IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Mueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Virgen de los Milagros; Retablo de la Virgen de los Milagros

IDENTIFICACIÓN

Denominación:
Virgen de los Milagros; Retablo de la Virgen de los Milagros
Provincia:
Cádiz
Código:
203263
Municipio:
Puerto de Santa María (El)

DESCRIPCIÓN

Tipologías:
Esculturas de bulto redondo
Esculturas de vestir
Esculturas religiosas
Cronología:
1255 - 1255
 
P.Históricos:
Baja Edad Media
Estilos:
Barroco pleno
Gótico (Estilo)
 
Escuelas:
Escuela castellana
Escuela sevillana
Iconografías:
Virgen con el Niño Jesús
 
Autores:
Anónimo castellano
Anónimo sevillano
 

Descripción

La Virgen aparece representada de pie, sosteniendo al niño con ambas manos separado de su cuerpo, como si lo ofreciese a los fieles. De la escultura de la Virgen sólo podemos ver la cara y las manos, ambas de color negro. El rostro, de pequeñas dimensiones, presenta una expresión hierática, unos pequeños ojos rasgados de color negro (sobre los que se pueden apreciar unas estrechas cejas) y una boca y nariz muy menudas. La escultura se encuentra recubierta por un vestido de plata (oculto a la vista) sobre el que lleva un vestido rosa. Se cubre con un manto rosa decorado con motivos vegetales en tonos dorados y verdes y a su vez se cubre la cabeza con una mantilla blanca sobre la que se coloca la corona. El rostro está rodeado por un rostrillo de plata de gran tamaño con una pechera de encaje blanco cuajada de joyas. Al contrario que la Madre, El Niño es de piel blanca. Aparece de pie con las piernas algo separadas. Tiene la mano izquierda levantada con los dedos meñique y anular recogidos, en actitud de bendecir, mientras que la mano izquierda está extendida hacia adelante, y con esa mano sostiene el orbe. La cabeza del Niño es algo alargada, con unos cachetes sonrosados y regordetes y una ancha frente, los ojos, cejas, nariz y boca son muy pequeños y la expresión general es de alegría contenida. El pelo es ensortijado y de color castaño. La figura aparece vestida con un traje blanco entallado que le llega casi hasta los pies. Este vestido está lleno de joyas y además, está calzado con unos zapatos de plata, lleva tres potencias en la cabeza y pulseras de perlas enroscadas en ambos brazos.

 

Datos históricos

La imagen de la Virgen fue traída por el rey Alfonso X cuando reconquistó la ciudad de El Puerto de Santa María a los musulmanes en 1255. Según relata el rey en una de sus cantigas, en un principio pensó llamar a la antigua Alcanatir musulmana como Santa María de El Puerto, como así hizo, pero los musulmanes que aún continuaban viviendo en esta población se quejaron al monarca, que prohibió, so pena de azotes, usar dicho nombre en busca de una convivencia pacífica. Sin embargo, y pese al castigo, la gente seguía llamando a este enclave Santa María de El Puerto y se considera milagro de la Virgen que los musulmanes abandonaran, un día de repente esta ciudad sin enfrentarse a los cristianos que venían reconquistando la zona. El monarca levantó en esta población un santuario dedicado a esta imagen, construyendo para ello una iglesia castillo que aún se conserva en la actualidad. Los motivos de la devoción del rey a esta talla son varios. Por un lado pensaba que su intercesión había sido crucial en la incorporación de El Puerto a la Corona de Castilla, ya que fue una incorporación pacífica frente a las conflictivas anexiones de las poblaciones vecinas. Por otro lado, durante las obras de construcción del primitivo santuario se derrumbó una torre sobre 30 obreros, resultando todos ilesos, pero quizás lo más importante fueron las dos curaciones que el rey le atribuyó, una mientras estaba en el Alcázar de Sevilla y otra mientras se encontraba peregrinando hacia este santuario desde la ciudad hispalense, pues según se cuenta durante la navegación por el Guadalquivir al monarca se le enrojecieron las piernas de un modo preocupante. Los médicos de la corte le recomendaron regresar a Sevilla, pero él insistió en llegar hasta el santuario de la Señora de El Puerto, donde veló toda una noche y salió perfectamente curado. De la devoción de Alfonso X por la imagen son una buena prueba las 24 cantigas que le dedicó. Durante los últimos siglos de la Edad Media las peregrinaciones hasta el santuario de la Virgen fueron multitudinarias, pero a finales del siglo XV la devoción comenzó a descender, trasladándose en una fecha incierta de este periodo la imagen a la Prioral. No es hasta comienzos del siglo XVII cuando resurge el culto a la Virgen de los Milagros. En 1606 el Arzobispo de Sevilla concede licencia para la creación de una hermandad que le de culto, la cual se constituye y construye una nueva capilla (la actual) cuyas obras comenzaron en 1612. Por estas fechas hubo de realizarse la imagen del Niño Jesús, pues su estética responde al gusto andaluz de las primeras décadas del seiscientos. Sin embargo, a comienzos del XVIII decae de nuevo la devoción y se extinguió la cofradía. Incluso las fiestas de la Virgen, siempre solemnes, atravesaron un periodo de crisis, pues el Duque de Medinaceli vende a comienzos del setecientos a la Corona la ciudad de El Puerto y deja de costear la octava de la Virgen de los Milagros y todos los gastos que ésta conllevaba, por lo que fueron los cabildos civil y eclesiástico quienes se encargaron de pagarlo todo. Esta situación se mantuvo durante las primeras décadas del siglo XVIII hasta que fue el Ayuntamiento el que se hizo cargo de todo ante la negligencia del clero. En 1757 el cardenal Francisco de Solís, arzobispo de Sevilla, emite un decreto por el que se establecen las reglas de la nueva cofradía de la Virgen de los Milagros, que ha llegado hasta nosotros con algún que otro altibajo. Se crea en este momento la figura del capiller, cargo nobrado por la Ciudad y el Clero que era una suerte de administrador de los bienes de la cofradía, que conoce su momento de máximo esplendor a finales del XVIII coincidiendo con el auge comercial de El Puerto. Desde entonces hasta nuestros días la devoción de los portuenses hacia la Virgen de los Milagros no ha dejado de crecer, siendo invocada en epidemias, sequías y desgracias varias que han asolado a la población.

