IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
NAVEGACIÓN DE REGISTROS 1 de 8| primera imagen anterior siguiente última imagen
Imagen de Antiguo Monasterio de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión Más imágenes Cartografía Más Bibliografía Más Información

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Antiguo Monasterio de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión
Otras denominaciones: Cartuja de la Defensión de Nuestra Señora ; Cartuja de Santa María de la Defensión Código: 01110200006
Caracterización: Arquitectónica
Provincia: Cádiz
Municipio: Jerez de la Frontera
Códigos relacionados

Incluye a:
Código Denominación
011102000060004.0000 Reja
011102000060019.0000 San Juan Evangelista
011102000060025.0000 San Simón
011102000060005.0000 Sillería del coro de Padres
011102000060002.0000 Cancel
011102000060006.0000 Retablo de San José
011102000060029.0000 Púlpito
011102000060003.0000 Retablo de San Pedro
011102000060001.0000 San Bruno de Colonia
011102000060016.0000 San Pedro
011102000060013.0000 Lauda del caballero Álvaro Obertos de Valeto
011102000060011.0000 Nuestra Señora de la Defensión; Retablo mayor
011102000060026.0000 San Andrés
011102000060030.0000 Retablo del Capítulo
011102000060031.0000 Nuestra Señora de la Compasión
011102000060015.0000 Retablo del Juicio final
011102000060014.0000 Retablo de Santa Teresa de Jesús
011102000060021.0000 San Felipe
011102000060024.0000 San Mateo
011102000060027.0000 San Judas Tadeo
011102000060008.0000 San Hugo de Grenoble; Retablo mayor
011102000060007.0000 Retablo mayor
011102000060023.0000 Santo Tomás
011102000060028.0000 Crucificado
011102000060009.0000 San Bruno de Colonia; Retablo mayor
011102000060010.0000 San Hugo de Lincoln; Retablo mayor
011102000060022.0000 Santiago el Menor
011102000060017.0000 San Pablo
011102000060018.0000 Santiago el Mayor

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades P.Históricos Cronología Estilos
Cartujas Ceremonia cristiana Edad Moderna Gótico flamígero

Agentes
Tipo Nombre Actuación Fecha
Arquitectos de Ribera , Andrés Hizo la portada
Arquitectos de Riaño , Diego Hizo el claustrillo en torno a 1531

Descripción

Se halla el Monasterio situado a 8 km. de la población de Jerez de la Frontera, en un espacio situado entre el río Guadalete y la carretera que conduce desde esta población a la de Medina Sidonia.
El monasterio de la Cartuja de la Defensión responde tipológicamente a las características comunes de todas los cenobios cartujos. Se trata de un recinto amurallado de grandes proporciones fruto de un amplio proceso evolutivo.


Para una mejor comprensión de las distintas estructuras que conforman la Cartuja, distinguiremos dos zonas: la monumental y la de labor.

· Zona Monumental.
Tras acceder al conjunto por la puerta principal, se ingresa en un patio de planta rectangular, el Atrio del Rosario, denominado así por encontrarse en su lado norte la Capilla del Rosario o de los Caminantes. Esta presenta un pórtico a modo de porche, con cinco arcos, el central escarzano y los laterales de medio punto sobre columnas de mármol y vano adintelado de cantería como acceso. A ambos lados de la puerta existen paneles de azulejos con la imagen de la Virgen de la Merced, patrona de Jerez. El pórtico se cubre exteriormente a un agua, apareciendo sobre el mismo, a la derecha una sencilla espadaña de ladrillo, con vano de medio punto, ménsula en la clave, frontón triangular y cruz y veleta como remate. Su interior ofrece planta rectangular con bóvedas vaídas como cubierta, divididas en tres tramos mediante arcos fajones en resalte. A ambos lados y conformando los distintos tramos aparecen pilastras cajeadas, poseyendo ventanas molduradas como iluminación. Se cubre al exterior mediante tejado a dos aguas. Adosada al lado del evangelio de esta capilla se ubica la Hospedería, compuesta por varias habitaciones de planta rectangular, las cuales están precedidas por un pequeño patio rectangular con pórtico de ingreso mediante dos arcos escarzanos sobre columna toscana de mármol que apoya sobre pedestal.

