IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Vivienda 0011 Más imágenes Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Vivienda 0011
Código: 01290400011
Caracterización: Etnológica
Provincia: Málaga
Municipio: Casarabonela

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Viviendas de grandes propietarios Actividad doméstica 1750/1799

Descripción

"En cuanto a la casa señorial (ver pág.54 y ss) [que corresponden a la fotografia de la fachada de la casa y los croquis de la misma], no se pueden considerar en el pueblo más que seis que respondan a este modelo, estando casi todas ellas localizadas en la plaza y sus aledaños. Además de por su tamaño, pues cuentan con tres plantas, la composición arquitectónica y ornamental de sus fachadas las distingue del resto. Disponen de una gran puerta de entrada, de grandes ventanales y balcones protegidos por rejas de hierro forjado y, aunque no todas, de un mirador en su segunda planta.Desde la puerta de entrada, alineadas una frente a otra, hay dos puertas más, igualmente de doble hoja, que van dando paso sucesivamente al portal de entrada, luego a otro de mayor tamaño que sirve de distribuidor al resto de la estancia, denominado específicamente como "la casa", y finalmente la que da al patio. Pero, a diferencia de las puertas exteriores, que son macizas, las dos interiores tienen verjas de hierro artísticamente contorneado que ocupan casi el total de cada hoja, de manera que, con el postigo abierto puede entrar la luz, el aire y los sonidos de la calle o del patio, con la seguridad de que nadie puede acceder al interior; el propio nombre con que se las denomina, "cancelas", es en sí suficientemente sugerente de la función que cumplen. El paso a una de las habitaciones situadas a derecha e izquierda del portal de la entrada puede hacerse desde esta misma pieza, como ocurre en el caso de que haya un despacho de trabajo, preservando así el interior de la casa del trasiego de gente ajena a la misma. En él, el mobiliario es austero. En torno al portal interior se encuentra una habitación destinada para comedor o salita de estar -o ambos juntos- que solamente se usa cuando hay visitas formales. Aquí, por el contrario, la decoración y el mobiliario son más ostentosos: muebles con ciertas resonancias barrocas, espejos de dorados marcos, como doradas son las lámparas y muchos de los objetos expuestos en la vitrina, en donde se pueden ver vajillas, juegos de café, y de té, y bandejas de plata; en las paredes, algún óleo o acuarela, fotos de familia y ancestros, cortinas y tapicerías de terciopelo. Por su parte, el comedor, o "salita de diario", viene a ser una reproducción de la habitación anterior, pero de inferior aspecto, pues aunque prácticamente encontramos los mismos objetos, éstos son todos de peor calidad. La televisión, una máquina de coser y un chinero. En la cocina, hay algunos electrodomésticos modernos combinados con antiguos cacharros de cobre que ornamentan las paredes, y una parte que da al patio, decorado al principio con azulejos serigrafiados en las paredes hasta media altura, una fuente y un vergel de macetas; pero conforme pasamos al fondo del patio, donde hay un pequeño huerto de árboles frutales los muros están simplemente encalados. Al fondo de todo se encuentran unas dependencias que hasta hace unos años eran la cuadra y el corral, pero que ahora hacen de cochera o de trastero. Finalmente, una puerta "falsa" da a una calle lateral o trasera.
Tanto el patio como las estancias descritas, a excepción de la cocina que suele estar más adentro, se ordenan en torno al portal interior, que, aun siendo un lugar de paso, también se utiliza como sitio de estar para pasar la calima de las siestas estivales. De alguno de sus costados sube la escalera, formando ángulos rectos, en cuyos rellanos hay alguna figura o algún macetero. En la segunda planta, una antesala da paso a los dormitorios. En las viviendas donde se ha podido hacer el cuarto de baño junto a éstos, se ha instalado en la parte trasera; pero, siendo aquél de reciente incorporación en tanto que pieza que integra funciones que antes estaban repartidas (dentro de las habitaciones las jofainas, en el patio o en el interior de un cuartillo el retrete), a veces se encuentra situado en la planta baja. Aunque siempre a tono con el estatus de la casa, la decoración de los dormitorios sigue siendo, al igual que en la vivienda pequeña, de carácter austero y religioso. Por último, en el tercer piso están el desván o "cámara" en donde se han ido arrumbando aquellos muebles y objetos que el tiempo ha convertido en trastos. "En ese cuarto de ahí era donde dormían las criadas antes, cuando se podían costear, porque hoy... Y por allí se sale a la azotea, que vas a ver que vistas más bonitas tiene./.../."
