IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: El Cerrón
Código: 01040380014
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Almería
Municipio: Dalías

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Asentamientos Edad del Hierro II - Iberos
Metalurgias Edad del Hierro II - Iberos
Asentamientos Edad del bronce final
Restos de artefactos Edad del cobre
Asentamientos República romana

Descripción

El oppidum ibérico del Cerrón se sitúa a unos 2 km. al sur de Dalías. Se ubica en la parte más alta de un montículo que está elevado unos 445 metros sobre el nivel del mar. A su pié se halla la Rambla de Almecete, vía natural por la que antaño discurrían las aguas de las Fuentes de Celín, nacimiento próximo al norte de Dalías. Su localización geográfica y emplazamiento, en una montaña privilegiada de difícil acceso, le infiere una situación estratégica y de dominio extraordinario de Norte a Sur, al controlar las estribaciones de la Sierra de Gádor y toda la comarca hasta el mar Mediterráneo con una población ibera dispersa por todo el Campo de Dalías desde el período antiguo.

El poblado representa el único oppidum ibérico aparecido hasta la actualidad en el Poniente almeriense, y de los pocos que a nivel provincial puede presentar una secuencia que documente niveles ibéricos antiguos a partir del horizonte del B. Final

La industria lítica más antigua del Cerrón pertenece a la E. del Cobre (2800-2200 a.C.), aunque para el Bronce no hay noticias de ocupación, sólo en su etapa final (aprox. s. VIII a.C.) por hallazgos de algunos fragmentos cerámicos. Según Cano García, es probable que el oppidum ibérico se superponga a un poblado mastieno del Bronce. Final y que, paralelo a la paulatina transformación del poblado prehistórico en la transición al Hierro, su sociedad iniciara in situ una reestructuración. Para ello, usaría su privilegiada ubicación, dominio y capacidad de recursos, con la ejecución de una nueva urbanística. Estrategia diferente, motivada por causas socioeconómicas y políticas y la aparición de una poderosa generación de elites o aristocracia guerrera que regirá desde el oppidum su proyección y expansión por todo el Campo de Dalías.

Así, ante los cambios sucedidos en el seno de la sociedad mastiena del Cerrón, el asentamiento del final del Bronce se transforma, de manera que la población pudo experimentar un aumento demográfico, reorganizándose en un oppidum ibérico. Con el nacimiento de estructuras sociales complejas, ligadas al surgimiento de una jerarquía política mandataria a la que se presta fidelidad. Esto sucedería en el período antiguo (ss. VI-V a.C.), ya que la población del Cerrón se desdobla y coloniza la llanura litoral del Campo de Dalías antes del ibérico Pleno (ss. IV-III a. C.). Este oppidum, situado entre el golfo de Urci y Abdera controlaba el camino natural que comunica la sierra minera de Gádor con la extensa llanura del Campo.
El emplazamiento del Cerrón pronto propició a la aristocracia ibérica el control del territorio circundante, importante en recursos económicos.

El poblado del Cerrón de Dalías presenta una zona inclinada hacia el Este donde aparecen toda una serie de muros paralelos formados por grandes piedras que aterrazan el terreno. Todo su perímetro lo rodea, salvo por su lado norte, una elevada fortificación formada por muros de grandes bloques de piedra tallada a escuadra. La muralla, cuyas piedras marcan claramente su perímetro, recorre un trazado irregular sobre la pendiente del terreno. Hacia el Sureste la muralla es fácilmente identificable ya que conserva parte de su levantamiento y grosor con piedras esparcidas por alrededor. A poniente, las rocas que la sustenta parece que se encuentran talladas en la roca, aumentando su posición defensiva, con el arranque de un muro monumental con proporciones ciclópeas.