A los lados, también existen arcos escarzanos que apoyan en pilares, donde se abren amplios ventanales. A la derecha de la capilla, se abre una puerta con arco rebajado, rematada en merlones, que comunica con un espacio abierto donde se localiza una de las dos galapagueras con las que cuenta la comunidad. A continuación del atrio del Rosario, separado por un pequeño muro que culmina en crestería con especies de pináculos, se localiza el Atrio de la Iglesia, de planta rectangular muy alargada, en cuyo enlosado aparece trazada una montea para la construcción de una cúpula. Como culmen de este espacio se levanta la fachada principal de la Iglesia, la cual domina todo el conjunto. Concebida a modo de retablo, se estructura en dos cuerpos y ático, y tres calles principales, más dos de carácter secundario. Sirve de base un basamento ornamentado con escudos y temas florales. Las calles quedan compartimentadas mediante dobles columnas corintias, entre las que se disponen hornacinas aveneradas en las que figuran esculturas. La calle central, más ancha que las laterales, presenta en su primer cuerpo la puerta de acceso, adintelada, retranqueada respecto al resto de la portada, formando una especie de zaguán o atrio, con hornacinas laterales, quedando rematada mediante frontón recto partido con decoración de grifos sobre el que apoyan dos angelotes que cobijan el escudo cartujo. Aún en el primer cuerpo se localiza un tímpano en el que se abre una hornacina que cobija la escultura de la Virgen. En el segundo cuerpo, aparece una tribuna abalaustrada donde se abre el rosetón que ilumina la nave. El ático incluye una hornacina con la imagen de San Bruno, y un altorrelieve del Padre Eterno. Las calles laterales poseen hornacinas, dos en el primer cuerpo y una en el segundo. A ambos lados de estas calles, se añade otra, flanqueada por las columnas y una pilastra acanalada, con ornamentación a base de roleos, y una voluta en el segundo cuerpo. Toda la portada remata en jarrones y pináculos.


Las fachadas laterales presentan muros sencillos, con contrafuertes que contrarrestan el empuje de las bóvedas, sólo horadados por las ventanas, siendo muy interesante la balaustrada que culmina el muro, así como los jarrones que rematan los contrafuertes. En la cabecera se localiza la denominada torre del reloj, la cual presente muro sencillo, solo horadado por dos pequeñas ventanas que rematan en frontón triangular. Rematándola aparece un friso con triglifos y metopas y una espadaña de vano peraltado, entre balaustres, que a su vez culmina en otro friso con triglifos. Sobre la cabecera del templo, se localiza otra espadaña, con la misma estructura que la anteriormente descrita. La cubierta exterior es de tejas a dos aguas.

En el interior, el templo presenta planta rectangular, con una sola nave y cuatro tramos perfectamente definidos, culminando en ábside pentagonal, hoy tras el retablo mayor. Aquel tuvo por cada uno de los lados del polígono una ventana, en la actualidad perdida. Se cubre mediante bóvedas de nervaduras, siendo estrelladas con terceletes los dos tramos de la cabecera, mientras que los demás presentan traza más complicada, con nervios que se curvan y se ligan, en esquemas circulares y ovalados. En los muros laterales, entre los haces de nervios y sobre la línea de imposta, se abren ventanas de (delgados parteluces y fina tracería) sencilla estructura, con vano apuntado. Aún conservan las bóvedas pintura mural azul, que en su tiempo estuvieron totalmente recubiertas de estrellas. A los pies de la nave subsiste el rosetón gótico. Conviene destacar aquí la potente cornisa de yeso que, a modo de entablamento con profusa labor, interesantes ménsulas y especies de coronas que ocultan el apeo de los nervios de las bóvedas. Penden a modo de colgantes de las claves ellas, con esferas, hojas de acanto y frutas.


