERA ADELL, Eduardo; PEREZ CANO, María Teresa. La Vanguardia Imposible. Quince visiones de arquitectura contemporánea andaluza. Junta de Andalucía, Consejería Obras Públicas y Transportes, Dirección General de Arquitectura y Vivienda, 1990. 84-87001-50-5.

PIZZA, Antonio. Guía de la arquitectura del siglo XX. Electa Elemond, 1997. 84-8156-165-7.

VALENCIA DELGADO, Juan Carlos. Intervenciones en el Centro Histórico. Análisis del Método e Instrumentos Proyectuales en el Edificio de la Cía. Transmediterránea". -.

Inscripción Genérica Colectiva en el CGPHA. Resolución de 26 de septiembre de 2001. 25/10/01, 17561.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417