03/11/2017

La ubicación de El Carmen en el desarrollo de Triana: 1927-1949

Proyecto de Defensa de Sevilla contra las inundaciones realizado en 1900 por el ingeniero Javier Sanz . J.S.

Con independencia de las distintas etapas históricas por las que ha pasado la ciudad de Sevilla, la trama urbana se ha mantenido dentro de los límites de la muralla y en torno al arrabal de Triana, hasta la consolidación de los primeros asentamientos extramuros en el inicio del siglo XX. Las transformaciones iniciadas en 1927 en el ámbito de las infraestructuras y en el de la edificación han condicionado claramente el desarrollo de esta zona de la ciudad.

El “Proyecto de Defensa de Sevilla contra las inundaciones”, del ingeniero D. Javier Sanz y realizado en 1900, desarrolla una propuesta para realizar una serie de muros de defensa en la ciudad de Sevilla. La barriada de El Carmen se ubicaría 50 años más tarde en el terreno limitado por El Bajo de los Gordales y la carretera hacia San Juan de Aznalfarache, tratándose de un terreno ocupado por huertas y absolutamente periférico, no solo a Sevilla, sino a la misma Triana. A pesar del crecimiento de Triana hacia el oeste, no fue hasta la construcción de la corta del río por la Vega de Triana y la construcción del muro de defensa cuando se afianzó a Triana como implantación segura.

El “Plan de Enlaces por Carretera y Vías Principales” elaborado en 1946 por el Ayuntamiento de Sevilla muestra aparece marcada la calle Rubén Darío, de forma que delimita completamente la parcela triangular donde se ubica la barriada de El Carmen. Se puede observar que la ubicación de la parcela no es producto de una ordenación de conjunto sino de la definición de vías principales.

Entre 1929 y 1950 se produce la gran transformación de Triana con la corta y el muro de defensa, tratándose de operaciones que dieron paso a la Triana actual. La forma alcanzada en los años 50 es el resultado de una combinación entre la forma histórica del territorio y la forma introducida por el muro de defensa.

Todas estas operaciones de infraestructuras no hicieron sino anunciar el carácter periférico y limítrofe que adquirirían las construcciones que adosadas al muro de defensa conformarían el límite construido de Triana. No solo se marcó el límite territorial de Sevilla, sino que más concretamente, se delimitó física y socialmente la barriada objeto de estudio, construida en los terrenos residuales que quedaban entre el antiguo camino a San Juan Aznalfarache, el muro de defensa y la recién creada Avenida Blas Infante.

En relación al desarrollo urbano de Sevilla, en los años 30 y 40 aumenta la parcelación ilegal de fincas en la ciudad, generándose barrios ausentes de infraestructuras y sin intervención del Ayuntamiento. En Triana se consolidan los barrios León y Voluntad, aparecen las barriadas Haza del Huesero y Turruñuelo y proliferan chabolas con casi 600 familias. El resto del terreno comprendido entre el muro de defensa y el río está sin urbanizar, y la barriada del Carmen ni siquiera planteada.

En el Plan General de Ordenación Urbana de 1946 se contempla como zona verde el borde occidental conformado por los terrenos inundables (actual Charco de la Pava), las riberas de la Dársena de los Gordales y una zona de Triana delimitada. La zona comprendida entre Alvar Núñez, el muro de defensa, López de Gomara y los Remedios son calificados como edificación intensiva. Este plan contemplaba dotar de vivienda la parcela de la barriada y rodearla de espacio verde.

En los años 50 es cuando empieza la promoción de vivienda a gran escala construyéndose barriadas de vivienda protegida. En esta coyuntura y debido al Decreto de 1951 nacen las promociones de vivienda de las Barriadas de El Tardón y El Carmen, en la que se fijan 5000 viviendas protegidas en Sevilla en terrenos cedidos por el Ayuntamiento. La justificación para la elección de los terrenos reside en la cercanía de ambas futuras barriadas al antiguo Barrio León y a una vía importante. Esta ubicación permitía limitar los gastos de urbanización y permitir un trazado interior residencial reservado del tráfico.