Los distintos tramos de la iglesia quedan perfectamente configurados en el espacio, siguiendo la tradición cartujana, con la interposición de elementos que a modo de pantalla los separan. Son, la reja de hierro que separa la parte de fieles varones o familiares y el coro de los legos, y la portada de entrecoros, que divide el de los legos y el de los padres. Esta portada presenta vano de medio punto entre pilastras cajeadas sobre podios, rematada en entablamento con cornisa volada, que se retranquea en su parte central. Toda la portada ofrece una interesantísima ornamentación. Así el entablamento presenta guirnaldas, aves y niños desnudos, figurando al centro el vaso de la virtud. En sus extremos figuran los bustos de San Pedro, a la izquierda, y el de San Pablo, a la derecha. Muy interesantes son las figuras de Adán y Eva que se localizan en las enjutas.. La rosca del arco queda decorada con cabezas de querubines, figuras fantásticas, candelabros y temas florales platerescos.
En el presbiterio, en el lado del evangelio existe una portada adintelada rematada en frontón recto con esculturas que representan a las Virtudes Teologales. Frente a ésta se ubica una hornacina con las Virtudes Cardinales. A través de aquella se accede a la sacristía. De planta rectangular, se cubre con bóveda de crucería de nervios en resalte decorados con perlas. Sobre la cornisa, se simulan ventanas con volutas, frutas y cartelas. Al lado oeste de la sacristía, se adosa una pequeña dependencia, muy transformada, con planta casi cuadrada y techumbre plana, con columna toscana al centro como soporte. En el ángulo noreste se abre una portada que comunica con la iglesia. A la misma anteceden dos tramos cubiertos con bóvedas de terceletes. De vano de medio punto, presenta una profusa decoración, tanto en la rosca del arco adovelado, donde aparecen cabezas de angelotes, como en las pilastras que la enmarcan, en las que se observan motivos vegetales y figurativos, estos últimos en especie de hornacinas. Esta portada posee en las pilastras la inscripción "AÑO 1743".

El claustro de la iglesia o claustrillo, adosado al lado de la Epístola de la iglesia, ordena las salas y capillas más importantes en la vida de los monjes. Es por así decirlo, el claustro monástico por excelencia. Ofrece planta cuadrada, con bóvedas de nervaduras como cubierta, cuyos nervios apoyan en ménsulas en la galería, mientras que al patio apoyan en los pilares. Presenta cuatro galerías de arcos apuntados que descansan en pilares con contrafuertes que rematan en pináculos, si bien en los ángulos los soportes son columnas de "pencas", de mármol, con especies de cimacios ornamentados con temas vegetales como nexo de unión entre le propio soporte y el juego del arco. Muy interesantes son las gárgolas de desagüe, así como la crestería con pináculos que culmina el patio.

Alrededor de este patio se organizan las principales dependencias del conjunto. En el lado oeste, perpendicular a la Iglesia, se ubica el refectorio. Al mismo se accede a través de una portada con arco de medio punto como acceso, flanqueado por balaustres que apoyan en pedestales ornamentados con bustos. Las enjutas quedan decoradas con medallones que contienen cabezas. Sobre ella, un entablamento con roleos, puttis y escudos, y decoración de ovas, da paso al remate donde dos leones sostienen el escudo del fundador. Su interior es de planta rectangular y bóvedas de nervaduras con terceletes y combados, como cubierta de sus cuatro tramos. Las claves aparecen ornamentadas con discos de temas florales. Los nervios descansan en ménsulas. Este espacio arquitectónico queda dividido en dos partes desiguales, por medio de un muro de unos dos metros de altura, con vano escarzano y rematado por una crestería con formas muy interesantes. La parte norte, más cercana a la iglesia y de mayor proporción, es el refectorio de los monjes, mientras que la zona sur la constituye el de los legos. Exteriormente el refectorio presenta la misma estructura observada en la iglesia, con sistemas de contrafuertes, ventanas de sencilla traza e interesante crestería y jarrones como remate.

