IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Fuente Álamo
Código: 01040350016
Caracterización: Arqueológica
Provincia: Almería
Municipio: Cuevas del Almanzora

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías P.Históricos/Etnias
Asentamientos Edad Media - Árabes
Cisternas Edad del Hierro II - Iberos
Cistas Edad del bronce
Cuevas artificiales (Tumbas) Edad del bronce
Metalurgias Edad del bronce
Murallas Edad del bronce antiguo
Poblados Edad del bronce antiguo
Murallas Edad del bronce medio
Poblados Edad del bronce medio
Cisternas Edad del bronce tardío
Murallas Edad del bronce tardío
Poblados Edad del bronce tardío
Asentamientos República romana

Descripción

Poblamiento situado en las últimas estribaciones de la Sierra Almagro. Está situado en altura en un cerro que está a 261 metros sobre el nivel del mar y con una posición estratégica privilegiada. La sierra lo protege por el norte, mientras que al sur existen una serie de lomas y mesetas que impiden que sea descubierto fácilmente. Sólo es visible en pequeños tramos del camino que conduce hasta el yacimiento, aunque desde lo alto del cerro se tiene un dominio visual bastante amplio, controlando los caminos de acceso y parte de la depresión de Vera, así como la desembocadura del río Almanzora. A esta posición privilegiada se unen, por un lado, el que el cerro se encuentre encajado en dos pequeñas ramblas, que funcionan a modo de foso, haciendo más difíciles los accesos a la parte alta; por otro, la presencia de una fuente en la base del cerro que da nombre al yacimiento, que garantizaba el abastecimiento de agua a este hábitat y, finalmente, la existencia de una pequeña garganta que por la parte posterior enlaza con la sierra, mediante un desnivel de más de 50 metros.

En la parte alta del cerro se extiende una explanada un poco irregular, de forma aproximadamente rectangular que abarca una superficie de hábitat en torno a 1`5 hectáreas. La conservación del yacimiento está muy afectada por los fuertes procesos erosivos que año tras año van desmoronando las estructuras visibles, a pesar de las labores de consolidación realizadas.

La matriz geológica está compuesta por materiales pertenecientes al Complejo Alpujárride, con predominio de rocas carbonatadas. El suelo es apropiado para su explotación en régimen de pastoreo, producción forestal y/o reserva natural. La vegetación dominante en las laderas montañosas que lo circundan es el espartizal y el matorral.

Se han documentado veinte fases estratigráficas que se encuentran asociadas a diversos horizontes de ocupación, representadas por diversas construcciones arquitectónicas claramente diferenciadas y superpuestas entre sí. Demuestran la existencia de una secuencia cultural que abarcaría desde el Bronce Argárico Antiguo hasta el Bronce Tardío, cuya ocupación continuaría en época ibero-romana y medieval.

En Fuente Álamo la cima del cerro está fortificada, y en tiempos argáricos, siempre fue para el emplazamiento de monumentos destacados, con muy pocas estructuras como lugar de habitación y sepulturas de carácter ostentoso.
Las estructuras de habitación ocupadas por el grueso de la población se extendían por las terrazas en las laderas meridionales del cerro.

Asimismo, se han localizado cinco construcciones macizas de planta circular que parecen tener una función económica y una gran cisterna utilizada hasta el Bronce Tardío y reutilizada en época ibero-romana.

Se han documentado cinco tipos de enterramientos representativos de la cultura de El Argar, que evidencian el proceso evolutivo de la misma. Las diferencias se aprecian entre los enterramientos más antiguos en cuevas artificiales y cistas con dromos de acceso, siendo más recientes los enterramientos en urnas ("pithoi") y en cistas.
El ritual funerario de los primeros momentos demuestra la implantación de una sociedad cuyo núcleo principal era la familia, mientras que en momentos posteriores se demuestra la existencia de un papel mayor del individuo.

Los materiales localizados demuestran:
- Que no se ha desarrollado una explotación agrícola intensiva, pero sí existen indicativos del consumo de granos.
- La inexistencia de un desarrollo metalúrgico "in situ", aunque se elaboraban objetos tipológicamente limitados.
- Las diferencias tipológicas documentan los cambios ocurridos en los usos y costumbres del poblamiento.