"/.../ Muy rara es la morada que no dispone de un mínimo de tres piezas dedicadas a dormitorios en la segunda planta. En una de ellas hay una cama grande, y en las restantes una o varias más pequeñas, configuración que viene a reproducir los segmentos básicos que organizan la unidad familiar: los cónyuges, los hijos y las hijas. También aquí suele encontrarse el cuarto de baño, pieza ésta que, aunque con funciones claramente distintas a las de los dormitorios, tiene en común con éstos el hecho de ser los únicos ámbitos de la casa relacionados exclusivamente con la desnudez del cuerpo, con la sexualidad y con la higiene. Se da la circunstancia que este conjunto de piezas se encuentra algo apartado del resto de la vivienda, distanciado de las que se encuentran en la planta baja, que están más cercanas a la calle, y entre las cuales se interpone la escalera de acceso./.../."
"/.../ A diferencia de las dependencias de arriba, cada uno de los cuartos en los que está dividida la planta baja presenta una fisonomía distinta, lo que indica también una diferente función de los mismos. Como recordaremos, dos de estos espacios, el despacho y el salón comedor de lujo, son las piezas más cercanas a la calle, que se abren por medio de unos ventanales. Ambos están decorados y amueblados de manera más suntuosa que el resto de la vivienda, si bien el despacho presenta un aspecto mucho más sobrio que el salón. Aunque los dos tienen acceso desde el portal interior, este último dispone de una segunda puerta que da directamente al portal exterior, de manera que se puede entrar en él sin necesidad de traspasar la primera cancela. Se trata, pues, del espacio de la casa que, tras el portal de entrada, aparece más conectado con el ámbito externo. Seguramente, la austeridad de su moblaje estará relacionada con significados que identifican las funciones que en él se desarrollan, así como los asociados al miembro, o a los miembros que lo utilizan. Por otro lado, aunque también es una de las piezas que están fronteras con el exterior, una mayor interioridad que la del despacho se ha buscado para el salón, el cual, por su parte, presenta una apariencia más exuberante que aquél. Allí, en las vitrinas de un aparador están expuestos juegos de café de la Cartuja de Sevilla, bandejas de plata, copas de cristal fino, etc.; los ventanales están ocultos por unas cortinas de terciopelo que hacen juego con las tapicerías de las sillas y los sillones, los cuadros están solemnemente enmarcados. Más que para su uso, esta habitación está destinada a mostrar el rango de la casa a través de los objetos que han formado parte de los ajuares de varias generaciones./.../."
"/.../ Y de que tiene más función simbólica que utilitaria da buena prueba la existencia de la otra salita de estar, situada más adentro, junto a la cocina, en la que encontramos prácticamente los mismos muebles, pero con un aspecto menos lujoso que los de la exterior. En estos cuartos a los que estoy haciendo alusión, unos retratos y fotografías confirman la dimensión temporal de la casa a la que me refería hace un momento. En ellos aparecen las imágenes de miembros pertenecientes a dos o puede que a tres generaciones: los abuelos (generalmente los que han habitado la casa anteriormente), uno de los cuales, o ambos, quizás viven todavía con el hijo o la hija de éstos que se han quedado con ellos, con su cónyuge, y los nietos. /.../."
"/.../ Como ya sabemos, la cocina y el cuarto de baño dan al patio trasero, el primero siempre abajo y el segundo junto a los dormitorio. Se trata de dos espacios que, aunque destinados a actividades distintas -en cierto sentido antitéticas- se procura apartarlos de la calle /.../."
"/.../ El primer portal de entrada funciona como espacio de transición entre el mundo social y el familiar, al cual se puede entrar durante el día sin impedimentos, pues la puerta de la calle suele estar abierta durante este tiempo. Inmediatamente, siguiendo una sucesión de espacios desde el exterior al interior, está el despacho, que por tratarse de una pieza con una función específica a la que se accede directamente desde el umbral anterior, es de suponer que sea el más asociado con significados relativos al ámbito externo de todos los espacios específicos de la morada. Una puerta se interpone entre el portal de fuera y el de dentro, la cual, al contrario que la de la calle , suele estas casi siempre cerrada, si bien, y cuando hace buen tiempo, puede tener el postigo abierto, de manera que se ve parte del interior. Sólo el nombre con el que se la denomina, "cancela", no puede ser más rico en matices semánticos: tanto ésta puerta como su homónima de enfrente rompen el continuum espacial entre la calle y el patio, confiriendo significados distintos a cada uno de los segmentos que delimitan /.../." (Sáchez Pérez, pp.53-66)

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Inventario de Arquitectura Popular 1992-1997. Vivienda 0011, 1992.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417