En el lado norte del claustrillo se abre el Capítulo de los legos. Al mismo se accede mediante una interesante portada con arco conopial, apoyado sobre jambas con molduras poligonales, rematando en especie de alfiz. El conopio culmina en escudo heráldico. En el interior existe un primer tramo cuadrado cubierto con bóveda de crucería simple, desarrollándose hacia la derecha el resto de la estancia, de planta rectangular, con dos tramos de bóvedas de terceletes, con claves decoradas con rosetas. En el muro derecho se abren dos ventanas, una por tramo, que iluminan el recinto. El ábside es rectangular, con arco de medio punto como separación de rosca moldurada. En las esquinas aparecen trompas que hacen que el espacio pase de ser rectangular a pentagonal. Su bóveda es estrellada, con clave central decorada con temas vegetales y una estrella de ocho puntas, mientras que las secundarias presentan rosetas.

En el ala este del patio, se localiza el Capítulo de los monjes o Sala Capitular. Al mismo se accede a través de una sencilla portada adintelada, flanqueada por pilastras y rematada en friso con triglifos, frontón curvo roto, en cuyo centro se coloca un edículo que contiene un escudo y que, a su vez, remata en frontón triangular. De planta rectangular y cubierta con bóvedas de terceletes, con nervios festoneados y de cuyas claves penden interesantes yeserías. Por debajo de la línea de imposta se desarrolla un entablamento, con escudos cartujanos y del fundador, alternando con medallones. Destaca en este recinto el alto zócalo y banco corrido, cubiertos de azulejos sevillanos blancos, verdes, negros, azules y nielados.

Contiguas a la Sala Capitular, se abren dos pequeñas capillas, las de San Bruno y San Juan Bautista. Sus portadas son adinteladas, entre pilastras cajeadas sobre pedestales ornamentados con rombos. Sobre el dintel y pilastras corre una especie de friso almohadillado, rematado en frontón triangular roto con escudo al centro. Al interior presentan planta cuadrada, cubiertas con pequeñas cúpulas con óculo central a modo de linterna y círculos como adornos.

Al lado sur del claustro se adosa el Patio de los Jazmines, que incluye la celda prioral y la biblioteca. La celda del prior presenta un pórtico de tres arcos de medio punto que apean en columnas, cubriéndose con bóvedas de arista. El vano de acceso es adintelado, presentando a los lados ventanas. Exteriormente se cubre, el pórtico con tejado a un agua, mientras que la celda lo hace a dos aguas. Al norte del patio, se levanta un muro que culmina en magnífica balaustrada. A la izquierda del mismo se abre una alargada galería, con dieciséis tramos cubiertos con bóvedas de crucería, presentando como única iluminación cuatro ventanas y un óculo, abiertos en los últimos tramos del oeste. Esta galería conecta la cocina y el refectorio.

Paralela a esta galería se desarrollan las cocinas. De planta rectangular, presenta tres tramos cuadrados separados por potentes arcos apuntados y cubiertos, en sus extremos, con bóvedas de crucería simple y claves con el escudo del fundador, mientras que en la central los nervios configuran un espacio cuadrado, con claves decoradas con fitomorfos, que se constituye como chimenea. Perpendicular a la cocina, adosada al muro oeste se localiza la despensa, espacio rectangular con bóveda de cañón como cubierta, precedida de otro espacio cuadrado donde se abre una escalera de sencilla traza, con baranda de madera.

Desde el muro sur de las cocinas se accede a un espacio abierto, el Patio de la Cocina, percibiéndose en los ángulos arranques de arcos que permiten suponer la anterior existencia de un sistema abovedado. En el mismo se aprecian varias puertas que comunican con las cocinas y que debieron estar conectadas con la posible galería. Además se observan los potentes contrafuertes, así como la ventana de medio punto abierta en el tramo más occidental de la cocina. A través de este patio se accede al Claustro de los legos. Presenta planta cuadrada con galerías de arcos de medio punto sobre columnas de mármol toscanas, presentando las enjutas decoradas con especie de pinjantes en resalte, así como la clave con ménsulas. Las distintas galerías se cubren con bóvedas de arista. Al exterior el patio posee tejado a un agua sobre las galerías. Adosadas al ala oeste y sur del claustro se localizan una serie de celdas, con dobles estancias rectangulares, repartidas en dos pisos y jardín al fondo. Exteriormente se cubren con tejado a dos aguas. Al norte de estas celdas se localizan la antigua procuración y la puerta de la clausura, en estado ruinoso.