A un nivel inferior, de unos 20 o 30 m. por debajo de la muralla, Algarra (1954) observó que había otra, por lo que el poblado presentaba doble amurallamiento. Esta segunda muralla la interpretó, al igual que F. García, como una ampliación o extensión del barrio sudoriental del poblado en época romana. Situada a una cota poco superior a los 400 metros, abraza la entrada sudoriental del oppidum, resguardando la ladera meridional con una mayor protección defensiva. Según L. Cara (1999: 121), el área superior de la primera muralla abarcaría una superficie aproximada de unas 4¿2 hectáreas, y la inferior pasaría de la hectárea y media. Según Cano García ambas murallas son ibéricas y responden a una estrategia defensiva del oppidum. Los tramos conservados, que llegan a tener un alzado de más de 1 metro de altura, parecen formar parte de una prolongación desconocida de la muralla meridional al tener continuidad desde el extremo oriental de la segunda muralla, a unos 400 metros de altitud aproximada, descendiendo sobre la pendiente del terreno, prácticamente unos 250 metros hasta llegar perpendicularmente casi al filo de la rambla; por lo que es posible que sea un pequeño muro de delimitación o contención que continúa su recorrido ladera abajo por el Este hasta llegar casi a la rambla.
El acceso al oppidum no parece estar muy claro por la dificultad del terreno, aunque sólo podría ser por la ladera Sur donde existe un gran rebaje ascendente poco antes de acceder al poblado, y que pudiera ser un camino artificial pero no tiene continuidad. Ya en el interior, se observan algunas zonas muy concretas situadas cerca de la primera muralla, con aglomeraciones singulares de piedras que pertenecen al derrumbe de algunas construcciones destacando visibles en la superficie.

Los restos arquitectónicos que sobresalen en esta parte más alta del asentamiento, son una serie de construcciones que formarían la acrópolis. Un edificio de planta rectangular de unos 8x4 m. se encuentra abierto hacia el Sur y levantado con sillares regulares de arenisca de 75 cm. de longitud, perfectamente cortados y escuadrados.
También destaca a simple vista una monumental construcción de piedra casi cuadrangular que se encuentra excavada en la roca, sobre todo los muros del fondo y los laterales, ganados a una pequeña pendiente. En la pared frontal hay practicada una entrada que da acceso a modo de puerta a un subterráneo natural, aljibe o cisterna, comunicado con un pozo circular abierto en la roca caliza que se halla pocos metros más arriba en un nivel superior del terreno, unos 10 metros al Sudeste del edificio anterior. Inmediato a la puerta de la cisterna se encuentra, horadado en el suelo, otro pozo circular igualmente abierto en la roca que se encuentra actualmente cegado.

Los restos ibéricos más abundantes corresponden a los ss. V-II a.C. Por los materiales arqueológicos aparecidos, este enclave abarcaría un período último de ocupación continuada desde el Bronce Final hasta la conquista romana. En época republicana (s. II a.C.) parece que el poblado se abandona, pasando sus habitantes al llano próximo de Ciavieja.


Datos históricos

Sus testimonios más antiguos parecen corresponder al s. XIX, aunque son muy escuetos y escasos. Pascual Madoz en el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España (t. VII, 1847) señala que al sur de Dalías «está el Cerrón, pequeña fortaleza arruinada sobre un cerro». Enrique Santoyo indica lo mismo: «pequeña fortaleza arruinada» (Crónica de la Provincia de Almería, 1869 [2000]: 31). El Cerrón quedó sin inspeccionar por el hispanófilo alemán A. Schulten (1933) en la visita que realizó el 27 de febrero de 1933 a las ruinas de Murgi en compañía de Florentino Castro.

Las primeras referencias de estructuras y hallazgos de estos yacimientos fueron fruto de las exploraciones de campo emprendidas a partir de los años 50 por R. Algarra en colaboración con F. García. Los primitivos pobladores del Cerrón son del neolítico, por la existencia a nivel superficial de restos abundantes, son fragmentos toscos y burdos de cerámica. Los materiales más antiguos del Cerrón encontrados superficialmente: puntas, raspadores, trozos de cuchillos de sílex y pedernal, un hacha pulimentada, etc., pertenecientes a la época eneolítica. Prospecciones realizadas en la zona identifican en estos yacimientos un poblamiento de final del Cobre que alcanza la conquista romana.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOJA 18/06/1996

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CANO GARCÍA, Juan Alberto. Poblamiento ibérico del campo de Dalías (poniente almeriense) y el oppidum destacado del Cerrón.. 1-19.

TAPIA GARRIDO, J.A.. Historia general de Almería y su provincia. T. II. 1982, -.

Decreto 52/1996 de 6 de febrero, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica, el yacimiento denominado El Cerrón, en el término municipal de Dalías (Almería). 1996, pp. 6425-6427.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura. FERNÁNDEZ BACA, Román , SUÁREZ MÁRQUEZ, Ángela, Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Almería. Yacimiento Arqueológico El Cerrón, 1987.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. FERNÁNDEZ BACA, Román , SUÁREZ MÁRQUEZ, Ángela, Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Almería. Yacimiento Arqueológico El Cerrón, 1989.

Archivo Central de la Consejería de Cultura. Carta arqueológica de la Baja Alpujarra. Yacimiento Arqueológico El Cerrón, 1982.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417