IAPH. Instituto Andaluz del Patrimonio Historico

Bienvenido

English | Español

Ayuda | Directorio | Contacto | Mapa

A+|A-

Enviar a un amigo

Imprimir

Junta de Andalucía Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico Consejería de Cultura Logo del Instituto andaluz del Patrimonio histórico

Patrimonio Mueble de Andalucía

Búsqueda

NAVEGACIÓN
  • Informe
Imagen de Alegoría de la Inmaculada; Retablo de la Alegoría de la Inmaculada

IDENTIFICACIÓN

Denominación:
Alegoría de la Inmaculada; Retablo de la Alegoría de la Inmaculada
Provincia:
Sevilla
Código:
96025
Municipio:
Sevilla

DESCRIPCIÓN

Tipologías:
Pinturas
Cronología:
1561 - 1561
 
P.Históricos:
Edad Moderna
Estilos:
Renacimiento (Estilo)
 
Escuelas:
Escuela sevillana
Iconografías:
Inmaculada Concepción
 
Autores:
de Vargas , Luis
 

Descripción

La pintura, de formato vertical rematado en medio punto, presenta dos núcleos claramente diferenciados. Por una parte se puede observar como en el tercio superior, sobre una peana de nubes, se representa sedente a la Virgen con el Niño, junto a un angelote que porta una cartela y un ramillete de azucenas. El rostro de la Virgen es muy bello, de singular hermosura y delicadeza, abrazando al rubio y desnudo Niño entre sus brazos para arroparle. Las ropas de María son ligeras y de tonalidades claras, mostrando unos gráciles pliegues al agitarse sus ropas por el viento. En cambio, la parte inferior a esta celestial zona, que corresponde con los dos tercios inferiores, muestra un gran abigarramiento de personajes de la más diversa condición, sobresaliendo reyes, profetas, guerreros, que se arremolinan en torno a un árbol al que todos parecen estar unidos física o espiritualmente. Todos estos hombres y mujeres dirigen sus miradas de forma intensa hacia la parte superior donde se encuentra la Virgen con su Hijo. Sus semblantes son serenos y solemnes, de gran porte y nobleza, destacando sobre todo los dos personajes más cercanos al espectador como son Adán y Eva. Cubierto tan sólo por una pelliza el primer hombre, su pierna está tratada de forma magistral, con un sublime escorzo que impacta poderosamente en la visión del espectador. Eva deja entrever sus senos y sus ojos son otra de las partes más interesantes de esta tabla. Existe un auténtico horror vacui en esta parte de la obra, apareciendo incluso un esqueleto por el extremo inferior izquierdo de la composición, junto a una serpiente que ha pasado bajo la pierna de Adán. Toda la obra es magistral por sus valores de dibujo, composición, volúmenes y colorido, alcanzando el autor una gran calidad en todos los matices de esta pintura.

 