El gran espacio arquitectónico, en cuanto a dimensiones, del conjunto monástico, lo constituye el Claustro grande, también denominado como del Cementerio o de los Arrayanes. Es de planta cuadrada, con aproximadamente 80 metros de lado, con fuente al centro y un crucero en uno de los laterales. Presenta galerías con dieciocho arcos apuntados en cada uno de sus lados, que apoyan sobre pilares redondeados reforzados con especie de estribos rectangulares. Cubre sus galerías mediante bóvedas de crucería con claves dentadas. Las angulares adquieren una mayor complejidad. En el muro, los nervios descansan en ménsulas. Sobre la galería corre una terraza que circunda el claustro. Alrededor de él se distribuyen celdas que ofrecen las mismas características que la señalada del claustro de los legos. En su origen llegaron a contabilizarse hasta 29, actualmente su número es menor. Se estructuran en dos plantas, con pequeños espacios rectangulares para la oración, el estudio y el descanso, ofreciendo normalmente bóvedas de cañón en planta baja, y artesonado de sencilla estructura en la alta. Al exterior presentan tejado a dos aguas.

· Zona de labor.
Analizada la zona monumental, pasaremos a la que denominaremos como zona de labor. Tras franquear la puerta abierta en el muro sur del citado Atrio del Rosario, se ingresa en el Patio de las Oficinas, espacio este de planta irregular que, en su lado este conecta con la parte monumental del inmueble y un espacio abierto ajardinado junto a la iglesia, mientras que en su lado oeste se abren todas las dependencias dedicadas a las labores de la comunidad, hoy en práctico estado de abandono. En este patio, se localiza una especie de estanque para caballos, y un pequeño templete.

En el lado oeste de este patio existe un gran vano de medio punto. Tras flanquearlo, a la derecha se localizan las cuadras, las que ofrecen tres largas naves rectangulares conformando una "U", con cubiertas de sencilla viguería con ladrillo por tabla, habiéndose habilitado la crujía que corre de este a oeste, como portería. Presenta puertas de madera con vanos rebajados como acceso al interior. La cubierta exterior es a un agua. Frontera a estas cuadras, se localizan dos interesantes edificaciones, en forma de "L". La primera que se desarrolla de norte a sur, presenta planta rectangular con dos naves separadas mediante cinco arcos de medio punto. Actualmente poseen cubiertas planas, que esconden un buen artesonado con vigas que culminan en interesantes canes. En planta alta subsisten antiguas celdas que han compartimentado totalmente el espacio, presentando plantas cuadradas y rectangulares, y cubiertas planas. Exteriormente posee un tejado a dos aguas. La segunda que corre de oeste a este, ofrece la misma estructura y cubrición que la anteriormente descrita, si bien los arcos y cubiertas han quedado embutidas en los muros. En el ángulo noroeste de esta última estancia, existe una puerta de cantería de arco de medio punto e impostas marcadas. Actualmente aparece horadada por una ventana.

Tras estas estancias descritas y siguiendo hacia el oeste, se localiza la actual carpintería, espacio cuadrado con sencilla cubierta de viguería de ladrillo por tabla. Después de pasada esta dependencia, se pasa a otro espacio abierto, que conecta con la portada del campo. Allí se encuentran, al norte un edificio de planta rectangular, con sencilla viguería como cubierta y tejado a un agua. En el ángulo noroeste de este patio se localiza otra edificación, denominada como cuerpo de guardia, de planta rectangular, compartimentada por un arco de herradura de ladrillo y cubierta exterior a un agua. En el ángulo sureste existe otra estructura, de planta rectangular con sencilla viguería como cubierta y tejado a un agua.

