07/03/2018

Sesenta años de vida en esta barriada

En el taller participativo _re-HABITAR . Julia Córdoba

Podría decir que toda mi vida ha sucedido entre las líneas que delimitan El Carmen. Mi nombre es Antonio Rodríguez Ballesteros y tengo 82 años. Soy de esos primeros vecinos que entraron a habitar estas viviendas allá por el año 1958, y por tanto, que han presenciado los cambios de la propia vida y el paso del tiempo, tanto en los edificios, como en las personas que lo habitan. He envejecido aquí y he visto envejecer a mis vecinos y vecinas. También he presenciado como muchos hijos e hijas se han independizado y migrado hacia otros barrios o ciudades, así como también he recibido a multitud de nuevas familias. Yo estoy casado, tengo dos hijas, también casadas, dos nietos y una nieta. Como contaba, llegué en 1958 a la que sigue siendo mi casa en la Plaza Riofrío de El Carmen, entonces estaba soltero y vivía con mi madre viuda. Me casé a los cuatro años con mi mujer, en 1962.

En 1964 comencé a trabajar como mozo de almacén en un conocido fabricante de electrodomésticos, y allí he pasado toda mi vida laboral durante 49 años, jubilándome en el año 2000 como Jefe de Distribución y Almacenaje para toda Andalucía.

Me encanta formar parte de la comunidad vecinal de El Carmen y llevo implicado en ella muchos años. En 1980, se creó la Asociación de Vecinos, de la cual participé como socio fundador y tesorero en la Junta Directiva hasta 1992, año en que por mis obligaciones laborales me ausenté como tesorero pero no como socio. Ya en 2002, jubilado, volví a la Junta Directiva recuperando mi función de tesorero hasta el día de hoy.

En la imagen estoy participando del primer taller participativo del proyecto _re-HABITAR, cuando los equipos vinieron a explicar a toda la comunidad vecinal en qué consistía esta iniciativa y cómo podíamos colaborar. Todo lo que sea aportar a esta barriada me parece estupendo.