Datos históricos

Luis de Vargas es la primera gran figura de la escuela pictórica hispalense nacida en la misma Sevilla, aunque desgraciadamente todavía son muchas las dudas que plantea su biografía al haber pasado gran parte de su vida en Italia. Nacido sobre 1505, se forma con Juan de Vargas, su padre, autor de escasa entidad. Viaja varias veces a Italia, donde pasa grandes estancias que alterna con otros viajes a su ciudad natal, donde se asentará definitivamente en 1550 hasta su muerte, tal vez en 1567. Hay que decir que Vargas fue persona humilde, modesta y piadosa y, fundamentalmente, de gran altura artística. Uno de los conjuntos en los que el arte de Vargas resplandece hasta sus más altas cotas es el retablo de la capilla de la Concepción de la Catedral de Sevilla. Encargado por el chantre Juan de Medina, cuyo escudo y retrato figuran en el retablo, su tabla central ha sido conocida por varios nombres como "Adán y Eva", "Generación temporal de Cristo", "Genealogía de Cristo" o "La gamba", por el magnífico escorzo de la pierna de Adán, realmente excepcional y que motivó una conocida anécdota con Mateo Pérez de Alesio. Lo cierto es que lo que se representa es una alegoría de la Inmaculada Concepción, remontándose su iconografía a una tabla pintada por Giorgio Vasari para la iglesia de los Santos Apóstoles de Florencia. El famoso tratadista italiano indica como él y el comitente señor Bindo consultaron a una serie de importantes teóricos para este fin, lo que supuso realizar el cuadro de esta forma, siempre según sus palabras: "Representé el árbol del pecado original en el centro de la tabla; en sus raíces puse, como primeros transgresores del precepto de Dios, a Adán y Eva, desnudos y atados; y en las ramas a Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, Aaron, Josué, David y los reyes sucesivos, según las épocas, todos ellos atados y por ambos brazos, excepto Samuel y San Juan Bautista, que sólo lo están por un brazo, por haber sido santificados antes de nacer. Enroscada en el tronco del árbol, pinté la serpiente, que teniendo forma humana en su mitad superior, tiene las manos atadas por detrás; sobre su cabeza, entre sus cuernos, tiene apoyado un pié la gloriosa Virgen, que tiene por encima una luna y está vestida de sol y coronada por doce estrellas. La Virgen está sostenida en el aire, por medio de un gran esplendor, por muchos ángeles desnudos, iluminados por los rayos que salen de ella, estos rayos pasan también por entre las hojas del árbol e iluminan a los atados y parecen que van desatándoles de sus ligaduras con la virtud y la gracia de aquella de quien proceden. En el cielo, esto es, en la parte más alta de la tabla, hay dos niños que sostienen en la mano unos papeles en los cuales están escritas estas palabras <>". Quien vea la obra comprenderá que Luis de Vargas no solamente conoció el texto, sino que hubo de ver una concreción plástica del mismo. Durante un tiempo se creyó que Vargas había visto un grabado de este cuadro realizado por Philippe Tomassin, pero esta estampa no fue abierta hasta fines del XVI, por lo que cabe pensar con perfecta lógica que el pintor hispalense viera en Florencia esta pintura de Vasari o alguna de sus réplicas. Parece probarlo que no sólo se conformase con tomar la iconografía y la composición, sino como advierte el profesor Serrera, también los escorzos. Junto a estos préstamos, también tomará algunos elementos de la obra del también italiano Juan Bautista Naldini.

 

ANÁLISIS

Materiales:
Madera
Pigmento al aceite
Técnicas:
Pintura al óleo (Técnica)
 
Medidas:
2,70 x 1,82 m.
 

FUENTES DE INFORMACIÓN

Información Bibliográfica

CEAN BERMUDEZ, Juan Agustín. Descripción artística de la catedral de Sevilla. Sevilla . Hidalgo, 19/01/1994. 1800648.

GESTOSO Y PEREZ, José. Sevilla monumental y artística. Sevilla : . 09/06/92. 1100315.

MAYER, August L.. Die sevillaner Malerschule. Leipzig : . 07/03/1997. 9703968.

PACHECO, Francisco. Arte de la Pintura : su antigüedad y grandeza. Madrid : . 16/03/1997. 9704347.

PONZ, Antonio. Viaje de España. Madrid . M. Aguilar, 10/11/95. 4500261.

SERRERA CONTRERAS, Juan Miguel. Pinturas y pintores del siglo XVI en la Catedral de Sevilla. Sevilla : . 15/03/1997. 9704204.

VALDIVIESO GONZALEZ, Enrique. Catálogo de las pinturas de la Catedral de Sevilla. Sevilla . Enrique Valdivieso, 14/12/1993. 84-400-4204-3.

VALDIVIESO GONZALEZ, Enrique. Historia de la pintura sevillana : siglos XIII al XX. Sevilla . Guadalquivir, 01/04/1997. 84-86080-02-9.

Compartir esto

¿Sabes cómo compartir?

Facebook Twitter Delicious Myspace Menéame
Los contenidos de esta web, incluidas las imágenes, están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.
Creative Commons W3C W3C W3C
INSTITUTO ANDALUZ DEL PATRIMONIO HISTÓRICO

Sede Central:
Camino de los Descubrimientos, s/n. 41092 Sevilla
Tel. 955037000 | Fax 955037001

Centro de Arqueología Subacuática:
Balneario de la Palma. Duque de Nájera, 3. 11004 Cádiz.
Tel.956203394 | Fax.956203417