Tras franquear una portada de cantería con arco de medio punto, rematada en cruz de forja, se accede a otro patio de planta irregular, que contiene varias edificaciones. En el lado norte se localizan los graneros, con planta rectangular y dos largas naves separadas por pilares de ladrillo sobre las que voltean nueve arcos de medio punto, cubriéndose con bóvedas de aristas. A la planta alta se accede a través de un rampa localizada al este. Presenta la misma estructura que la baja, si bien la cubierta es de sencilla viguería. En el lado oeste, se localiza otra estructura de planta rectangular con arcos de medio punto sobre pilares de ladrillo con cubierta de sencilla viguería. Perpendicular a ella, en su lado norte, se ubica un pequeño almacén de planta rectangular, con dos naves separadas por arcos apuntados sobre pilares de ladrillo, poseyendo cubierta de viguería con ladrillo por tabla. Estas edificaciones presentan como cubierta exterior, un tejado a dos aguas.

Por último habría que añadir aquí, a pesar de encontrarse al sur del claustro de los legos, el molino de aceite y la casa del guarda de la huerta. El primero, en estado de abandono, responde a la estructura de molino de hacienda de olivar, con una nave rectangular para la viga y un espacio cuadrado que corresponde a la torre de contrapeso. Al exterior, destaca el volumen de esta última, con tejado a cuatro aguas y especie de pináculos como remate. La casa del guarda por su parte, posee planta rectangular, con sencilla viguería como cubierta. Al exterior presenta sus muros ornamentados con arcos en resalte de ladrillo y decoración de triángulos con azulejos en sus enjutas. La cubierta exterior es a dos aguas.

Como último elemento a tener en cuenta en el edificio conviene señalarse el humilladero, el cual presenta una sencilla estructura octogonal con cuatro alturas distintas a modo de escalones, que culmina en un cuerpo circular con casquetes y otro hexagonal, y finalmente una cruz, hoy inexistente.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

BERNALES BALLESTEROS, Jorge. El Sagrario de la Cartuja de las Cuevas. 1988, pp.145-162.

CHUECA GOITIA, Fernando. Historia de la arquitectura española : Edad Antigua y Edad Media. Dossat, 1965. 1800675.

CORZO SANCHEZ, Ramón. La Cartuja de Jerez. D.L. 1984, pp. 17-32.

ESTEBAN LORENTE, Juan Francisco; ROMERO DE TORRES, Enrique. Catálogo Monumental de España : provincia de Cádiz : 1908-1909. Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, 1934. 1100606.

GOMEZ-MORENO, Manuel. Sobre las obras de restauración de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión en Jerez de la Frontera. 1953, pp.79-80.

GRANDALLANA Y ZAPATA, Luis de. Noticia histórico-artística de algunos de los principales monumentos de Jerez. Gautier, 1885. 1100281.

GUTIERREZ DE QUIJANO, Pedro. La Cartuja de Jerez. Litografía Jerezana, 1924. 1100207.

GUTIERREZ QUIJANO. La cartuja de Jerez de la Frontera. Desconocida, 1924. 4300063.

LOPEZ CAMPUZANO, Julia. La portada de entrecoros de la Cartuja de Jerez de la Frontera. 1991, pp.307-316.

PESCADOR Y GUTIERREZ DEL VALLE, Mariano. Guía artística de Xerez de la Frontera. s.n., 1914. 1100536.

QUINTERO ATAURI, Pelayo. Una excursión a la Cartuja de Jerez. 1896, pp.49-52.

QUINTERO ATAURI, Pelayo. Una excursión a la cartuja de Jerez. 1896, -.

SANCHO DE SOPRANIS, Hipólito. Historia social de Jerez de la Frontera al fin de la edad media. Desconocida, 1959. 4300107.

SANCHO DE SOPRANIS, Hipólito. La arquitectura jerezana del siglo XVI. 1964, pp.9-73.

UN CARTUJO DE LA DEFENSION. La capilla del Sagrario en la Cartuja de Santa María de las Cuevas. 1990, pp.167-190.

Información documental

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de obras de intervención en el patrimonio inmueble Masaveu Menéndez Pidal, V, Restauración de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión de Jeréz de la Frontera, 1987.

Archivo Central de la Consejería de Cultura, Consejería de Cultura, Dirección General de Bienes Culturales, Expedientes de obras de intervención en el patrimonio inmueble Masaveu Menéndez Pidal, V, Restauración de la Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión de Jerézde la Frontera (PM), 1987.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417