Datos históricos

El sitio arqueológico de Fuente Álamo es uno de los descubiertos y excavado por E. y L. Siret, dentro de los trabajos que desarrollaron en la depresión de Vera, dándolo a conocer a través de su obra Las Primeras Edades del Metal en el Sudeste de España (SIRET y SIRET, 1890: 253- 266, láms. 64-68) con una ocupación del Bronce Argárico. Las investigaciones desarrolladas en Fuente Álamo se centraron en la identificación y exploración de las tumbas, aunque se documentaron también algunas estructuras del poblado. A partir de este momento habrá que esperar hasta la década de los setenta para que se retomen las investigaciones en el sitio. Así, en prospecciones diversas realizadas por O. Arteaga se documentaron en superficie materiales fenicios, muy rodados, entre ellos un asa bífida y un fragmento de boca de ánfora (ARTEAGA, 1976-78: 46, nota 169). Posteriormente, desde 1977 el Instituto Arqueológico Alemán de Madrid ha realizado excavaciones sistemáticas, documentando una potente estratigrafía con diferentes fases constructivas que abarcan desde el Bronce Argárico Antiguo hasta el Bronce Tardío, más una ocupación de época republicana y otra medieval (SCHUBART y ARTEAGA, 1986: 292). En la primera campaña se diferenciaron varias estructuras murarias en la cima del cerro, aunque apenas se pudieron distinguir plantas completas de casas. Se identificó una de las casas rectangulares que aparecían en el plano de E. y L. Siret (SIRET y SIRET, 1890: lám. 64, plano, nº 24), situada en el borde sureste del poblado, englobada por el corte 5 y a la que se asignó el nombre de Casa A. Al excavarse se comprobó cómo el lado sureste se apoyaba directamente sobre la cresta rocosa meridional, mientras la zona noroeste, lo hacía sobre estratos de la Edad del Bronce. El interior de la casa proporcionó varios fragmentos de cerámica hecha a torno, con una cronología de época republicana (ARTEAGA y SCHUBART,1980: 255). A nivel superficial, también, se documentaron varios fragmentos de cerámica a torno, entre ellos un fragmento de ¿época ibérica, de aspecto tardío¿. Se recogieron, además, dos fragmentos de cerámica polícroma, uno de cerámica campaniense, varios trozos de sigillata y cerámica árabe, de los que dos fragmentos estaban decorados con pintura (ARTEAGA y SCHUBART, 1980: 278). La presencia de estas cerámicas de diferentes épocas en Fuente Álamo vienen a demostrar la importancia estratégica del cerro, desde época prehistórica, que continúa en los períodos siguientes. En 1979 se continuó con las investigaciones. En esta ocasión se excavó otra casa rectangular, de las señaladas en el plano por E. y L. Siret, que quedó englobada dentro del corte 20 con el nombre de Casa B y en la que se recuperaron cerámicas de época republicana. Según sus investigadores, ambas casas y varias de las estructuras rectangulares que aparecen en el plano citado fueron construidas en la fase ibérica tardía, aprovechando las estructuras antiguas y utilizando alguna de ellas, como un depósito de agua o cisterna en la que documentaron cerámicas a torno y restos de ánforas romanas de comienzos del Imperio (ARTEAGA y SCHUBART, 1981: 12 y 14). En 1982 se realizó una corta campaña de excavación, complementaria de las anteriores, suspendiéndose las actividades hasta 1985. Hasta entonces se habían documentado veinte fases estratigráficas, correspondientes a siete grandes horizontes de ocupación, siendo los superiores, uno de época medieval y el otro, de época ibero-romana (SCHUBART y ARTEAGA, 1986: 292). En 1985, se continuó con la excavación de una cisterna, confirmándose una planta de tendencia oval, con un diámetro de 9 metros. por 7`50 metros. y una profundidad de 3`50 metros. La cisterna fue construida excavando la roca natural del cerro durante la Edad del Bronce y fue reutilizada en época ibero-romana, como demuestran los materiales de la Fase F, G y H (SCHUBART et al., 1987: 308-309).

Aparte de la fuerte ocupación prehistórica que presenta, los materiales documentados ofre

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Zona Arqueológica BOJA 18/05/1996

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

ARTEAGA MATUTES, Oswaldo. Fuente Álamo: campaña de 1979. 1981, pp. 9-32.

ARTEAGA MATUTES, Oswaldo; SCHUBART, Hermanfried. Fuente Álamo: excavaciones de 1977. 1980, pp. 245-289.

PINGEL, Volker; ARTEAGA MATUTES, Oswaldo; SCHUBART, Hermanfried. Informe preliminar sobre la excavación realizada en 1991 en el poblado de la edad del bronce de Fuente Álamo.. 24-27.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417