IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Iglesia de los Dolores y Hospital de San Jacinto Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Iglesia de los Dolores y Hospital de San Jacinto
Otras denominaciones: Convento Asilo de San Jacinto e Iglesia de los Dolores ; Hospital de San Jacinto Código: 01140210103
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Córdoba
Municipio: Córdoba

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Iglesias Ceremonia cristiana Edad Moderna 1728/1731 Barroco (Estilo)
Hospitales Sanidad Edad Moderna 1728/1731 Barroco (Estilo)

Descripción

En el conjunto arquitectónico de la Iglesia de Los Dolores y Hospital de San Jacinto está situado en el ángulo noreste del recinto amurallado de la primitiva ciudad de Córdoba, junto a la Puerta de Osario, en la plaza de los Capuchinos. Destaca en importancia su primera crujía en la que se desarrolla la iglesia y la antigua enfermería, conectadas entre sí y definiendo una amplia fachada longitudinal continua y plana, de composición asimétrica y austera. Está limitada por una cornisa horizontal corrida bajo el alero que desciende en placaje sobre las puertas. El paramento aparece totalmente liso y blanqueado, destacándose solamente en él las portadas y las ventanas que en la parte del hospital aparecen en dos pisos, con embocaduras salientes en piedra ocre y protegidas con rejas.

Las dos portadas del templo, realizadas en piedra arenisca, quedan resaltadas en la totalidad del paramento mediante un placaje barroco que cae desde el alero. La portada de la derecha, la principal, se compone de un cuerpo bajo donde se abre un hueco adintelado enmarcado por moldura acodada que sube en peineta recogiendo en el dintel el escudo del fundador, el Obispo Marcelino Siuri, flanqueado por pilastras toscanas con pedestal y entablamento oculto por el escudo y los realces del marco. Tiene cornisa acodada y curvada sobre el escudo y trozos de frontón curvo rebajados en los extremos en los que se sitúan pináculos de remate de pilastras.
En el cuerpo alto se encuentra una hornacina sobre peana, bordeada por marco acodado y flanqueado por aletones, con una escultura de San Jacinto de barro polícromo. La portada de la izquierda repite el mismo esquema aunque de manera más simplificada, albergando en la hornacina una imagen en barro cocido de la Virgen de los Dolores representada de forma sedente, con un escudo sobre el corazón atravesado por puñales, símbolo de La Dolorosa.
En el extremo noroeste de la fachada se abre una tercera puerta, situada fuera del límite de la antigua enfermería, que parece corresponder a una vivienda antigua anexionada al hospital. Consta de una sencilla embocadura de piedra rematada por una cornisa, con frontón partido con pináculos en sus laterales, en el primer cuerpo y en el segundo, con un balcón con embocadura de ladrillo desnudo moldurado y frontón curvo.

Al templo se accede desde la portada de San Jacinto, la más cercana a los pies, que da paso a un espacio de planta cuadrada, sotocoro y nártex, separado del resto del templo por una reja de forja. Desde este espacio también se puede acceder a la nave del antiguo hospital a través de una puerta adintelada sobre la que está colocado un retrato del siglo XVIII del Obispo Siuri y a los lados las imágenes del Nazareno y de Jesús atado a la columna, ambas de estilo barroco, y al resto de las dependencias hospitalarias situadas al fondo.

La iglesia es de una sola nave, de tres tramos, cubierta con bóveda de cañón y lunetos, con crucero poco marcado cubierto con bóveda semiesférica sobre pechinas, presbiterio, un amplio camarín alto, una sola capilla abierta en el lado de la Epístola y la sacristía, anexa y de considerables dimensiones. Los paramentos son blancos y están ordenados por pilastras adosadas de poco relieve en la nave y de mayor relieve en el crucero, que soportan un entablamento de dos escalones de molduras. En los paramentos se recortan nichos en arco para los altares. La decoración se concentra en el crucero que tiene las pechinas profusamente decoradas con hojarascas y flores de yeserías de gran volumen y bordeadas de azul. La cúpula presenta una composición radial cuatripartita ricamente decorada con yeserías que incluso enmarcan las cuatro ventanas en arco que la iluminan. El templo se ilumina además con dos ventanas altas situadas en el coro, una ventana en el primer tramo de la nave, dos altas en el crucero y una al fondo del camarín.

El camarín se plantea como un gran marco para la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, imagen realizada en 1719 por Juan Prieto, una de las representaciones de la Virgen de mayor veneración en Córdoba. El camarín está conformado por un ábside cubierto con una compleja venera y precedido por un espacio rectangular abovedado. La bóveda en venera está ricamente decorada con rocalla de yeso blanco sobre fondo azul, con abundancia de espejos y con un zócalo con repisas escalonadas que, a pesar de su basta ejecución, es de un efecto sorprendente acentuado por la luz que le transmite la vidriera posterior. El espacio rectangular que le precede presenta dos puertas enfrentadas, una de acceso al camarín y la opuesta falsa; este espacio se cubre con bóveda de cañón transversal decorada con finas molduras mixtilíneas y dispone en la clave una linterna de base elíptica. El camarín posee una cripta inferior con columna central y bóveda en forma de abanico barroca de cuatro gajos. Al camarín se accede desde la sacristía por una escalera de piedra negra de pretil moldurado, realizada hacia 1940 en sustitución de una anterior en recodo de más modesta factura, cuyo espacio se cubre por una bóveda de aristas con cintas de flores y molduras mixtilíneas. Tras el camarín hay un patio residual con naranjos al que abre la ventana.

