IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Inmueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe

IDENTIFICACIÓN

Denominación: Vivienda 0108
Código: 01210070108
Caracterización: Etnológica
Provincia: Huelva
Municipio: Aracena

DESCRIPCIÓN

Tipologías
Tipologías Actividades Cronología
Viviendas de grandes propietarios Actividad doméstica 1875

Descripción

Vivienda de gran propietario, que consta de dos plantas y tres crujías. Originariamente fue un casino, que posteriormente se reacondicionó como vivienda en su planta segunda, y como sede de los juzgados en su planta principal. La planta primera no figura en esta descripción puesto tiene acceso restringido, siendo imposible ofrecer un croquis de la misma. En la descripción que sigue nos guiamos tan sólo de la información ofrecida por el propietario. Según éste, la planta baja se divide en salas y salones que se distribuyen en tres crujías consecutivas y paralelas a la calle. El salón mayor se corresponde con la tercera crujía. En la planta segunda, que el propietario tiene habilitada para vivienda, nos encontramos con un patio y un "hall" que ocupan lo que corresponde con la segunda crujía y una sucesión de dependencias, antiguas salas y reservados del casino, hoy instaladas como dormitorios, comedor o salas. La casa no cuenta con semisótano o sótano; sí cuenta, en cambio, con un "doblao" que utilizan como trastero de la vivienda.
Las dimensiones de la casa son: 14 metros de ancho de fachada, por 10 de altura y unos 16 metros de profundidad.
Su fachada es una de las más portentosas y mejor logradas de la arquitectura modernista de la Sierra y del conjunto provincial. Como corresponde a una fachada influenciada por este estilo, las proporciones son geométricamente rigurosas. Lo más destacable de la misma son las decoraciones de que van provistas los doseles o cornisas de todos sus vanos, siendo idénticos los del flanco de fachada correspondiente a la planta baja, pero diferentes a los de los vanos superiores, que son entre sí idénticos. Otro elemento muy característico de la fachada son los falsos sillares que la recorren, pintados de blanco sobre un fondo ocre, que contribuyen a crear la impresión visual de más elevación de la fachada, pero, sobre todo, la segmentan en tres tramos verticales y rompen la unidad y horizontalidad de la misma. La fachada remata en lo alto en una cornisa corrida y sencilla, desprovista de cualquier adorno o elemento decorativo. Las rejas de los balcones son de hierro fundido y constan también de ricos dibujos. Otro elemento que rompe la unidad de la fachada y que contribuye a diferenciar el flanco inferior del superior es la adopción de arcos de medio punto para los vanos inferiores y de dinteles para los superiores. Una peculiaridad más de esta fachada es que los vanos de la planta baja son todos puertas, cuatro puertas, lo que se explica por haber sido el edificio en sus orígenes un casino de sociedad.
Los elementos sostenidos son los muros de mampostería en los cimientos y hasta su mitad, terminando en muros de ladrillo.
Los elementos sostenidos son techos de madera: los de la planta baja no son visibles por estar tapados con cielos rasos que aparecen pintados, aunque, al decir del propietario, tales pinturas están bastante deterioradas (repetimos que no hemos podido visitar la planta baja ). La cubierta es igual que todas las que hemos documentado en la Sierra: del tipo boquituerta, con rollizos que asientan en los muros de carga o que lo hacen en determinados tramos en cumbreras. En este caso, sin embargo, en lugar de encontrarnos con las comunes alfajías, nos encontramos con una más sólida tablazón bien armada que nos impide ver las tejas.
Los suelos de la planta segunda, la vivienda del propietario, son también de madera, de vigas, tablazón y "listones" y en este caso si están a la vista. Según nuestro informante, en la planta baja, la utilizada como juzgados, la solería original del tipo hidráulico, han sido reemplazadas por solería moderna. En la planta alta se conserva una solería hidráulica, aunque no de mucha calidad y que presenta ya un grado de deterioro apreciable, con dibujos geométricos en blanco y negro.
Los vanos son unos adintelados y otros constan de arcos de medio punto: en la fachada encontramos que los de la planta baja -cuatro puertas- son de arcos de medio punto, mientras que las puertas de los balcones de la segunda planta son adintelados. En el interior alternan igualmente. Lo más destacable en los vanos de la casa es la gran altura que alcanzan, es decir, su estilización, que se corresponde con la gran altura a que se encuentran los techos. Todas las puertas son de doble hoja y las de la planta segunda que visitamos son aún las originales, algunas ya bastante deterioradas. Las de la planta baja, según nos asegura el propietario, han sido reemplazadas por otras más nuevas. En las tres puertas de entrada a lo que fueron juzgados se han instalado unos cierres metálicos corredizos, que sintonizan poco con el estilo y el porte de la fachada y que habría que hacer desaparecer.
Lo más destacable a este respecto de la casa son los doseles o cornisas en que rematan los vanos de la fachada, ricamente decorados con labores de yeso, que han sido recientemente restaurados. En ellos se mezclan los motivos geométricos con las figuras fantásticas. De hecho, esta decoración, sumada a los dibujos intermitentes de los falsos sillares que la recorren en tres intervalos son por sí solos los elementos de que se sirvió el arquitecto -desconocido- para crear una de las más bellas de Aracena y de la Sierra, ya que el resto es bastante sencillo, como por ejemplo, la misma cornisa en que remata la cornisa, corrida y lineal.
Debe destacarse en especial la presencia de un patio porticado, sostenido por finas y elegantes columnas de mármol de capiteles que semejan el estilo corintio, de los que parten arcos de medio punto. El hueco que forma el patio remata en el techo en una montera acristalada, muy común en la arquitectura de esta época en Aracena. Este patio no se prolonga hasta la planta baja, pues en alguna remodelación debió techarse a la altura del suelo de la segunda planta.
Existe una chimenea, conservada en la planta baja.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información documental

Dirección General de Bienes Culturales y Museos. Inventario de Arquitectura Popular 1992-1997. Vivienda 0108, 1992.



Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417