 

ANÁLISIS

Materiales:
Barniz
Madera
Oro
Perla
Pigmento al aceite
Plata
Seda
Tela
Técnicas:
Barnizado
Elaboración de encajes
Esculpido
Joyería
Orfebrería
Tallado
Técnica de costura
 
Medidas:
1,25 x 0,60 x 0,60 m.
 

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

GÓMEZ DÍAZ-FRANZÓN, Ana María; ALONSO DE LA SIERRA FERNÁNDEZ, Juan; ALONSO DE LA SIERRA FERNANDEZ, Lorenzo; MARISCAL, Miguel A.; ARANDA BERNAL, Ana María; POMAR, Pablo; QUILES GARCÍA, Fernando. Guía artística de Cádiz y su provincia. Sevilla . Fundación José Manuel Lara; Diputación de Cádiz., 01/04/2006. 84-96556-06-5.

GONZÁLEZ LUQUE, Francisco. Aproximación al estudio histórico y artístico del retablo en El Puerto de Santa María. 10/10/2007, -.

HERRERA GARCIA, Francisco Javier. Aproximación a la retablística dieciochesca en El Puerto de Santa María. 10/10/2007, -.

ROMERO DE TORRES, Enrique. Catálogo Monumental de España : provincia de Cádiz : 1908-1909. Madrid . Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, 22/01/1994. 1100606.

ROMERO MEDINA, Raúl. Estudio histórico-artístico del Castillo de San Marcos de El Puerto de Santa María. El Puerto de Santa María . Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, 10/10/2007. 8489141800.

RUIZ DE CORTÁZAR, Anselmo José. Puerto de Santa María Ilustrado y Compendio Historial de sus antiguedades. El Puerto de Santa María. . Ayuntamiento del Puero de Santa María , 03/10/2007. 8489141142.

SANCHO DE SOPRANIS, Hipolito. Historia de El Puerto de Santa María. Cádiz . Universidad de Cádiz, 10/10/2007. 8498281091.

SANCHO DE SOPRANIS, Hipolito. La Ciudad de El Puerto de Santa María y Nuestra Señora de Los Milagros. El Puerto de Santa María : . 10/10/2007.

SANCHO DE SOPRANIS, Hipolito. Los orígenes del culto de Santa María del Puerto. 1255-1500. 10/10/2007, -.

SUÁREZ ÁVILA, Luis. El antiguo retablo gótico del ábside de la Prioral. 10/10/2007, -.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417