IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 3| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Torres Alhocaz I Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Torres Alhocaz I
Otras denominaciones: Torres Alocaz I Código: 01410950044
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Sevilla
Municipio: Utrera

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Poblados Alta Edad Media
Ciudades Alto imperio romano
Despoblados Baja Edad Media
Ciudades Bajo imperio romano
Asentamientos Edad del Hierro I
Asentamientos Edad del Hierro II
Asentamientos Edad del bronce final
Asentamientos Edad del cobre
Castillos Plena Edad Media
Poblados Plena Edad Media
Ciudades República romana

Descripción

El sitio arqueológico está emplazado sobre un cerro con gran visibilidad, fundamentalmente al norte y al oeste. En la actualidad, el cerro se encuentra como erial, si bien la explotación del mismo como cantera ha ocasionado un daño irreparable en el yacimiento. De este modo, en la margen nordeste se aprecia un importante desnivel que ha podido afectar incluso a los restos del castillo medieval emplazado sobre el cerro. Al sur del arroyo, en término de Las Cabezas de San Juan, se aprecia otra importante cantera. Además de los trabajos de extracción, la edificación del cortijo al pie del cerro, la construcción del castillo medieval, los trabajos agrícolas y el continuo expolio al que se ha visto sometido, han debido destruirlo parcialmente.

En superficie se observa un fragmento de vaso con decoración campaniforme a ruedecillas. En el Museo Arqueológico de Sevilla se encuentra depositado un vaso con esta decoración según indica Lazarich (1999); como material lítico se hallan algunas lascas. Del Bronce Final se hallan abundantes fragmentos de cerámica a mano, algunos con alisado y otros con bruñido interior y un fragmento de vaso con carena alta de tradición bronce final. Según Moreno Menayo en el IYAA en el lugar hay repartidos por el cerro abundante material cerámico perteneciente al Bronce Final y restos de muros. En el museo arqueológico se halla una estela con decoración esquemática (estela de guerrero, suroeste o extremeñas) que suelen ser datadas en torno al siglo IX a. C. Esta fue localizada en un paso de servidumbre encontrándose enterrada. Se trata de una piedra caliza de color grisáceo que - en opinión de Celestino Pérez (2001, p.420-421) - sólo presenta algún desgaste en sus lados. Tiene forma irregular y presenta tres elementos decorativos: escudo, figuras humanas, espadas, arcos, flechas y fíbula. Se encuentra en la actualidad expuesta en una de las salas de Prehistoria del Museo Arqueologico de Sevilla.
Del Hierro I se localiza cerámica a mano, se hallan fragmentos de cerámica con retícula bruñida. Entre la cerámica a torno se observan cuencos abiertos de cerámica gris occidente; también se hallan algunos bordes de pithoi con decoración de líneas negras y rojas.
Del Hierro II se observan varios bordes de cuencos, algunos con decoración de líneas paralelas y varios fragmentos de pithoi y vasos de cuello estrangulado con decoración de líneas y bandas rojas y blancas.
De época romana, la continuidad del sustrato indígena se observa en algún fragmento de borde y amorfo de cerámica campaniense. Morales (1981) señala que el P. Hierro aseguraba que en la puerta del cortijo se hallaban leones de tradición iberorromana.
Se observan varios fragmentos de bordes, amorfos y bases con repié anular de Terra Sigillata Hispánica; también se halla un fragmento de lápida en mármol blanco y con moldura; como elementos constructivos se encuentran sillares, tégulas, mampuestos, muros, ladrillos. Morales Álvarez (1981) comenta la recogida de innumerables trozos de Terra Sigillata, cristales esmaltados, barro vario, yesones con muestras de decorado procedentes de algún muro, restos de lacrimatorios y mosaicos. También observa el hallazgo de un torso de mármol de guerrero o emperador que fue destruido. Asimismo, contempla que en 1953 se descubrió un sepulcro junto al cortijo compuesto de cipo y urna para las cenizas, junto a lacrimatorios, un punzón de marfil, un zarcillo de oro y una moneda. El cipo tenía un aspecto ligeramente trapezoidal, con un recuadro en bajorrelieve en la parte alta (dim. 0,50x 0,35). También se han hallado varias inscripciones, algunas de carácter funerario.
Se observan también fragmentos de T.S. Clara, algunas con decoración de estampillado. Por noticias orales se conoce del hallazgo de cajas de plomo y huesos.