La sacristía es de planta trapezoidal y con un arco en la cabecera. Tiene una antesala a la que se accede desde la galería del patio principal en la que se exponen los retratos de los sucesivos obispos patronos de la fundación.

Sobre la sacristía se alza la espadaña, de dos pisos, constituida por un primer piso de tres vanos con roscas resaltadas, separados por pilastras toscanas que soportan un entablamento de ladrillo con friso de azulejos; el segundo piso es de un solo hueco entre pilastras con entablamento coronado con frontón curvo en el que se aloja una imagen de San Jacinto. Se remata con una cruz de forja. Según la inscripción situada en la zona trasera se realizó en 1905.
En el interior de la iglesia destaca el cancel de acceso, de estilo barroco, realizado en madera tallada, con motivos cruciformes y con el anagrama de la Virgen. En el coro alto se encuentra un órgano del siglo XIX.

Las dependencias del primitivo hospital están compuestas por una doble crujía a la plaza, con una altura original de dos plantas sobre sótano abovedado de ladrillo, reformadas hace unos años al compartimentar su espacio para hacerla más confortable, y una serie de estancias en torno a dos patios. En la actualidad a las mismas se accede por la portada de piedra existente en el extremo occidental del cuerpo de fachada.

El claustro o patio principal de estas estancias, un ejemplo de los magníficos patios cordobeses, puede ser pervivencia de una edificación solariega anterior del siglo XVI por su estilo como por sus proporciones. A él se accede tanto desde el vestíbulo de la iglesia como desde las dependencias asistenciales. Se encuentra porticado en sus cuatro lados y en sus dos plantas, constando de cuatro por cinco arcadas que en la planta baja son de medio punto, de ladrillo, ligeramente peraltados y sobre columnas de piedra, y en la planta alta con arcos carpaneles con alfiz, también de ladrillo, sobre columnas con pedestal. En el lateral meridional del claustro se localiza un escudo en piedra negra del obispo don Juan Alfonso Alburquerque (1797-1874), primer patrono de dicho Hospital, tal y como aparece en el retrato que de él se conserva en la citada institución de fecha 1867.

El resto del edificio lo compone un complejo conjunto de crujías antiguas de variado interés al haber sufrido transformaciones para su uso actual como Residencia de Ancianos y Convento de las Hermanas. Destaca la nave con arquería central sobre pilastras en el extremo suroeste del conjunto con arcos de medio punto sobre un collarín moldurado de las pilastras y su intradós decorado con fajas pareadas bícromas. El patio anexo es un espacio de planta rectangular y cuenta con una línea de pérgolas y bancos huellas de una configuración anterior; en el centro hay una fuente de mármol bien labrada de principios del XIX. En el lateral oriental de este patio se ubica otro escudo del obispo Alburquerque, de piedra negra, similar al del patio principal y fechado en 1864.


Datos históricos

El conjunto arquitectónico formado por la Iglesia de Los Dolores y Hospital de San Jacinto, forma parte de un espacio urbano configurado en época barroca, ubicado en el casco histórico de la ciudad de Córdoba.

La fundación de la institución Hospital de San Jacinto, debida a fray Pedro del Castillo, se remonta a 1596 en la collación de San Juan de los Caballeros, trasladándose a su emplazamiento actual por mediación del padre Francisco de Posadas en el año 1710, adoptando las reglas de la congregación de los servitas.

La Iglesia de Los Dolores y el Hospital de San Jacinto son partes de un único conjunto arquitectónico cuya construcción data del año 1728, acabándose las obras en 1731, y aunque ha sufrido algunas reformas en función del cambio de usos, se ha mantenido inalterado en su estructura e imagen exterior. El templo y la enfermería, construidos bajo el patrocinio del obispo Marcelino Siuri, están considerados una de las muestras más importantes del estilo barroco en la ciudad de Córdoba.

Ya en el siglo XX será cuando se realicen las principales obras de remodelación y adaptación del edificio a su nueva función de asilo para ancianos. En 1955 se realizan obras bajo la dirección del arquitecto Carlos Saenz de Santa María. En 1982 se realizan obras bajo la dirección del arquitecto Carlos Luca de Tena y Alvear.

El antiguo Hospital de San Jacinto junto con su iglesia conforma uno de los laterales de la plaza de Capuchinos de Córdoba, la cual a su vez está declarada Conjunto Histórico Artístico con fecha de 26 de julio de 1929, plaza en cuyo centro se ubica el famoso monumento al Cristo de los Faroles, realizado por el escultor Juan Navarro León en el año 1794. La iglesia alberga la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, objeto de la más fervorosa devoción local y foránea.

PROTECCIÓN

Estado Régimen Tipología Jurídica Publicado en Fecha Número Página
Inscrito BIC Monumento BOJA 23/04/2012 78 24

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

Decreto 83/2012, de 3 de abril, por el que se inscribe en el CGPHA como BIC, con la tipología de Monumento, la Iglesia de Los Dolores y Hospital de San Jacinto, en Córdoba. 03/04/2012, -.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de declaración BIC Sin título.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417