IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Mueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de San Sebastián; Retablo de San Bartolomé

IDENTIFICACIÓN

Denominación:
San Sebastián; Retablo de San Bartolomé
Provincia:
Sevilla
Código:
95961
Municipio:
Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías:
Pinturas
Cronología:
1500 - 1504
 
P.Históricos:
Edad Moderna
Estilos:
Renacimiento (Estilo)
 
Escuelas:
Escuela sevillana
Iconografías:
San Sebastián
 
Autores:
Anónimo sevillano
 

Descripción

Se trata de una de las cinco pinturas que constituyen el banco del retablo y en las que se narran distintos episodios de la Pasión y Muerte de Cristo. Esta pintura, -como todas aquellas que constituyen este retablo, exceptuando la pintura central del banco- sigue un esquema compositivo que viene dado por la introducción de las figuras en un espacio marcado por un suelo en perspectiva elevada y un fondo de pan de oro que las respalda; en la zona superior, las tracerías caladas del retablo le otorgan un perfil mixtilíneo. La pintura representa a San Sebastián, quien fuera centurión de la primera cohorte del emperador Diocleciano y condenado por éste a ser asaeteado mientras se encontraba atado a un árbol en el Campo de Marte; no obstante, santa Irene lo salvó de las heridas de las lanzas para, posteriormente, sufrir martirio en el circo romano al ser golpeado y echado a las cloacas. Su iconografía fue difundida durante la Edad Media, al ser considerado patrón contra la peste. El santo aparece representado según la iconografía medieval -diferente de la renacentista que suele mostrarle semidesnudo-; es por ello que aparece ataviado como un caballero -abrigo verde con motivos vegetales y ribeteado con piel de armiño, cabeza cubierta por un pequeño sombrero rojo con broche dorado-, portando su espada, y ataviado lujosamente. En el pecho muestra su símbolo característico como es una flecha de las que sirvieron para su martirio; asimismo, en su mano derecha sostiene una cruz, símbolo de su fe incondicional. Su rostro es el de un hombre maduro, de cabellos largos, barba y bigote elegante, frente a su iconografía posterior que le muestra como un joven barbilampiño y de rasgos andróginos. El santo se encuentra en un espacio configurado, en la zona inferior, por un suelo de inclinada perspectiva en el que losas de formas geométricas acentúan el efecto de profundidad espacial; respaldando a la figura se sitúa un fondo dorado que da lugar a una trama ortogonal con formas florales en el interior de los cuadrados. Se observa en esta pintura la transición desde presupuestos gotizantes -como el fondo de pan de oro- hacia presupuestos renacentistas que se observan en el interés por representar a las figuras de manera naturalista, el expresionismo de los rostros, la representación espacial basada en estudios de perspectiva lineal o matemática o el intento de recrear una atmósfera vivida a partir de los recursos lumínicos.

 

Datos históricos

En 1486, don Diego Hernández de Marmolejo, arcediano de Écija y canónigo de la catedral de Sevilla, y su hermano Nicolás, arcediano y canónigo en Sevilla, encargaron para la Capilla de Santa Ana, donde se ubicaría sus enterramientos, este retablo. El retablo fue colocado en la capilla cuando fue finalizado, en el año 1504, época en que los artistas sevillanos se debatían entre la pervivencia del estilo gótico tardío y el incipiente estilo Renacentista que comienza a imponerse paulatinamente, prueba de ello son las pinturas de este retablo. Se pueden diferenciar dos autores en la realización de las pinturas, que se fechan entre 1500 y 1504; las cinco pinturas que constituyen el banco fueron realizadas por un pintor, mientras las pinturas de los cuerpos superiores se atribuyen a una mano diferente. Post señalaba como autores a los denominados "Maestro de Diego" (debido a Diego Hernández de Marmolejo, donante del retablo) y al "Maestro de Moguer", de quien se conservan obras en dicha localidad onubense. El día 3 de diciembre de 1986, Don José María Benjumea, presidente de la Asociación Amigos de la Catedral de Sevilla, emite un informe sobre el estado de conservación de este retablo. Finalmente, entre el 9 de febrero de 1990 y el 6 de junio de 1991 se llevan a cabo las labores de restauración de la pieza, bajo el patrocinio de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y dirigidas por don Juan Luis Coto Cobo.

 

ANÁLISIS

Materiales:
Pigmento al aceite
Tabla
Técnicas:
Pintura al óleo (Técnica)
 
Medidas:
2,00 x 0,60 m. Aprox.
 

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

ANGULO IÑIGUEZ, Diego. Pintura sevillana de principios del siglo XVI. -.

ANGULO ÍÑIGUEZ, Diego (adapt.); POST, Chandler Rathfon. A history of spanish painting. 13/09/1994, -.

GESTOSO Y PEREZ, José. Una requisa de cuadros en la Catedral de Sevilla. Sevilla : . 15/03/1997. 9704200.

SERRERA CONTRERAS, Juan Miguel. Pinturas y pintores del siglo XVI en la Catedral de Sevilla. Sevilla : . 15/03/1997. 9704204.

VALDIVIESO GONZALEZ, Enrique. Capilla de San Bartolomé de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.. -.

VALDIVIESO GONZALEZ, Enrique. Catálogo de las pinturas de la Catedral de Sevilla. Sevilla . Enrique Valdivieso, 14/12/1993. 84-400-4204-3.

VALDIVIESO GONZALEZ, Enrique. Historia de la pintura sevillana : siglos XIII al XX. Sevilla . Guadalquivir, 01/04/1997. 84-86080-76-2.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417