De la edad media se observa cerámica de época califal (amorfos y bordes de platos con decoración vidriada en colores blancos y verdes).
Se hallan abundantes fragmentos de cerámica de mesa (ataifores con decoración de manganeso bajo cubierta), bordes redondeados de lebrillos con espatulado al interior, asas de jarras con trazos de engobe rojo y fragmentos de cerámica de cocina.
Se observa cerámica de tradición mudéjar y algunos fragmentos de cerámica de vedrío verde, con probable perduración en época moderna.


Datos históricos

La ocupación del sitio debió comenzar en época calcolítica, quizás en el período campaniforme, aunque cuando parece haber cobrado importancia es durante el Bronce Final - habiéndose encontrado en el sitio la estela del guerrero situada más al sur - y el momento Orientalizante. De este modo, se observan evidencias de relaciones con los comerciantes fenicios.
Desde un principio aprovecharía la situación privilegiada junto al camino que alcanzaba Gadir paralelo a la costa del lago Ligustinus y que era conocido como Via Heraklea. En época turdetana y romana se emplazaría el asentamiento conocido como Ugia, una de las mansio (lugar de permanencia o postas) del viejo camino, que empezó a ser conocido como Via Augusta.
La ruralización y pérdida de importancia de las ciudades durante el Bajo Imperio debió influir en la ciudad de Ugia. Del mismo modo, la Via Augusta perdería importancia, al igual que Gades, en favor de Asido.
En época medieval, el sitio sería ocupado por un poblado islámico perteneciente al distrito de Al-Fahs, con capital en Facialcazar (Cerro del Casar). Con la llegada de los almohades se edificaría un castillo, del que hoy se aprecian los restos de cuatro torreones y algunos muros desplomados.

Con la conquista de Fernado III llegarían pobladores cristianos, incluso se edificaría alguna capilla en honor a San Bernardo. Las continuas razzias de granadinos y benimerines despoblaría el sitio, quedando tan sólo la fortaleza de Alhocaz como uno de los castillos en vanguardia para la defensa de Sevilla.

La ubicación del sitio arqueológico se justificaría por varios factores:

1) Cruce de caminos. En dirección norte-suroeste discurre el antiguo camino que desde época protohistórica enlazaba Andalucía Oriental con Cádiz. En época romana sería bautizada como Via Augusta, cuyo paso se situa justamente al pie del cerro. Por otra parte, desde el mismo cortijo parte el actual camino de Espera o Cordel del Campano, en dirección sur. Distintos autores consideran la existencia de caminos que enlazarían con la Via Augusta desde el este y que se dirigirían hacia el sudeste. De este modo, se ha planteado la existencia de una vía que desde aquí alcanzaría Medina Sidonia, la antigua Asido, de gran importancia en época tardorromana en detrimento de Cádiz. Este camino pudo ser el Cordel de Espera o camino del Campano.

2) Gran dominio visual, controlando el paso por las vías, el acceso desde las zonas llanas de la marisma, y el poblamiento situado en torno a Las Cabezas de San Juan.

3) Puntos de captación de recursos: fertilidad de los campos, abundante piedra y cursos y manantiales de aguas, como el arroyo Alhocaz, al sur, y varios pozos en el entorno del cerro.

Las evidencias campaniformes se observan en un vaso depositado en el Museo Arqueológico de Sevilla, según comenta Lazarich (1999). En El inventario del patrimonio artístico de España se hace referencia a los indicios de evidencias de la Edad del Bronce
en Torres Alocaz, algo que queda constatado con el hallazgo en la zona de una estela del suroeste o extremeña, expuesta en la actualidad en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Morales (1981) señala que el P. Hierro aseguraba que "en la puerta del cortijo se hallaban leones -de tradición iberorromana -, quizás exvotos de peregrinos que iban de paso hacia Cádiz para visitar el templo de Hércules". Las fuentes bibliográficas citan frecuentemente el yacimiento haciendo alusión a la Vía Augusta, que desde el nordeste
peninsular bajaba hasta Cástulo, Carmo, Ugia en dirección Gades.

Torres Alocaz (con toda probabilidad Ugia) se encontraría en una zona de gran tránsito hacia tierras de la bahía gaditana desde época remota con toda probabilidad.
El Proyecto para Las vías romanas del Mediterráneo situa Ugia en Torres Alocaz, como la mansión CXCII de la Vía Augusta. Desde la Alcantarilla se dirigía hacia Alocaz en donde se producía la unión con los antiguos caminos procedentes del este y el cruce del arrecife nuevo por el que discurr

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura. MORENO MENAYO, Mª Teresa ... et al., Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Sevilla. Torres Alhocaz, 1986.

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Pedro Pérez Quesada, Carta Arqueológica del Término Municipal de Utrera. Memoria Científica IX. 12. Catálogo de Entidades Arqueológicas. Vol I. Torres Alocaz I, 2006.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417